Pensamientos para una Vida Radiante Seguir blog

V
Vivian Alayo
Al orientarnos dentro del reino de la causa y efecto espiritual, los pensamientos del alma nos permiten inclinarnos hacia el momento venidero con una personalidad más abierta de mente, corazón abierto y dinámica.
Historia No Verificada

#reflexión #frases #pensamientos
AA Compartir

Bellos Pensamientos para la Reflexión

¿Cuáles son los pensamientos que momento a momento proyectamos cada día?


Desde la perspectiva del alma, no hay una pregunta más práctica que ésta, ya que la manera en que pensamos y sentimos todo el tiempo forma nuestra relación espiritual con el mundo.    


El sentido más superficial del "yo" que experimentamos como nuestra personalidad privada, individual, está formado por los pensamientos, emociones y recuerdos en los que habitualmente caemos cuando no estamos activamente comprometidos con el mundo exterior. Este hábito-mente es una especie de postura predeterminada con la que estamos más familiarizados, la corriente de conciencia que "escuchamos" cuando silenciosamente "hablamos con nosotros mismos". Estamos más familiarizados con este "yo" porque hemos vivido con él toda nuestra vida: es, por supuesto, la suma de todas las experiencias del cuerpo. Los pensamientos que pensamos, las emociones que sentimos y los recuerdos que revivimos por hábito - estos son los componentes de nuestro estado de ánimo personal, la manera relativamente constante que hemos sentido acerca de nuestra vida desde la infancia que determina cómo respondemos a lo que nos sucede.


Nuestro estado de ánimo - nuestro comportamiento personal, nuestra disposición de por vida - se derrama fuera de nosotros en el mundo invisible de causa y efecto espiritual que crea el cambio en el mundo visible. A largo plazo, estas actitudes arraigadas crean una relación estancada con el mundo que nos rodea: Cuando nuestros pensamientos de momento a momento siguen siendo los mismos, nuestro poder personal, nuestro éxito y nuestra suerte siguen siendo los mismos. Las acciones internas consistentes que producimos habitualmente irradian hacia el ambiente espiritual, donde interactúan con las de los demás. Es en este campo que podemos cambiar nuestra vida para mejor: Cuando cambiamos nuestros pensamientos de un momento a otro, cambiamos nuestro poder personal, nuestro éxito y nuestra suerte.


Los pensamientos del alma expresan la intención del alma de vivir en armonía con nuestro entorno espiritual: Son acciones internas que tomamos conscientemente para reemplazar nuestros pensamientos, emociones y recuerdos habituales. Son pensamientos antiguos que evocan nuevas emociones y recuerdos, abriendo así la puerta para que una nueva corriente de conciencia de momento a momento se derrame fuera de nosotros en el reino de la causa y efecto espiritual.


Estos pensamientos del alma son lecciones intemporales de sabiduría que se han utilizado durante siglos para alinear la personalidad con el alma. Sintonizan nuestra personalidad con las leyes de causa y efecto espiritual, poniéndola en armonía con la armonía subyacente del mundo. Al concentrarnos en los pensamientos del alma en lugar de permitir que nuestra mente de hábito huya con nosotros, cambiamos nuestra relación con el mundo -pensando en los pensamientos del alma en lugar de los pensamientos de hábito-, nos elevamos por encima de la mezquindad del egocentrismo que nos ha estado impidiendo experimentar nuestro derecho de nacimiento de pleno poder personal, éxito y suerte.


Trate de reemplazar sus pensamientos contraproducentes con las afirmaciones en cursiva a continuación durante períodos prolongados de tiempo -pensándolos en su corazón, sintiéndolos en su mente- tanto para calmar los hábitos negativos de su personalidad como para experimentar la presencia de su alma más cerca de la superficie de la conciencia cotidiana.


Cinco pensamientos del alma para una vida radiante


1. Evaluación de los Pensamientos Presentes:

Como espíritu inmortal, ¿son estos los pensamientos, sentimientos y recuerdos que elijo llevar para la eternidad?


2. Alcanzando la Libertad Interior:

Lo más importante no es cómo me tratan los demás, lo más importante es cómo trato a los demás.


3. Expresar el poder interior:

Soy un pozo de felicidad, que desborda en la vida de los demás.


4. En sintonía con la Buena Fortuna:

Soy parte de un Todo Viviente que quiere lo mejor para mí y para todos los demás al mismo tiempo.


5. Ennoblecer esta vida:

Porque todo es sagrado, yo también.


Al orientarnos dentro del reino de la causa y efecto espiritual, los pensamientos del alma transforman nuestra inclinación de momento a momento hacia lo que estamos a punto de experimentar. Nos permiten inclinarnos hacia el momento venidero con una personalidad más abierta, de corazón abierto y dinámica. En lugar de inclinarnos hacia el momento venidero con el tipo de pensamientos, emociones y recuerdos autodestructivos que nos llevan a seguir probando las mismas estrategias fallidas una y otra vez, nos encontramos en sintonía con el todo y moviéndonos junto con él concienzudamente.


En última instancia, la lección primaria que aprendemos al concentrarnos en los pensamientos del alma es ésta: Lo que estamos buscando no es algo que esperamos aprender o entender o recibir - es algo que nosotros mismos producimos en nuestros corazones y enviamos para brillar en los horizontes más lejanos del universo espiritual.





27 de Noviembre de 2018 a las 17:02 0 Reporte Insertar 0
~