agatinadiblasi Agatina Di

Todos sentían cierta curiosidad y temor hacia aquella isla que se observaba en el muelle, ningún civil tenía la autorización de estar cerca de esa isla, pues quien la custodiaba era el mismo gobierno. No paso mucho tiempo en que algunas empresas de revistas y periódicos mandaron a periodistas, nadie se esperaba que esas personas que fueron a la isla murieran. Solo uno de ellos sobrevivo, pero el gobierno aún lo tenía vigilado. El pobre joven periodista no soporto la ansiedad y las pesadillas sobre lo que observo en la isla, y tomo la decisión de suicidarse... El joven dejo una carta la cual se publicó para toda la isla, en ella decía que pronto todos moriríamos en las peores formas y en las manos de esas horribles criaturas... Ahora dime tú, ¿quieres participar en esta prueba?...


Post-apocalyptic Not for children under 13. © Derechos Reservados

#misterio #drama #accion #zombies #virus
1
3.5k VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Capítulo 01: El misterio de la isla Gamaper...

Donde vivo es en una isla llamada Ismel, por la cual está conformada por otras dos islas que se pueden ver en la lejanía cuando estás en la playa. Lo único que puedes distinguir en la lejanía son sombras de las dos islas, pero la que más me inquieta es la isla Gamaper.


Cuando me encuentro en el muelle abandonado de la playa puedo ver como desde otra punta de nuestra isla van barcos militares hacia allá. Hace dos años atrás un grupo de reporteros tomaron el valor de ir hacia esa isla, pero todos sabemos que no fueron nada más porque la curiosidad los mataba. Fueron porque varias empresas del periodismo le iban a pagar muy bien por lo que encontraran allá. La avaricia del ser humano es tan grande que solo se puede exterminar matándolo desde raíz, o eso es lo pienso yo.


El grupo de reporteros llegó a la isla Gamaper de noche sin contratiempos, antes de ir a la isla sobornaron a un soldado novato pidiendo un poco de ayuda para entrar. El soldado les indico que en cierta hora y en cierta parte de la isla estaría sin guardia. Ellos al llegar ocultaron la pequeña canoa con la que vinieron, uno de ellos describió que la arena de la playa era mucho más blanca que la de Ismel. La atmósfera era lúgubre, siniestra y muy silenciosa. Cada uno de los reporteros sentía la enorme tensión y el miedo por no saber lo que pasaría o que encontraría en el lugar.


Muchos de los ciudadanos al igual que yo, pensábamos que la isla era una base militar, como una academia o cualquier cosa parecida. Pero todo era una falsa, todas esas cosas militares estaban en otra punta de la isla Ismel protegido, ¿entonces qué era lo que estaba en la isla Gamaper.? Aquella pregunta sin respuesta se resolvió con el viaje de los reporteros. Su objetivo era averiguar lo que estaba allí y regresar en 5 horas, el plan era muy sencillo.


Tenían un mapa del lugar, estaban siguiendo un camino lleno de monte. Durante 30 minutos lo único que escuchaban eran los grillos, sus propias pisadas y a lo lejos carros avanzando, lo que significaba que estaban haciendo guardia. Y fue en ese momento que cuando alzaron la mirada vieron un edificio grande y largos por los lados, todas las luces estaban encendida algunos militares hacían guardia en la puerta principal y trasera. A unos cuantos metros de la entrada había un cartel con el nombre del edificio, y eso era lo que querían tirarle fotos. Ese pequeño trabajo era lo peligroso, no podían acercarse mucho porque lo verían y tampoco había un lugar para esconderse cerca de allí y tirar una foto.


En total eran seis reporteros, dos de ellos eran compañeros de trabajo y no conocían a los otros. Esa pareja se destacaba en la isla Ismel por hacer un gran trabajo sin ver las consecuencias o dar su propia vida, se podía decir que ellos dos en verdad amaban su trabajo sin tener que pagarles algo, los cuatros reporteros se acobardaron en seguir y solo tiraron fotos de los alrededores, y le dijeron a la pareja que los esperarían en el encuentro de salida.


La pareja espero por un momento para ver si tenían una oportunidad, pero en ningún momento hubo un cambio de guardia. No tardó mucho tiempo en que divisaron a una persona de bata blanca salir por la puerta trasera y tirar una bolsa negra a la basura, ellos querían tirarle fotos a lo que estaban tirando. Entonces planearon un plan, uno de ellos iba hacer una distracción y así poder tirar la foto de lo que se encontraba en la basura. El más joven pidió ser la distracción, pero su compañero le dijo que él tenía una vida por delante, y ahí fue en donde se comenzó la tragedia.


Steve, quien era el más joven estaba escondido y esperando pacientemente a que su compañero Max le diera la señal. Sus corazones latian con brusquedad, era lo que más sentían en sus cuerpos, una constante vibración que solo se podía detener si dejaban todo. Pero no querían hacerlo. Max ya estaba en posición, miró por última vez a su compañero y le susurro un inaudible "Todo está bien". El joven corrió gritando como su estuviera loco, hacia otra dirección para que los guardias lo vieran, y así fue.


Los guardias corrían con rapidez para detener al sospechoso que estaba en la isla, y cuando Steve los perdió de vista corrió con rapidez hacia el basurero. Cuando estuvo cerca agarro con cuidado la bolsa, la puso en el suelo, desató las cuerdas que la mantenían cerradas y puso lo que se encontraba en el suelo. La luz de la noche se ocultaba con las nubes que venían con rapidez, como diciéndole que ella no tenía que ver aquella cosa tan perturbadora. Y las nubes tenían razón, porque aquel joven de 24 años llamado Steve, nunca olvidaría lo que encontró en aquella bolsa negra.


En la bolsa se encontraba un animal deforme, sin pelo. Solo piel rosada y con cortaduras en la parte del abdomen, el cual aún seguía abierto. La sangre que brotaba no era normal, era más oscura y más espesa, sus ojos estaban vacíos de un blanco y llenos de lagañas verdes. Su boca se encontraba abierta mostrando dientes increíblemente afilados igual que sus uñas, el hocico del animal parecía roto. Steve agarro la cámara con su corazón acelerándose, su respiración entrecortada y todo su cuerpo temblando, con mucho valor tiró varias fotos y... se quedó ahí. Sin saber qué hacer, su mente le gritaba que corriera con todas sus fuerzas y que se olvidara de su compañero.


Pero sus piernas no respondían por el miedo que sentía, se sentía como en un trance, en donde solo podía pensar, pero no hacer nada. Un disparo sonó en la parte delantera del edificio, y el miedo creció más al pensar que su compañero ya se encontraba muerto y que era el turno de él. Su mente solo le decía que sobreviviera todo el tiempo que podía, y sin saber cómo lo hizo, corrió lo que más pudo. Se encontraba ya un poco alejado de las instalaciones, pero aun corría por su vida. Sus piernas le ardían, le dolía, pero él solo quería llegar al punto de salida.


Y cuando estaba cerca del lugar, otra desgracia le apareció. Steve al ver los cuerpos de los demás reporteros tirados en la arena blanca, sus piernas pararon en seco cayendo de rodillas. No podía creer lo que estaba viendo, y tampoco sabía la respuesta de cómo descubrieron a los demás. Sus lágrimas comenzaron a salir con rapidez, sentía que él también iba a morir como ellos. Se levantó aun teniendo lágrimas en los ojos y tiró fotos de los cadáveres que se encontraban en el suelo, también divisó la canoa cerca de la orilla. En tres horas llegó al muelle en donde los espera un equipo de su empresa.


Al día siguiente se publicó todo lo que el joven Steve vio y con pruebas contundentes, al principio la identidad del reportero quien había sido el único sobreviviente se mantuvo anónima, pero, el gobierno ya sabía quién era el joven Steve y lo mantenían vigilado. El joven no aguanto la ansiedad que sentía día a día, y tomó una decisión. Se suicidó, dejando una carta que mandó a su trabajo para que fuera publicada.


"Ya no aguanto.

Ya no puedo soportar las constantes miradas en mí, cuando salgo a la calle.

Cada noche que intento dormir, no logro conciliar el sueño por las constantes pesadillas.

No puedo dormir recordando los cadáveres de esos reporteros, y mucho menos aquella monstruosidad que vi.


Para ustedes es sencillo, solo leyeron y vieron aquellas fotos. Pero no vivieron el miedo constante de lo que pasaría en el lugar, no sintieron ese sentimiento en el cual ya sabes que, aunque estés en un lugar seguro, estás muerto.


No vivieron lo que yo viví. En esa maldita isla están haciendo cosas horribles y ustedes pedazos de mierdas solo querían ver lo que estaba allí, ¿ahora qué? ¿Volverán otra vez a seguir sus vidas cotidianas como si nada hubiera pasado?


Ahora que ustedes saben el secreto de la isla... pronto morirán, téngalo seguro."


Las personas al ver la nota de suicidio de Steve en los periódicos de la isla, querían respuestas del gobierno. Ese mismo día se hizo una marcha y fueron a la casa presidencial, ese día hubo muchos heridos. Los militares estaban hiriendo a las personas inocentes, solo estaban haciendo una marcha pacífica, en donde solo queríamos respuesta de la isla Gamaper. Tres días después, hubo una noticia para toda la isla Ismel. En todos los canales se encontraba el presidente hablando de todo lo sucedido en la isla Gamaper.


–Buenos días, a todos los ciudadanos de la isla Ismel. Os quería comunicar todo lo referente a lo que pasado en la isla Gamaper. El 16 de marzo, a las 11:16 pm un grupo de reporteros llegó a la isla Gamaper sin permisos y sin autorización de algún personal a cargo. A las 11:46 pm llegaron a un área restringida de la isla, en donde se encuentra un laboratorio para curar las enfermedades de los animales de todo tipo. Ese edificio está resguardado por personal militar ya que tenemos miedo que de la población se contagie de alguna enfermedad. A las 12:26 am una persona corre por las instalaciones, varios militares corren hacia el para alejarlo de las instalaciones. Y a las 12:31 am se escuchó un disparo, en el cual la persona falleció por presentar signos de agresión a los guardias. A las 1:10 am, varios guardias informan al departamento de seguridad que encontraron personas sospechosas que portaban cámaras en el área sur de la isla Gamaper, los guardias les pidieron que levantaran las manos ya que se encontraban en un lugar sin permiso. Los reposteros desobedecieron una orden e intentaron huir lanzándoles a los guardias las cámaras que traían, hiriendo en ese acto a un guardia. A las 1:15 am los guardias que estaban en el área sur tomaron eso como acto enemigo. – Mientras que el presidente hablaba, en una esquina mostraban fotos de lo sucedido. El presidente soltó un suspiro y tomo un poco de agua que un guardia le extendió.


– Y sobre el suicidio del joven, Steve Rudd. No tenemos nada que ver en ese caso, muchas gracias. – Y así fue como terminó el comunicado del presidente.

Eso había pasado dos años atrás, y Steve Rudd tenía razón. Todos volvieron con su vida cotidiana sin darle importancia o aparentar que no existía la isla Gamaper. Pero yo no me sentía satisfecha con aquella información, sentía un presentimiento en mi pecho que me decía que algo iba a salir mal y todos pagaríamos las consecuencias. Y era por eso que había guardado cada nota, fotos, libros y periódicos de la isla Gamaper. Toda aquella habitación que me escondía estaba pegada de fotos, notas y periódicos. Los libros que robaba de la biblioteca los tenía en un estante ordenados por la información que daban, tenía un escritorio grande de madera oscura en donde se encontraba una laptop, cuadernos y marcadores.


Ese era mi pequeño vicio, porque estaba completamente segura que algo ocurriría pronto. Mis padres murieron en alta mar, fueron a visitar la isla Luna. Esa era la otra isla, pero nadie la tomaba en serio por solo tener un poco de fauna y demasiadas rocas. Ese día en que murieron habían avisado de una tormenta muy fuerte, ellos estaban por regresar, pero chocaron con una roca que no pudieron ver. Sus cuerpos se encontraron cuatros días después de la tormenta. Me había quedado completamente sola, a veces familiares lejanos llaman, pero no se hacían cargo de mí. Entonces me tocó trabajar en un minimarket y es hacia donde me dirigía.


๕๖

Me encontraba ordenando algunos productos en la tienda, de fondo se podía escuchar la canción que se reproducía, Cage The Elephant – Punchin Bag. Me movía al compás de la canción, Lo bueno de este trabajo era que tenía que utilizar uniforme, solo un pequeño cartel con mi nombre. Cuando terminé de ordenar los productos me senté en la caja registradora esperando que algún cliente viniera.


Eran las 6:30 pm y me encontraba agotada y aburrida, se suponía que a esta hora tenía que venir mi reemplazo, pero no llegaba. Y tampoco ninguno cliente se asomó por las calles, y eso me inquietaba. Mi dedo comienza golpear la mesa de madera con la uña nerviosamente, me levanto y comienzo avanzar hacia la puerta de entrada. Cuando el viento frió de la noche me golpea, un escalofrío me recordé por todo mi cuerpo. Y es que nadie se encontraba en la isla, las demás tiendas estaban apagadas, solo los semáforos y póster de luz alumbraban el camino.


Algunos autos estaban estacionados, pero nadie estaba en el lugar, una sensación de miedo me recorrió la espina dorsal. Comencé a contener mi respiración, los latidos de mi corazón se hacían más fuerte. Y entonces lo vi, ahí estaba, una persona, pero estaba desmayada en la otra calle. Intente correr hacia esa persona, pero me sentía mareada, sin fuerza.


Y entonces caí al frío pavimento con fuerza. Mi vista estaba borrosa y aun mantenía la mirada en aquella persona desmayada no muy lejos de mi, y cuando ya sentía mis palpados caer pude divisar una persona vestida de negro caminando hacia mi... entonces mis párpados cedieron a cerrarse, dejándome con el miedo hacia esa persona de negro.

Jan. 19, 2020, 8:39 p.m. 0 Report Embed Follow story
0
To be continued...

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~