Pandemónium Follow story

everfall Everfall

Un joven es asaltado en sus sueños por una figura luminosa que siempre le habla de una gran aventura. Cual es su sorpresa cuando tal aventura termina haciéndose realidad. Sin embargo, el mundo en el que se encuentra está lejos de ser como él imaginaba. Esta es la historia de Kaim, un joven que, acompañado de un dispar grupo de individuos, busca la forma de regresar a su hogar.


Adventure Not for children under 13.

#fantasía #mundo-alterno #328 #pandemónium #aventura
4
729 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Pandemónium capítulo 1: Todo comienza con un sueño

La tarde caía mientras el Sol comenzaba a desvanecerse en el horizonte, dotando al cielo de un brillante tono anaranjado. Por el empedrado, sobre una pequeña colina al lado del río, caminaba un grupo de cuatro jóvenes quienes volvían a casa tras las prácticas del club de kendo, vestidos con el uniforme de escolar.


Kaim, quien camina al centro del grupo, estira los brazos al tiempo que bosteza. Un escalofrío recorre su cuerpo.


—No puedo creer que siga haciendo tanto frío —Se queja mientras se abraza a sí mismo temblando.


Benice, que caminaba a su lado izquierdo, comenzó a mirarle con cierto desdén.


—¿De nuevo andas quejándote Kaim? —Lanza un sonoro suspiro y mueve su cabeza a los lados—, Estamos en pleno invierno, es normal que siga haciendo frío.

—No soporto el frío, me conoces lo suficiente para saber que no tengo buenas defensas Beni —replica inmediatamente, manteniendo el tono de queja.


Satoshi, quien caminaba a la derecha de Kaim no puede evitar soltar una leve risotada.


—Siempre usas la misma excusa para todo —habla mirando hacia él con actitud jovial y golpea su brazo con una sonrisa.


Kaim frota su brazo y lanza una mirada acusica a su compañero.


—Tuve que repetir curso por enfermedad, creo que tengo derecho a quejarme de ello —contesta con cierto enfado, aún frotándose el brazo.


Benice detiene su paso y rodea el cuello de Kaim con el brazo, captando la atención de los demás.


—No tienes porqué sentirte mal por ello Kaim —comenta en tono altivo—, después de todo, gracias a eso has podido compartir clase con un par de chicas hermosas como nosotras —finaliza señalando a su compañera en el lado derecho.


Sin darle importancia a Benice, se agacha para soltarse del agarre y responde con inocencia fingida:


—En efecto puedo decir que Homura sea hermosa, pero no sé si decir lo mismo de Ben —comenta al cielo mientras frota su barbilla con interés.


Benice frunce el ceño, furiosa, para luego dar un fuerte pisotón a Kaim, quien no puede evitar lanzar un grito y sostener su pie. Acto seguido retoma el paso apresuradamente, caminando a fuertes zancadas. Satoshi, quien al comienzo estaba sorprendido por la reacción de Benice, explota en una sonora carcajada.


—¿No crees qué te has pasado Beni? —Camina cojeando hacia ella, con expresión adolorida.


Benice voltea el rostro y acelera más el paso, adelantándose por completo del grupo. Homura corre hasta alcanzarla.


—Sabes que solo lo hace para molestarte —Le susurra dulce y comprensivamente.

—Él sabe que odio que me llame de esa forma, debería haber sabido lo que le esperaba —responde, tajante.


El tiempo pasa durante un rato y el silencio se hace presente en el trayecto. El Sol continúa bajando y apagando el ámbar del cielo. Un grupo de niños corre a su lado con energía, zarandeando un palo en el aire mientras ríen. Homura, quien no pudo evitar fijarse en ellos, pregunta:


—Por cierto. ¿cuánto tiempo hace que se conocen vosotros tres?


La pregunta les toma a todos por sorpresa, manteniendo un incómodo silencio durante unos segundos, hasta que Benice toma la iniciativa y responde:


—Los tres somos amigos de la infancia —dice con naturalidad y moviendo su mano al aire quitando importancia al asunto—. La verdad es que no pasó nada especial.

—Mi padre dirigía un dojo hace tiempo, al igual que el padre de Beni, así que nos presentaron cuando éramos pequeños. En ese entonces Beni y Satoshi ya se conocían y desde entonces vamos juntos a todas partes —añade Kaim.


Homura mira al cielo, pensativa.


—Aunque ahora somos un grupo de cuatro —comenta Satoshi de la nada, sacándola de su ensimismamiento.


Benice asiente con la cabeza mientras lanza una dulce mirada hacia ella.


—Cierto —afirma con una tierna sonrisa.

—¿Por qué decidiste unirte al club de kendo, Homura? —pregunta Kaim, intentando encontrar una razón por sí mismo.

—La verdad es que no quería unirme a ningún club, pero mis padres me obligaron, así que me uní al que menos miembros tenía —responde al instante con naturalidad.


Benice lanza un largo suspiro de decepción. Mientras, Satoshi intenta contener su risa.


—¿Por qué tenía que ser una razón tan patética? —comenta con los brazos caídos y encorvando la espalda.

—Va, va, al menos tenemos un miembro más —Intenta consolarla Satoshi con palmaditas en la espalda, mientras contiene la risa.


Tras avanzar un breve trecho, se alcanza un cruce de caminos, Satoshi y Benice tuercen a la derecha y se despiden con los brazos, por el contrario, Kaim y Homura continúan por el camino.


—La verdad, me alegra que hayas acabado uniéndote al club —comenta Kaim después de quedarse pensativo cierto rato.

—¿Por qué? —pregunta confusa, inclinando la cabeza a un lado.


Ambos detienen el paso. Homura se inclina levemente hacia adelante mientras mantiene su mirada fija en los ojos de Kaim, quien, avergonzado, trata de evitar cruzar la vista con ella.



—Bueno —Queda pensativo un instante—, supongo que siempre es bueno que haya personas que quieran ser fuertes.

—Entiendo —responde algo decepcionada por la respuesta, para luego retomar el paso con lentas zancadas—. Aunque aún no soy tan fuerte como tú o Benice.

—Cuando logres ser tan fuerte como Beni seguramente ya todos nos hayamos graduado —comenta en tono burlesco, acompañado de una sonrisa de costado.


Homura detiene el paso in situ y se gira abruptamente.


—Puedo ser tan fuerte como Benice si me lo propongo, ¿sabes? —responde molesta por la burla, para luego avanzar indignada hasta la posición de su compañero y ponerse de puntillas, tratando de alcanzar su rostro. —Además, ya soy capaz de vencer a Satoshi en un duelo —concluye, orgullosa de sí misma.

—Vamos, cualquiera es capaz de vencer a Satoshi —argumenta fútilmente al tiempo que con su mano empuja la cabeza de Homura, obligándola a colocar los pies en el suelo.


Homura vuelve a girarse y a retomar sus zancadas.


—Te lo demostraré, ya lo verás —farfulla en tono bajo.


El camino concluye unos cuantos pasos más adelante, frente a una casa blanca de dos pisos de altura. Kaim se despide de Homura con la mano y ésta le devuelve el despido mientras continúa por el camino de la derecha. El chico saca una llave del bolsillo de su uniforme y abre la puerta.


—Ya estoy en casa, me tomaré una ducha y bajaré a cenar cuando esté lista —grita tras dejar sus zapatos en el zapatero de la izquierda.

—Está bien, yo te aviso cuando esté lista —Se oye decir tras una puerta corredera.


Kaim sube las escaleras y entra en su habitación, acto seguido se tumba sobre la cama y suelta un enorme suspiro.


—Odio el invierno —masculla para luego cerrar los ojos y caer dormido sin querer.


Al abrir de nuevo sus ojos, Kaim se encuentra en un paisaje completamente negro.


—¿Otra vez? —piensa mientras deja caer sus brazos como si se tratase de un viejo muñeco de trapo.


En la distancia, una figura luminosa se acercaba rápidamente hasta cegar su visión.


—¿Sabes?, me gustaría que añadieras algo de acción al momento cuando apareces, no sé, siempre un brillo ya aburre. Quizás podrías probar a poner un fondo la próxima vez. —Se burla con sarcasmo mientras hace señas con las manos, intentando pensar en un fondo adecuado a la situación.


—Pronto tendrás toda la acción que quieras, Kaim —responde la figura tras una breve risa.


Kaim se sorprende al punto de casi caer de espaldas.


—Espera un segundo —comenta de forma abrupta, colocando ambas manos frente a sí—, si podías responderme todo este tiempo, ¿por qué me has estado ignorando? —pregunta molesto y casi a gritos.

—El tiempo ha llegado, es todo lo que necesitas saber —responde con una voz que se extiende en todas direcciones.

—¿Tiempo? —vuelve a preguntar burlándose—, ¿Tiempo de que?


La figura luminosa sonríe ampliamente, regocijándose de la ignorancia de Kaim.


—Pronto lo descubrirás, encuéntrate a ti mismo —Desaparece con un intenso flash.


Kaim despierta, respirando agitado y con la frente empapada en sudor.


—¿Pero qué demonios? —Piensa para sí mismo colocando la mano en su frente e intentando ordenar sus pensamientos.

—Kaim, la cena ya está lista, baja —Le reclama la misma voz femenina bajo las escaleras.


Continuará...

April 14, 2019, 7:12 p.m. 4 Report Embed 4
Read next chapter Pandemónium capítulo 2: Una aventura... ¿Inesperada?

Comment something

Post!
Domingo Kawsay Domingo Kawsay
* Aunque en un principio creí que leería una largs descripción del entorno, una forma incorrecta de empezar una historia en mi opinión, me alegró ver que fue algo corto. * Nada como una amena conversación en el primer capítulo. * Y al final... algo de misterio :). >>>>>> Buen comienzo. Saludos.
April 23, 2019, 8:25 a.m.

  • Everfall Everfall
    Me alegra que te agrade el comienzo, me costó bastante reescribirlo en su día del poco material que tenía. En cuanto a la descripción del entorno, confieso que no soy muy bueno con ello por desgracia así que no puedo explayarme mucho XD. En cualquier caso gracias por leer y espero que te agrade la narración con el paso de los capítulos y se note la mejoría, estos capítulos son bastante viejos y tengo que revisarlos, pero quiero centrarme en finalizar la historia April 23, 2019, 12:31 p.m.
Francisco Rivera Francisco Rivera
En el sueño materializado en apariciones y desapariciones sobrenaturales, el personaje Kaim me parece logrado. El ambiente y la atmósfera de la narración interesa al lectos potencial para continuar con la lectura siguiente. Vamos bien y a desvelar otro apartado de esta incipiente aventura por desarrollarse.
April 15, 2019, 7:43 p.m.
Tenebrae Tenebrae
¡Muy interesante historia! tu estilo de narración es excelente.
April 15, 2019, 3:10 p.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 15 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!