El misterio del silencio Follow story

diego-pumero1554478729 Diego Pumero

El Silencio y el Caos; Dos energías antiguas y poderosas que moldearon el mundo durante su creación y que todavía influyen en él. Dos fuerzas que han estado en conflicto constante desde que fueron creadas. A causa de esto, el mundo ha sufrido las consecuencias de la continua lucha entre las dos fuerzas y sus grandes ejércitos, formados por seres peligrosos y poderosos. Son pocas las ciudades que siguen en pie, y las personas que quedan viven ocultas y llenas de miedo. En medio del campo de batalla un hombre desconocido despierta sin tener ningún tipo de recuerdos. Miles de preguntas dan vueltas en su mente, y no logra hallar respuesta a ninguna de ellas. ¿Cuál es su nombre? ¿En qué lugar está? ¿Qué debe hacer? Luego de un largo y accidentado viaje a través de todo un mundo lleno de lugares peligrosos y desafiantes, comienza a descubrir cosas que aclaran su mente, revelando las respuestas a algunas de sus preguntas y mostrando también que está muy involucrado con esta larga guerra que ha sumergido al mundo en tinieblas y miedo por tanto tiempo. Ahora, sólo él representará la oportunidad de una paz duradera, pero, ¿es posible vencer a un enemigo poderoso, cruel e inmortal y acabar con una guerra que nunca se ha detenido? ¿Se podrá revelar el eterno misterio del silencio?


Adventure All public.

#elementos #poder #mundo #magia #inmortal #guerra #silencio #caos #suspenso #misterio #fantasía #aventura #acción
2
635 VIEWS
In progress - New chapter Every Tuesday
reading time
AA Share

Prólogo - Silencio

Generalmente, todos los comienzos son complicados, y en este caso no es diferente. Comenzar a contar esta historia describiendo un estado tan poco común como en el que me hallaba. Según lo que sentía, parecía que acababa de "despertar" de un largo sueño, si se le puede llamar así, sin embargo, al mismo tiempo no había nada en absoluto.

Lo único que podía sentir en aquel lugar, y que me cubría por completo, era el silencio. Un silencio sobrenatural, tan espeso como una gruesa manta de tela gruesa y tibia que me arropaba por completo. Un silencio que se pegaba a la piel como la ropa mojada. Tan profundo y real que parecía posible verlo e incluso palpar su superficie con las manos. Era el silencio absoluto.

Pocos pueden decir que han experimentado un silencio real. Lo que es más, un silencio absoluto no puede sentirlo nadie que esté con vida. Incluso si alguien lograra de alguna forma aislar todo sonido del exterior, al poco tiempo sentiría aumentar la percepción de cada uno de los sonidos de su propio cuerpo, hasta llegar incluso a oír su propio corazón latir con la fuerza de un golpe de tambor. Pero aquí, donde fuera que me hallaba, no había sonidos de ningún tipo, dentro ni fuera de mí.

Unida al silencio estaba además la oscuridad, o mejor dicho, la ausencia. De alguna forma podía sentir que no estaba oscuro, sino que, simplemente no había nada frente a mí que se pudiera ver. Dirigía la mirada hacia todos lados, pero se veía únicamente la misma manta negra uniforme.

Levanté una mano delante de mi cara, pero tampoco pude ver siquiera su movimiento. Incluso intenté tocar mi otra mano sin obtener ningún resultado. Era como si no estuviera allí, en ningún lugar. No sentía estar apoyado sobre el suelo, no sentía frío ni calor ni ningún otro tipo de sensación. Era como si literalmente no estuviera en ningún lugar. Era… justo como imagino que debe sentirse la muerte. Incluso lo pensé por un momento. ¿Acaso estaba muerto?

No parecía lógico, pues el hecho de que pudiera pensar con relativa claridad indicaba que de alguna forma estaba vivo, que estaba ahí en medio de algún lugar, o al menos eso era lo que sentía. Si estaba quieto o moviéndome, tampoco podía saberlo.

No tengo idea de cuánto tiempo estuve allí, pero no sentía que pasara el tiempo de ninguna forma. Poco a poco comencé a sentir que algo cambiaba por primera vez, algo extraño. Algo comenzó a cambiar y no parecía ser en el exterior. Pronto descubrí que lo que cambiaba era dentro de mí.

Comenzaron a aparecer de la nada pensamientos en mi mente, como alguna clase de recuerdos que llegaban y que no parecían ser míos. Sentía como si estuvieran siendo implantados en mi mente de alguna forma. Comenzaron a llegar recuerdos de tiempos antiguos y gloriosos, de tiempos de paz y de guerra, tiempos de odio y tiempos de felicidad. Llegaron también recuerdos de lugares con belleza sobrenatural y lugares de horrores inimaginables.

Después de todo esto empezaron a formarse en mi mente recuerdos de rostros. Rostros cálidos, amigables y hermosos, que de solo recordarlos me hacían sentir paz, y rostros crueles y violentos que hacían surgir recuerdos de rabia. Mi mente se hallaba en gran confusión, pues todos los rostros que veía me parecían de alguna forma familiares, como si los hubiera conocido durante mucho tiempo, a pesar de que sabía dentro de mí con total seguridad que jamás los había visto antes. Era tan extraño como suena.

El desfile de recuerdos continuó pasando por mi mente durante mucho tiempo, como un torbellino de imágenes extrañamente familiares pero que estaba seguro que nunca había visto, tan claras y detalladas que parecían ser reales y recrearse en medio de la oscuridad en la que me hallaba.

Mi mente comenzaba a sentirse cansada luego de ver pasar tanta información, cuando de pronto la danza de recuerdos se detuvo por completo. Pude seguir viendo las imágenes etéreas colgando en el vacío durante unos segundos antes de que comenzaran a desintegrarse como una montaña de arena llevada por la fuerte brisa.

Al desaparecer completamente, todo volvió a verse tan oscuro como antes, pero no por mucho tiempo, pues a los pocos segundos vi aparecer un punto de luz blanca en la lejanía frente a mí, muy pequeña y muy débil.

Al mismo tiempo que apareció la pequeña luz, el aire a mi alrededor cambió de forma notable, primero pasando por una suave brisa fría y luego por un resplandor cálido, para luego acabar con una rara sensación de presión en el aire, como si de pronto estuviera bajo el agua y el aire vibrara de forma casi imperceptible.

Lo único que había permanecido inalterado durante todo ese tiempo era el perfecto silencio, hasta que de pronto se vio roto por un sonido de lo que parecía ser un leve zumbido apenas audible.

La luz, que se veía como un punto lejano en un horizonte invisible, comenzó a acercarse rápidamente a mí, y a medida que se acercaba y se hacía más grande y brillante, el zumbido también se hacía más fuerte y el aire se sentía más pesado e incómodo, haciendo presión contra mi cuerpo.

Aquella lumbre, que ahora se veía mucho más grande, se detuvo unos pocos centímetros frente a lo que debían ser mis ojos, cegando mis ojos por completo, a la vez que el sonido de zumbido se hacía ensordecedor, llenando mi cabeza y haciendo que mi cuerpo completo temblara. Sentía también cómo el aire se revolvía a mi alrededor y aplastaba mi cuerpo casi por completo.

En menos de medio segundo todo aquello volvió a desaparecer, dejándome sumido nuevamente en la penumbrosa oscuridad y el absoluto silencio que había al principio, hasta que se escuchó por todas partes, dentro y fuera de mí, un fuerte y extraño sonido. La única forma de describirlo es como el de una gota cayendo sobre un charco, un vidrio romperse y un martillo golpeando una dura piedra, todo al mismo tiempo.

El sonido fue ensordecedor y me dejó sumamente aturdido. Luego de éste ruido, una cegadora luz blanca me cubrió de nuevo por completo y sentí como mi mente y mi cuerpo se comenzaron a dormir de inmediato hasta quedar completamente inconsciente.

April 10, 2019, 1:31 p.m. 0 Report Embed 2
Read next chapter Capítulo 1 - Tierra

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 9 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!