El Hombre Metamorfosis Follow story

gonzalo-baleato1558951351 Gonzalo R Baleato

Tras haber sido la clase de persona que hoy en día odia, ha decidido cambiar por completo su vida para redimirse de su pasado oscuro, y a pesar de que nunca podrá olvidarlo y mucho menos cambiarlo, sabe que sí puede hacer algo para mejorar el futuro, aunque eso le conlleve a estar constantemente en peligro.


Adventure All public.

#naturaleza #pensamiento #transformación #reflexiones #justicia #el-hombre-metamorfosis
Short tale
0
3.6k VIEWS
In progress
reading time
AA Share

El Hombre Metamorfosis

Las reflexiones son mi vida, ellas me han convertido en quien soy hoy en día.

Con diecisiete años, comencé a reflexionar sobre todo lo que me rodeaba. Años después, creé un pensamiento, y lo llamé; `El ahora del antes´. Su significado hace alusión al gran cambio que he sufrido desde el final de mi adolescencia hasta el momento, y no hay indicio alguno de que vuelva a convertirme el lo que era, eso denotaría debilidad. Sin más dilación, ese pensamiento, el cual lleva rigiendo mi vida voluntariamente por el hecho de hacerme sentir perdonado por la naturaleza, dice; a veces me paro a pensar que, si de pequeño no hubiera sido como fui, hoy tal vez no sería como soy.

Mi historia empieza con tinieblas; llena de muerte, violencia, actos injustos, el hacer de juez y verdugo al mismo tiempo y sin derecho, o la necesidad por la soberanía sobre los más vulnerables. Pero os aseguro que su final acabó siendo la claridad.

No recuerdo mucho ciertas etapas de mi pasado, solo algunos atisbos, aunque sí los suficientes como para quitarme el sueño muchas noches, y creo que es mejor así. Si llegara a perturbarme más aún por el hecho de recordar todo lo que mi familia me ha contado sobre lo que he hecho, lo que solía hacer… tal vez el dolor me habría consumido.

Por alguna extraña y enfermiza razón, de niño parecía que disfrutaba matando a las gallinas y los polluelos de mis abuelos, los patos de mis primos, los cientos de pájaros que maté a sangre fría con la escopeta de balines que me compraron a los catorce años, y muchos más animales que no deseo admitir, y mucho menos los métodos que usé. Es desconcertante el porqué lo hacía, y más desconcertante es el placer que experimentaba al hacerlo. En ocasiones llegué a arrepentirme, pero eso nunca me hacía cesar en mi comportamiento.

Tristemente, la memoria actúa por cuenta propia, no deja olvidar lo que uno no quiere o aquello que los ha podido marcar en algún momento de su vida. Lo malo de los actos es que una vez efectuados, se adhieren a uno mismo y comienzan a formar parte de su vida y su pasado hasta el fin de los tiempos. Así funciona la memoria selectiva.

Todo eso terminó, ahora soy una nueva persona. Sin embargo, mi vida siguió siendo complicada. Viví, al igual que lo hacen los ciudadanos de hoy, sometido por el capitalismo, las burocracias a favor de la política, los gobernantes, los mandatarios… Las leyes que dicen lo que tenemos que hacer o decir, sin ningún tipo de libertad. Seleccionando a una especie para su exterminio cuando supuestamente está demasiado extendida, o sacrificando a toda una granja, independientemente de la especie que sea, simplemente por observar indicios en un solo individuo de una enfermedad mortal. Sin olvidar la caza o la pesca indiscriminada de animales por su piel, su carne, su pelaje, o hasta la absurda razón de tenerlos como trofeo. También está la hipocresía; pensamientos que apoyan hombres y mujeres que transmiten a su descendencia, sobre aquellas tradiciones en las que se juega con la vida de ejemplares maravillosos. Muchos pensareis que soy un animalista con falta de criterio que solo ve lo que quiere ver, juzgando a los humanos sin darle el beneficio de la duda, pero solo hace falta abrir mejor los ojos y observar todo el impacto que causamos a todo lo que nos rodea para confirmar lo que ya sabemos y no queremos admitir.

Por todas estas razones he decidido dejar de formar parte del sistema. El hecho de ser un ser humano no implica que tenga que comportarme como tal, me comportaré como lo que siempre he sido; un ser vivo, y sobreviviré, sea en donde sea.

Cuando descubrí cual era el lugar más amenazado del mundo por obra del ser humano, me informé de todas las especies registradas que habitaban en él; su alimentación, costumbres, y los diferentes tipos de sonidos que emitían. Tardé tres años en aprenderlo todo. Cuando finalmente lo conseguí, decidí marcharme y olvidar mi vida pasada. Ya llevo seis años viviendo en este lugar, y empleé los cuatro primeros en recorrer y conocer los ciento setenta quilómetros cuadrados de los doscientos ochenta y dos que hay. Mi cometido es proteger a las especies que aquí viven y salvar sus vidas de la mano del hombre. No siempre lo consigo a pesar de mis esfuerzos, y ya me han herido en varias ocasiones, pero no dejaré de velar por todas esas vidas, hasta que muera.

Ahora estoy aquí, sentado en la cima del árbol más viejo, protegiendo todo lo que me rodea, y vigilando que todo siga su curso natural. Porque yo he decidido ser así, he tomado la decisión que hará que mi destino sea establecido únicamente por mí. Sé que nada cambiará lo que hice en el pasado, pero el nuevo yo, mejorará el futuro. Yo soy… El hombre Metamorfosis.

“El cambio comienza en uno mismo”

June 10, 2019, 12:01 a.m. 0 Report Embed 1
To be continued...

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~