UN REGALO PARA EL SEÑOR BIGOTES Follow story

juanescribiente J P Bernal

UN REGALO PARA EL SEÑOR BIGOTES es una historia basada en los sentimientos, pensamientos y emociones de los seres humanos relflejados en los animales el protagonista es un Gato, que a temprana edad y sin saberlo emprende un camino de aprendizaje y evolución de su alma...pero con el tiempo descubre que mientras comienza a comprender el complicado mundo que le rodea a la vez desarrolla misteriosamente la capacidad de comunicarse con las personas... en especial con su dueño.


Teen Fiction For over 18 only.
1
3.6k VIEWS
In progress - New chapter Every Tuesday
reading time
AA Share

BORIS

La primera vez que escuche algo diferente al dulce ronroneo de mi madre, fueron las palabras del hombre de bata blanca que se acercó a mi "cama" para alumbrar mis ojos con una hostigante linternita que por poco me deja ciego.


- No se que demonios le pasa al señor Hernie con estos...insectos...- decía el hombre de bata blanca mientras me alzaba haciendo gestos como si agarrara un pedazo de mierda - Que ridiculez, por mi los metería a todos en una bolsa y los lanzaría al río


- Olvídalo, sabes que nos paga lo suficiente para cuidar de sus preciadas mascotas...en especial de ese - dijo una voz detrás del hombre de bata blanca señalándome con el dedo.


Era una mujer que vestía igual a el, no sabia casi nada de ella, de hecho nada de nada, pero juraría que me cayo mucho mejor que ese señor; yo todavía estaba colgando de sus manos...ahí con el rabo entre las patas, completamente asustado y deseando que me tragara la tierra.


- ¿Sabes algo? si a esta cosa no la adopta nadie en dos semanas, me lo llevo a mi casa...- y me soltó con el mismo asco con el que me levantó

- ¿Tu? -

- Claro...se ira conmigo

- Seeee...y de repente se te antoja una mascota...

- ¿Mascota? Para nada...enseguida de mi casa hay un bonito restaurante chino... - decía sin dejar de mirarme - Seguramente allá les sera muy útil en una olla con bastante salsa.


Y se marcho soltando unas sonoras carcajadas

yo me acurruque en una esquina de mi "cama". Solo llevo unas semanas de haber nacido y ya me quieren cocinar.

Supongo que todo esto es algo normal, o eso me dio a entender mi querida madre durante mis primeros días de vida


- Hay algo muy importante que debes entender de los humanos mi pequeño Boris - me aconsejaba un día mientras limpiaba mi lomo con gatuna paciencia - las personas son criaturas curiosas hijo mio...siempre quieren mas de lo que tienen y nunca están satisfechas(os) con nada, no les importa pasar por encima de los demás con tal de satisfacer sus ambiciones y van dejando tras de si mucha destrucción y tristeza sin caer en cuenta que la vida y el planeta se les acaba.


Esto sonaba muy desalentador, aun para nosotros los gatos que somos seres superiores.

En mi situación no podía hacer mas que dormir y limpiarme el trasero cada media hora, así que me dispuse a afilar mis pequeñas garras en el cojín de mi "cama" cuando escuche una voz que me decía:


- No te preocupes bola de pelos, no eres al único al que le cae mal el imbécil de Sherman y sus chistes baratos...


En primer lugar mi nombre no es bola de pelos y en segundo lugar ¿de donde rayos venia esa voz tan extraña?


...Pregunté


- ¿Quien habla?


-Aquí arriba muchacho - la voz me contesto de inmediato - Me llamo Arthur ¿que tal la estas pasando bola de pelos?


- Mi nombre no es bola de pelos

- Aaahh...¿Y cual es tu nombre pues?

- me llamo Boris...Boris Bigotes Grandes.


La voz guardo silencio por un instante y luego rompió la calma entre risas


- ¿Boris? que gracioso...nunca escuche un nombre así.


Que insulto, reírse así del nombre que me dio mi madresita, que falta de respeto...decidí seguir con mi limpieza matutina.


- Oye Boris...

- ¿Vas a hacer un mal chiste sobre mi nombre por casualidad?

- Claro que no...solo quería preguntarte si querías ser mi amigo...quieres?

- No acostumbro a hacer amistad con desconocidos que se ríen de los nombres de otros desconocidos.


No tenia ni la mas gatuna idea de QUIEN o QUE era la voz que me hablaba...¿sería la voz de mi conciencia?

No...no creo...la voz de mi conciencia no se burlaría de mi nombre


- ¿Arthur...que eres?

- Soy un perro, ¿sabes lo que es un perro Boris?


¿Un perro? mi madresita llego a mencionarme algo de eso un día, pero no recuerdo mas...


-¿Que es un perro Arthur?

- Somos el mejor amigo del hombre, Boris...


Pero que necedad, como se atreven...


-¿Como carajos pueden ser el mejor amigo del hombre si se burlan de nombres como el mio? - Pregunte ofuscado por la situación

- Que triste Boris, eres un gatito deprimido...


Que insolencia, que atropello...decidí ignorar aquello por completo...


- Oye Boris...

- ¿Ahora que quieres?

- No quiero ser canson amigo,,,pero tengo una pregunta...¿es verdad que los gatos siempre caen de pie?


No respondí la pregunta pues estaba concentrado en un joven humano que había entrado al sitio donde me encontraba, parecía que estaba preguntando por algo...o por alguien.













July 10, 2019, 10:15 p.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter UNA MASCOTA PARA MIGUEL

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!