Destinos indeseados Follow story

lihuen Paola Stessens

Cada protagonista luchará para romper el destino impuesto : Desde una joven maya que se revelará contra sus cueles verdugos, hasta una joven que intentara liberarse de su vida común y rutinaria; desde un joven que se debate entre dos mundos a otro que se vuelve testigo del fin de la tierra. Cada protagonista tendrá que tomar una decisión: luchar o sucumbir a su destino. Estarán los que (quizá por pura suerte) logren torcer el rumbo impuesto y estarán los que queden atrapados, hasta condenados a padecer lo que su fortuna tortuosa les obligue a transitar.


Short Story All public.

#mundjos-apocalpiticos-y-alienigenas #sacrificios-y-maldiciones #mundos-fantasticos-y-futuristas
1
1027 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Itzel: Ofrenda para los dioses (gore)

Itzel tembló cuando supo que era su turno. Miró su cuerpo esbelto y perfecto por última vez en los cristales y odio más que nunca su admirada belleza. Desde pequeña los malditos sacerdotes de Tenochtitlan habían detectado rasgos especiales y le habían encomendado a sus padres que se la tratara bien pues los dioses la deseaban para ellos; y fue desde aquel día en que para Itzel todo cambio. Los ojos paternos comenzaron a mirarla con temor, y sus amigos dejaron de visitarla.

-Ahora perteneces a los dioses─ le dijo su abuela solemnemente fijando sus ojos en las estrellas.

“Malditos ojos ancestrales”, pensó Itzel con furia, “me han arrebatado la razón de la vida, los abrazos de mi madre, los oídos de mis amigos, los besos de los amantes, hasta la comida ha perdido su sabor, todo es tedio, día tras día, tedio infernal”.

Itzel contempló con más detalle cada parte de su cuerpo, afuera se oían los pasos del sacerdotes que venía a buscarla para el sacrifico. Entonces, se quitó el vestido blanco, ese que la señalaba como virgen pura y lo puso de alfombra. Luego escudriño cada porción de su figura de porcelana mientras trazaba con sus dedos lo que suponía era de más agrado a la vista de sus creadores. Y cuando hubo decidido, tomó una piedra de cristal la rompió en mil trozos afilados que lucían mejor que las dagas que había visto.

La primera estocada que se dio fue en uno de los pechos blancos de los que brotaron chorros de sangre caliente que mancharon parte del vientre. Itzel se retorció de dolor pero cuando vio su reflejo en el estanque se deleitó en la visión de su piel ensangrentada. Se puso frente a las aguas cristalinas y alzando su brazo derecho comemzó a tatuarse el vientre y las piernas con círculos y lineas entre cruzadas.

─Itzel ─la llamó una voz masculina que se le fue acercando hasta ponerse de rodillas junto a ella─. Dame eso─ le ordenó queriéndole sacar el objeto afilado, pero no advirtió lo que ocultaba la otra mano.

─Nooo─ sollozó Itsel y con las últimas fuerzas le clavó el trozo de cristal en el ojo.

El hombre aulló como un lobo herido pero Itzel no lo oía. Ella solo tenía ojos para verse a sí misma y aún quedaba mucho por hacer. Se arrastró hacia el estanque y contempló sus mejillas suaves en la trasparencia acuosa. Esta vez talló líneas rojas en su piel hasta que la carne dejo entre ver el hueso y luego dirigió lentamente la punta afilada hacia sus labios que parecían dos pétalos de rosa. La mano le temblaba pero a esta altura no sentía más que un tortuoso placer…

─¿De que sirven los labios si jamás besaré a nadie?─se lamentó mientras rasgaba la piel rosa como si se tratara de una fruta.

En eso otro sacerdote logró tomarle la mano para arrebatar el cristal de sus manos pero ella volviéndose como una leona herida logró clavarle los dientes en la muñeca con todas sus fuerzas. El hombre chilló enfurecido pero antes que pudiera alcanzarla ella se enterró la punta del cristal en el vientre inmaculado, hasta que su mano quedó sumergida en la tibieza de sus entrañas.

En medio de un charco de sangre cada vez más espeso, Itzel se quedó tendida semi conciente. El hombre al que había mordido se le acerca lentamente y cuando está cerca de su cara agonizante, Itzel le escupe con desprecio el trozo de su muñeca, acto que incendió en el hombre una sed de venganza inescrupulosa. Pero a Itzel no le importaba, al contrario, es justo lo que deseaba.

Desde el suelo, una Itzel en agonía contempla casi con devoción cada movimiento que el hombre hace; primero se deleita con el brillo de su mirada cruel y luego, cuando su mano saca un cuchillo afilado y se pasa por la lengua, Itzel cree que siente ese orgasmo del que había escuchado. No puede dejar de responderle relamiéndose la voca lastimada, saboreado su sangre, o la de él quizá.

<<Que placer>> piensa moribunda, si pudiera imaginar un amante sería muy parecido a él, alto, musculoso, y de mirada de águila perversa, mirada que avisa que está listo para terminar conmigo. <<Vamos, ven>>, rogó Itzel en su mente, <<hazme tuya, ¿Qué esperas?>>.

Como si la oyera, él obedeció y clavó su cuchillo en su pecho abriéndolo con ferocidad apasionada hasta arrancarle el corazón latiente al que contempló victorioso antes de devorarlo apagando así su sed de sangre y venganza.

De Itzel no ha quedado platillo que admirar, solo trozos de su carne nadando en sangre, huesos quebrados, dedos partidos y ojos aplastados. Justo lo que ella deseaba, ser una ofrenda negada.

+

April 14, 2019, 1:04 a.m. 4 Report Embed 31
Read next chapter Aprisionada en el el tiempo

Comment something

Post!
Gin Les Gin Les
Hola, soy embajadora de Inkspired. He pasado a revisar tu historia para verificarla, pero antes de hacerlo es necesario que corrijas ciertos errores en cuanto al uso de guiones y mayúsculas en los verbos dicendi. Una vez que hayas hecho la corrección por favor responde este mensaje y yo volveré para revisar, mientras tanto la historia quedará en revisión. Saludos
May 8, 2019, 2:30 p.m.
Kai Proyects Kai Proyects
Brutal. Choca un poco la maldita pasión que pone Itzel en ser asesinada, pero tiene el efecto deseado, buen capitulo de inicio.
April 23, 2019, 3:22 p.m.

  • Paola Stessens Paola Stessens
    Muchas gracias Kai!!! es mi primer intento en el genero de gore. April 25, 2019, 5:16 p.m.
MLP Pardos MLP Pardos
Vaya comienzo tan impactante! Y luego me dicen a mí! jajajajaj Estupendo, me gusta mucho la rebeldía que desprende el capítulo de inicio 👍
April 18, 2019, 7:49 a.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 6 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!