10 núcleos en una masa de carne y hueso Follow story

jose-toloza1568683534 Jose Toloza

En un futuro postapocalíptico, la tierra quedó desbastada por una guerra nuclear, la humanidad se vio obligada a habitar en un pequeño espacio libre de radiación. Siglos después, se crearon armas de energía siendo menos destructivas en la guerra. Rein Hasenton, es un joven habilidoso que ha entrenado toda su vida, obligado por su maestro, es asignado como guardaespaldas de su hija, los dos son enviados a asistir a la mejor academia del continente.


Action All public.

#ciencia-ficción #acción #academia
4
934 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

Capítulo 1: Examen de ingreso, academia Reisen

Antes de partir a lo que sería un nuevo hogar, el maestro me detuvo, parece que quería hablar algo importante conmigo.

“Escucha, Rein, quiero que cumplas con una misión o un favor, llámalo como quieras, mi hija también ira contigo, ella ha estado en rehabilitación toda su vida y hasta hace unos meses ha vuelvo a caminar, tú serás su guardaespaldas y no dejaras que nada le pase, ¡prométemelo!, ella puede ser muy ruda porque ha estado encerrada casi toda su vida y su actitud hacia los demás no es muy buena, pero aun así quiero que la cuides”.

“Pero porque insistes en que vaya a ese lugar”, le dije con un tono de reproche.

“Es el lugar ideal para que ella socialice, ya que nunca lo ha hecho antes, además, eres la única persona que es capaz de hacer esto, si a ella le pasa algo, tú serás quien lo pague, ¡oíste!”.

“Entendido, no es para tanto”, después de responderle, él gritó.

“¡Emma! ¡Ven aquí, te presentare a alguien!”.

Como estábamos sobre la meseta de una montaña, al fondo había una pequeña cabaña y de allí salió la chica, ella vino hasta nosotros y el maestro la presentó.

“Ella es mi hija Emma Aron, Emma, él es Rein Hasenton y será tu nuevo guardaespaldas”.

“Mucho gusto”, le dije y extendí mi brazo para estrecharle la mano, pero ella estaba mirando en otra dirección y despreocupadamente la apretó diciendo “Sí, claro”, después de soltarnos, limpió la palma con su ropa, bastante engreída.

“Escuchen ustedes dos, la academia Reisen abrirá sus puertas en una semana, es la más grande del continente y está ubicada en nuestro imperio aliado Endobeus, cada año se presentan estudiantes con niveles extremadamente altos, quiero que ustedes presenten ese examen”.

El maestro estaba con los brazos cruzados esperando el reproche de alguno de nosotros y sacó un cigarro de su bolsillo, cuando lo encendió y comenzó a fumar, le dije.

“He escuchado de ese lugar, dicen que cada año se presentan miles de estudiantes y que sólo un diez por ciento logra ingresar”.

“Sí, ciertamente las posibilidades son bajas, pero aun así en el proceso pueden volverse fuertes e intentar el próximo año”.

“Son estupideces, no sé cuan fuerte sea el enclenque que tengo por ‘guardaespaldas’, pero para mí ingresar a esa academia es como quitarle un dulce a un niño”, respondió Emma a su padre para finalmente girarse e irse caminando por donde había llegado.

Después de una semana de viaje por tierra, llegamos al imperio Endobeus, el más grande y poderoso del continente.

Hace más de dos siglos ocurrió una guerra mundial en la que se usaron armas nucleares, la devastación de dicha guerra fue colosal, la mayoría de los países fueron aniquilados, una pequeña parte de Europa y Asia sobrevivieron a ese apocalipsis, las zonas de guerra se hicieron inhabitables por la radiación de las bombas y debido a eso las personas que alcanzaron a abandonar sus países se trasladaron a ese pequeño punto habitable.

La tecnología basada en energía eléctrica desapareció y la humanidad volvió a la edad media.

El tiempo fue avanzando y la radiación cediendo, el territorio habitable se hizo más grande y con él su población.

Repentinamente hace algunas décadas el hombre desarrollo tecnologías muy avanzadas, las bombas usadas en la guerra eran demasiado burdas así que ellos crearon armas basadas en energía donde el rango de daño era miles de veces menor.

Hoy en día es común pelear con armas de energía, energía de cualquier tipo, y el hecho de controlarla se ha vuelto un estudio en el uso de la guerra.

Con el sistema de países destrozado, se fueron creando pequeños pueblos y después ciudades, para finalmente formarse imperios, y a uno de ellos nos dirigíamos.

“Finalmente hemos llegado”, exclamó ella con disgusto.

Como había dicho el maestro, tuve que hacer de guardaespaldas de esa chica, por supuesto me oponía a la idea, pero él fue claro en eso, ella Emma Aron, era demasiado hostil conmigo debido al hecho de que tenía que estar con ella.

Había sido un viaje largo puesto que cruzamos varios imperios en el camino hasta llegar allí, la academia del Imperio Endobeus, Reisen, la más grande y prestigiosa del continente, abría sus puertas cada año a todo el mundo, eran miles de estudiantes que se presentaban y alrededor de doscientos cuarenta de ellos ingresaban.

Cuando llegamos a la academia, había demasiada gente, aunque el lugar era inmenso, no podía albergar a tantas personas, entonces, unos anuncios fueron puestos a los alrededores de la academia.

“Oye, como te llames, mira que dice el anuncio”, dijo ella, muy enojada con todo el ajetreo.

No me molestaba que ella me hablara con desprecio, ya sabía que tenía esa actitud con todo el mundo, entonces para que molestarse en recriminarle.

Cuando vi el anuncio, informaba que, habiendo tantas personas queriendo tomar los exámenes de admisión, se dividiría en varios días el plazo para hacer la prueba, teníamos que descargar una aplicación móvil y en ella inscribirnos para que nos dieran el día que nos presentaríamos.

Como dijo el anuncio, nos inscribimos y esperé dos días hasta que finalmente me llegó la notificación para presentar el examen, a Emma todavía no le llegaba, era un alivio al menos no tener que permanecer con ella durante el examen.

Una vez que llegué a un gran apartado de la academia había muchos aspirantes reunidos, nadie se conocía ya que el lugar estaba en silencio, después de unos veinte minutos de espera, una maestra se presentó y comenzó a explicarnos en qué consistiría la prueba.

“Soy la profesora Chiara Drosu, presten mucha atención porque no lo voy a volver a repetir, en esta academia, todos los años el examen de admisión ha cambiado constantemente debido a que muchos solicitantes se presentaban y trataban de hacer trampa o a veces lo presentaban tanto que terminaban pasando, el hecho es que el examen tiene que ser parcial para todos, sin nadie que tenga ventaja sobre el otro, este año la prueba se ha dividido en tres etapas, la primera será un examen escrito donde pondrá a prueba sus conocimientos sobre energía, campos y matemáticas, en la segunda etapa se evaluará su manejo y alojamiento de energía, en la tercera etapa que es la más importante de las tres, se evaluara sus habilidades para el combate ya sea utilizando energía o sin ella, pelearán uno contra uno contra un oponente elegido al azar. Ahora bien, si ustedes en todas las etapas sacan una calificación relativamente baja, habrá jueces que los verán en los combates y si tienen talento para pelear, entonces pueden pasar por orden del jurado, pero tengan cuidado, podrán pasar cinco personas con esta modalidad. Los combates ya han sido calculados y pelearan tres veces. En diez minutos empezará la prueba escrita. Entren a este salón y tomen su asiento que les fue asignado en la aplicación”.

Ella nos señaló el salón y todos entramos, en la aplicación me asignaron el asiento número setenta y cuatro, llegué hasta allí y tomé asiento.

Cuando el asesor llegó al aula nos dio las indicaciones.

“El examen escrito tiene cincuenta preguntas sobre el uso de energía, métodos de control, matemáticas, campos y efectos en los cuerpos. Cuando les entregue las hojas de examen, las pondrán al revés y no las verán hasta que todos hayan recibido el examen, por lo tanto, daré la orden para comenzar, tienen una hora para resolverlo, se les dará otra hoja para hacer cálculos si es necesario, no se dará tiempo extra. Cuando se acabe el tiempo, todos voltean la hoja nuevamente, su examen y solicitud se cancelan si copian a otra persona o si continúan haciendo el examen después de que se acabe el tiempo. Algunas preguntas son abiertas y otras de respuestas múltiples, en cualquier caso tienen que responder y justificarlo, ¿alguien tiene alguna pregunta?”.

Después de que terminó de hablar, un par de sujetos hablaron.

“¿Qué ocurre si alguien acaba antes de tiempo?”.

“¿Con qué tenemos que escribir en el examen?”.

“Si alguien acaba antes de tiempo, tiene que esperar en su puesto a que todos terminen, y cuando se les entregue el examen, en la bolsa verán un lápiz y otros instrumentos para que desarrollen el examen. ¿Alguna otra pregunta?”, exclamó el asesor.

“…”.

“Entonces comenzaremos a entregar las bolsas con los exámenes, por cierto, esa bolsa guárdenla en el bolsillo porque cuando terminen, tendrán que volver a meter el examen en ella”.

Uno a uno los exámenes comenzaron a ser repartidos por el asesor, habían otras dos personas que estaban al costado del aula vigilando que nadie volteara la hoja antes de tiempo, una vez que el asesor terminó de repartir, miró su reloj y dijo.

“Pueden voltear el examen, a partir de ahora tienen una hora para terminarlo ¡Empiecen ya!”.

Una vez terminó de hablar, comenzó a correr el tiempo en el cronometro de su reloj.

Abrí la bolsa, saqué los instrumentos, volteé el examen y comencé a leerlo, viendo las primeras preguntas me di cuenta que iba ser difícil, no era bueno manejando esos conceptos y algunos eran muy complejos de entender, algunas preguntas no respondí y otras simplemente los marque al azar, pero eso tampoco funcionaria porque el asesor dijo que tenía que justificar las respuestas.

No era bueno en manejar esos conceptos ya que nunca se me enseñó, mi entrenamiento fue más práctico que teórico, aunque si me enseñaron lo básico en conceptos, pocos de ellos salieron en el examen.

Después de la hora me di cuenta que sólo había respondido unas cuantas preguntas y además no sabía si estaban bien justificadas, si antes de venir supiera que habría examen escrito, hubiera estudiado al menos un poco, de todas formas había perdido ese examen, sólo dependía de las otras dos etapas.

“¡Termino el tiempo! Todos, volteen sus hojas, pasare por los puestos recogiendo las bolsas con sus exámenes”, dijo el asesor cuando escuchó su cronometro pitar.

Ese examen me daría pocos puntos para ingresar, confiaba en me fuera bien en las otras dos etapas porque eran dedicadas al tema físico.

Cuando el asesor recogió todas las bolsas con los exámenes exclamó.

“Salgan por esa puerta, afuera estará su próximo asesor para la segunda etapa del examen”.

Era una puerta diferente de la que habíamos entrado, estaba en la parte delantera del aula, la cual nos adentró más al interior de la academia.

El resto de las etapas se iba a hacer por todo el lugar.

Cuando crucé la puerta me sorprendió que el lugar era más grande incluso de lo que parecía por fuera, allí estaba una mujer que nos llamada alzando su brazo, era la profesora que nos dio la introducción, Chiara Drosu.

“¡Vengan aquí, reúnanse rápido! Les explicare la segunda etapa”.

Una vez que todos habíamos cruzado la puerta, nos hicimos alrededor de un gran campo completamente seco y árido que estaba al aire libre, en la parte donde estaba la asesora, había unas grandes máquinas que de altura tenían por lo menos un metro.

Al juzgar por su apariencia, parecían unas máquinas pesadas, unas mangueras salían de la parte trasera y estaban conectadas a algunas rocas que variaban de tamaño, miré las piedras y noté que eran de un material extraño, algunas eran color verde azulado y otras de color rojo naranja que eran las rocas más grandes. Sus tamaños iban desde unos treinta centímetros hasta un metro de diámetro, supuse de inmediato qué haríamos en esta prueba, tendríamos que mover esas rocas extrañas con nuestra energía, aunque aquí todos éramos novatos en manipularla, lo más obvio es que esa máquina nos ayudaría a canalizarla para un mayor enfoque.

“En esta segunda etapa ustedes van a concentrar su energía para intentar mover estas rocas, con eso calcularemos su capacidad de control, para eso están estas máquinas, sin embargo, si hay alguien que pueda mover estas rocas y no necesite de las máquinas, tendrá una mayor calificación, estas no son rocas normales, su material y consistencia nos ayudara a medir su paso de energía a través de ellas y dar una calificación mucha más acertada, no sólo será cuanto hayan podido mover las rocas, sino también medirá su fluidez, tenemos tres máquinas, así que pasaran de tres en tres, por favor, hagan un fila y comencemos.”

Una gran fila se formó atrás de las máquinas, yo estaba casi al final, por lo que tuve que esperar mucho tiempo.

Desde lejos pude ver que la mayoría usaba la máquina, pero algunos pocos movieron las piedras sin usarlas, no digo que haya sido mucho, pero ellos eran muy avanzados, seguro que eran de esos de los que están por encima del promedio.

Cuando finalmente llegó mi turno, me acerqué a la máquina y un módulo se desprendió de ella, la asesora de allí sacó un control que se abrió en dos, en ese control, tenía impreso el molde de una mano.

“¿Usaras la máquina para mover la roca?”.

Ella me preguntó sosteniendo el control en el aire.

“No creo que pueda hacerlo sin la maquina”, le dije.

“Esta máquina medirá el flujo de energía, cuando ponga el modulo en tu mano, concentra la mayor cantidad de energía en él y las piedras se moverán según la intensidad”.

Extendí mi mano y ella la colocó sobre el molde para posteriormente cerrarlo, la mano quedo atrapada como en un emparedado, por dentro se sentía muy caliente debido a que los otros solicitantes la habían usado demasiado, el modulo era muy pesado, tuve que agarrar mi mano derecha con la izquierda para aguantar el peso.

Cuando comencé a concentrar mi energía, observé las piedras y sólo una de ellas se movió levemente, era la más pequeña de todas.

“Concentra más la energía, tendrás que poner todo tu esfuerzo para al menos mover las de tamaño mediano”.

Intenté concentrar la energía lo más que pude, pero sólo conseguí mover la piedra más pequeña, después de un minuto de sostener el control, sentí demasiada fatiga, había drenado mucha energía y me sentía débil.

“Vamos a dejarlo hasta ahí, no quiero que te desmayes o mueras por intentar un ejercicio tan simple”, dijo con un tono de molestia.

Algunos solicitantes que estaban cerca se echaron a reír, parece que vieron una demostración demasiado ridícula.

“Es de las calificaciones más bajas que he visto, enserio, no sé por qué tipos tan débiles vienen que presentar estas pruebas, supongo que piensan que este lugar es como la academia de su pueblo, chico pierdes tu tiempo”.

Ella estaba en lo cierto, la cantidad de personas que se presentaron eran miles y las posibilidades de pasar son escasas, pero yo tenía otras opciones, las primeras etapas no eran mi fuerte, aunque ya tenía más de la mitad de la prueba perdida, sólo me quedaban los combates, después de reflexionar sobre lo que ella dijo, contesté.

“Tiene razón, pero el flujo de energía no lo es todo, sino más bien, cómo la uses en el campo de batalla, lo que al final cuenta”.

“Parece que lo dices como si tuvieras experiencia”.

Afirmó ella mirándome fijamente esperando a que yo confirmara sus palabras.

Ladeé la cabeza de lado a lado y dije, “Es entrenamiento general, si no lo supiera, no estaría aquí tratando de superar a la élite de la élite”.

Ella quitó su sonrisa y con una cara seria me respondió.

“Te estaré observando chico”.

Después de eso, ella nos informó a todos que tomaríamos un receso y en una hora vendrían los combates.

Claro que esa máquina había drenado mucha de nuestra energía, así que era lógico un descanso para reponer fuerzas, no estaba muy seguro de cómo pelearían los otros luchadores, pero me tenía que preparar para cualquier escenario posible, se rumoreaba que algunos perdían la vida y otros terminaban lisiados de por vida.

Una hora había pasado hasta que nos llamaron, fuimos a una parte de la academia que por su aspecto, era un gran escenario con una gran plataforma en el centro, el gimnasio principal de la academia, era inmenso y rodeándolo estaban las gradas, aunque no éramos muchos, al sentamos ocupábamos un pequeño espacio allí, el asesor subió a la plataforma y comenzó a explicar la tercera etapa.

“A continuación, se llevara a cabo la tercera etapa, calculando su número, pelearan tres veces con diferentes oponentes elegidos al azar, pueden usar cualquier tipo de herramienta para pelear desde espadas, cuchillos, nudillos, látigos y por supuesto que también con energía, exceptuando las armas de fuego que están obsoletas. Dichas armas se las proporcionaremos antes de iniciar el combate, y sólo tienen permitido usar estas, algunas de estas armas son avanzadas, les daré una demostración de una de ellas”.

Dos personas subieron una enorme caja, entendí que allí estaban alojadas las armas con las que pelearíamos, una vez subida la caja, el asesor la abrió y sacó el mango de una espada, entonces nos explicó.

“Esta arma no es como las demás, cuando canalicen su energía en la mano con la que sostengan el mango, el resto del arma aparecerá, dependiendo de la energía y naturaleza que su dueño posea, puede tomar diferente forma, color y filo. Tenemos más que espadas, sin embargo, todo funcionan igual, la desventaja es que aquellos que no dominen bien su energía o son muy novatos para hacerlo, no podrán usar estas armas, pueden usar las armas de acero corrientes, pero pueden romperse por otra que use energía muy fácilmente”.

El asesor tomó el mango de una espada y después de que concentró su energía, la espada tomó forma, brillaba, tenía la forma perfecta de una espada con un color parecido al del acero.

“De todas formas, deben saber que usar esta arma tiene otras desventajas, si no miden bien su energía, pueden desmallarse en medio de la pelea, la espada utiliza toda la energía de su portador para manifestarse, si esta es la primera vez que usan este tipo de arma, correrán ese riesgo, si su oponente concentra más energía en su arma, la que tenga menos energía se romperá, cuando esto ocurre de golpe, si su usuario no está acostumbrado, puede quedar inconsciente en el acto, por eso deben tener cuidado y no arriesgarse demasiado… Bueno, aunque depende de cada persona, todos son casos diferentes”.

El asesor desactivó el mango y lo volvió a poner en la caja, hizo lo mismo con las demás armas y después nos platicó sobre las reglas.

“Como ustedes son aspirantes, no saben cómo se lleva a cabo los combates dentro de la academia”, uno de sus ayudantes sacó un collar que tenía forma de corazón y color grisáceo, lo colocó alrededor de su cuello, como estaba un poco lejos de la plataforma, no distinguí bien su tamaño, pero diría que no era muy grande, apenas estorbaba en su cuello.

“Antes de cada combate, cada uno debe ponerse este collar”, dijo señalando al ayudante.

“Una vez que se pongan el collar, este tomará toda su energía y la distribuirá por todo su cuerpo, con esto monitoreará su estado físico y nos aseguraremos de que no padezcan de alguna incapacidad cardiaca. Durante el combate, la única regla será no matar a su oponente, si lo hacen quedan descalificados y si fuesen estudiantes serían expulsados, para ganar pueden ya sea, tirarlo fuera de la plataforma, hacer que se rinda o romper su collar, si el collar se rompe, toda la energía de su cuerpo de disipará y quedaran inconscientes, es una parte muy vital, es casi como su segundo corazón, por eso se les entrena para protegerlo.”

El collar se ponía a la altura del pecho, cerca al corazón, se llevaba puesto por dentro de la ropa para que el enemigo no lo pueda visualizar, en cuanto a la plataforma, diría que era de unos doscientos por ciento sesenta metros de perímetro y las gradas unos cien metros de altura, era un lugar bastante grande.

“En el tablero de arriba aparecerán sus nombres, cuando los llamen, dan un paso al frente y suben a la plataforma”, dijo el asesor mientras bajaban la caja de la plataforma, también comenzó a llegar gente, pero estaban a los costados lejos de nosotros, tenían puesto el uniforme de la academia, debían ser de segundo año en adelante que venían a ver a los solicitantes, aunque no habían muchos, se podía notar cuando iban llegando.

Desde hace dos días se han estado haciendo los exámenes y la plataforma estaba notablemente usada, tenía raspones, rayones y quemaduras por todo el suelo, muchos enfrentamientos se han estado haciendo con intensidad.

Cuando finalmente comenzó la tercera etapa, llamaron a los primeros dos, se acercaron al asesor que tenía la caja a su lado, después de un minuto examinando los mangos, ambos seleccionaron sus armas, después les colocaron el collar y el asesor dijo con micrófono en mano:

“Una última cosa, una vez se les ponga el collar, no pueden quitárselo o quedarán ¡descalificados!”.

Con esas últimas palabras, los dos solicitantes subieron al cuadrilátero y desenfundaron sus armas, ambos tenían espadas de acero corrientes, no usarían energía.

“¡Comiencen!”, gritó el asesor y el combate dio a inicio.

Con movimientos de esgrima, ambos comenzaron a pelear, en las gradas aledañas, donde estaban los estudiantes antiguos, oí abucheos y como cada vez llegaban más, se hacían más cerca de nosotros, en algún momento alcancé a escuchar a alguien que decía, “que pelea tan aburrida”, “los nuevos de este año parece en su mayoría debiluchos”, “si no saben usar energía para pelear, están perdiendo el tiempo presentando los exámenes”, me di cuenta que el nivel de exigencia era alto.

“¡Ha terminado la primera pelea!”, dijo el asesor mientras vi a uno de ellos tirado en el suelo, no pude ver el collar roto por ninguna parte, quizás estaba demasiado lejos para verlo, no podía moverse y lo retiraron en una camilla.

“¡Siguiente pelea! ¡Los elegidos den un paso al frente y suban!”, de a poco siguieron las peleas, pero la mayoría de ellos usaban armas corrientes y otros ni usaban, hasta que finalmente llegó una pelea donde un sujeto usó un arma de energía.

“¡Comiencen!”, gritó el asesor y empezaron a pelear, por lo que pude ver, era un arma de energía en forma de espada, era la primera pelea que involucraba un arma de esas, “oh, mira, al fin, algo de emoción”, dijo un estudiante.

El otro rival tenía un arma de acero corriente, cuando ambos chocaron espadas, la espada de acero se rompió en dos y con eso atravesó el collar del otro sujeto, “¡Ha terminado el combate, el ganador es…!”, las peleas en las que se usaban energía terminaban rápidamente, me di cuenta que si peleaba contra alguien así, no me serviría luchar con un arma corriente, estaría acabado, pero lo más extraño era que algunos participantes se rendían antes de siquiera empezar a pelear, no sabía porque era, pero lo hacían premeditadamente.

Muchas peleas transcurrieron, finalmente, el tablero mostró mi nombre, di un paso al frente y me dirigí hacia donde estaba el asesor.

“Escojan su arma de preferencia, no hay problema si se rompe, escojan la que mejor les convenga”, habían armas de acero y muchos mangos de arma que no se podía distinguir que arma era.

“¿Que arma es esta?”, preguntó mi oponente.

“Ese es el mango de un látigo”, le respondió el asesor, “Hay muchos mangos, ¿Cuál de todos es de una espada que use energía?”, al oír eso, supe que la pelea no iba a ser fácil, además, ninguna arma que había allí me serviría, las armas corrientes sólo se romperían, mientras que las de energía no las podía usar, mi capacidad no me permitía usarlas, si las usaba, podía terminar inconsciente, eso lo supe después de hacer la prueba de la segunda etapa.

“¿Que arma vas a escoger? Tú, el del chándal, puedes escoger las que quieras”, me dijo el asesor al ver que me quede pensando demasiado tiempo y no había escogido nada.

“Iré sin armas” le respondí, y reaccionó abriendo los ojos como diciendo “A ver que hace”, mi oponente me observó sagazmente de reojo como queriendo verificar si yo era alguien muy fuerte, aunque no destacaba en mucho, lo único era el hecho de que tenía vendado los brazos, pero no se notaba ya que mi chándal cubría hasta la muñeca.

Una vez que subí a la plataforma, miré a los alrededores, los estudiantes que estaban viendo las peleas murmuraban, “¿enserio peleara sin armas?”, “Hahaha ¿estás loco, verdad?”, “debe ser alguien fuerte”, lo cierto era que estaba en total desventaja, pero yo tenía un haz bajo la manga

“Me estas subestimando demasiado o yo lo estoy haciendo”, mi oponente debió pensar que era demasiado fácil.

“No puedo usar armas como la tuya”, repliqué.

“Si es así, entonces serás una presa fácil, pero no me voy a confiar”, respondió confundido, al parecer, era alguien que ya había presentado el examen antes.

El examen siempre ha tenido esa etapa de los combates, lo único que cambió, fueron las primeras etapas.

Nos pusieron el collar y lo sostuve para darle un vistazo, no era pesado y tampoco sentí molestias al ponérmelo, no estorbaría mucho en la pelea, lo puse por dentro del chándal para que no fuera fácil de alcanzar y él hizo lo mismo.

“¡Comiencen!”, gritó el asesor y la pelea comenzó.

Inició la pelea y mi rival activó su arma que era una espada que funcionaba con su energía, había muchas opciones para esta pelea, podía esquivar sus ataques hasta que él se agotara, pero sé que con la espada, si eres muy habilidoso, puedes dar muchos usos a la energía en un combate, el problema era ese, que no sabía qué clase de ataques él podía hacer.

En seguida empezó la pelea, mi rival se abalanzó contra mí, tratando de cortarme con su espada, yo era rápido debido al entrenamiento y di un paso hacia atrás para esquivarlo, una vez agachado, puse mis manos en el suelo y traté de patear el mango de la espada que sostenía mi rival con ambas manos para así tratar de hacer que la soltara, él vio venir mi patada y colocó el mango en un ángulo opuesto e imprimió toda su fuerza, mi patada se devolvió debido a que él imprimió más fuerza, quedé expuesto en el suelo y mi rival me pateó, usé mis brazos para amortiguar el golpe, sin embargo, hizo que retrocediera unos metros.

“Eres bueno en las peleas cuerpo a cuerpo, se nota que has entrenado”.

“La energía, no tengo suficiente de ella… pero se puede usar de muchas formas”, le dije mirándolo seriamente.

“Hahahaha, que disparates dices, si no sabes usar este simple mango de energía, no sabes usar nada ¡imbécil!”, se echó a reír a carcajadas, era lógico, mi nivel había sido muy bajo, también había otras formas de pelear teniendo menos energía, el caso era usarla eficientemente.

Mi rival se abalanzó de nuevo hacia mí, cuando falló, noté que su ataque no era para romper mi collar, sino para hacerme daño, él quería hacerme sufrir antes de ganar, con mi primer movimiento neutralizado, sabía que no podía hacer lo mismo de nuevo, él leería mi movimiento y seria el fin, entonces fui retrocediendo a medida que él se acercaba.

De repente se detuvo, me miró fijamente y río un instante, supe de inmediato que él haría un ataque a distancia, agitó su espada hacia mí y dejo salir una gran ola de energía, parecía una bala, aunque no era tan rápido como esta, gracias a que había retrocedido algunos metros, pude evitar su ataque saltando lo más que pude, evité el impacto directo, aun así, su disparo roso mi pantorrilla haciéndole un corte superficial.

El corte se sintió muy doloroso, pero pudo haber sido peor, cuando caí, observé que el suelo tenía una fisura por todo el trayecto donde pasó su ataque, cuando alcé la mirada para ver a mi rival, noté que estaba jadeando, ese ataque debió costarle mucha energía, supe que era el momento de mi contraataque.

Fui directo hacia él con la intensión de sorprenderlo, si él estaba cansado, sería más lento, cuando llegué a un metro de distancia, él mando su espada para clavármela en la pierna donde sabía que no podía matarme, entonces, di un paso hacia atrás y la punta de su espada tocó mi piel, con la mano derecha, acumulé energía para impactar en el momento justo cuando lo golpeara, mi mano empezó a tomar un tono oscuro.

“¡¿Qué diablos es eso?!”, gritó mi rival sorprendido, en menos de dos segundos, mi mano se estaba deslizando hacia su pecho donde estaba el collar, pero antes de eso, mi rival subió su espada teniéndola de costado y chocó contra mi mano que estaba abierta para distribuir todo el impacto en su collar, se escuchó un estallido y, debido a el choque, se produjo un pequeño destello, sentí cómo mi collar palpitó por la gran energía circundante, mi energía no resistió y cuando comencé a sentir que mi mano se cortaba, me aparté de inmediato.

Sentí un piquete, una raya roja dividía mi mano.

“¡Maldito! ¿Que ha sido eso?”, preguntó mi oponente jadeando con signos de fatiga, por supuesto, yo estaba igual.

“Como había dicho antes, el uso eficiente de la energía también es un arma imponente, reuní mucha energía en mi mano y la libere justo en el momento de impacto. Es algo que había entrenado mucho”, le expliqué, esa había sido mi carta de triunfo, pero el que haya fallado era parte de mi plan.

“Hace falta mucho entrenamiento para lograr eso y es una estupidez gastar tiempo en un ataque tan simple”, contestó mi oponente.

Ciertamente era un ataque muy simple, pero era algo en lo que me especializaba, no respondí a su reclamo, sólo me quede estático unos instantes para pensar el siguiente movimiento, entonces sin esperar, él envistió contra mí, estábamos ciertamente lejos, pero a medida que él se acercaba yo no me movía, cuando estaba a punto de golpearme, él notó que mi mano se estaba oscureciendo de nuevo y sonrió.

“¿¡Acaso crees que ese ataque mediocre funcionara de nuevo!?”, cruzamos miradas y él estaba confiado, de inmediato, alcé mi mano para repetir el mismo movimiento y, al ver eso, mi rival tomó su espada para cubrir su collar ya que mi mano se dirigía hacia allá, él sabía hasta ese momento que mi energía era inferior a la de él, pero eso era lo que yo esperaba, justo antes del impacto, incrementé toda mi energía al máximo, cuando ambas partes chocaron, mi mano rompió su espada y atravesó su defensa hasta que golpeé su pecho y de esa forma su collar se hizo añicos, los trozos salieron por debajo de su ropa.

“Como has podido…”, mi rival se desplomó, repentinamente, los estudiantes en las gradas se silenciaron, no quería que esa técnica se diera a conocer, pero al final tuve que usarla y hacer esa estrategia, observé la mano que había impactado, estaba templando, usé bastante energía en ese movimiento, no estaba cansando del todo, sin embargo, me dejó respirando hondo.

“¡El ganador es Rein Hasenton!”, gritó el asesor y algunos aplausos vinieron de los estudiantes que estaban observando, después de eso, fui a mi lugar.

El resultado de esa pelea fue unas pequeñas heridas en mi pantorrilla izquierda y mano derecha, que por la situación, no podía darle curación, las peleas continuaron.

Una vez que la primera ronda de peleas terminó nos dieron, un descanso de media hora.

Me levanté del asiento y para estirar y mover los músculos para el próximo encuentro, decidí caminar alrededor de la plataforma para recorrer todo el gimnasio, mientras estaba caminando, alguien se me acercó, era un estudiante de la academia.

“Que buen combate has hecho, tu técnica es algo peculiar”.

“Claro”, repliqué sin darle mucha importancia, pero él quería tener una conversación conmigo.

“Sabes, yo intenté presentar el examen de admisión tres veces y ya llevo cursado un año, esta es la primera vez que veo una técnica como esa”.

Ese sujeto llevaba demasiado tiempo viendo los exámenes de admisión, aproveché eso para aclarar mis dudas.

“¿Por qué algunas personas se retiran antes de pelear el primer combate? no lo entiendo”.

Él quedó pensativo, quizás lo sorprendí porque era mi primer examen y había ganado el combate sin usar armas.

“Así que es tu primeras ves, eh. Pues veras, esos que se retiraron son aspirantes que llevan intentándolo desde hace años”.

“Eso no responde a mi pregunta”.

“Sí, sí, a eso voy, ellos saben que si pierden el primer combate y ahorran esa energía para pelear después, lo más probable es que ganen las dos últimas peleas, por ejemplo, tú has gastado mucha energía en el primer combate, si peleas con alguien que ahorró su energía, probablemente perderías, y lo mismo pasa con la tercera pelea. Por eso es muy raro ver a alguien que gane los tres combates”.

Era una jugada muy inteligente, sin embargo, era basado en el azar, si tenías suerte, podía salir alguien que haya gastado la mayoría de su energía en el primer combate, como en mi caso, el problema era que podía salir contra alguien que también ahorró su energía, al menos, ya había asegurado el primer combate.

“¿Y tú que hiciste?”, le pregunté osadamente.

“¿Yo?, hice lo mismo que ellos, perdí el primer combate rindiéndome y ahorré esas energías, al final, terminé ganando las dos últimas peleas, es una estrategia que se usa muy a menudo por los que repiten los exámenes”.

Todo tomó sentido, por eso ellos estaban perdiendo a propósito, aunque no eran muchos los que lo hacían, pero si tengo que pelear contra uno de ellos y peor aún si saben usar energía, entonces no tendría nada que hacer, lo único que esperaba, era pelear contra alguien en segunda ronda que no supiera usar energía.

Seguimos caminando y nos sentamos cerca de los otros estudiantes, “Disculpame, no me he presentado, mi nombre es Halley Yermak y por lo que dijo el asesor, tú eres Rein Hasenton, ¿Correcto?”, me preguntó sonriendo, “Así es”, respondí.

La segunda ronda ya había comenzado y hablamos mientras veíamos los combates. Tenía curiosidad por saber más sobre la academia.

“¿Eres de segundo año?”.

“Sí ¿Cómo lo sabes?”.

“Habías dicho que llevabas un año en la academia”.

“Sí, cierto, lo olvidaba, también hay unos pocos que reprueban año”.

“¿Reprobar año?, no sabía que en este prestigioso lugar sucediera eso”.

“Ocurre en raros casos”.

“¿Qué me dices de la academia, hay sujetos muy fuertes?”.

“Sin duda los hay, estas peleas son juegos de niños comparado con lo que ellos pueden hacer”.

“Lo dices como si lo hubieras vivido ¿has peleado contra alguno de ellos?”.

“Bueno, no tiene caso que te explique esto ahora, ya que no has sido admitido, pero te contaré, aquí tienes mínimo una pelea por semana y eso va sumando puntos para tu ranking en la academia, he peleado contra ellos, pero también he observado sus peleas que se llevan a cabo en las diferentes plataformas donde se suelen retar, las peleas son tan intensas que han destrozado la plataforma en varias ocasiones”.

“Ya veo, parece que son invencibles”.

Entonces él respondió casi burlándose, “Pero no se comparan con el Emperador, él es inalcanzable, después de todo, es el fundador de la academia”.

En el continente, aquellos imperios cuyos líderes eran más poderosos, eran los que mayor territorio abarcaban. Esta academia está ubicada en el Imperio Endobeus, el cual es el más grande del continente.

“Ya entiendo, ¿y él viene seguido a la academia?”.

Ya sabía con anterioridad que el emperador fue quien creó la academia, entonces, como fundador, quizás venia de vez en cuando.

“Él sólo viene para dar el discurso de bienvenida y de clausura”.

El emperador era mi objetivo, sin embargo, me faltaba mucho para escalar esa montaña.

“¿También dará el discurso este año?”, le dije para confirmar.

“Sí, se supone”, me respondió mirando hacia arriba y después dijo.

“Mira ¿no es ese tu nombre en el tablero?”.

Alcé la mirada y era verdad, hace unos segundos me habían llamado, bajé las escaleras y subí al cuadrilátero, mi rival ya estaba allí.

Cuando le eché un vistazo, tenía una espada de acero corriente en su mano, por lo visto, esta vez no gastaré energía.

Nuevamente le dije al asesor que no usaría armas y el combate comenzó.

“¡Comiencen!”.

No tenía mucha energía por el primer combate y mi oponente parece que era uno de los que se rindió en la primera pelea, pero no sabía usar energía, iba a ser muy fácil para mí.

Podía romper su collar usando mi técnica como hice con el otro sujeto, pero quería ahorrarla en lo más que pudiera, opté por arrojarlo fuera de la plataforma, tomé la iniciativa y fui directo hacia él, mi oponente con su espada, apuntó directo a mi collar, aunque él sabía que no podía matarme, su espada sólo cortaría superficialmente, cuando abalanzó su espada contra mí, di un paso a su izquierda y tomé su muñeca con mi mano izquierda, con mi derecha, apliqué un golpe en esa zona y soltó su espada, tan pronto como el arma cayó, la pateé lejos y él corrió tras ella, use toda mi velocidad y lo alcancé antes de que la tomara, estiré mi pierna derecha y con mi pie, golpeé su punto de apoyo y lo hice caer, tan pronto lo hice, lo sujeté de los tobillos con ambas manos y lo arrojé fuera de la plataforma.

“¡El ganador es Rein Hasenton!”.

Tuve suerte en tener un oponente fácil, pero haciendo un balance general, las dos primeras etapas fueron prácticamente pérdidas, no podía hacer más que ganar los tres combates para tener una chance de pasar, falta un combate más y habrá terminado.

Tomé asiento y el sujeto de segundo año todavía seguía allí, cuando me senté, dijo, “Buen combate, aunque fue un poco fácil”.

“He estado en entrenamiento casi toda mi vida, y la mayoría de los que vienen aquí son meros aficionados”.

“Estas cerca de lograrlo, que envidia me das, puedes ser de los pocos que pueda ganar los tres combates, incluso, superar lo que yo hice en dos años”, ese tipo se había vuelto muy amigable conmigo.

“Puede ser, pero mejor no hablar antes de tiempo, aún no he ganado la tercera pelea”.

“Sí, es verdad”.

La segunda ronda había terminado, los combates duraban unos segundos, el que podía usar energía ganaba en cuestión de un instante en contra de alguien que usa armas ordinarias, claro, excepto por mi caso, pero yo era un especialista en lo que hacía.

Nos dieron otra media hora de descanso, me levanté del asiento y caminé alrededor del gimnasio para calentar un poco, viendo los gradas habían estudiantes que no me apartaban la mirada, cuando di la vuelta completa, tomé de nuevo mi lugar y esperé a que terminara el descanso.

“La tercera y última ronda comenzará de inmediato”, dijo el asesor y tablero ya tenía los dos primeros nombres.

“¡Comiencen!”.

Mientras observaba las peleas, Halley siguió la conversación.

“Sabes, uno de mis compañeros analizó detenidamente tu primera pelea”.

“¿Y? ¿Qué dijo?”, me dio mucha curiosidad.

“Ese primer golpe que hiciste con tu mano derecha, el cual choco contra su espada, fue premeditado, sabías que con esa fuerza no lograría romper su espada, tu intensión fue hacer que él se confiara, si lo hubieses golpeado con toda tu fuerza desde un principio, romperías su espada, pero después él podría esquivar el golpe, sólo lo hiciste para asegurarte de que el segundo golpe lo golpeará de lleno y tomarlo por sorpresa”.

Su análisis fue completamente acertado, definitivamente, estaba entre la élite de la élite, aunque fue una estrategia simple, la leyó como si la hubiera ejecutado él mismo.

“Sí, es correcto, tu amigo tiene buen ojo”.

Después de un rato, finalmente salió mi nombre y fui al frente.

Francamente yo estaba muy agotado, pero cuando observé a mi rival, noté que estaba poniendo mucho esfuerzo para ponerse de pie, cuando me percaté de eso, traté de no mostrar signos de cansancio para persuadirlo de rendirse, ambos cruzamos miradas, fue entonces cuando él dijo con la cabeza agachada, “me rindo, no tengo fuerzas para continuar”, no podía creérmelo, de verdad él se había rendido.

Con eso conseguí la hazaña de ganar las tres rondas, con un poco de suerte, pero lo había conseguido.

Cuando volví a mi asiento, Halley me felicitó, por alguna razón, él sentía empatía hacia mí.

“Felicidades, lo conseguiste, a decir verdad, he visto muy pocos que logran hacer eso, ganar las tres peleas aunque con fortuna, pero no todo el mundo la tiene”, miré hacia un lugar donde habían unos sujetos sospechosos y le pregunté.

“Por cierto ¿Quiénes son esos que están allá arriba? Apenas puedo ver su silueta, son tres personas”, dije, señalando con el dedo, era en las ultimas gradas donde estaban sentados.

“Ah, ¿esos?, ellos son el jurado, están allá para observar los combates”.

“Entiendo, no los había notado antes”.

“Cierto, ellos observan a través de unas cámaras instaladas arriba del gimnasio, pero algunas veces ellos salen a ver en persona el combate”.

Por eso no los había notado antes, ellos salieron hace poco, no sé si mi vista me engañaba, pero ellos estaban observando en mi dirección, decidí ignorarlo.

Finalmente, había terminado la tercera ronda de los combates, muchos solicitantes no pudieron terminar, ya sea porque estaban inconscientes o heridos, como el sujeto que derroté en la primera ronda, habían poco menos de los que originalmente iniciamos.

“Los resultados saldrán en la aplicación una vez que todos los aspirantes hayan terminado la prueba, se evaluará su puntaje en cien puntos y los que ingresen serán los que tengan mejor promedio, ¿Alguna pregunta?”, dijo el asesor que estaba en medio de la plataforma.

“¿Cuándo terminaran los exámenes?”, preguntó alguien en la multitud.

“Como son muchas personas, calculamos que en una semana o dos, dependiendo de la cantidad de aspirantes que asista, aunque están inscritos, algunos no se presentan, por ello, el tiempo varía mucho, no puedo dar un día exacto, pero estén revisando la aplicación constantemente después de una semana”, contestó el asesor.

“¿Alguna otra pregunta?”.

“…”.

“Bien, ya pueden irse, terminamos por hoy, salgan por la puerta trasera”, dijo, señalando con su mano atrás de nosotros.

Me despedí de Halley pensando que quizás nunca lo vuelva a ver y partí hacia la posada donde me estaba hospedando.

Cuando llegué, Emma estaba leyendo un libro en la sala de estar, la ignore completamente, no tiene caso hablar con alguien que no te quiere ver, cuando estuve a punto de entrar en la habitación, escuché una suave voz.

“Y bien ¿Cómo estuvieron los exámenes?”, me sorprendió el que me haya hablado, pero a cualquiera le gustaría saber el examen que tomaría en unos días, aunque fuera completamente diferente en sus temáticas.

“Fue un examen que se dividió en tres etapas, las dos primeras de conocimiento y uso de energía y la última de combates uno contra uno” le explique brevemente no quería quedarme a hablar con ella mucho tiempo.

“Ah”, me dijo, sin quitar la mirada de su libro, al ver que no dijo más, entré en mi habitación y fui a la cama a descansar, estaba muy agotado y mientras yacía acostado, medité un poco, si perdía la primera pelea, sería el fin de ingresar a la academia, por eso puse todo mi empeño en ganar y, como resultado, me dolía el cuerpo y las heridas que tenía en mano y pierna.

Pasaban los días y las semanas mientras esperábamos los resultados, no sé qué día presentó Emma el examen, pero tampoco me interesaba, no estaba pendiente de ella todo el tiempo, yo era su guardaespaldas, pero todavía no habíamos pasado el examen, sólo tendría problemas dentro de la academia.

El maestro que tengo actualmente es el padre de esa chica, no creía que ella fuera alguien fuerte, ella pasó en rehabilitación toda su vida, aún no había visto lo que ella podía hacer, pero imanaba que era poco.

Concurrían los días donde ella y yo casi no hablábamos, ella debía pensar: “¿Por qué mi padre me dejo con este tipo?”. Si ella era realmente fuerte, su fastidio hacia mí era porque me veía inferior a ella y ser su guardaespaldas le ofendía mucho, no era que yo pudiera hacer algo, ya que fui obligado a hacerlo.

Cuando llegó el día de los resultados, mi teléfono timbró y recibí la notificación de los resultados que estaban en la aplicación, la abrí y ansiosamente busqué mi nombre entre los admitidos, ya que la notificación me indicaba que fui aceptado, supuse que fui de los últimos en ingresar, pero cuando busqué por toda la lista, no encontré mi nombre, pero la sorpresa que me llevé, fue que Emma había pasado entre los diez mejores, vaya, de verdad es fuerte, veo que su padre la entrenó y el estar en silla de ruedas no le afectó mucho, pero lo más importante aquí, era que mi nombre no aparecía por ningún lado, a pesar de que había sido admitido y, seguramente, ella también me buscó y al no encontrarme, empeoró sus expectativas hacia mí, en fin, tenía que ir a la academia y preguntar en persona.

No teniendo otra opción, partí hacia la academia para preguntar y, antes de salir de la posada, Emma me dijo con una fría sonrisa, “Tsk, que debilucho eres, y pensar que mi padre me dejó un guardaespaldas tan mediocre que no fue admitido, es una vergüenza”, la miré a los ojos y parecía estar feliz por la noticia, a decir verdad, ya esperaba que dijera algo como eso, repliqué sosteniendo mi teléfono en el aire en su dirección.

“La notificación dice que estoy admitido, iré a la academia para ver cuál es el problema”, y partí del lugar sin decir más.

Cuando llegué a la entrada, me percaté de que habían puesto unas enormes listas en las paredes y comencé a buscar entre esas listas mi nombre, no había mucha gente puesto que todos recibían notificación a través de la aplicación, pero aquí también ocurre que no aparecía mi nombre, un poco aturdido por la situación, fui a portería donde estaba el vigilante y le pregunté.

“Necesito entrar a la academia”.

“¿Qué necesitas hacer?”.

“Quiero hablar con algún maestro o asesor”.

“¿Pero que necesitas saber?, es algo sobre los admitidos, ¿verdad?”.

“¿Cómo lo sabe?”.

“Ya han venido varias personas a preguntar lo mismo”.

“Si usted sabe, dígame, ¿Por qué mi nombre no aparece en la lista de admitidos a pesar de que se me notifico que sí?”.

“Tú debes aparecer en otra diferente, en la pared de la izquierda está la otra lista”.

“Iré a ver”.

Esa lista era muy pequeña, por eso no la había notado antes, la cual titulaba “Lista de admitidos por orden del jurado”, era una lista pequeña de cinco personas y en la última posición estaba mi nombre, claro, mi puntaje nunca me hubiese alcanzado para pasar, ganar los tres combates fue lo que significó que yo fuese admitido, no es la mejor forma de ingresar, pero lo hice, mi nombre no aparecía en la lista oficial, lo cual me era extraño, regresé donde estaba el vigilante y le pregunté el porqué de eso.

“A pesar de has que ingresado, aun no estás en la lista de los nuevos estudiantes, pero sí has sido admitido oficialmente.

“Si he sido admitido, debería estar en esa lista con todos los demás”.

“Esa información se las dicen el día que ustedes vayan a la ceremonia de apertura, ya que todos los años lo hacen igual, pero si lo quieres saber ahora, te lo diré, los cinco que pasaron por orden de jurado todavía no tienen una clase asignada, como son seis clases para cinco personas, disputarán varios combates el primer día de clases, las ganadores se van a las clases altas mientras los perdedores a las bajas”.

“¿Qué clases?”.

“Las clases van en orden alfabético A, B, C, D, E y F”.

“Pero somos cincos personas para seis clases”.

“Ninguno de ustedes ingresa a la clase A, no tienen el requisito para hacerlo, esa clase está reservada por los mejores de cada año”.

Ya había entendido, a pesar de que habíamos pasado por orden del jurado, nos dieron un orden y yo era el último, entonces tengo que pelear dos veces porque somos un número impar de personas, después de esos combates, se decide quién va a cada clase, y eso da a entender directamente que estar en una clase alta tiene ventajas sobre las demás, no sabía cuales, pero si todas las clases fueran iguales, no habría necesidad de pelear entre nosotros para llegar a la más alta.

Con todo claro, volví a la posada, cuando llegué, una voz cortante me detuvo.

“¿Y bien? ¿Qué paso?, seria sorprende que un inútil como tú lo haya logrado”, y sin esperar un sólo segundo le respondí.

“Fui admitido por orden del jurado en una lista diferente”.

“Oh, se apiadaron de ti”.

Como dije al principio, es bastante engreída, después de saber que logré ingresar, su fastidio era evidente, pero no la puedo culpar, si su escolta es más débil que ella, a cualquiera molestaría, de todas formas, su actitud hacia mí era muy hostil y en la academia iba a ser peor, pero no le daba importancia, al fin y al cabo, fue una orden del maestro y no importaba lo que ella o yo dijéramos.

Sept. 17, 2019, 1:33 a.m. 0 Report Embed 2
Read next chapter Capítulo 2: La academia Reisen

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 6 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!