Futiles cenizas de una mente gris Seguir blog

choked4thedarkness Snow Trash Recuerdos y escenas fugaces de un Investigador privado (Creación de personaje) Memories and fleeting scenes of a private Investigator (Character creation)
Historia No Verificada

#Character-creation #CreaciónDePersonaje #investigacion #policiaco #novelanegra #Detetctive
AA Compartir

Otra Mañana…

Me miré al espejo después de darme cuenta por coincidencia que no lo había hecho hacía ya varias semanas; al estar frente a aquel gran lienzo las pinceladas se volvieron nítidas y lo pude ver, pero no quería hacerlo, miré el apartamento tras de mí y al costado de la pata de la mesa había una lata de aquella cerveza barata que había comprado el viernes; un florero acompañándole en su reposo, el fregadero llevaba varios días un poco estancado, debió ser la comida china, en la mesa restos de lo que solía ser una hamburguesa y unas cuantas patatas solitarias, la puerta de la alacena ¡oh si! el maldito gabinete del lado izquierdo no tiene una bisagra; tendré que comprarla mañana, la nevera pequeña y cuyo contenido podría repetir de memoria; la baldosa debajo está algo resquebrajada y tenía ese tono característico de mis baldosas, verde, si se le puede llamar así después de la infinidad de capas de polvo que carga encima, entrando un poco en mi visión estaba mi cama; desordenada hace bastantes noches y en la que puedo distinguir aquella botella de whisky barato que le compré a Mike, aún quedaba un poco; tal vez habría espacio para un trago antes de ir a la oficina, “no ignores al tipo del espejo”, repetía mi cerebro, divagaba entre la lista que había hecho de mi apartamento, la mancha de humedad que rodeaba la lámpara y el papel tapiz despegado a un lado de lo que yo suelo llamar mi “intento de sala”. No pude más y ahí estaba yo, nunca me agradó la imagen que el espejo reflejaba; mi rostro alargado y mi barbilla redondeada, la nariz aguileña que no hacía más que darle un poco de oscuridad a mi rostro, el cabello corto y demasiadas arrugas para mi edad, eso solía escuchar, nunca fui bien parecido pero de eso se vale el departamento de investigación al final para contratar, hice un cuenco con mis manos para recoger un poco de agua y me encantaría quejarme del color del agua corriente, pero al final si lo comparo con el que salía en casa no encontraría diferencia; la tiro contra mi rostro como si el hecho de lanzarla con fuerza me hiciese despertar más rápido, las ojeras se empezaban a notar, ¡Carajo! si Amanda se da cuenta que estoy dejando de dormir va a matarme, observo mi rostro gotear y espero que mi mente me diga que fui duro conmigo mismo al juzgarme antes; la verdad es que no era así. Entro a la ducha y cierro la cortina, no se siquiera si tengo tiempo de esperar a que corra el agua caliente, entro bajo la regadera y comienzo a frotar mi rostro y mi cabello, quizá una costumbre solitaria, pero no suelo charlar de cómo se ducha la gente a diario, salgo de la regadera y encuentro la toalla en el lugar de costumbre, me seco un poco y la pongo alrededor de mi cuerpo, quisiera que fuese más fácil despertar cada día, voy hacia mi habitación no sin antes darle una ojeada a todo lo que alcancé a ver cuándo me esquivaba en el espejo; como si de alguna manera algo pudiese desaparecer si no lo viera, veo esos pantalones negros con detenimiento tratando de adivinar qué tan sucios están; juzgando la cantidad de actividades del día anterior para determinar si aún puedo usarlo, al final decido que será turno de los Jeans, tomo mi camiseta blanca, mis botines menos preferidos y el cinturón marrón que hace juego ,un poco gastado para el tiempo que ha estado conmigo, apenas hace 2 navidades(aquella maldita navidad).

Pongo un poco de goma en mi cabello y me preparo para salir, paso al lado de la sala y observo esa fotografía, detengo mis pensamientos tratando de rodearlo, sé dónde estaba, en que preciso lugar en la sala estaba esa fotografía. Helen se veía tan bien con su Sweater de franjas verde y Julia tenía el pequeño conjunto rosa que elegimos en aquella tienda de cuyo nombre no quiero acordarme, “déjalo ir John” dicen, pero no entienden nada, abro la puerta y busco la llave en mi gabardina caqui, aseguro mi puerta y comienzo a pensar como explicaré mi demora pero el reloj inmutable marca las 10:30 A.M. y la excusa de mi gato acabó cuando enserio tuve que enterrarlo.

13 de Noviembre de 2018 a las 18:23 3 Reporte Insertar 0
~
Leer más Página de inicio 1