Short tale
0
1399 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Miércoles

En esta cálida mañana a la mitad de una semana me tortura un frío incesante que comenzó desde las 4:00.

Siento que se me rompe algo, quizá sólo es mi corazón –otra vez–, puede ser que deba abrir la llave del gas y encender la estufa, y que sólo sean mis músculos. No siento el calor. ¿Una taza de café? ¿Acaso la profunda tristeza no es un lujo por sí misma? Puedo quemar el maíz de una tortilla y hacerlo café, así tumbaré de las nubes a mi ego, y quizá deje de quejarme de cualquier cosa. Mi estómago arde, mis ojos se cierran y arrastro los pasos al andar; temo muchas cosas el día de hoy.

Particularmente hoy, que no he mirado el cielo y... ahi está.

Los cerros en M que dejan salir al sol y que acurrucan a tantos corazones, algunos más enfermos que otros, pero con ellos no hay distinciones. Entonces ahi terminan algunas vidas.

Siento de nuevo algo romperse dentro, y mi vientre sigue ardiendo, ahora más fuerte.

No me queda más que tocar y morir de angustia en cada fraseo, en cada silencio y en cada respiro.


Entonces, aquí terminan otras vidas.

Feb. 27, 2019, 4:24 p.m. 0 Report Embed 1
The End

Meet the author

Sofia S Necesito terapias constantes de diversos males.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~