El Sonar de lo desconocido Follow story

neku-sakuraba1567826156 KentaXSøul#7609

La historia se entorna en Otaru Inuzuka, un chico de 23 años que vive en un mundo sumido en la noche eterna debido a que el sol se aleja de su sistema rumbo a años luz, tras esa catástrofe. Una prestigiosa empresa conocida por sus proyectos se puso en marcha para fabricar una capa protectora que sea capaz de simular la energía de la estrella y la tierra pueda seguir en orbitando en la galaxia.


Post-apocalyptic Not for children under 13. © KentaXSøul#7609
2
2.7k VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Introducción: Infortunio

- Cuentan que hace milenios, una nave extraterrestre impactó contra Ordelia. Una de las islas que posee la Tierra, la persona que pilotaba la nave salió bruscamente tras estrellarse con daños en la pierna. Al ver por fin tierra firme con la que poder sostenerse decidió bajar e inspeccionar un poco el lugar donde se encontraban.

— Este planeta.. Por las apariencias se ve que es subdesarrollado, la tecnología que nosotros poseemos es superior. Solo hay árboles, agua y plantas.. Tal y como predije antes de partir. — Observaba con detenimiento el lugar mientras con dificultad, se sentaba en la roca mas cercana que había.
— Lo último que recuerdo es que en la nave introduje las coordenadas de esta zona, si no me equivoco la posición en la que estamos ahora mismo es la 10°16’06.2“S 64°36’22.7“W. Nos encontrábamos en una situación de emergencia, o era ser enviados aquí y tener alguna posibilidad de sobrevivir o ser pulverizados. — Dijo cerrando los ojos y sumiendo la cabeza.
-De repente, entre unos matorrales. Apareció un orangután, y velozmente pasó justo al lado de la roca en la cual estaba sentado la persona. Acto seguido, se metió dentro de la maquinaria de la nave.

—¿¡Pero.. que!?, ¡Eh, oye! ¡Sal de ahí inmediatamente!. — Exclama mientras
se levantaba intentando poner los dos pies en el suelo e ir a por el animal.

- La persona fue detrás de este, el orangután lo guió hasta la sala de operaciones. No estaba en condiciones para poder estar operativa. Estaba derruida y con varias rupturas por las paredes, el animal se colocó justo encima de un botón amarillo y acercó el dedo, como si quisiera indicar que hay algo.
— Ese botón es para poder abrir las puertas al refugio del interior de la
nave ¡quieto ahí, ni se te ocurra romperlo!. — Decía mientras lo apuntaba con
un arma.
- El orangután pulsó el interruptor, tras hacerlo, se abrió el telón a un escenario de lo mas bizarro. Lo primero que pudo observar es como el cadáver de su compañera se veía tendido en el suelo, con sangre por encima de la frente y boca. Asustado, guardó el revólver rápidamente y se acercó. Tras ello, la abrazó con fuerza.

¡Por favor, despierta! ¡no puedes dejarme aquí! — dijo exclamando
mientras zarandeaba su ensangrentado cuerpo.
—No.. no puede estar pasando esto. ¡No quiero que me dejes!, ¡abre los ojos! quisiera volver a verlos de nuevo.. prometimos hacer lo que teníamos pensado juntos. — dijo reduciendo la voz a un tono lleno de tristeza.
- Poco a poco, aterrorizado fue mirando lo que había justo enfrente suya. Un cúmulo de personas tendidas en el suelo.
Todos ellos.. han fallecido ¿Por mi culpa? ¿Soy el culpable por haber pilotado esta nave? — decía mirando con un rostro sumido en la total frustración y apunto de derramar lágrimas. ¡Soy un maldito monstruo! — Decía a gritos como si su garganta estuviera desgarrándose mientras su cabeza apuntaba hacia el cielo , haciendo que esas gotas melancólicas recorran todo su rostro.

- El animal giraba la cabeza hacia un lado, consciente de lo que estaba pasando a su alrededor. Intentó quitar las manchas de sangre de su compañera. Sin embargo, Este apartó sus manos y le dijo lo siguiente:

¡No la toques maldito espécimen asqueroso!, ¡lárgate de aquí!. — seguía gritando, disparando al suelo para que el orangután se fuera ahuyentado.
— No te preocupes.. todo va a estar bien, te lo prometo.. De verdad.
— Veo que desde aquí todavía se sigue viendo la estrella que me gustaba mirar en mi planeta.. Eso es, ¿solo tengo que alcanzar esa luz? Aunque, quien sabe. A lo mejor ese brillo no perdure mucho si se mezcla con mi mera presencia.


- A lo largo de la vida las personas pueden estar en circunstancias difíciles, esas circunstancias definen lo que seremos en algún futuro. Mientras que los buenos momentos sirven para poder aferrarse a lo que una vez has valorado. Malas decisiones, decisiones correctas.. Todo se conecta entre sí y da lugar a un acto. Todo acto tiene su consecuencia y esa consecuencia tiene una reacción.


Dec. 6, 2019, 7:31 p.m. 0 Report Embed 0
To be continued...

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~