El hombre sin alma Follow story

kisino JUAN MONTORO

Todos estamos expuestos a morir, pero ¿puede ser tan grande el deseo de vivir como para convencer a la misma muerte?


Science Fiction For over 18 only.

#guerra #dios #alma #ficcion #primera-historia
0
1.8k VIEWS
In progress - New chapter Every 10 days
reading time
AA Share

El pacto

Tengo frío, mis manos tiemblan, se que tengo un objetivo, estoy apuntando, pero. ¿a qué?, ¿por que tengo un rifle en mis manos?, ¿es importante que mi rifle dispare a mi objetivo?, ¿habrá consecuencias si no cumplo mi misión?.

Llenate de valor, llenate de valor, llenate de valor, repito una y otra vez en mi mente, sé que debo estar tranquilo. debo matar, debo matar. Yo voy a matar.

Ahora que estoy concentrado debo seguir con mi misión, quiero irme a casa lo antes posible, desde este punto de la montaña puedo ver a mi objetivo, ¿quién es?. Mi objetivo ahora es el comandante de la región de fuerzas especiales de aporue, debo volarle el cráneo en 700 pedazos y volver a casa, ¿muy sencillo no?.

Llevo aproximadamente 10 días encubierto, mi misión es de suma importancia para la resistencia, soy vicecomandante de la revolución obrera armada o ROA. Es trágico que tengamos que terminar así usando la violencia, sin embargo cuando me levanto y pienso, me doy cuenta de que es la única manera de poder llegar a una solución.

Mi pueblo ha sido masacrado, degradado, los gobernantes nos han dejado sin nada, sin tierras, con sequía y residuos contaminantes en nuestra tierra.

Pero ¿por qué?, nunca comprenderé porque lo hicieron, ¿por qué nos mintieron? ¿por qué nos masacran y se burlan de nosotros?

En fin ahí esta es la hora, el disparo está asegurado, el comandante está solo, es mi momento, voy a matarlo, mientras siento esa presión en mi pecho, cada latido, cada respiración la siento, es como si yo estuviera a punto de morir y no mi objetivo, mientras la tensión recorre mis venas, mi cuerpo en un movimiento suave y lento tiro del gatillo para poder matarlo, la bala sale, la detonación se escucha unos cuantos metros a la redonda, va la bala en su recorrido rápido como la luz, como un rayo, hasta finalmente llegar a la cabeza de ese tal comandante, y la hace estallar en mil pedazos, en un instante su materia gris se esparce por todo el piso. yo contemplo esa melodía ese bello olor a pólvora, ese bello sentir en mi corazón de haber tenido la oportunidad de por fin tener algo de justicia para mi pueblo, algo de paz para mi y para mi corazón.

Ahora me escondo rápidamente en mi trinchera, he estado en esta trinchera muchos días, quiero salir y ver a mi comandante y saber que hice un buen trabajo. A lo lejos puedo escuchar las sirenas de las fuerzas especiales, están buscándome a mi y a nadie más, están 135 hombres bastante armados, y lo suficientemente adiestrados como para poder desmantelar un ataque terrorista, todos ellos y las demás organizaciones policiales y municipales detrás de mi, debo admitir que me siento con vida, hace mucho que no estaba en una situación similar. Pasaron algunas horas y sigo aquí en la maldita trinchera, creo que es el momento de salir poco a poco, destapé la trinchera, y me escondí, dure unos cuantos minutos mientras mantenía mi arma corta cerca, después de unos minutos me animé a salir.

Al salir no había nadie cerca, solo la soledad de mi tierra y yo, caminé unos cuantos metros sin confiar mucho en el terreno, cuando unos diez metros más adelante, impacto un disparo cerca de un árbol detrás de mi.

Mierda!, NO, NO, NO! No me puede estar pasando esto a mi, ¿por qué?. Corrí rápidamente, hacia un árbol para refugiarme, ahora estos desgraciados la van a pagar, como se atreven a quitarme mi paz, mi maldita victoria. Los disparos venían desde la retaguardia, por lo tanto me agache para cubrirme con un arbusto y después responder al fuego enemigo, cuando di la vuelta y vi a un verde accione el gatillo, el verde cayó era mi momento ahora podía huir, fui para rematar a ese estúpido.

-Auxilio, por favor no me mates - Decía el soldado

-Mi pueblo vale mucho más que tú cerdo – entonces le di el tiro de gracia mientras resignado a morir me miraba a los ojos.

Entonces me sentí satisfecho de nuevo, por fin podía huir regresar a mi pueblo y ser el héroe.

Unos cuantos segundos después escuche un rugido, escuche el sonar de la pólvora, el dulce canto de un arma. Sin embargo no era mi arma la que cantaba, tampoco la del verde que acababa de morir era un arma que sonó desde la retaguardia y que había dejado en mi una herida mortal, esa bala me dejo sin una parte de mi brazo izquierdo.

NO, NO, NO, NO!

Como puede ser posible ya había terminado todo mi trabajo, ¿por qué en este momento?

No, no quiero morir, no voy a morir, cuando volteé otros 3 verdes me estaban apuntando, al querer apuntarles me dispararon 6 veces en mi cuerpo, caí violentamente en el suelo árido de mi tierra, respiré y sentí mi sangre escurriendo, sentí como poco a poco mi vida se iba de mi, de mi cuerpo, mientras los verdes festejaban, yo sentí como cada palpitar de mi cuerpo se hacia lento, como mi realidad, como el tiempo transcurría más y más lento, cada segundo parecían horas, horas de frialdad, horas de soledad, horas de muerte.

No, no voy a morir, voy a ser el héroe de mi pueblo, voy a regresar lo prometí, dios ayúdame, por favor si siempre me olvidaste, ayúdame el día de hoy por favor. ¡DIOS!

Al suplicar así escuche una voz aguda que me dijo:

-El no te escucha

- ¿quién eres tu? - respondí.

-¿de verdad deseas tanto vivir?.

-si lo deseo con todo mi corazón .

-Ah ¿con todo tu corazón?.

- Así es, no voy a morir hoy.

-¿Tu vida vale más que la de aquel que mataste?.

-No lo sé.

-¿y por qué lo mataste?

-Era mi deber, como a todas esas personas que maté.

-Mortal imbécil, mi deber es matar tu deber es simplemente que te mate.

-No pienso morir.

-Jajajajaja, ¿crees que eso es decisión tuya?.

-Si lo es.

-Pues no, no lo es, eso es decisión mía y ahora me perteneces.

Sept. 5, 2019, 5:47 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Rencor

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!