Pericia: El agente sin voz Follow story

bmr Baltasar Montenegro

Las guerras entre los grupos fronterizos del planeta Maknos ha tomado un nuevo rumbo, implementando una nueva estrategia: contratar ladrones a sueldo, encargados de apropiarse de planes y pertenencias enemigas. En un mal día Pericia, ratero conocido en su pueblo, es capturado por uno de los generales. A cambio de perdonarle la vida, lo contrata para servir al ejército hasta que la guerra del Sector Doce termine. *Una trama inspirada en shooters mundo abierto, completar misiones y títulos pertenecientes al género, recobrando elementos de fantasía, roguelike y pos apocalípticos. *Algunas decisiones pueden resultar en el final de tu personaje ¡Elige bien!


Fantasy Epic Not for children under 13.

#guerra #fantasía #armas #interactive #mundos #robos #futurista #ejércitos #tecnología #shooters
7 / 15 CHAPTERS Interactive story
3
82 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

El errante

Entre las desmoronadas cabañas de madera, un grupo de ladrones errantes planean el siguiente asalto. Esto los llevará a salir de la ciudad en donde quedaron varados.


Lixter y Fertur todavía tienen una familia a la que volver, Pericia no puede decir lo mismo. A él lo criaron las mismas personas que luego lo abandonaron, apenas emite palabra, solo se calla y trata de buscar valor entre las pertenencias que se lleva de bolsillos ajenos.


—Andando.


Lixter, con un pañuelo a medio coser en la cabeza y pantalones holgados, corre las maderas. Su velocidad le permite crear pequeños choques de luz que pueden cegar. Carga con una varita de hielo, de apenas una carga.


Señala a dos mujeres.


Una de ellas barre la parte delantera de su casa con una rara escoba color rojo. Es la más joven. La otra, tiende su ropa frente a la todavía intacta casa. Es la más vieja y carga con varios anillos en sus dedos.


La más joven es hija de un ex general del Sector Once, en ocasiones se lo ha visto venir al pueblo. Esa mañana sin embargo, las bocinas sonaron por todo el pueblo, significaba que los soldados debían de moverse. La casa parece vacía, no había luz en su interior. Se rumorea que dentro prepara todo tipo de brebajes que podrían revender a un buen precio. Su ropa indica que tiene poco uso, a lo mejor, no es lo único que compró en esos días.


La delgada anciana, tiene una casa más grande, casi sin destruir. Es conocida como una de las más ricas, no porque le sobre, sino porque su casa no fue alcanzada por explosiones. Es uno de los mayores lujos en la región. Y todavía puede tener dentro algunos electrodomésticos, a lo mejor un microondas, cuyos componentes sirven para crear armas, pócimas o armaduras. No obstante, podría haber más de una persona en el interior de la vivienda. Su tamaño es superior y de ventanas bloqueadas, ahí la dificultad. Aunque tratándose de una viuda de guerra...


Fertur se despereza. Todavía tiene una carga en su táser, no quisiera usarlo la verdad, menos con alguna de ellas. Si algo sale mal, una descarga podrá paralizar a quien se ponga enfrente. Tiene un chaleco antibalas eléctrico desvencijado, camuflado bajo su campera de todos los días, capaz de soportar algún que otro impacto.


Él por su parte, contaba con una Llave Maestra de cobre que abría ciertos tipos de cerraduras. Además de la ballesta remendada con cinta y madera vieja que se encontró la noche anterior. Solo le quedaban dos flechas.


Todo lo encontraron en el basurero, a las afueras de la ciudad. Aunque comparando ambos espacios, no se diferencian mucho entre ellos. Siguen manteniéndose como lo vienen haciendo desde que el general Fruster desató el conflicto bélico contra Gralicio en el Sector Diecinueve.


Diecinueve...si mal no recordaba, su hermano tenía diecinueve cuando se alisto en el ejército del general Fruster. Quién no querría, la verdad. Su base de entrenamientos cuenta con varios lujos, además del importante puesto que adquieren los que lo completan.


Luego estuvieron sus padres. Recuerdos de su infancia vuelven a su callada mente. Un grupo de hombres armados entrando en la casa, las alarmas de seguridad, los vecinos corriendo, algunos resistiéndose, cayendo al suelo muertos.


—Dejémosle la decisión al Pericia ¿Qué opinas? ¿A cuál de las dos?








To continue, make a decision among the following options:

Nov. 7, 2019, 1:36 a.m. 1 Report Embed 1

Comment something

Post!
Juan Candelas Juan Candelas
Interesante, le daré una oportunidad a esta historia.
1 week ago
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 6 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!