La Viuda Negra Follow story

angelicaplaza Angélica Plaza

La familia de Lorcan Crow ha pertenecido por generaciones al ejercito, todos sus antepasados sirvieron con orgullo al país. Su padre Declan Crow creó desde hace veinticinco años la empresa de seguridad llamada Black Egles, quien se encarga de algunos trabajos especiales, como extorsión, terrorismo, secuestros y algunos casos en los cuales el tío Sam no quiere aparecer involucrado; pero les paga por ejecutar el trabajo y les brinda todo el apoyo que necesiten. Ava Meléndez, hija de uno de los criminales más buscados del mundo Román Meléndez ha sido obligada por él mismo, desde muy temprana edad a pertenecer a su organización; amenazándola con destruir a su hermana pequeña si no hace lo que él quiere, sin embargo; le promete que será el último encargo y le dará la ansiada libertad a ambas si cumple el objetivo. Acercarse y seducir al joven y exitoso magnate Ronald Carter hasta el punto de casarse con ella, para luego asesinarlo. ¿Estará Ava preparada para poder cumplir ese último trabajo? Derechos reservados. Código de registro 2002012991855 NOTA: ESTA HISTORIA ES UN BORRADOR


Erotica For over 21 (adults) only.

#contemporanea #erotismo #sensualidad #accion #258
40
2.2k VIEWS
In progress - New chapter Every Saturday
reading time
AA Share

PROLÓGO:


La música estaba a todo volumen. El lugar un poco oscuro, olía a cuero, sudor y a sexo. Hacía poco más de una año que frecuentaba el lugar. Ya había visto a lo lejos su presa. Una chica que estaba disponible tenía rato observándolo, pensaba en tomar lo que le estaba ofreciendo, pero una persona se le acercó antes. La tomó de la cintura, le lamió el lóbulo de la oreja y la miradas de los tres se cruzaron. Era una invitación silenciosa que él de muy buena manera aceptó, camino hasta ellas con paso firme.

—Es bueno verte por aquí. Me pregunto si quieres divertirte —dijo la recién llegada.

—Sabes que me encanta jugar.

Las dos mujeres se miraron las caras. —Vamos a la habitación.

Acompañó a las mujeres. Loretta era miembro del club desde hacía más tiempo que él. Mientras que Susan era una chica joven que aún no tenía definido que realmente le gustaba y que estaba explorando su sexualidad sin importarle que fuese hombre o mujer. Al cerrarse la puerta ambas sabían lo que hacer, después de desnudarse se sentaron sobre sus rodillas en el suelo y se colocaron en posición sumisa.

Eso era lo único que recordaba al despertarse en una gran cama y con dos mujeres encima de él, con las manos entrelazadas encima de su pecho. Movió un poco a la que estaba en su lado derecho y se pasó la mano por el rostro. Miraba de una a la otra. Se preguntó si era un enfermo; porque estaba seguro de que había disfrutado su tiempo con ellas, pero en ese mismo momento se sentía una sensación de inconformidad que llegaba al punto del vacío. Maniobró un poco y se estiró para tomar de la mesita de noche su reloj, Exclamó una maldición, eran pasadas las siete de la mañana. Debía irse rápido.

Sutilmente movió a una y le habló muy bajo, no quería dar explicaciones —¡Susan! —La chica joven se removió un poco y el volvió a llamarla: —¡Joder Su! ¡Abre los ojos!

—¿Qué pasa?

—Debo irme

—¿Por qué? —La chica se sentó sin importarle su desnudez— Siempre haces lo mismo, desapareces.

—No tengo tiempo de discutir eso —le hizo señas para que le diera un poco de espacio para levantarse—, tengo que salir de aquí ahora mismo.

Susan lo miró un poco molesta, al parecer siempre hacía lo mismo, le dio la espalda y se iba a la cama de nuevo cuando musitó muy bajito: —¿No sé por qué juegas con nosotras si no te gusta lo que hacemos?

Antes de que ella pudiese hacerlo la jaló del cabello: —No eres quién para cuestionarme. Juego como y con quién me da la gana. No soy quién está confundido y no sabe lo que quiere, de hecho hasta hoy juego con ustedes —la soltó y la dejó caer sobre el colchón, mientras él caminaba hasta el baño para cambiarse.

Minutos después estaba en su camioneta que parecía más bien una tanqueta del ejército en el estacionamiento del gran edificio en donde debía estar hacía más de dos horas antes. La reunión había comenzado, todos los presentes hicieron como que no sucedía nada, él ni si quiera dio los buenos días o se excusó. Cómo últimamente pasaba; había llegado un poco tarde. ¿La razón? Dos cuerpos de mujer lo retuvieron en la cama. Su hermano mayor por dos años, Donovan lo miraba con cara de pocos amigos.

—La reunión comenzó a las setecientas horas, como se había agendado y como se te había avisado, Lorcan.

—Lo siento. Me quedé dormido.

—Eso se nota —habló su padre con reproche.

—Está bien, —extendió los brazos en señal de disculpa— no volverá a pasar.

—Seguro hasta que otro de tus fetiches te atrape entre sus piernas —Donovan al parecer estaba muy molesto con su hermano menor, se giró a su padre —Lo siento, pero creo que Lorcan no está preparado para hacer esta misión. Es muy probable que esa mujer lo mate.

—¿De qué cojones estás hablando? —Preguntó a su hermano mayor.

—No puedes hacer esta misión —intervino su padre.

Lorcan se giró hacía su padre buscando una especie de apoyo, sin importarle que otros miembros del equipo estuvieran presente

—Ni ninguna otra —agregó Donovan con voz de mando.

—¿Me estás echando? —Preguntó un poco ofendido.

—La reunión por el momento está en receso —indicó a los demás. Hablaría a solas con su padre y con su hermano menor.

Declan Crow se levantó de su gran asiento y caminó hasta sus hijos. Apretó su nariz, una costumbre que tenía cuando estaba pensando demasiado. Colocó las manos detrás de su espalda como el comandante en jefe que era.

—No se está poniendo en duda tu conocimiento, Lorcan. Estamos hablando aquí de tu seguridad y la del equipo.

—¿A qué te refieres papá?

—Tu vida personal de una u otra forma ha interferido en tu trabajo —inquirió Donovan.

—¡No lo creo! Todo al final siempre me ha salido bien. He sido entrenado por años y tú lo sabes.

—Lorcan… desde que te separaste de esa mujer te has vuelto impredecible, no tienes control con el alcohol, ni con las emociones. Estás mal humorado. También debo agregar que tus compañeros de equipo se quejan, porque ahora en las misiones eres impredecible, trabajas solo, siempre tienes un plan alternativo y lo peor del caso es que arriesgas tu vida y la de todos.

—Papá no puedes alejarme de las misiones, las necesito.

—No puedo ponerme en tú lugar, mucho menos comprender por lo que estás pasando. Pero esto debe de terminar —intervino su hermano.

—Siento que piensen que lo que sucedió con Carol, me esté afectando.

—¡Por Dios, Lorcan! Hasta al más fuerte afectaría. Te dejó por una mujer —espetó Donovan.

En ese momento no pudo controlarse y salto sobre su hermano mayor y lo agarró del cuello. —Nunca vuelvas a decirlo. No lo menciones nunca más —tenía los dientes apretados de la rabia.

—Suéltame. ¡AHORA! —habló con voz de mando Donovan.

—¡Basta Lorcan! ¡Suelta a tu hermano! —exigió su padre.

A regañadientes lo hizo, lo soltó cuadró sus hombros. —Haré esa jodida misión, solo para demostrarte de lo que soy capaz. Luego me marcharé de esta organización.

—Lorcan, yo no estoy pidiendo tu renuncia —aclaró su hermano un poco apenado.

—Ni yo tampoco, te necesito aquí conmigo. Este es tu lugar —su padre intentaba razonar con él.

—Ya no hay más nada que decir. Por favor dame toda la información de esta misión.

—Piénsalo, hijo.

—Papá ya no voy a discutir más esto. Según ustedes soy un peligro en las misiones, entonces es mejor que me marche.

—Está bien, Lorcan lo que quieras —la voz de Donovan era seria, de mando, en ese momento él era su comandante, más que su hermano mayor. —Llama a los demás para que revisemos el dossier y te encargarás de atrapar personalmente a la “Viuda Negra”.

Feb. 1, 2020, 3:58 p.m. 12 Report Embed 10
Read next chapter Capítulo 1:

Comment something

Post!
Lujan Fernandez Lujan Fernandez
Aqui yo "reportandome" ante esta nueva historia que ya hace latir corazones
February 03, 2020, 09:16

Lorena Villalba Lorena Villalba
Hola mi querida escritora aquí estoy siguiéndote al pie del cañón jajajajaja 😜😘😘😘😘
February 03, 2020, 03:06

Mónica Restrepo Mónica Restrepo
Muy interesante, no veo la hora de que actualices
February 02, 2020, 22:35

  • Angélica Plaza Angélica Plaza
    Gracias cariño vamos a ver si empezamos con un bloque de capítulos jajaaja February 02, 2020, 22:36
Veruska daniella Veruska daniella
Bueno, bueno, bueno... Aja mi corazón tiene mucho espacio para todos los hombres de tus novelas, toca ver si hay competencia aquí, por que los irlandeses me matan jaja jaja 😘
February 02, 2020, 03:04

lisbeth giovanetti lisbeth giovanetti
Hola me gusta se le ve buena pinta como siempre 👏👏👏👍👍⭐🤗
February 01, 2020, 23:55

Liliana Melchor Liliana Melchor
Simplemente espectacular 👏👏👏 ya muero por leer lo que se viene.
February 01, 2020, 17:30

~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!