kiritsuki Diego Mora

Un grupo de cinco jóvenes se conocen por unas cartas de una persona anónima, se juntan y forman una gran amistad. Lo que no saben es que son las fichas principales en un juego retorcido de una mente retorcida. Se enfrentaran con todo, hasta jugaran con la muerte.


Thriller/Mistery For over 18 only.

#romance #378 #376 #245
1
3.6k VIEWS
In progress - New chapter Every Monday
reading time
AA Share

Prologo

“Mentir. Una acción muy fácil y básica de los seres humanos. Todos mentimos, solo que algunos ocultamos secretos más profundos que los demás. Sobrevivir en un mundo donde no sabes que es verdadero o que es falso no es fácil, existen personas que trataran de herirte con mentiras, y es que, si una mentira es suficientemente buena, puede tener repercusiones terribles. Hay secretos de los cuales nunca sabremos la verdad, ya que si se revela, absolutamente todo podría cambiar, para bien o para mal. Hay mentiras tan profundas que ni estando al borde de la muerte serán reveladas, las mentiras más oscuras representan un peso que se lleva a la tumba.

La verdad puede doler, puede hacernos sufrir, puede cambiarnos, puede hacer que cambiemos nuestra perspectiva del mundo, hasta puede llevarnos a la muerte.”

Jake Smith


Las personas que habitan la ciudad de Montana guardan secretos de los cuales nadie se atrevería a indagar, secretos tan oscuros como la noche. Pero cuando un grupo de amigos empieza a descubrir la verdad, no podrán parar hasta que hayan revelado todo, que nada en Montana es como aparenta, y que hasta las personas más cercanas tienen secretos. Si se puede describir con una sola palabra por lo que estos jóvenes pasaron, es caos.


La aventura comienza hace mucho tiempo, con los jóvenes –mejor dicho adolescentes- en una tarde de invierno, ninguno de los cinco se conocía, quizás intercambiaron una mirada o unas palabras en la escuela, pero ni siquiera sabían los nombres de los otros. Esa tarde, los cinco coincidieron en la misma plaza, la plaza central de Montana, todos habían sido convocados por una carta de un desconocido el cual había robado sus objetos más importantes, y amenazaba con destruirlos si no se reunían ahí: Una consola de videojuegos, una cámara, un balón de fútbol, un teléfono y una guitarra. Cada uno de los objetos tenía su respectivo dueño: La consola de videojuegos era de Dave, la cámara de Jake, el balón de Tom, el teléfono de Amy y la guitarra de Luna, cada uno de estos jóvenes tenía sus peculiaridades, pero todos eran parte importante de la historia. Creo que es necesario describir a cada uno, para que sea más fácil entender sus personalidades:


Dave: En la escuela era un galán, tenía a las chicas haciendo fila, sin embargo, nunca quiso tener una relación con nadie, su concentración siempre ha estado en estudiar y pasarla bien, su familia es un poco rara, se dice que tienen negocios un poco turbios. A Dave le apasiona la música, ha aprendido a bailar, cantar y tocar algunos instrumentos, pero a su familia no le gusta la idea de que se dedique a eso, sus padres son manipuladores y quieren que Dave tome una profesión “verdadera”, por esto, a Dave le encanta llevarle la contraria a sus padres, haciendo a veces cosas que no le gustan, pero tomarle el pelo a sus padres para Dave es algo sumamente gracioso. Es bastante apasionado de los videojuegos y de las historietas de cómics, es protector, hablador, romántico, simpático, gracioso, inteligente, sensible, y un poco irascible.


Jake: Un gran amigo el cual siempre querrás tener a tu lado, es el vecino de Dave, pero nunca se animaron a ser amigos. Le encanta estar bajo la luz de la noche, hablando sobre la vida con las personas que le importan, su familia está en la lista de personas con las cuales no deberías buscar problemas, aun así, Jake es bastante diferente a su familia, no le gusta meterse en situaciones problemáticas pero es capaz de hacer cualquier cosa si llega a meterse en una. Su hobby es la fotografía, todos los días sale por la ciudad a tomar fotos, es bastante chistoso, pícaro, rudo, sentimental, observador, apático y un bastante tímido.


Tom: El chico cliché, adinerado, guapo, capitán del equipo de fútbol en la escuela (entrenador actualmente). Aun así debajo de todos los músculos tiene buenos sentimientos, solo que tiene problemas para demostrarlos; nunca ha podido entablar amistades verdaderas, ya que es un poco patán y siempre se alejan de él. Cuando no está practicando deportes, está trabajando para sus padres, los cuales tienen negocios internacionales, de ahí la fuente de tanto dinero. Si lo conoces a profundidad, puede llegar a caerte bien, es buena onda cuando quiere, aunque es bastante fastidioso cuando quiere serlo, pero eso sí, estará contigo hasta el fin del mundo, o hasta que tú lo dejes a el que es lo más probable.


Amy: Una chica nueva en la ciudad, proveniente de Estados Unidos, tuvo que mudarse a la pequeña ciudad de Montana por problemas familiares. Para ella, la ciudad le queda chica, pero intenta adaptarse a su ritmo, le encanta darse un lujo cada que puede, y aunque parece imposible, no es vanidosa como parece. Su familia intenta tener un perfil bajo, ya que lo que quieren hacer en la ciudad no es del todo legal. Es apasionada, sensual, divertida, lista, manipuladora, y casi siempre, es bastante cruel.


Luna: La chica “rara” de la ciudad, dedica el 100% de su energía y más hacia la música, debido a que su familia entera está compuesta de músicos y artistas. Es un poco amargada, pero solo con las personas que no le agradan, toca una lista de instrumentos bastante larga, no obstante, su favorito es la guitarra. Es chistosa, odiosa cuando quiere, sarcástica, oportunista, sagaz y delicada.


Cuando todos llegaron a la plaza, estaban bastante confundidos, no sabían que les esperaba. Hablaron un poco, de como de la nada una carta había aparecido en sus habitaciones, y de cómo sus objetos desaparecieron. Pensaron que esto era un tipo de broma, pero realmente era algo mucho más serio de lo que imaginaban. Jake observó una carta en uno de los bancos de la plaza, inmediatamente se dirigieron hacia donde estaba y Jake hizo el honor de leerla.


“Buenas tardes, iré sin rodeos, si quieren recuperar sus objetos perdidos –o mejor dicho robados- tendrán que trabajar en equipo, sino, se irán a casa con las manos vacías. Deberán seguir las instrucciones que hay en estas cartas para poder recuperar todos los objetos robados, buena suerte”.


A todos les pareció un poco extraño y sin sentido, pero no tenían otra opción.

- Pfff, ¿Trabajar en equipo con unos desconocidos para recuperar los objetos que en una primera instancia fueron ROBADOS? Definitivamente es mi descripción de una tarde divertida –fue lo que dijo Jake en cuanto terminaron de leer la carta-


- Hmm, ¿Alguna otra opción? A mí tampoco me gusta cooperar con personas desconocidas, digo, ni se cuáles son sus nombres… ah no espera, ¿Tú te llamabas Jake no? Según recuerdo vives al lado de mi casa –respondió Dave a las palabras de Jake, después, Jake asintió a la pregunta de Dave mientras miraba hacia otro lugar-


- Jajaja, no conoces ni a tus vecinos, que podemos esperar de ti. Son muy graciosos –respondió Amy sarcásticamente- pero vamos a darnos prisa, que está haciendo frio y quiero irme a casa en cuando antes -dijo secamente-


- No quisiera interrumpir su pelea, pero en la carta no decía a donde tenemos que ir, esta plaza es muy gr… -intento reclamar Tom pero Jake lo interrumpió y no lo dejo terminar-


- Hay un dibujo atrás –interrumpió Jake- parece una… ¿Fuente tal vez? Se ve que la persona que lo dibujo no es un artista.


- Bueno vamos, solo hay una fuente en esta plaza así que no hay mucho misterio –respondió Luna mientras ponía rumbo hacia la fuente, continuamente, los demás la siguieron.


Cuando llegaron a la fuente, supusieron que debían buscar en el agua, así que todos metieron las manos en la fuente y comenzaron la búsqueda del primer objeto, sin embargo, la fuente era demasiado grande, y el primer objeto podía estar en cualquier parte.


- Fua, ojala en la carta de invitación hubieran puesto algún aviso de que tendríamos que mojarnos para buscar un objeto que probablemente ni siquiera este en esta fuente, así no hubiese venido, después de todo, ¿Es solo una consola de videojuegos no? A nadie le importa, a mí no me importaría perderla… a quien engaño, mis padres me matarían si no consigo esa cosa… hmm, ¿Soy el único que tiene los ánimos de hablar un poco o me perdí de algo? – Dave habló durante un rato, aun así todos lo ignoraron, no estaban de humor para hablar con el- Bueno, supongo que si a nadie le importa… -a continuación, Dave se quitó la franela que cargaba y se tiró a la fuente, a todos les cayó un chapuzón de agua y quedaron mojados- Creo que así será más fácil buscar el objeto, después de todo, la fuente es muy grande. Lo que no pensaba es que el agua estaría tan fría, y que nadaría entre monedas.


- Ahhhh, ¡Idiota! ¿Cómo se te ocurre hacer estas cosas? ¿Cuándo te volviste adulto no terminaste de madurar o algo así? -reclamó Amy-


- Nunca empecé –respondió Dave sarcásticamente -


- Pues Dave tiene un punto, creo que es lo mejor para conseguir el objeto rápido –Jake hizo exactamente lo mismo que Dave, se quitó la franela y se lanzó al agua-


- Creo que no es momento de hacer boberías –respondió Tom después de ver lo que estaban haciendo-


- ¿Bobería? Si esto es una bobería, entonces ¿Porque conseguí esto? –Dave alzó en su mano uno de los objetos robados, era la guitarra de Luna- Un punto para mí, cero para ustedes.


- Perfecto, ya tienes mi guitarra, ya me puedo ir de este infierno –respondió de mala gana Luna-


- Jejeje, claro que no, ya sabes lo que estaba escrito en las instrucciones, te lo repito: “Tendrán que trabajar en equipo, sino, se irán a casa con las manos vacías”. Así que no, no te daré tu guitarra hasta que consigamos los demás objetos –dijo Dave, el cual sabia seleccionar las palabras correctas para hacer molestar a alguien-


- No me gusta admitirlo, pero quizás él tenga razón, solo consigamos los objetos y marchémonos de aquí cuanto antes, quizás así no agarremos ningún resfriado –hablo Amy, no lo dijo con mucho entusiasmo, pero estaba segura de sus palabras-


- Creo que para lo del resfriado es demasiado tarde –respondió Jake- Ya estoy empezando a sentirme mal, lo mejor es que nos salgamos –después, Jake y Dave se pusieron sus franelas y salieron del agua de la fuente-. En ese momento, Tom se percató de algo, el cuerpo de Dave estaba lleno de cicatrices, algunas gigantes y otras no tanto, pero eran muchas, tenía en el pecho, en la espalda, en los brazos, en el cuello, y se podían ver algunas que se asomaban desde debajo de la cintura, unas parecían más recientes que otras. Tom no fue el único que observo eso, Jake también lo había visto, y sintió un poco de curiosidad, se podía ver en su cara, pero decidió no preguntar, Tom tampoco hizo algún comentario al respecto.


- Bueno, listo, ya me salí. –Dave hizo un movimiento con la guitarra, de la cual salió una bolsa de plástico, la cual tenía adentro otra carta, donde se continuaban las instrucciones para conseguir el próximo objeto- Uy, mira lo que ha salido de la guitarra, ¿Creen que sea una carta de instrucciones o un cheque? –todos miraron a Dave con cara de odio, Dave agarro la carta y empezó a leer-


“Si tienen esta carta, entonces debieron recuperar el primer objeto, la guitarra de Luna. Sigan con las instrucciones y terminaran pronto. Atrás de esta carta hay un mapa de esta plaza, hay 5 equis marcadas, cada una es una posible ubicación del próximo objeto. Cada equis representa una maceta, así que no debe ser difícil saber exactamente donde es. Suerte”.


Todos pusieron cara de aburrimiento, pero tenían que seguir con la travesía que habían comenzado. Cada uno puso rumbo a una de las equis, todos tenían un 20% de probabilidad de conseguir el siguiente objeto. El suertudo fue Tom, el cual encontró enterrado en su respectiva maceta la consola de videojuegos de Dave, pensó en fugarse con ella, pero tenía curiosidad de sus nuevos conocidos. Todos volvieron a la fuente, y en cuanto Dave vio que Tom tenía su nueva consola de videojuegos, mejor conocida como “Nintendo 3DS” puso una cara de felicidad indescriptible, corrió hacia Tom y le arranco de las manos la consola. En su otra mano, Tom tenía la siguiente carta, que decía lo siguiente:


“¡Excelente! Van bastante bien, solo quedan 3 objetos perdidos. El siguiente objeto se encuentra en un árbol, pero no es un árbol normal, es el único árbol que existe en el desierto. Suerte”


- ¿Un árbol? ¿Han visto todos los que hay en esta plaza? Es imposible, deberíamos rendirnos –dijo Amy en el instante que Tom dejo de leer-


- Creo que no tienes idea de cómo resolver un puzzle –respondió Jake-


- ¿Y tú ya tienes la respuesta, cerebrito? – le reclamó furiosa Amy a Jake. Jake volteó la cara, dando a entender que no-


- Yo ya tengo la respuesta, es fácil –todos miraron a Dave con atención- Los puzzles son como adivinanzas, como las que nos contaban de niños, no hay que tomarlas literalmente; el único lugar de la plaza que puede ser interpretada como un desierto, en mi opinión, es el parque. Tiene arena como un desierto, además, justamente en ese lugar hay un solo árbol. –todos miraron a Dave sorprendidos de su deducción tan rápida- Solo tenemos que ir a comprobarlo, así que… ¿Me acompañan? –todos siguieron a Dave hacia el parque, aunque tenían sus dudas-


Cuando llegaron, había un solo árbol como Dave había dicho, y se podía ver desde abajo la cámara de Jake, sin embargo, estaba demasiado alto.


- ¿Qué hacemos para subir? –pregunto Luna-


- Hagamos una escalera humana –respondió Amy- nos subimos en los hombros del otro y así hasta llegar hasta arriba, empezando con Tom, ya que es el que tiene más fuerza.


- ¿Excuse me? Tom no es el único que se mantiene en forma –Dave se sintió ofendido con las palabras de Amy-


- ¿Crees poder aguantar el peso de los 4? –dijo Luna con una sonrisa picarona-


- Ahora que lo dices… Primero Tom, luego Yo, después Jake, arriba de Jake Amy y en lo más alto Luna ¿Qué dicen? –Dave quiso reparar su error-


- Bueno, solo les digo que tampoco soy John Cena, podre mantenerme estable unos segundos pero tiene que ser rápido –hablo Tom, el cual llevaba un rato callado-


Hicieron la escalera y subieron, Luna agarro la cámara de Jake, pero ahora tenían un problema bastante grande, ¿Cómo iban a bajar? Luna sintió que estaba demasiado alto y entro en pánico.


- ¡AYUDAAAAAA COMO VOY A BAJAR AHHH ESTOY MUY ALTO DEJENME BAJAR LO SUPLICOOOO! –gritó desesperadamente Luna-


- Mantén la calma, no te va a pasar nada, solo tranquilíz…-fue interrumpida por un grito de Luna, tan agudo que hubiese roto un cristal si tan solo hubiese uno-


- Si te caes lo máximo que te puede pasar es la muerte, no te alteres. –dijo con una voz macabra Dave- Just kidding, solo cálmate y todo saldrá bien.


- ¡ERES UN IDIOTAAAAAAAAAA! –grito Luna antes de desplomarse y caerse de lo más alto de la escalera que habían hecho-


Todo pasó rápido, pero para ellos, pasó en cámara lenta. Luna tenía una cara de terror, como si fuese a morir, mientras caía, se escucharon los terroríficos gritos de los demás; el único que reacciono a tiempo fue Tom, el cual corrió hasta la posición en donde iba a caer Luna y la sujetó, dejando caer a Jake y Amy, que cayeron encima de Dave.


- ¡¿Estas bien?! –dijo agitadamente Tom-


- Si… ¡TE AMO, GRACIAS POR SALVARME! –le dio un abrazo enorme a Tom-


- No es por molestar pero… ¿Jake podrías quitar tu trasero de mi cara? –Jake se retiró rápidamente de la cara de Dave- Ahhhh, me duele absolutamente cualquier musculo existente en mi cuerpo, aunque lo más probable es que lo merezco…


- Jake, Dave, gracias por amortiguar mi caída, no me lastime nada, ni un solo rasguño –dijo Amy con una sonrisa de oreja a oreja-


- Ojalá pudiera decir lo mismo… -siguió quejándose Dave-


- ¡Luna! Sé que te caíste y eso pero… ¿Mi cámara está bien? –dijo Jake frenéticamente-


- Si… toma –le entregó la cámara a Jake- Dave, a partir de ahora no quiero que me vuelvas a hablar, ¿Ok? –reclamó Luna a Dave-


- No es la primera vez que me dicen eso, ya no me duele si es lo que pensabas, solo te agregare a mi lista de “Personas con las cuales nunca debería interactuar porque son súper toxicas y mala onda” –respondió Dave sarcásticamente-


Después de eso, siguieron con la búsqueda de los demás objetos, no hablaron mucho más, quizás porque el accidente que habían tenido había sido agotador, o porque ya no estaban de ánimo (ni siquiera Dave, lo cual es algo raro). El balón de Tom estaba custodiado por los dragones (alias: palomas) y el teléfono de Amy había aparecido mágicamente donde todo había empezado, en el mismo lugar donde los cinco se habían encontrado por primera vez. Todos iban a separarse y seguir con sus vidas, iban a volver a ser unos desconocidos, pero entonces, sucedió algo inesperado.


- Ehmm… ya que estamos, no sé si quieran venir a mi casa o algo… -dijo Tom antes de que todos se separaran-


- ¿Are you serious? ¿Visitar la mansión Santos? Dudo que sea algo que pueda rechazar –respondió casi inmediatamente Dave-


- Bueno… no suena tan mal, yo me animo –se apuntó Luna al plan-


- Si puedo escapar un rato de mi familia, por mí no hay problema –Jake también iba a ir-


- Lo mismo digo, la única condición es que no pienso volver a mi casa temprano –todos se rieron, Amy también iba a ir-


- ¡Entonces síganme! Vamos a mi casa, comamos botanas y conversemos un rato –concretó el plan Tom-


Todos siguieron a Tom a su casa (mejor dicho mansión) donde pasaron una tarde-noche divertida, conversaron sobre diferentes cosas. Pero había algo en esa mansión que inquietaba a Dave, sentía como si alguien los estuviera viendo, observando, él podía sentir otra presencia además de sus nuevos amigos, y en ese momento cuando miró la puerta que estaba entreabierta de la habitación de Tom, al otro lado pudo ver unos ojos mirándolo fijamente, pero no a todos, solo a Dave, era como si un espíritu estuviera vigilándolo, en esos ojos pudo ver algo que se le hacía familiar, era como si esa no fuese la primera vez que veía esos ojos. Pensó que estaba alucinando por la caída que se había dado, así que no le dijo a nadie, y pasó en alto lo que había visto.

Lo que nadie en esa habitación sabía, es que no era casualidad que ellos cinco se volvieran amigos, alguien en alguna parte estaba tramando algo, probablemente algo muy oscuro y retorcido para las mentes de aquellos pequeños adolescentes. Para bien o para mal, ese día su destino había sido sellado, y digamos que por lo que iban a pasar juntos no iba a ser un paseo.

すべての罪深い魂の死

Sept. 9, 2019, 4:23 p.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter #1 Noche Caotica

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!