Blog del Escritor Seguir blog

blog Jackie Inkspired Blogger Aquí encontrarás todos los consejos que necesites para finalmente empezar tu historia. Además, tendrás constantes tips para motivarte y pulir tus libros digitales, y así ganar más seguidores y fieles lectores. :)

#tips-para-escribir #literatura #publicacion #blog
Donar a este autor
224.2mil
182.8mil VISITAS
AA Compartir

Será verdad que, ¿un escritor triste es un escritor productivo?

Algunas personas dicen que los escritores sólo producen cuando se encuentran en una situación emocional muy mala o hundidos en la depresión. Pero, ¿es esto cierto? ¿En qué medida influyen determinadas situaciones en la escritura de un autor?


Teniendo en cuenta la muestra que tuvimos sobre el tema en los últimos años a causa de la pandemia, esto puede ser cierto para algunos autores, aunque como todos somos diferentes es mejor no generalizar.


En los años sesenta, por ejemplo, donde había costumbres de algunos escritores teniendo una forma de vida más ecléctica y más libre, este comportamiento era frecuente. Aquella era una época diferente, donde valores y formas fueron repensadas por una generación completa. Y es bueno recordar que muchas cosas que se consideran retrógradas hoy en día, alguna vez fueron definidas por personas que se consideraban modernas en ese momento.


Con la llegada de Internet, este tipo de pensamiento se ha desmoronado un poco. Hoy, donde la era de la información rápida ocurre cada segundo, es común que los escritores tengan un ritmo de vida más centrado en la organización, y que el tiempo es cada vez más corto.


De hecho, en parte la afirmación de que los escritores sólo producen cuando están pasando mal proviene de un mito, porque estamos hablando de diferentes períodos donde sucedían cosas diferentes. Hubo momentos en que los escritores, una vez que sus vidas eran más ingobernables (ya sea por política o situación social), sólo podían escribir en determinados momentos de sus vidas.


Pero esto, como se dijo antes, sucedió en el pasado y los escritores actualmente tienen rutinas más reguladas y es aún más recomendable que tengamos una rutina constante para tener una productividad efectiva lo que estamos escribiendo. Lo importante es sentarse y escribir; solo escribir.


Tomando en cuenta la pandemia como ejemplo, una vez más, podemos ver cómo muchos autores produjeron mucho, pero también hubo quienes quedaron estancados, sufriendo el terrible bloqueo creativo, precisamente porque no disfrutan escribiendo cuando sus mentes están llenas del caos causado por la situación actual.


Recuerda: los escritores producen cuando producen, punto. cada uno tiene su ritmo, así que respira hondo y aprende a reconocer, aceptar y respetar el tuyo.


Texto de: Amanda Luna De Carvalho

Editado por: Galo A. Vargas

21 de Diciembre de 2022 a las 00:00 1 Reporte Insertar 6
~

Consejos para no cansar al lector

Hoy revisaremos consejos útiles para hacer tu obra legible, atractiva y fluida para los lectores.


Se dice que escribir es un don, pero esto no es del todo cierto. En realidad, escribir es algo que demanda mucha concentración y esfuerzo, porque requiere mucha creatividad, además de estimular nuestra inspiración. Es algo que necesita tiempo, paciencia y práctica.


Repasar los capítulos siempre exige atención y cuidado extra en cada detalle, y eso suele ser bastante laborioso, ya que haciéndolo vamos comprobando si el uso de la puntuación, así como la cohesión y la consistencia en los párrafos narrativos van correctamente, y también verificando otros detalles de gramática. Como la mayoría no contrata a un corrector de estilo profesional por razones diferentes, los escritores se esfuerzan por revisar cada capítulo de su obra, palabra a palabra, oración a oración. Trabajar con la escritura se vuelve agotador, ya que la principal herramienta proviene del uso de nuestra mente— cuyas ideas forman la base de la trama de la historia que estamos construyendo— y, a veces puede ser frustrante cuando no sale como imaginamos.


Escribir siempre me ha hecho sentir bien, ya que es completamente terapéutico e intuitivo, y siempre he sido capaz de componer poemas desde la infancia, gracias al estímulo de los profesores y la familia. Pero cuando comencé a escribir fanfics a la edad de 17 años, mi mayor temor era que la forma cómo los escribí confundiría a los lectores y no transmitiría completamente las intuiciones y lecciones que quería transmitir a quien estuviera leyendo las obras. Lo más difícil fue desarrollar diálogos, cómo narrar las cosas desde el punto de vista del personajes y mantener sus personalidades en consonancia con ellos; además de cómo utilizar correctamente la gramática, etc. Entonces queda la pregunta: ¿cómo hacer que la lectura sea amena y muy fluida, en la que los lectores puedan entender bien toda la trama en torno a los personajes de cada capítulo?


A continuación, enlistaré los consejos que me han ayudado mucho en el proceso de escritura:


Buen dominio del desarrollo de párrafos

El desarrollo de los párrafos en nuestras obras literarias es lo que define una buena comprensión narrativa, así como el ritmo de los acontecimientos que suceden a lo largo de los capítulos. Hay muchas formas de resaltar bien los detalles, pero todas apuntan a lo mismo: obtener la comprensión del lector de una manera clara.


Por esta razón, es importante evitar exagerar la forma en que se desarrollan los párrafos, como resaltar todo lo que el personaje ve en el entorno en el que se encuentra, ya que esto hace que la lectura sature al lector. Recuerda: el tema propuesto en cada historia/escena es lo que definirá el desarrollo, y menos es más; utiliza las palabras precisas para describir.


Articulación de párrafos

Al escribir varios párrafos, debes de tener en cuenta que todas las partes están escritas por ti. Tal vez tenga mucho sentido para ti mismo/a, pero estás escribiendo para terceras personas, y debes de analizar si ellos lo van a entender de la misma manera. Cada párrafo debe de tener sentido el uno con el otro, vinculándose de una forma estructurada. Un texto bien articulado es lo que marca la diferencia para que el lector se mantenga enfocado en la narrativa de nuestro trabajo, buscando descubrir más información sobre el tema expuesto.


Otra parte muy esencial de la narración es la oración principal, que no es más que un resumen de la tema principal que se desarrollará dentro de un párrafo. Así, cada párrafo contendrá su tema mismo. Vale la pena recordar que no se debe poner más de una idea central en el mismo párrafo, evitando así que la narración pierda su sentido y provoque confusión durante la lectura. Y también se debe prestar atención al uso de conectores, que son importantes para enriquecer la cohesión narrativa.


Describir la narración con moderación

Descripciones excesivamente detalladas en puntos que no son tan importantes para el el rodaje de tu narración en lugar de hacerla más "rica". Recuerda de nuevo: menos es más; solo usa muchas descripciones cuando de verdad sean necesarias para seguir empujando a la historia en lugar de hacerlo por gusto propio.

No es necesario, por ejemplo, describir un cuadro decorado en un ambiente en el que los personajes se encontrarán en un clima de alta tensión, como una discusión acalorada, cuando esta pintura nada no apoya en nada al asunto central de la escena. Las descripciones deben de ser moderadas y en la dosis correcta, muy poca información queda como algo muy vago y sin crear una imagen en la mente del lector, al igual que demasiada información llega a aburrir y saturar. Cada vez que vayas a hacer una descripción, ya sea un lugar, un objeto o una persona, hazlo con mucho juicio. Evite describir cosas que no serán necesarias para poner en escena.


Aquí hay un ejemplo del uso de una descripción incorrecta y exagerada:

“Al despertarse por la mañana, Kira se levantó de la cama y fue al baño a cepillarse el cabello. No mucho después, se metió en la ducha. Decidió encender la ducha y dejó correr el agua tibia por su cuerpo. Tan pronto como terminó de ducharse, se colocó la toalla y volvió a su habitación.”


Aquí notamos que la descripción va en todas las acciones comunes que el personaje hacía en el baño. En lugar de enumerarlas una por una, tal vez podría ser mejor resumirlas para que la lectura sea más fluida y puntual. Por ejemplo:

“Al despertar del sueño, Kira se levantó de la cama y se dio una ducha.”


Puedes ver que la narrativa fluyó mucho mejor con esta descripción, ¿verdad? Es necesario reforzar que es sumamente importante tener cuidado al describir y evitar errores, como el uso excesivo de adjetivos para referirse a cosas y personajes, y también de adverbios terminado en “mente”, así como el intercambio constante del punto de vista de los personajes en un mismo capítulo.


Claridad y objetividad

Lo que escribimos es lo que el lector tendrá que entender, por lo tanto, trabajar con claridad y objetividad para escribir es fundamental.


El lector necesita captar lo que queremos transmitir, de lo contrario el escrito pierde su valor. Como consejo, siempre pensemos en lo siguiente: si tu intención es escribir una escena muy triste, pero al hacérsela leer a alguien, esta persona no llega a comprender el dolor que el personaje está sintiendo, entonces quiere decir que tu texto no ha sido claro. Por lo tanto, debes ponerte en el lugar del lector y poner sus sentidos dentro de la narración.


Estos han sido los cuatro puntos esenciales que debemos tener en cuenta para no desgastar a nuestro lector. Sabemos bien que el proceso de escritura requiere mucha lectura, estudio, práctica e investigación, pero nunca debemos rendirnos por las dificultades a lo largo del camino literario. Y con esto, terminamos con el tema de hoy. Espero haberlos ayudado, queridos escritores.


Texto: Ivina Simplicio

Editado por: Galo A. Vargas

10 de Diciembre de 2022 a las 00:00 2 Reporte Insertar 9
~

Libertad de escritura

Para cada escritor, es importante tener la libertad de tratar los temas de los que se trata su libro. Cada autor tiene su manera de hacer sus textos y exponer sus puntos de vista. A todo autor le encanta pasar sus mensajes por escrito y se satisface cuando se siente comprendido.


Para que la gente entienda todo lo que el autor está tratando de transmitir, sin embargo, es necesario que se tenga sensibilidad, porque ciertos temas no son fácil de transmitir a los lectores debido a la complejidad de lo que puede ser incluido allí.


Algo muy inconveniente, por ejemplo, es cuando el autor escribe utilizando su propio punto de vista, y no realiza una investigación de nada que realmente pueda agregar valor al tema que está tratando en su obra. En este caso, si son experiencias de vida, pueden ser ideas válidas. No obstante, si se trata de un tema que el público necesita una dirección, es necesario tener tacto para indagar más sobre el tema y transmitir las aristas más importantes alrededor de la temática (en varios puntos de vista) para que todos entiendan correctamente lo que se está quería decir y que cobre sentido en la historia.


No es correcto dar una opinión sobre determinados asuntos sin antes comprobar todos los aspectos que pueda interesar al público. Si el autor se está basando en experiencias personales como para tratar un tema directamente es una cosa, no obstante, debe de ser directo al remarcar que no está tratando de influir en sus lectores.


La diferencia cuando escribimos textos con fuentes confirmadas, que contienen información correcta es que incluso pueden ayudar a los lectores que están viviendo lo mismo a tratar el asunto con más firmeza y la seguridad. Como autores, debemos asumir la responsabilidad de transmitir la verdad; ya que, dependiendo de lo que digamos, podemos ayudar o perjudicar al lector. Una opinión puede quedar como una opinión, siempre y cuando quede claro que es una opinión.


Los textos que apoyan de manera creíble a los lectores, con fuentes fidedignas, son muy valiosos, y pueden de verdad llegar a influir a personas de forma positiva. Conviértete en un escritor que sabe cómo usar su libertad de escribir inteligentemente.


Texto de: Amanda Luna De Carvalho

Editado por: Galo A. Vargas

1 de Diciembre de 2022 a las 00:00 0 Reporte Insertar 6
~

Cómo interactuar con tus lectores

Uno de los temas más importantes para aumentar tu audiencia de lectores alrededor de tus obras es saber cómo interactuar con tus lectores.


Hoy citaremos un artículo de los escritores brasileños Luccio y Costa llamado ''Escritores de blogs: ¿Interactuando con lectores o simplemente escuchando ecos?’’ (2007). En este artículo, el objetivo de su autor era comprender los impactos que la escritura digital puede tener en escritores y lectores. A partir de eso, el autor creó escenarios y entrevistó a diversos participantes con el objetivo de analizar a través de los testimonios la interacción entre lectores y el autor.


Capaz podrías estar pensando: "pero esto es para blogs..., nosotros solo escribimos cuentos de narrativa o novelas". Puede que suena algo distante, pero en realidad la dirección es lo misma: tenemos que entender que la interacción es muy importante para facilitar y fomentar la obra, independiente del campo, y que nuestra audiencia siempre será nuestra referencia para el crecimiento profesional.


El primer escenario basado en los autores es sobre la antigüedad griega y romano. Piensa en cómo los textos se escribieron alguna vez, en tiempos lejanos, en rollos enormes de papiro y que el lector debía de sostenerlos en sus manos mientras leía; imagina cuán pesado debió ser. Sí, necesitamos enfatizar cómo la historia detrás de la escritura es interesante para llegar al presente.


Momentos después, en el siglo XV, hubo una gran revolución debido a invención de la imprenta, dando lugar a otro escenario, ya que la prensa favorecía la popularización del acceso a las obras literarias, que hasta entonces sólo era posible reproducir texto copiándolo a mano. Esta revolución permitió la formación de profesionales de texto, tipógrafos, impresores, libreros, corredores y editores y todos estos se han vuelto esenciales en la realización y reproducción de obras. Para Chartier (1998, p.103):


"...El lector no puede insinuar su escritura sino en los espacios vírgenes del libro... Si el lector pretende, sin embargo, inscribir su clandestinidad en el objeto, él solo podría hacerlo ocupando sub-subrepticiamente, clandestinamente, los espacios del libro dejados de lado por la escritura: como la contraportada de la encuadernación, hojas a la izquierda en blanco, márgenes de texto, etc. (Chartier, 1998, p. 103)”.

El autor Chartier afirma que las opiniones y críticas de los lectores sólo se detienen en espacios secundarios y limitados, es decir, en los espacios en blanco, como márgenes, hojas en blanco o contraportada. Podemos ver cómo este autor es bastante estricto consigo mismo. Pero hay que tener en cuenta que el sesgo que dice es relevante y tú como escritor no puedes dejar dudas en tus lectores. Deberías, sí, interactuar a lo largo de la narración, creando un vínculo en las historias y encendiendo un punto de duda en los lectores de preguntar en los comentarios sobre tal evento. Crea preguntas para tus lectores mientras narras.


En ese mismo artículo, los autores Luccio y Costa (2007) señalan que el éxito de los blogs viene de este enlace creado a través de los comentarios de los publicaciones y esto es responsable del éxito y la popularidad. Gracias a esto, los lectores hacen críticas y comentarios, y así, con el tiempo, tú como autor podrás responder, creando una reciprocidad con el lector. Recuerda: las interacciones son la base para obtener respuestas de nuestros cuentos.


¿Estás caminando con tus lectores y satisfaces sus expectativas? ¡Pregúntate a ti mismo! O sino, ¡pregúntaselo a tus lectores! ;-)


Texto de: Ruana Aretha Beckman

Revisado por: Galo A. Vargas

20 de Noviembre de 2022 a las 00:00 4 Reporte Insertar 5
~
Leer más Página de inicio 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25