AlexisEquis Alexis Equis

Ésta es la historia de un chico que se enamoró de una chica, la cual jamás se dio cuenta de su presencia ni de lo que él quería que ella viera.


Romance Young Adult Romance All public.

#romance #Escolas
Short tale
9
2.4k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Amor a primera vista... ¿Existe?

Dicen que el amor a primera vista no existe y que es un invento de la calentura; sin embargo, hay muchas personas que creen firmemente en que sí existe y que pueden dar ejemplos muy gratos de aquello... A mí me ocurrió lo segundo.



El comienzo de todo


Era mi primer día de universidad y, como suelen pasar los primer días conmigo, llegaba 15 minutos antes de que la clase comenzara. Cuando entré al salón, no miré a nadie y, simplemente, me senté en el primer asiento disponible que estuviera a mi alcance. No pasó mucho y la clase comenzó, todo bien, muy normal y nada de que preocuparse. Afortunadamente para mí, yo tenía a un amigo cercano con el cual había compartido todos mis años de preparatoria; así que no fue para nada solitaria mi estancia en la universidad durante mi primer día.

Al terminar la primera clase, tomamos un leve descanso y decidimos salir al pasillo. Charlamos un poco antes de que comenzará la siguiente clase. ¡Rayos! ¡Cierto! No lo comenté: soy ese tipo de persona que siempre está como pensando, que va con sus audífonos puestos y no sabe quién está a su alrededor. No es que ignore a la gente; simplemente, no les presto la suficiente atención. He tenido amigos que me reclaman que pasé alado de ellos y no los saludé... La respuesta: no existían para mí en ese momento. Bueno, continuo... Tomábamos el descanso y, sinceramente, no sabía ni quiénes estaban en mi clase, solamente mi amigo, dado a que sabía que él estaría conmigo.


- Está muy fácil todo, ¿no? - preguntó mi amigo -Digo, no es como que se viera complicado.


- ¡Tienes razón! - dije mientras miraba al campo de fútbol que estaba a un costado nuestro - en la tarde podemos salir y venir a jugar aquí, ¿qué opinas?.


- ¡Va! ¡Juega! - respondió mi amigo mientras trataba de tocar el tronco de un árbol que estaba cerca de nosotros.


Mi amigo continuó comentándome sobre la idea de poder usar el campo de fútbol a nuestro servicio cuando, a lo lejos, vi como venía subiendo las escaleras un grupo de chicas, a las cuales no les puse atención. Mi amigo seguía hablando y yo prestaba mínima atención. En eso, el grupo de chicas de acercó y me paralicé al ver a una de las chicas... ¡Era hermosa! ¡Me encantó al momento de verla! - Esto debe ser amor a primera vista - pensé mientras seguía hipnotizado por su lindo rostro. Ojos negros, era más bajita que yo - tomando en cuenta que yo soy chaparro -, pelirroja, morena y con una cara sumamente linda. ¿Qué querían que hiciera? Era obvio que me quedé viendo demasiado. Sus amigas notaron que yo me había quedado perplejo, pero ella ni si quiera me notó; ¡es más! continuó su camino, esquivando a mi amigo y pasando alado mío sin siquiera notar mi presencia.


- ¿Alex? ¿Alex? ¡Alex! - fue subiendo de tono mi amigo.


-¿Qué pasó? ¡Perdón, perdón! Sí, ya vendremos a jugar fut - respondí sin verlo.


- Güey, no eres para nada discreto. Es apenas nuestro primer día y ya te gusta alguien - me dijo mientras movía la cabeza con un gesto de desaprobación y tocando mi hombro con su mano derecha.


-Es que... ¡Güey! ¿La viste? ¡Era hermosa! - casi gritaba mientras el siguiente maestro entraba a nuestro salón. - ¡y está en nuestro grupo! - le susurré a mi amigo con emoción.


Así pasó ese día. No crucé palabras con aquella chica que me había impactado al momento.


Al siguiente día de clases, llegué con la emoción de poder acercarme a ella. - Güey, no sé cómo le voy a hacer, pero me tengo que acercar a ella - mi amigo me decía que sí a todo, aunque no me ayudara en lo absoluto. Comenzó la clase muy normal y no paramos sino hasta medio día.



El golpe letal


Cuando tuvimos un leve descanso, yo conversaba con mi amigo cuando, por un pequeño instante, aquella chica que me había encantando, se acercó a otro tipo que estaba a un metro de mí. Ella le comentaba que le gustaría salir con él y con eso mis esperanzas se veían rotas... Sí sentí feo, pero no tuve muchas opciones tampoco, así que decidí dejarlo por la paz.


Pasó un mes de aquel suceso, y me enteré que el chico la había rechazado en algún momento de ese mes. Mis esperanzas habían regresado; sin embargo, me enteré a los pocos días que ella había aceptado salir con alguien más. De nuevo, no tuve tantas opciones; también tomé en cuenta el hecho de que a mi pequeño círculo de amigos no le agradaba el diminuto círculo de amigos de ella y el sentimiento de su círculo de amigos para con el mío era recíproco; no se agradaban del todo. Me sentí como si fuera Romeo, y ella Julieta... Solamente que esta Julieta no sabía que lo era. Quizá nunca se enteró, en aquel tiempo, de que tenía un admirador muy secreto que hubiese dado cualquier cosa con, por lo menos, cruzar algunas palabras con ella - cosa que jamás hice.


Cuando vi al chico que era su novio, recuerdo que dije algo más o menos así como de "¿En serio? ¿Esa cosa es su novio? ¿Qué tiene esa cosa que no tenga yo?" a lo que mi amiga, sin saber que estaba hablando con retórica, me contestó "algo que tiene él que no tengas tú, ¿ah?... Pues, ella jajaja". Sí, lo sé, eso fue cruel, pero era cierto.


Pasó el tiempo y, de nuevo, me enteré que ella había terminado su relación con aquel chico. - Ésta es mi oportunidad al fin - pensé en ese pequeño momento; sin embargo, ella dejó de frecuentar la escuela... O sea... ¡Dejó de asistir! ¿Qué más, Dios mío?


Pasó el tiempo, yo tuve un relación que no pasó a más, y un día, me enteré que ella estaba llegando de nuevo a clases. No les voy a mentir, me alegré, pero no quise intentar nada... ¿Por qué? No lo sé, simplemente no quería como volver a enterarme que ella estuviera comenzando otra relación. Digo, sería lo más lógico; una chica hermosa, inteligente y... ¡Era perfecta! Igual y no le hubiese gustado salir conmigo; era inalcanzable para mí.



¡Vaya sorpresa!


Un día de Abril, estaba sentado en una banca que estaba por mi salón de clases - clase a la que fui, pero el maestro no -, y estaba muy normal con mis audífonos y leyendo algo, cuando, de repente, vi una silueta que estaba parada frente a mí ; yo seguí en lo mío, obviamente. Aquella silueta se perfilaba todavía más hacia mí; yo no hacía caso y seguí clavado en mi lectura. En eso, aquella persona se inclinó hacia mí y me quedó mirando; yo, con cara de enojado, tuve que alzar la mirada y solamente escuché un "Hola, Alex"... ¡Güey! ¡Era ella! ¡La chica que me había gustado desde siempre! ¡Me estaba hablando!


- ¡Calma, calma, calma! - pensé mientras mi respiración se controlaba - posiblemente ella me pregunte alguna dirección o me pregunte por alguien; sí, eso debe ser - seguí pensando mientras me quitaba mis audífonos.


- ¿Es a mí? - le pregunté a la chica mientras me señalaba con la mano derecha y miraba a todos lados. - sí, obvio que es a ti - decía mientras se reía. - ¡Ah! Sí, y bien... Dime... ¿Qué pasó? - le pregunté con la voz un poco temblorosa. - ¡Nada! Es que te vi sentado y quise saludar - decía mientras tomaba con sus manos un libro.

En ese momento me sentí alegre, pero muy confundido a la vez. No entendía lo que estaba ocurriendo, pero me gustaba esa sensación, era como muy aliviado. No podía pensar que de verdad eso estaba pasando.



Hoy

Un año ha pasado de aquella conversación en la que yo no hice ningún mérito, ningún esfuerzo. No estoy diciendo que fuera fácil, simplemente llegó en un tiempo en el que no me esperaba nada, a comparación del como comencé la historia. Hoy en día, soy novio de la chica que me encantó a primera vista, que me cautivó y me fascinó desde el momento en que la vi acercándose y ella me ignoró de forma vil. Hoy la estoy esperando aquí sentado, tomando un café para un cita más. Diría yo que está es nuestra cita número 500...en realidad, no lo sé, porque nunca he contado los momentos que me ha tocado compartir con ella; simplemente disfruto lo que pensé que sería imposible que ocurriera. Y, como al principio comenté, no sé si exista o no el amor a primera vista, pero soy uno de los pocos afortunados que logramos que de la vista, de mi vista, ella me vea de la misma manera a como yo la vi la primera vez.

May 1, 2020, 7:21 p.m. 3 Report Embed Follow story
5
The End

Meet the author

Alexis Equis Un chico que le encanta escribir historias reales adaptadas, comedias románticas y/o sólo romance.

Comment something

Post!
Cytlally Pacheco Cytlally Pacheco
Me agrado la lectura
June 02, 2020, 05:41
Iván Selbor Iván Selbor
Está escrito muy lindo.
May 15, 2020, 03:48

  • Alexis Equis Alexis Equis
    ¡Muchas gracias! ¡Espero lo hayas disfrutado! May 15, 2020, 20:17
~