moonlovesmin 𝓂𝑜𝑜𝓃

El Lobo Omega Min YoonGi finalmente está recibiendo la única cosa que más anhela. Su compañero, un dragón, finalmente va a darles a los dos la oportunidad que se merecen de tener una relación. YoonGi no puede estar más feliz de finalmente tener permiso para vivir con su compañero, pero un nuevo problema surge cuando, durante su primera vez teniendo sexo, SeokJin envenena accidentalmente a YoonGi con su poder dragón. YoonGi está bien, pero ahora SeokJin cree que no es seguro estar cerca de su compañero. Pero YoonGi no va a aceptar eso. Kim SeokJin es su compañero, y YoonGi pretende dar la lata sin parar para probarlo. Él no va a retroceder y no va a huir, no como antes. Y no importa el riesgo, quiere estar allí y besar a SeokJin tanto como sea posible, hasta que aprenda cómo controlar el don que él utiliza para proteger al Clan y a todos.


Fanfiction Bands/Singers Not for children under 13.

#dragones #lobos #omegaverse #yoongi #agustd #suga #seokjin #jin #sujin #jinsu
1
175 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

𝘂𝗻𝗼



"Placer" era una palabra demasiado pequeña para describir lo increíble que se sentía. El zumbido de sensaciones que disparaban cohetes y fuegos artificiales a lo largo del cuerpo de YoonGi, haciendo los dedos del pie enrollarse, haciendo embarazosos ruidos volar desde su garganta.

Eso era mejor que el placer.

Eso era mejor que cualquier cosa que él nunca había tenido en su vida antes de que finalmente lo estuviera experimentando con SeokJin.

Él miró hacia abajo en el rostro del hombre. Los ojos azules de SeokJin eran más oscuros que de costumbre, su nariz quemaba como si fuera un caballo de carreras, mientras seguía corriendo a la línea de meta.

En cierto modo, medio que lo estaba haciendo. Ambos.

―¿Te gusta esto?―preguntó SeokJin.―¿Te gusta follarte en mi pene?

―Sí.―dijo YoonGi, asintiendo con la cabeza rápidamente, como si SeokJin de alguna manera pudiera dudar que a YoonGi no le gustara esto.

Como si pudiera pasar.

Sus muslos estaban consiguiendo el mejor entrenamiento de su existencia y él estaba empezando a acalambrarse un poco, pero no iba a parar ni loco.

Se sentía demasiado bueno.

―Oh joder, Jesús, SeokJin.―dijo YoonGi, tirando su cabeza hacia atrás mientras trataba de bombear sus caderas más rápido.

El agarre de SeokJin en su cadera le impidió moverse demasiado rápido. El hombre aún no estaba tocando el pene de YoonGi, lo que fue una lástima porque su miembro podría realmente utilizar la atención justo ahora.

―¡SeokJin!―gritó YoonGi, pero no por el increíble placer, que fue súper increíble. Gritó más por frustración, molesto de que el dragón debajo de él iba a impedirle llegar al orgasmo cuando él estaba tan cerca de la sensación bloqueándolo en sus músculos.

Los ojos de SeokJin cambiaron.

El color azul permaneció igual, pero las pupilas negras cambiaron en rajas de diamante, como los ojos de una serpiente.

YoonGi logró dar una sonrisa.

―A veces espero que tengas una lengua bifurcada cuando me miras así.

SeokJin meneó la cabeza, pero sus ojos nunca dejaron a YoonGi.

―No, nada de eso.―dijo él.

YoonGi utilizó la distracción contra el hombre y refregó sus caderas hacia adelante.

Maldición, se sentía realmente bien.

―Es una pena. Apuesto a que sería muy divertido.

SeokJin le sonrió, y entonces sucedió un maldito milagro. SeokJin llevó su mano y envolvió sus dedos alrededor del pene duro como piedra de YoonGi.

YoonGi se estremeció justo antes de tensarse, un silbido dejando su garganta, aunque él no era el dragón.

Quería hablar, quería gemir y decir todo tipo de disparates sólo como una manera de conseguir algo de la energía dentro de él fuera de él, pero no conseguía hacerlo.

Él sólo podría apretar sus dientes cuando SeokJin se inclinó y besó su garganta y su pecho, y entonces SeokJin llevó su cabeza hacia abajo lo suficiente como para besar y morder el pezón de YoonGi.

Joder, si estaba soñando... Dios si estaba soñando, mejor que nadie lo despertara... o juraba que lloraría...

Si SeokJin lo enviaba lejos otra vez, no iba a sobrevivir.

SeokJin paró por un segundo y medio, y a YoonGi le preocupaba que el hombre hubiera oído de alguna manera las cosas que habían pasado por la mente de YoonGi.

¿Eso era una posibilidad? ¿Los dragones podían hacer eso?

Ellos se aparearon, pero esa era la primera vez que SeokJin estaba reclamándolo, así que incluso si era posible, no era probable, y el poder de SeokJin no era la telepatía tampoco.

El puño de SeokJin alrededor del miembro de YoonGi apretó tanto que era algo doloroso, pero ese dolor rápidamente lo dejó cuando SeokJin ajustó su agarre, y su mano en la cadera de YoonGi se volvió un poco más suave, silenciosamente dándole permiso para acelerar.

Eso fue exactamente lo que hizo YoonGi. Él mismo empujó hacia arriba y hacia abajo, más rápido y más duro, la cama de SeokJin realmente se movió y chirriaba bajo ellos.

YoonGi gimió más fuerte, cuando su orgasmo estaba ahí, tan cerca que incluso si SeokJin le obligara a parar, no importaría.

Todavía se correría.

SeokJin maldijo algunas palabras no muy bonitas más, dejando su boca, pero él no podía evitarlo. Sus manos se deslizaron desde los hombros de SeokJin a su cabeza rapada y entonces de vuelta otra vez, tocando en todas partes al hombre mientras el pene dentro de él lo acarició. Su pene golpeó la próstata de YoonGi cada vez.

SeokJin hizo un sonido que estaba en alguna parte entre un gemido y un lamento.

Sus ojos se apretaron firmemente cerrados, y apretó su boca, mordiendo sus labios mientras se obligó a respirar por la nariz.

YoonGi no entendía eso, pero decidió que dejaría de preocuparse con su orgasmo tan cerca mientras miraba a SeokJin cuando ambos estaban haciendo lo que estaban haciendo ahí.

YoonGi se movió hacia arriba y hacia abajo, hacia adelante y hacia atrás, ridículamente rápido, su mano bajando encima de la de SeokJin para exprimir su pene aún más apretado, y entonces él gimió cuando se corrió por toda la mano y el pecho de SeokJin.

Su agujero apretó alrededor de su compañero, y él no se detuvo.

SeokJin no consiguió contenerse.

Abrió su boca y lanzó su cabeza hacia atrás en un gemido que hizo a YoonGi temblar. Sus garras de dragón salieron cuando él se apoderó de las caderas y la espalda de YoonGi.

YoonGi gimió por el dolor agudo, pero él todavía estaba oscilante del increíble placer, y no podía importarle en absoluto en ese momento.

Y luego el placer lo dejó tan rápidamente como había llegado y con eso, la fuerza fue agotada del cuerpo de YoonGi. Tenía la fuerza para sostenerse, pero no la voluntad así que él dejó su columna convertirse en gelatina y dejó su frente derrumbarse sobre el hombro de SeokJin.

―Joder, te corté.―dijo SeokJin.

―No importa.―respondió YoonGi con un gemido.

―A mí me importa. No debí haberlo hecho. Necesitas ver... ¡mmph!

YoonGi cortó totalmente a su compañero con un beso, un beso que supo algo raro.

Apenas notó el sabor extraño antes de que una fuerza dura lo golpeara en el pecho y lo empujó hacia atrás.

YoonGi cayó de espaldas en la cama, y aunque el pene de SeokJin se había ablandado, todavía había una buena cantidad de dolor de ser separado del hombre así.

Su amargura sobre ser empujado lejos rápidamente lo dejó cuando se dio cuenta de que SeokJin estaba flotando sobre él, ojos azules tan amplios y aterrorizados que YoonGi apenas notó el humo morado que salía de su boca.

Oh, mierda.

YoonGi casi lo olvidó.

SeokJin era un dragón venenoso.

All the love, x.

March 30, 2020, 11:48 p.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter 𝗱𝗼𝘀

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 11 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!