nancy-cruz1553831740 Nancy Cruz

Kilian y su hermana sufrieron la perdida de su padre cuando eran muy jóvenes, sin embargo eso no les impidió seguir adelante, su madre, una madre ejemplar que les enseño el valor de esforzarse para alcanzar sus objetivos. En especial Kilia aplicara las enseñanzas que se padre y su madre le enseñaron.


Romance All public.

#navidadinteractiva #interactive
3 CHAPTERS Interactive story
1
903 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Nuevamente navidad

23 de diciembre hoy recuerdo los ayeres de mi infancia, el clima era tan frío como hoy, a pesar de eso no me molestaba, todo lo contrario, en una zona tan cálida, de vez en cuando el frío sienta bien, aunque me hace recordar a mi padre Damir, cuanto lo extraño, ya no se hacen labores de benevolencia en mi colonia, yo creo que todos los vecinos lo extrañan tan bien.

–¡Kilian!, deja de soñar y ayúdame a adornar la casa.

Ella es Miranda, la niña que un día quedo al cuidado de mi madre, ver su rostro tan angelical, disipa esa nostalgia de tristeza, y trae un cálido abrigo a mi corazón, creo que tendré que ayudarla después de todo, o estaré en problemas si no lo hago.

– ¡Miranda! Porque me molestas a mí con eso, dile a Armida, que no vez que estoy disfrutando la vista.

–Kilian, Madre volverá hoy y no hemos arreglado la casa, Mirian está preparando un estofado para ella, no seas flojo y ayúdame, además, no tienes nada que hacer, solo estas ahí parado.

–Bueno, bueno, esta bien, si no hay mas remedio.

Han pasado 12 años desde que Miranda y yo nos conocimos, desde ese día prometí que la protegería, ella y mi hermana son inseparables, unieron fuerzas para molestarme, si no las conociera diría que son verdaderas hermanas. Extraño a mi madre, lamentablemente desde hace un año ella tuvo que viajar, se fue a su pueblo a cuidar a mi tía que estaba delicada de salud; yo por ser el mayor quede a cargo de la casa, aunque no lo aparente, estoy muy feliz porque mi madre viene a visitarnos.

–Ya vez Kilian, si todos ayudamos alcanzaremos nuestros objetivos.

–Si, si, róbate las palabras de mi madre, además, quedo perfecto porque prácticamente yo lo hice.

–¡Mrrr! ¿Como que tú, y yo que hice?

–Bueno, bueno, pues tu... ¡Mira!, ¿Qué es eso?

– ¡Kilian! Siempre me haces esto, me dejas hablando sola, ¿a dónde vas?, ¡No hemos terminado, todavía falta arreglar adentro!.

–¡Ya se! Te lo encargo, supervisare la comida.

Una época tan feliz como esta, no puedo dejar pasar la oportunidad de molestarla, ja,ja,ja.

Armida se ha esforzado mucho, se puede sentir el aroma del estofado desde que entras a la casa, realmente se parece mucho a mi madre, no solo en lo físico, también en lo ágil para la cocina, o mas bien a mi padre.

¡Uf! Estoy cansado, Miranda no me dejo descansar ni un rato, ya son las 3:00 y tengo que ir por mi madre; el tiempo se ve muy bien, es un buen día, es perfecto, excepto por el tráfico, como siempre las personas deja sus compras para el último día, menos yo por supuesto, he seguido el consejo de mi padre y preparado todo con anticipación, llegare puntual a la estación.

¡PUM! Un ruido tan ensordecedor atravesó mi corazón, detuve el auto inmediatamente, no podía creer la imprudencia de una mujer que se atravesó en el camino, ¡no puede ser ahora llegaré tarde!, y estas personas no se apartan y todavía tienen que esperar a su aseguradora, de aquí a que lleguen se me hará muy tarde; no hay remedio tendré que bajarme para ver si logro hacer que se aparten.

–¡Señorita! Podría mover tantito su auto, necesito llegar a la estación de autobuses, tengo algo de prisa, no podrían, moverse para darnos paso, algunos tenemos prisa.

–¡Ni se atreva a mover su auto!, a menos que me pague los daños de mi auto, de lo contrario esperemos a su aseguradora. —Fueron las palabras del conductor del vehículo que había chocado a la señorita, estaba tan rojo del coraje, hasta yo me asusté de verlo.

¿Qué debería de hacer?, por lo pronto mandare un mensaje a mi madre para que me esperé, en lo que se arregla este asunto. ¡Madre, espérame!

Después de tanta espera, al fin logre llegar, ya es demasiado tarde, seguro que mi madre lleva mucho esperando, miró por todos lados mas no la encuentro, me dijo que estaría en la entrada, veo salir a muchas personas pero ninguna de ellas es la que busco, me preguntó que habrá pasado, incluso una persona se me acerco a prestarme el teléfono para hacer una llamada, pero ninguna noticia de ella, le mande un mensaje pero no hubo respuesta.

Me compré un pan en lo que esperaba y mientras lo comía, ”ting, ting, ting” sonó mi teléfono, por fin llego un mensaje, mi corazón salto y ya sin masticar, prácticamente me trague el pan, sin embargo, no era ella, era el mensaje del número de la persona a quien contacto la señorita que presto mi teléfono, pero ella ya se había ido, por lo que no le di importancia.

Un rato después, al fin llego el mensaje esperando, “llegue”; esas palabras fueron tan emotivas en ese momento, al voltear nuevamente para ver si salía, vi a una mujer mayor, se veía en su semblante un cansancio y un desconsuelo, llevaba un abrigo café, me recuerda al abrigó que tenia mi madre cuando era apenas un niño, fue el abrigo que cubrió a la abuela de Miranda sus ojos cansados se toparon con mis ojos y su sonrisa cambió completamente su semblante, corrí hacia ella. Era mi madre, la extrañe, aunque solo haya sido un año, pero yo la amaba tanto, quería saber si estaba bien, si comía bien, las preguntas ya no dejaban de surgir, y no hubo oportunidad de responder, ella solo se reía, era tan feliz, quizá de ver a su hijo guapísimo, e inteligente, ja, ja, ja.

–¡Ajam!, ¡Ajam! Ya llegó, por quien lloraban.

Las dos, como niñas pequeñas saltaron a abrazarla, un momento tan conmovedor, que no dejaban a mamá descansar del viaje, ella nos contó que mi tía, se había recuperado, aunque estaba algo débil, ya podía trabajar sin excederse, sus hijos habían llegado a cuidarla, puesto que son vacaciones, podían estar con ella, me alegra que mi tía este bien, la familia de mi tía es realmente generosas, su familia nos apoyo en su momento, ahora también nosotros debemos apoyarlos.

Este día fue la cena mas armoniosa, después de un año.

–Mama, Kilian, mañana les presentaré a alguien muy importante para mi, invite a una persona para cenar con nosotros, espero no sea inapropiado. –Dijo Miranda.

–¿Y se puede saber quien es esa persona?. Le respondí.

–No Kilian, no se puede es un secreto.

Miranda cuando se decidía sobre algo, no había poder humano para hacerla cambiar de opinión, solo me frustraba saber quien pudiera ser tan importante para ella, y yo no estaba enterado. ¿Quizá una amiga?, ¿O tal vez un amigo?; No, no, es imposible, conozco a todas sus amigas quien sea, mañana sabremos.

24 de diciembre, mi hermana y mi mamá salieron muy temprano para comprar las cosas que se necesitarían para la cena, y miranda, ¿Dónde habría ido?. Una joven hablaba en la entrada de mi casa, se me hace conocida, ¿Dónde la he visto?; Podría ser; ¡Ahh!, Es la Joven imprudente, ¿como?, ¿Que hace aquí?.

–¿Que desea señorita?,

–¿Vivé aquí Miranda?, soy una amiga le dije que vendría a visitarla, ¿Esta?.

Ya veo… Así que ella es la persona que nos acompañara el día de hoy, por su culpa casi llego tarde a buscar a mi mamá, si no fuera que se retrasó el autobús.

–¿Hola?... ¿Me escucha?. –dijo la joven.

–¿Cómo? – contesté un poco aturdido.

–¿Miranda, esta en casa? Vine a verla.

–A no, pero si gusta puede pasar y esperar por ella, o también si me dice su nombre le diré que vino a verla.

–A si, Claro, mi nombre es Ana y si, prefiero esperarla.

–Muy bien, pasa, puedes sentarte en el sofá, le hablare para avisarle que esta aquí, por cierto mucho gusto, ¿y se resolvió su problema?.

–¿Perdón? –con una mirada de extrañes respondió Ana.

–Tuvo un accidente, recuerdo que era usted, yo le pedí que se moviera para poder pasar.

–¡Ahhh!, si, ya me acuerdo, discúlpeme, apenas estoy aprendiendo a manejar, no fue mi intención. – Su cara toda apenada, me hizo olvidar el pésimo momento, se veía tan tierna con esa mirada.

Por dos horas, nos la pasamos hablando, y Miranda Jamás contesto, donde estará esa mujer cuando se le necesitas. Bueno, al menos conocí a la bella Ana, es muy agradable después de todo, al menos se que Miranda tiene buenas amistades. ¡Pero, dónde se fue todo el mundo!, Porque me han abandonado, ni siquiera mi amigo me contesta. ¿Qué les pasa?, ¿Acaso no saben que día es hoy?.

¡Oh!, Ahí vienen.

–¿Madre porque se fueron sin mi?, mira como vienes cargada de cosas.

–No pensamos tardar tanto, aproveché a comprar unos obsequios para tu tía y tus primos cuando lleguen.

–¿Vendrán? –respondí asombrado.

–Si, hoy recibí una llamada de tu tía, dijo que vendrían a pasar la noche con nosotros.

–¡Vaya! Que sorpresa, sin duda será la mejor cena del año. ¡Ahh! Por cierto ¿No saben dónde está Miranda?; La vino a ver su amiga, la espero por mucho tiempo pero no ha regresado.

–Miranda dijo que iría a ver a su amigo, el vendrá hoy. Respondió Armida.

–¿Amigo?, ¿Su amigo vendrá?

–Si, creó que lo conoces, es de tu clase, creo que se llama ¡Mmmm¡, bueno no recuerdo pero es de tu clase, bueno, deja de hablar y ayúdame a meter todo esto, hay que preparar todo, ya es muy tarde.

Me preguntó quién podría ser el amigo de Miranda, no recuerdo haberle presentando a alguien. Después de una hora Miranda apareció, yo no quise preguntarle nada, si ella no me dijo nada, ¿Por qué me lo diría ahora?, Terminamos los preparativos y el pavo lo dejamos en el horno mientras conversábamos, el día parecía pasar muy rápido, ya ni tiempo de descansar nos dio, una de las desventajas de este día, pero ver a mi familia feliz, realmente vale el esfuerzo.

2:00 de la tarde, ya es hora de ir por mi tía, ella debe estar llegando con mis primos, sin duda esta vez llegare a tiempo. Iba en el camino, cuando vi a la señorita Ana caminando, me detuve para saludarla, y al ver que no me hacia caso, le grité, inmediatamente dio un pequeño salto de espanto, me simpatizo mucho, creo que seria una gran amiga, ella se dirigía a mi casa por lo que decidí proponerle ir por mi tía y posteriormente llegar todos juntos a casa, una ventaja para mi, aprovecharía para conocerla mejor.



To continue, make a decision among the following options:

Dec. 15, 2019, 6:16 a.m. 0 Report Embed Follow story
1

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!