Countdown to The Authors' Cup 2020. Sign up now for chance to win prizes!. Read more.
malesweetdreams Malesweetdreams Leiva

《"En la vida tu decides como ver las cosas que te rodean, si guardar en la memoria aquello que significó mucho para ti, o tomas tu cámara y haces que el recuerdo perdure toda la eternidad"》 ♥ Tweek Tweak x Reader. ♡ South Park y sus personajes son propiedad de Trey Parker y Matt Stone. ♥ Prohibida copia o adaptación. ♡ Portada hecha por mi. ♥ Subido el 24/09/2018 ♡HISTORIA CONCLUIDA♡


Fanfiction Cartoons Not for children under 13.

#fanfic #fiesta #vacaciones #south-park #one-shot #reader #tweek-tweak #wendy #Stan #Kyle #Kenny #craig #Cartman #bebe #annie
4
3.8k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Polaroid |Part.1|

"En la vida tu decides como ver las cosas que te rodean, si guardar en la memoria aquello que significó mucho para ti, o tomas tu cámara y haces que el recuerdo perdure toda la eternidad."

Hace aproximadamente una semana atrás, mi prima Annie me había preguntado si quería pasar las vacaciones de verano con ella y mi tía obviamente. Yo inmediatamente le dije que si, ya que no había visto a Annie por un año entero por la culpa de la mamá de ella y la mía que se habían peleado en Navidad, una pelea que en mi opinión era tonta, algo de hermanas que se podía resolver hablando una tarde con café y pastel de chocolate, pero esas mujeres eran realmente orgullosas y no iban a dar el brazo a torcer.

En fin el punto es que Annie me invito y yo tuve que rogar por toda esa semana para que mi madre me deje ir, pero había un pequeño problema y es que Annie vive en Colorado y yo en Virginia. Aunque realmente, ese no era problema, el problema era yo.

Yo quería viajar sola, sin mis padres, no porque sean molesto o porque no los quiera, es solo que tengo 17 años y en menos de un año voy a ser una mujer adulta, sentía que era hora de comenzar a manejarme por mi misma pero Mamá y Papá no lo veía de esa forma y lo entiendo, son mis padres y están en su derecho a sacar a la luz su lado sobre protector, teniendo en cuenta que su única hija decide comenzar a independizarse ,pero no es como si me fuera a ir y nunca volver, solo iba a estar 3 meses sin ellos, ademas mi tía se encargarían de cuidarme y que nada malo me pasaría.

Pero en fin, convencerlos fue todo un reto pero al final lo logre y ahora mismo estoy en un autobús de larga distancia hacia Colorado y me faltan como 11 horas de viaje, suerte que descargue nuevas playlist, traje un termo con café y estoy por la mitad del El señor de los anillos.

[...]

Desperté por los rayos del sol entrando por las ventanas del autobús, me dolía todo el cuerpo pero mas el trasero, casi 24 horas sin levantarme, estoy segura que tengo el culo cuadrado como en maicra. Me estire en el asiento para luego acomodarme el cabello lo mejor que podía ya que a estas alturas debe ser un nido de pagaros, tome el libro que se encontraba en los bordes del asiento junto con el celular que le quedaba un 9% de batería. Vi por la ventana y no debía faltar mucho para llegar a Colorado, así que comencé a guardar la manta con la que estuve toda la noche junto a los audífonos y el termo ya vació en mi mochila, deje el libro afuera para terminar de leerlo mientras esperaba que anunciaran que ya habíamos llegado a destino.

Estaba ansiosa, tenia muchas cosas que contarle a Annie. En un año pasaron tantas cosas que con la simple idea de ponernos al día las dos me hacia impaciente, confiaba mucho en ella, desde muy pequeñas que eramos cercanas, sabia que si tenia algo importante que decirle, algo intimo o lo que sea, Annie iba a guardar mi secreto toda la vida al igual que yo guardo los de ella, ambas somos la confidente de la otra.

Nunca creí estar tan ansiosa por llegar a algún lugar, literalmente no le estaba prestando la atención a Frodo ni a Sam ya que mi mente estaba en el pueblo que vive mi prima.

-"Señores pasajeros, anunciamos que en breve llegaremos a la terminal de Denver, Colorado esperamos que el viaje allá sido de su agradó y gracias por seguir eligiendo TravelCock para viajar por todo el país."

Luego del anuncio dado por uno de los chóferes, me acomode mejor en el asiento y me puse mis zapatillas ya que había estado todo el viaje sin ellas, miraba por la ventana pasar varios autos por dirección contraria al igual que personas y ya varios edificios, estaba a nada de la terminal por lo que con lo poco de batería que tenia en el celular, le mande un mensaje rápido a mamá de que ya había llegado a Colorado y luego llame al celular de Annie diciéndole que ya estaba cerca de la terminal.

Sentía como el autobús comenzaba a decender la velocidad y como algunos pasajeros se paraban de sus asientos para tomar mochilas o maletas de mano de arriba de sus lugares. Yo por mi parte solo tome mi mochila de abajo de mi asiento y me la acomode en el hombro, mientras esperaba a que la gran mayoría de los pasajeros comience a bajar, apenas pare el vehículo.

Después de casi 25 horas de viaje, el autobús llego a su destino primordial, la gente comenzó a bajar alegres para poder sentir la piernas, cuando visualice que ya quedaban pocas personas en el lugar, me levante de mi asiento dando una revisada rápida por si me había alguna pertenencia que allá olvidado guardar, cosa que no fue así, y sin mas comencé a caminar hacia la salida del autobús.

Por fin aire fresco, me volví a estirar ahora con mas libertad y sacudí un poco las piernas, camine hasta el costado del autobús para buscar mi maleta. Entre la gente y el chico que sacaba las mencionadas del compartimiento, visualice la mi en el fondo. Le indique el chico que si me podía alcanzar la maleta con el diseño de estrellas, lo que inmediatamente lo hizo.

-¡¡¡PRIMA!!!

Escuche un grito tan familiar que apenas tome mi maleta, me gire en búsqueda de esa voz y dentro de la terminal estaba Annie saltando agitando los brazos junto a la Tía Faulk mientras ella sostenía un cartel con mi apellido.

Corrí hasta ellas a lo que la rubia hizo lo misma y al llegar a la otras, nos abrazamos con la emoción de no habernos visto en tanto tiempo.

Ambas nos decíamos lo que nos extrañábamos a la par de que comenzamos a saltar en el lugar aun abrazadas, volvíamos a tener 8 años en menos de dos segundos.

-(T/n) tengo tanto que contarte, las chicas ya saben que venias y organizamos una pijamada para ponernos todas al día.

-Eso suena increíble, yo también tengo tan que contarles.

Ambas nos reíamos, mientras que la tía se acercaba ya que ella estaba detrás de nosotras mirándonos mientras gritábamos y llamabas la atención de las personas del lugar. Me solté de Annie y le di un fuerte abrazo porque de la misma forma que extrañaba a la rubia de rulos, también extrañaba a mi tía.

-¿Como estas cariño? ¿Tuviste un buen viaje, no hubo ningún inconveniente?

La Tía Faulk era increíblemente cariñosa y atenta, eso que dicen que las tías son las segundas madres, con ella aplicaba a la perfección solo que esta segunda madre, te consciente como si no hubiera un mañana.

-No ninguno, el viaje fue algo agobiante pero nada del otro mundo.

-Bien pero lo mas importante es que llegaste bien y no te paso nada, ¿Ya la avisaste a tu madre que llegaste?

La Tía tomo mi maleta y junto a Annie comenzamos a salir de la terminal por una vez por todas, ya que nos espera una hora de viaje hasta South Park, el pueblo donde viven mi linda familia.

-Si, lo hice antes de bajar del autobús con lo que me quedaba de batería.

Llegamos al auto estacionado del otro lado de la terminal, la tía metió mi maleta en el baúl del auto, mientras que Annie y yo nos sentábamos en la parte trasera del vehículo.

¡Vamos trasero, solo una hora mas de viaje!

[...]

Entre todo el viaje fue rápido por el hecho de estar charlando en todo el trayecto con mi prima. Cuando llegamos a la casa de la mencionada, dos chicas corrieron hacia nosotras y me abrazaron con suma alegría.

Cielos, Bebe y Red están casi irreconocibles, si no fuera que reconocía esos cabellos, diría que son personas que nunca había visto.

-¡Bienvenida (T/n)!

Dijo Red luego de soltarse de mi al igual que Bebe.

-¿Como estas? ¿Annie te dijo que hacíamos pijamada en la casa de Wendy por tu llegada?

Bebe como siempre tan atenta a todo.

-Si ya le dije, planeamos ir a la cafetería de Tweek a charlar apenas (T/n) se de una ducha, ¿Quieren ir?

-Claro Ann, le voy a decir a Nichole y a Wendy.

Dijo Bebe, para despedirse mientras marcaba en su celular, posiblemente para llamar a las mencionadas.

-Yo le preguntare a mis padre, pero les voy a decir a Lola y a Heidi.

-Claro Red, espero que vallas. Te traje labiales de Jeffree Star .

Ella asintió con alegría, sabia que la pelirroja amaba los labiales y aun mas de esa marca, la chica de cabello rojo se despido de nosotras yéndose por el lado contrario hacia su casa hasta perderse de mi vista.

Ya la Tía había entrado con mi maleta, Annie la siguió y luego yo para cerrar la puerta detrás mio. La Tía había dejado mi maleta ya en el cuarto de huéspedes, por lo que con clama subí las escaleras de la casa y fui hasta el cuarto recién mencionado.

Deje mi mochila en la cama a la par que me tiraba en ella y cerraba los ojos unos momento, suspire con cansancio y con voluntad me incorpore en la cama.

Saque de mi mochila el cargador de mi celular y tome el mismo para comenzar a cargarlo, haciendo fuerza levante mi maleta y la deje en la cama para abrirla y sacar una muda de ropa mas apropiada, ropa interior limpia y una toalla blanca.

Acomodaría la ropa luego, ahora quería una ducha caliente.

Ya con toalla en mano, salí de la habitación y entre al baño de la casa.

Estuve como unos 15 minutos en la ducha relajando mi cuerpo del viaje, si fuera por mi dormiría hasta el otro día pero ya habíamos arreglado para ir a tomar un café junto a Annie y sus amigas.

Ya fuera de la ducha, envolví mi cuerpo con la toalla y rápidamente salia del baño hacia mi cuarto.

Por un pequeño problema de piel, tenia que untarme en el cuerpo crema hidratante cada vez que terminaba de ducharme o sino me resecaba y me salen costras en la miel que obviamente, pican y por consecuencia me rasco y me lastimo el brazo, era algo horrible pero ya era costumbre y con los años, aprendí a ponerme la crema por casi todo el cuerpo en menos de 10 minutos. Lo bueno de la crema, era que se secaba enseguida y no tenia que esperar para ponerme la ropa, así que sin mas preámbulos, ropa interior y arriba de ella un vestido blanco, un saco pequeño de lana color café y una Vans negras.

Con la toalla envolví mi corto cabello, realmente no necesitaba hacerlo, pero es una costumbre por tener por tantos años el cabello largo.

Revise mi celular y este ya tenia un 30% de la batería, tenia unos mensajes de WhatsApp de mis amigas y de mamá ademas de notificaciones de Instagram, Youtube y Tumblr. Respondí los mensajes y dejes que e celular siga cargando con calma.

Deje la habitación y fui hasta la cocina, la Tía esta preparando la cena mientras que Annie la ayudaba.

-¿Quieres que ponga la mesa Tía?

Siempre fui de ayudar en casa, no solo la mía, sino en cualquier casa a la que valla.

-Si seria de mucha ayuda, gracias cariño.

La Tía se corrió un poco para que tomara del cajón los pequeños manteles individuales, saque tres junto a tres pares de cuchillos y tenedores. Los deje en la mesa mientras los acomodaba como tenían que ir y fui por los platos y vasos.

Annie, me ayudo yendo al refrigerador sacando agua y queso rallado, ya que comeríamos pastas con alguna ensalada.

-Bien señoritas, tomen asiento que ya les sirvo.

Anuncio la Tía mientras dejaba una olla con los fideos sobre la mesa.

Ambas nos sentamos de frente a la otras, mientras la Tía nos servia a ambas y luego a ella misma y sentaba en la punta de la mesa.

[...]

Annie y yo caminábamos con calma riéndonos de anécdotas de la rubia, íbamos rumbo a la cafetería de un tal Tweek, la verdad es que no conozco mucho de los compañeros de Annie, conozco a sus amigas porque cuando ella venia a Virginia, traía a sus amigas también. Por ende no conozco a todos sus compañeros, solo a algunos como ese tal Cartman que era el novio de Heidi o Stan el novio de Wendy y el novio de Nichole, Token pero del resto, nada.

En fin, estábamos cruzando la calle cuando vimos a una pelinegra con una chica morocha en la entrada del cine del pueblo.

-¡Hola Wendy! ¡Hola Nichole! Tanto tiempo sin verlas.

Dije alegre de verlas tan grandes. Me siento como una madre al ver a sus pequeñas crecer.

-Hola (T/n), hace siglos que no te vemos.

Hablo la morocha mientras me abrazaba y luego lo hacia Wendy.

-Tenemos nuevas noticias que darte, no sabes lo que espero por contarte todo.

-Wendy nada de política por todo el verano por favor.

Bromee sabiendo lo que le encanta a la pelinegra en debatir respecto a la política del país.

-Si Wendy, estamos de vacaciones y mi prima llegó, dejemos la política y esos temas para cuando volvamos a clases.

Annie se aferro al brazo de la pelinegra mientras las cuatros ibas directo a la cafetería que estaba al costado del cine.

Cuando entramos, un deliciosos aroma a café y canela nos invadió por completo, el lugar era muy cálido y te daba una sensación muy hogareña.

-Allí están las demás.

Dijo Annie, apuntando a una mesa un poco al fondo.

Red, Bebe, Heidi, Lola estaban hablando animadamente entre ellas, hasta que la única pelirroja del grupo voltio hacia la puerta y nos vio.

Fuimos hasta ellas, y Lola y Heidi se levantaron de su lugar y me abrazaron alegres.

Hoy era un día de muchos abrazos hacia mi persona.

Las dos me dijeron lo felices que se encontraban y lo mucho que me extrañaron, les devolví el abrazo y nos separamos para tomar asiento y charlar con mas calma.

-Por fin todo el grupo esta presente, como cuando eramos niñas.

Hablo Lola con entusiasmo.

-Si, volvimos a los viejos tiempos, tenemos que organizar para salir todas juntas.

Nichole que estaba a mi lado, me abrazo por los hombros.

-Oh si, escuche que Kyle va a ser una fiesta el viernes que viene ya que sus padres van a salir de viaje y el se queda solo en su casa junto a su hermano.

¡¿wENDY QUIEN ERES Y QUE HICISTE CON MI NIÑA DEL BIEN?!

-Eso suena interesante.

Todas asintieron aprobando la idea de ir a una fiesta el viernes.

-Chicas no se usted pero yo voy a pedir un café.

Me levante de mi lugar mientras tomaba mi cartera. Espere un poco por si alguna alguna quería algo.

-Nosotras ya tenemos, así que...

Hablo Red haciendo referencia a Bebe, Heidi y Lola.

-Yo quiero un Submarino.

Me pidió Annie.

-Yo igual.

La acompaño Nichole con una dulce sonrisa.

-¿Wen...?

Le pregunte, ya que ella aun veía la pequeña carta con los diferentes cafés que hacían.

-Umm un Café simple.

Respondió por fin la pelinegra.

Con los pedidos de las chicas, fui hasta un muchacho detrás del mostrador limpiando una taza.

-Hola

Salude para llamar su atención. El chico se sorprendió y casi tiraba la taza, se recupero un poco y dejo la taza en el mostrador junto a el paño con el cual limpiaba la misma.

-Hola ¡ahg! bi...bienvenida a Tweak Coffeehouse Bro. ¿En.. En que puedo servirle? ¡Ahg!

Lo mire un poco asombrada por los repentinos tic's, se veía sumamente nervioso aquel chico, era raro pero causaba ternura sus reacciones al tratar de estar normal luego de su tic.

-Me darías dos Submarino, un Café simple y un Capuchino por favor.

Lo vi directo a los ojos, mientras le regalaba mi mejor sonrisa. Creo que no debí hacerlo, ya que se puso mas nervioso que antes.

-¡AHG! Cla...claro, ¿algo m..mas?

Realmente trata mucho en mantenerse tranquilo, pero no parece lograrlo.

Negué con la cabeza, mientras abría mi cartera y preparaba el dinero.

-Son 15 Dolares en total.. ¡Ahg! En pronto... DIJO en seguida es..estará su ord...den.

-De acuerdo, ten y quédate con el cambio.

Le entregue un billete de 20 y me despedí de el con una sonrisa y un gesto de mano, volví a la mesa guardando la cartera en la mochila, tome asiento y tenia 7 pares de ojos puestos en mi.

-¿Que?

-Pusiste nervioso a Tweek, estas consciente de ello.

No entendía esas miradas, bueno en realidad si las entendía pero el tono sugerente con lo que lo dijo Heidi me desconcertaba un poco.

-¿Y eso es algo malo o...?

Ok la situación se puso rara, las chicas se miraron entre sí soltando pequeñas risas malvabas y luego volvieron su vista a mi.

-Creo que le gustaste a Tweek.

Aclaro Bebe inclinándose un poco en el mesa para acercarse a mi ya que ella estaba al frente mio. Mi cara de seguro era digna de fotografía, sentía mi cara un poco caliente mientras tenia una confusión total acompañaba el posible rubor en ella.

-Chicas.. eh me siento alagada si ese es el caso, pero ese chicos debe tener 15 o 16 años, yo estoy a poco de ser mayor de edad. Ademas no le doy a la pedofilia ligera.

Annie y Red estaban apunto de hablar, de no ser que, aquel chico de nombre Tweek se aproximaba a la mesa con una charola con los pedidos que anteriormente le había dicho.

El estaba entre medio de Lola y Wendy mientras Nichole le indicaba que los dos submarinos eran para ella y Annie, el Café simple para Wendy y el Capuchino para mi. Dejo los mismo delante de cada uno, estaba a punto de irse pero la voz de Bebe lo detuvo.

-Eh Tweek, tenemos una pregunta para ti.

-¡Ahg! ¿Q..Que pregunta?

-Bueno veras, ella...

Bebe me señalo, a lo que el rubio me miro y luego volvió su vista a Bebe.

-Ella se llama (T/n), es la prima de Annie. Vino hoy desde Virginia a pasar las vacaciones de verano y el viernes va a ir a la fiesta de Kyle con nosotras. Ahora la pregunta es ¿Te parece una linda chica para invitar a bailar ese día?

Al finalizar la pregunta, todas miraban atentas a el rubio, mientras el solo se ponía mas nervioso de lo que ya se encontraba y su rostro se encendía de un rojo puro cual luces de navidad.

El podre chico no podía articular palabra alguna, soltaba monosílabos mientras movía las manos nervioso tratando, a mi parecer, buscar las palabras correctas para decir.

-¿Y bien Tweek? Responde la pregunta.

Lo animo Lola mientras se inclinaba hacia el rubio, el se puso mas nervioso por el rose de la castaña oscura.

-Bi..bien, yo.. em... ¡AHG!

Pobre. Ahora no sólo se puso nervioso sino que también incómodo.

-Tweek, se claro por favor.

Red le aclaró con un notable tono de burla en su voz.

-¡¡¡AHG DE...DEMASIADA PRESIÓN!!!

Un pequeño tic se generó en su ojo izquierdo mientras trataba de cubrirse el rostro con la charola.

-Oye, no tienes que responder nada. No les hagas caso a estas chicas, eres libre Rubio.

Trate de tranquilizarlo con mis palabras, lo que aparece que funcionó ya que bajo un poco la charola para verme.

Tiene lindo ojos.

-¡AHG! Yo... yo, tu, si. ¡ADIÓS!

Y se fue de la mesa, rápidamente abrió una puerta y desapareció de la vista de todos los clientes que habían presenciado la escena.

-No se que pasó, pero se pasaron chicas, el pobre parecía que iba a explotar de los nervios.

La regañe mientras tomaba un sorbo de mi café.

-Tranquila, Tweek es así desde Kinder. Es normal que reaccione de esa forma.

Dijo Bebé restandole importancia.

-Si, pero lo importante es que, Tweek dijo que le parecías linda y te invitaría a bailar el viernes... creó.

Dijo feliz Annie mientras le brillaban los ojos de la ilusión a medias.

-¿Enserio sacaste todas esa conclusión con un simple "Si"?

Le pregunté mirándola incrédula.

-Bueno estaba sonrojado, nervioso y se calmó un poco en el momento que hablaste.

Enumeró Heidi.

-¿Ok...?

-Tranquila (T/n) confía en nosotras, sabemos lo que decimos, a Tweek le gustas.

Finalizó Wendy mientras ella también le daba un sorbo a su Café.

Ignorando lo dicho, cambie el tema de charla para tratar de no sentirme incómoda con la situación.

Rápidamente, las chicas olvidaron lo sucedido y comenzaron a hablar sobre el partido de Basket que habían tenido antes de comenzar las vacaciones, al parecer le habían ganado a un equipo del condado vecino gracias a su armador estrella Kyle Broflovski.

Escuchaba atenta a las chicas mientras tomaba el café y por un segundo mire la puerta donde se había ido aquel chico y para mi sorpresa, la puerta estaba entre abierta y el se asomaba por ella, miraba nuestra mesa o más bien me miraba a mi.

Nuevamente, tiene lindos ojos.

April 14, 2020, 9:07 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter Poleroid |Parte final|

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

More stories

Promiscuous Promiscuous
Lunaria River Lunaria River