colorconvergence Hector Sandoval

El principio del fin, el comienzo de la revelación, "El salón de los espejos" inició todo, este comienza el fin, ¿Cuáles son los secretos que esconden los objetos mágicos? ¿Qué sucederá cuándo todo termine? Inicio del fin de todo.


Fantasy Epic Not for children under 13.
2
2.1k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Locura y sadismo/Burla al futuro

La campanilla de la puerta sonó.

Rose: ¡Bienvenido a…!

Rose miró la entrada y su rostro mostró molestia.

Rose: Nick, ¿Puedes sacarlo?

Grett suspiró.

Grett: Sólo quiero hablar.

Nick se paró frente a él, cruzado de brazos.

Nick: Fuera.

Grett: Niño, soy policía.

Nick: ¿Tiene una orden?

Grett: No necesito una orden para hablar con alguien.

Nick: Ella no quiere, y para eso sí la necesita.

Grett: Vamos, sólo necesito unas respuestas, no puedes esconderte por siempre.

Rose: Observa.

Nick lo sacó, Grett gritó molesto.

Grett: ¡Me vas a necesitar! ¡Te lo aseguro!

Rose suspiró.

Rose: ¿Por qué no se rinde?

Liberve: Los humanos son bastante molestos, no se rinden con facilidad, créeme… Lo sé…

Rose: Siempre siento que me ocultas algo y eso no me agrada.

Liberve: Na, na, na, na, na…

Rose: Bien, ahora… Debo prepararme, Katty pasará por mi en cualquier momento.

Nick: ¿Saldremos antes?

Rose: Sí, sí.

Nick: Oh, entonces aprovecharé para tener una noche de películas con mi hija.

Rose: Dale mis saludos.

Nick: Sí, sí…

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Grett tiró las llaves molesto, esa niña era irritante, pero la necesitaba para llegar al fondo de esto.

Hombre: No te contestó… ¿Verdad?

Grett: No ayudas, necesito algo que me ayude.

Hombre: Pues deberías hablarle de su novia.

Grett: ¿Novia?

Hombre: Lo tengo en sus páginas, tiene una novia y ella la ama, pero no quiere decirle la verdad.

Grett: ¿Cómo me puede ayudar eso?

Hombre: Rose está empeñada en saber qué es y cómo su querida novia está viva, ofrece conocimiento por conocimiento.

Grett: ¿Lo puedo hacer?

Hombre: Obvio, los libros obedecen a sus dueños bajo todos los términos y cuándo digo todos, son todos…

Grett: Creo… Que podemos hablar.

Hombre: Me encanta.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Rose limpiaba los vidrios, mientras Nick y Liv barrían dentro, esta estaba concentrada en su labor cuándo una voz la interrumpió.

Grett: Hola…

Rose suspiró molesta.

Rose: ¿Tú de nuevo? ¿No sabes cuándo rendirte?

Grett: ¿Por qué no me das un segundo? Podrías llevarte una sorpresa.

Rose: Dudo que alguien cómo tú pueda sorprenderme.

Rose abrió la puerta de la tienda.

Rose: Ad…

Grett: ¿Y si digo que puedo mostrarte por qué Katty está viva?

Rose se detuvo, mirando a Grett habló a regañadientes.

Rose: ¿QUÉ FUE LO QUE DIJISTE IMBÉCIL?

Grett: Puedo… Mostrarte…

Grett sacó un libro de un bolso, este tenía unos extraños, pero familiares símbolos.

Rose: ¿Dónde conseguiste eso?

Grett: Apapa… Tienes que hablar conmigo primero y luego te dejaré usarlo.

Rose: ¡Eres un…! ¡AHHH! ¡Tienes diez minutos! Luego… Me das el libro, ¿Entendido?

Grett: Ahora nos entendemos.

Rose: Pasa.

Los dos entraron, no fue raro ver la sorpresa en los rostros de Nick y Liv.

Nick: ¿Qué hace él aquí?

Rose: Necesito algo.

Rose se sentó y dejó a Grett parado, este los miró a todos.

Grett: Supongo que todos aquí conocen a los fetiches.

Rose: Sí.

Nick: Tuve un… Encuentro.

Liberve: Sí, la verdad sí.

Grett: Bien, eso me hace sentir menos incómodo.

Rose: El tiempo corre.

Grett: ¿Sabías que son más de uno? Y que algunos contienen más de un ser, ¿Lo sabías?

Rose: Sí… Lo sé… Me aburres…

Grett: ¿Sabias que se conocen a estos seres cómo “Los hijos de Ljihlyth”?

Rose: ¿Uh?

Grett: Bien, te tengo… Creo que estos son más antiguos de lo que se puede saber, y en realidad, su historia está oculta dentro de muchas mentiras, ahí entras tú… Un ser que no es de este mundo, no nacida de carne, pero con un cuerpo mortal… No puedo conocer tu pasado y creo que tienes mucho que ver con la activación de el orbe Apokelips…

Rose: ¿Apoke qué?

Grett suspiró.

Grett: El dispositivo que liberará a Ljihlyth y a sus destructores sobre este mundo.

Rose: ¿Liv? ¿Qué sabes de eso?

Liberve: Es eso, lo que dijo, el fin del mundo y esas cosas.

Rose: ¿POR QUÉ MIERDA NO ME DIJISTE NADA?

Liberve: No preguntaste.

Grett: ¿Tú eres el libro?

Liberve: Sí, ¿No me recuerdas?

Grett: Sí, y dentro conocí una de las cazadoras de estos seres, Lirium Yvv… Eso quiere decir que tenemos un aliado en este mundo alternativo, pero ni con ella viva, podemos enfrentar a Ljihlyth así cómo así…

Rose: ¿Qué quieres de mí?

Grett: Tu ayuda, eres la única que puede entrar y ayudarme en el siguiente fetiche.

Rose: ¿Eh?

Grett: Existe un fetiche, que oculta algo que necesitamos para evitar el Armagedón.

Rose: Me estás pidiendo, que entre en una de estas basuras, voluntariamente… ¿Sabes lo estúpido que es eso?

Grett: Lo sé, pero al igual que tú, tengo alguien por quién pelear ahora, y no le entregaré el mundo a estos demonios.

Nick: Yo lo haré, yo te acompañaré.

Rose: Nick, no.

Grett: Es una tarea difícil.

Rose: Tienes una hija.

Nick: Y por ella lo haré, estoy dispuesto a sufrir por ella, eso es amor.

Rose gruñó molesta.

Rose: ¡Ahh! Demonios, también lo haré.

Grett: Bien, así cubriremos más terreno en el fetiche.

Rose: ¿Y sabes dónde está?

Grett: No.

Rose: ¿Qué es lo que buscas?

Grett: El fetiche de Delirius.

Rose: ¿Liv?

Liberve: Usa el libro, estoy ocupada haciéndome las uñas.

Rose: ¡Eres una terrible guardiana!

Liberve rio y asintió, Rose tomó el libro y lo arrojó en la mesa.

Rose: Muéstrame lo que está visible y no se ve.

El libro se abrió de par en par.

Rose: Aquí está.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Grett: Un callejón sin salida.

Rose: Viejo, te das por vencido rápido.

Rose caminó hacia la pared y la atravesó cómo si de agua se tratara, Nick se encogió de hombros y la siguió, Grett puso la mano en su revolver y entró, al pasar al otro lado, una habitación lleno de cuerdas con cristales apareció, Rose y Nick caminaban unos pasos más adelante, los colores de las luces pasando por los cristales daban un tono muy extraño a la situación, de pronto, todos los cristales se detuvieron y un asiento apareció frente a los tres, hecho de huesos de diferentes tamaños y formas, sobre él, sentando un hombre, con sombrero de copa y bastón, fumando una pipa, los miró y sonrió con unos dientes aserrados.

Hombre: Bienvenidos.

Rose lo miró con evidente confusión.

Rose: ¿Cómo es que estás fuera de un fetiche?

Hombre: Su poder crece cada día y bueno, estirar las piernas no viene mal.

Grett: No tenemos tiempo para juegos, dinos ¿Dónde…?

El hombre les mostró un libro sellado.

Hombre: Verán, este libro tiene el sello y sólo lo encontrarán, saliendo de mi fetiche… Ups… Una pena…

Rose: Siento que te conozco.

El hombre rio a carcajadas antes de desaparecer y aparecer frente a Rose sólo como una sombra, los ojos de este brillaron de amarillo.

Hombre: Bienvenida, señorita, yo la acompañaré.

Rose: ¿Guía?

El hombre volvió a aparecer en el asiento con el libro.

Guía: Los trabajos son duros, pero ahora sin las limitaciones de esas dos engreídas, puedo tener mi propio trabajo…

Grett: Lo que sea, abre la maldita trampa.

Guía: Son muy aburridos, podrían tomar una taza de té antes.

Rose: Ábrelo.

Guía: Ahg, vale…

Un agujero se abrió en el piso frente a ellos, pero en vez de mostrar lo de abajo mostraba las estrellas.

Guía: Tengan cuidado y esas cosas… Etcétera, etcétera.

Rose: Tengan cuidado dentro, no sé qué podemos encontrar.

Guía: Buena suerte.

Nick: ¿Por qué nos deseas buena suerte? ¿No sabes lo que hay dentro?

Guía: Pues no.

Grett: ¿Eh?

Guía: Ustedes sólo asumieron que era uno de los hijos de Ljihlyth y les seguí la corriente.

Rose: Hay que entrar.

Nick: Bueno.

Nick entró sin esperar nada más, Rose gritó, pero este no la oyó.

Rose: ¡Con cuidado iba a decir!

Grett: No queda de otra.

Rose: Hay que entrar.

Grett asintió y saltó dentro seguido de Rose.

Guía: Adoro a estos mortales.

Dijo mordiendo una manzana.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Rose despertó, todo era oscuridad.

Rose: No me llevo bien con la oscuridad.

Grett: ¿Niña?

Rose: ¿Dónde está?

Grett: No lo sé, no veo nada…

Una luz se encendió para Rose.

Rose: Veo una luz… Voy a ella.

Grett: También.

Rose caminó a la luz y se encontró frente a frente a Grett.

Rose: ¿Grett?

Voz: Tomen… Asiento.

Dos sillas aparecieron,

Dos sillas aparecieron, ambos se sentaron contra su voluntad y cuerdas los amarraron.

Rose: ¿Qué dem…?

Grett: No lo sé.

Una mesa con tres tazas apareció frente a ellos, y de la oscuridad, una figura femenina, cómo hecha del cielo nocturno estrellado caminó hacia ellos.

Mujer: Hola, señores, bienvenidos.

Rose suspiró mientras se acomodaba, Grett sólo empezó a jugar con sus zapatos.

Mujer: Están cordialmente invitados a mi hora del té.

Rose: ¿Ten…?

Mujer: No, no tienen… Ahora, silencio y les serviré.

La mujer sirvió el té y les acercó las tazas.

Mujer: Muy bien, sírvanse.

Aplaudiendo, las cuerdas se movieron y los ataron cómo títeres, movidos por estas cuerdas, tomaron las tazas y comenzaron a beber.

Mujer: Y… ¿Qué los trae por aquí?

Rose: Romper un sello.

Mujer: Ah, ya veo.

Grett: Yo quiero respuestas.

Mujer: Entiendo… Bueno, les ofrezco un juego, si ustedes ganan, les daré la llave, si no, consumiré el alma del hombre y la chica será mi esclava por siempre… ¿Qué tal?

Grett: ¿Ten…?

Mujer: No, así que comencemos.

Un extraño tablero apareció frente a ellos, tres figuras estaban sobre él.

Mujer: Las reglas son fáciles, gana quién logre destruir la torre del otro, ya que ustedes tienen ventaja, yo comenzaré mi primer movimiento… Y será… Decir la verdad…

Rose suspiró.

Mujer: Bien, mi primera pregunta para Grett, ¿Pensaste alguna vez en dispararte?

Grett: Pff, más de una vez.

Mujer: Bien jugado.

Grett asintió.

Mujer: Ahora, Rose, ¿Todavía sientes cosquillear cuándo vez a Katty en traje de baño?

Rose: ¡¿Qué?! Su pregunta fue menos personal, quiero otra.

Mujer: No hay cambios.

Grett: Niña, tu vida romántica, no me importa, habla tranquila que después de esto, no nos volveremos a ver.

Rose: Vale… Sí, lo siento.

Mujer: Ajajaja ¡Pervertida! Bueno, elijan la pregunta.

Rose: Uh…

Grett: Empezaré yo… ¿Qué representas?

Mujer: La curiosidad peligrosa.

Un fuerte golpe se sintió y las piezas se movieron.

Mujer: Ya, comencemos con lo real… Grett, ¿De verdad le darás el libro al terminar esto a Rose?

Grett miró a Rose.

Grett: No…

La pieza de Grett perdió una parte, Rose lo miró molesta.

Rose: ¿Con qué no? ¿Eh?

Mujer: Rose, ¿Cuál era la razón por la que no querías hablar con Grett?

Rose: No confío en el.

El silencio rondó, pero ninguno se molestó ya que era obvio.

Mujer: Bah, que aburrido…

Rose: Tengo una pregunta, ¿Por qué no nos estas engañando con diferentes trucos?

Mujer: Verás, mis hermanos y hermanas malgastan su tiempo en ser los villanos, pero siempre terminan perdiendo frente a un héroe y eso es estúpido… Yo sólo quiero retrasarlos, no matarlos.

Rose gruñó.

Mujer: ¿Saben? Creo que esto es lo que haré, los pondré en la posición del otro, verán el punto de vista del otro, el primero en asesinar a su compañero, gana ¿No es mejor?

Grett: ¿Qué?

Mujer: Bye.

Rose miró a Grett antes de caer por un hoyo, cuando recuperó la conciencia, vio que estaba en una especie de túnel, oscuro, maloliente, pegajoso y húmedo.

Grett: ¿Rose?

Rose: ¿Qué quieres?

Grett: ¿Estás bien?

Rose: ¿Te importa?

Grett: Oye, no te iba a dar el libro, sólo iba a dejar que lo usaras, aún lo necesito.

Rose: ¿A sí? ¿Para qué?

Grett: Encontrémonos, te lo diré.

Rose comenzó a caminar hacia un tenue brillo.

Rose: Parece que estamos en lugares separados, aún así, oigo tus pasos cómo si estuvieras a mi lado.

Grett: Existe un ser, con sabiduría suficiente para las respuestas que necesito, pero sólo se consigue llamar, si todos los libros están juntos, tu libro y el mío, pueden hallar el lugar, pero necesitamos este, para que funcione.

Rose: Eso no es una excusa.

Grett: No quiero involucrarte más de lo que debes, algo me dice que no es coincidencia de que estés en este mundo.

Rose: Eso sí funciona más.

Grett: La luz está cerca.

Rose: Camina hacia ella.

Grett: Es lo que hago.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Grett suspiró, el brillo enceguecedor, rápidamente desapareció, mirando a todos lados se encontraba en un hermoso jardín, una hermosa pileta de cristal en medio, suelo de mármol blanco y bancas de cuarzo, en cada cosa había algunas enredaderas y las flores abundaban por todos lados, de más de un color, Grett se acercó a una pared con muchos dibujos infantiles.

Grett: ¿Rose? ¿Estás…?

Pero ninguna respuesta se oyó, mirando a todos lados, sólo encontró paredes, ningún lugar dónde ir, suspirando, se sentó en una de las bancas, al mirar al frente, vio una figura femenina sentada mirándolo.

Grett: ¿Y tú quién mierda eres?

Chica: Jaja, esa no es manera de preguntarlo, ¿No?

Grett: No, creo que no… Es mejor así.

Grett sacó su pistola y le apuntó, la chica se rio a carcajadas, levantándose, Grett notó que le faltaban algunas partes, como que fuera un florero quebrado.

Chica: Eso es inútil, sólo una vez he sentido miedo y créeme que tú, no me das.

Grett: ¿Dónde estoy?

Chica: Estás, en dónde nació tu pequeña amiga, es la sala dónde Rose fue creada.

Grett: Vaya sorpresa.

Chica: Mil años para crear a Rose…

Grett: A ver, cálmate… Esa chica sólo tiene catorce años.

Chica: ¿Los tiene?

Grett: Empieza a hablar.

La chica dejó salir una risilla antes de empezar a hablar.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Rose despertó, tenía manos y pies atados a las patas y posa brazos de una silla, intentando moverse, la mujer de antes estaba sentada frente a ella.

Rose: ¿Qué quieres?

Mujer: Ya sabes, retrasarte.

Rose: No te entiendo.

Mujer: Queremos que vuelvas a tu trabajo, de dónde nunca debiste salir.

Rose: Eso jamás sucederá, yo soy un ser humano ahora, no puedes.

La mujer se rió alocadamente, antes de que sus piernas se volvieran tentáculos cómo los de un pulpo, acercándose a Rose, pasó uno de sus tentáculos por la cara de esta, Rose gimió aterrada.

Mujer: ¿Sabes por qué le tienes miedo a los tentáculos…? Es porque yo te lo infundí cariño…

Rose temblaba, la mujer retrocedió riendo, volviendo a tomar la forma humana, se sentó frente a Rose.

Mujer: Así está la cosa, tú decides un destino, y él va, consumiré su energía vital y luego te volveremos a reiniciar, no hay opción, no hay escape, sólo una muerte rápida o una lenta, ambas muy dolorosas.

Rose: Eres…

Mujer: ¿Una zorra, puta, maldita, estúpida? Soy todas, soy Khj Gaj, o para ti, Khigai… La madre de la prostitución y la bohemia.

Rose: Libérame y te mostraré de lo que soy madre yo imbécil.

Khigai: Ahora, una vieja amiga tuya está hablando con él, contándole cosas que ni tú sabes de tu historia, así que dime cariño, ¿Qué tanto valoras tu vida…?

Rose la miró aterrada.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Grett: Así que aquí nacen los reflejos…

Vida: Sí, y ella ha incumplido su deber, asesinado y es la culpable de la próxima destrucción mundial, pero podemos evitar esto.

Grett: Suenas amable, pero… No sé si confiar en ti.

Vida: Lo sé, tienes una experiencia mala, y es entendible, pero ambos buscamos lo mismo… Justicia… Es necesaria.

Grett: ¿Cómo quieres eso?

Vida: Ella, debe perder su forma mortal.

Grett: ¿Qué? ¿Matarla?

Vida: Oh, no… Eso es terrible, aunque su cuerpo físico debe ser destruida, pero no sufrirá, la compasión debe reinar en mí, así que te aseguro que tus decisiones, no la harán sufrir.

Grett: ¿Y cuál es mi primera decisión?

Vida: Vaya, escucha, sólo tienes que elegir, entre un concurso de miradas y batalla de dedos.

Grett: Eso suena infantil…

Vida: Lo es, te dije ¿No?

Grett: Sí, pero… Uhm… Dame un segundo.

Vida se sentó sonriendo.

Grett: Pues elijo…

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Khigai: ¿No es entretenido? La emocionante espera para hacer sufrir a alguien, momentos que no se olvidan fácil… ¿O sí…? Jajajaja.

Rose: Aleja tus sucios tentáculos de mi cuerpo.

Khigai la sujetaba firme, más que nada jugando con el cuerpo de esta, Rose trataba de mantener la respiración calmada.

Khigai: Que aburrida eres, no lloras, no gimes, creo que te usaré de mi juguete sexual antes del reinicio, quiero escucharte agonizar.

Un sonido de campana sonó en todo el lugar, Khigai sonrió siniestramente.

Khigai: Es tu hora de escoger cariño, él ya lo hizo, antes de jugar ¿Dónde enviarás a tu amigo? ¿Al salón de la formación de carácter? O ¿Al sanatorio?

Rose le escupió en la cara.

Rose: ¡Púdrete maldita!

Khigai sonrió, sacándose la saliva con la mano, se lamió cómo disfrutando de esta.

Khigai: Esa no es una opción.

Rose: Asquerosa.

Khigai: Escoge, o déjalo morir.

Rose: Nunca…

Khigai: Habla… Lindura…

Khigai se le acercó pasándole la lengua por el rostro.

Rose: Ayu…

Khigai: ¿Uno o dos?

Rose: ¡…!

April 12, 2020, 3:03 a.m. 0 Report Embed Follow story
2
Read next chapter Juego de miradas y silencio

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 4 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!