Lo que callamos las vírgenes Follow story

T
Thai Acevedo


Patricia es una mujer que, a sus 30 años, quiere dar ese paso que hace algunos años no pudo dar... Perder la virginidad.


Humor Black humor For over 18 only.

#femenino #humor #loquecallamoslasvirgenes
0
145 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

He llegado a los 30 y...

He llegado a los 30 años. Sí, a los dichosos “30” que toda mujer ama y odia a la vez.

Me gustaría decir que los he vivido a como yo he querido, pero lamentablemente para mis sueños sin cumplir -mas no para mi billetera- me he quedado corta con todos los propósitos de Año Nuevo que fueron escritos a lo largo de estos añitos que llevo en este mundo. Uno de ellos era – o sigue siendo- el de perder mi virginidad con un hombre de ensueño, de película, de esos caballeros de armadura dorada…

-“Calma, calma, ya empiezas de nuevo”, me digo a mi misma en este instante. No busco al hombre perfecto, simplemente aquel que no me trate como a su empleada y que no sea un completo idiota. ¿Es mucho pedir?

Aparentemente, sí.

Mi nombre es Patricia y nací un martes, según me cuenta mi madre; un día después del día más odiado por todos. Tal vez eso marcó mi carácter como el de una persona al que le cuesta decidirse, pero creo que eso no se aplica en cuanto al tipo de hombre que busco para este momento tan íntimo y especial.

- “Pero has tenido novios, ¿o no?”, me preguntó una vez una amiga, a la que consideraba como el sacerdote de mi iglesia, porque religiosamente iba con ella en mis tiempos de universidad a confesarle todos mis pesares.

- “Obvio que sí”, le contestaba yo.

- “Pero siento que ninguno, hasta el momento, ha valido la pena para entregarme de esa manera”, agregué enseguida.

- “Entonces, ¿qué es lo que buscas en un hombre?”, me dijo Alfonsina, mientras hacía el típico gesto con sus manos abiertas, palmas arriba, ese que se hace al qué rayos deseas en la vida.

- “Quiero estar con un hombre que sea mi cómplice, y con el que al menos pueda tener una conversación seria, divertida, amena. Quiero evitar a toda costa esos tipos a los que hay que sacarles con cucharas las palabras de la boca. ¿Entiendes lo que quiero decir?”, le dije a mi confidente.

- “Sí, claro” me respondió Alfonsina.

- “Pero te vas a tener que esperar un bueeen rato” agregó.

-“Esos hombres son escasos y nace uno por generación. El de la nuestra, seguro ya está tomado” me dijo mientras se levantaba y limpiaba su pantalón de las hojas que se le habían pegado por el rato de estar sentadas en el jardín de la universidad.

-“¿Debería de preocuparme” le dije mientras la veía encender su cigarrillo matutino.

-“Todo a su tiempo”, me dijo mi amiga, dándome palmaditas en la espalda consolarme.

March 7, 2019, 12:30 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter ¿Por qué es tan cruel el amor?

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!