Deseos Follow story

alexander2511s Gustavo Sanchez

Al caminar se piensa en cosas, la mente divaga en lo profundo y revela demasiado, deseos, fantasías, la imaginación no tiene limites, mas aún si tienes a una mujer en tu cabeza...


Erotica For over 18 only.

#pensamientos
Short tale
0
3373 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Deseo Oculto

Erase un día cual quiera, como todos los días que vivo. Regresaba de estudiar por la tarde, lleno de entusiasmo por las clases, por la vida, por las mujeres y por el deseo de tener a alguien. Deseo que tal vez se haga realidad en aquel momento menos esperado. Entonces regresaba a casa, pensando en un sin fin de cosas, claro uno camina durante 45 minutos y la mente tan grandiosa que es, se llena de cosas, unas inexplicables, otras fantasiosas y hay otras mucho más realistas también.

Pues caminaba y me detenía en cada cuadra, a pensar, pensaba en mis clases, en cuan fáciles eran, claro después de haberlas estudiado y puesto en práctica. Me reía de mí mismo por haber sufrido tanto en entender una simple cosa de matemáticas, en realidad no lo era así, si era complicado, sin embargo, me gustaba pensar que era fácil y que no me podrán vencer unos simplecillos problemas, según yo.

Seguía mi trayectoria directo a casa, con una sonrisa inmensa, provocada por los tontos y hasta podría llamarlos ridículos, pensamientos en mi cabeza. También pensé en cuan fácil se hacía recorrer un camino largo, mientras tienes la mente distraída pensando en alguna cosa o en alguien también, pues este “camino largo” se hace demasiado corto, que si te detienes a pensar en cuanto has caminado y en donde estas, te sorprenderás grandemente, porque te darás cuenta que ya apareciste en tu casa o en el lugar a donde te hayas dirigido.

De tanto pensar en todo lo que se me cruzaba por la mente, ya me encontraba casi cerca de mi casa, pero me detuve un momento y mis pasos fueron haciéndose más lentos, que los anteriores, se fueron deteniendo y junto a ellos se detuvo mi mente, se detuvo para pensar otra vez, ahora en algo mucho mejor que simples cosas sin sentido o tal vez con sentido, ahora pensaba en una mujer, mujer que por la cual llevo muriendo de ganas por tenerla, ya bastante tiempo.

Pensaba en ella, en cuan bella se ve por las mañanas al recibir los rayos de sol en todo su rostro, pensaba en el cuerpo imperfecto pero a la vez tan perfecto para mí, que posee; pensaba también en su mirada, tan profunda y atrevida que a veces al cruzarnos me refleja, pensaba en su sonrisa, tan entusiasta y tan graciosa pero placentera a la vista de mis ojos.

El pensamiento que tuve de ella se fue distorsionando, poco a poco, mientras más recordaba de su figura. Ahora ya no pensaba es su sonrisa o sus ojos, si no en sus labios carnosos y semipalidos que tiene, provocativos, esperando ser besados y saboreados; pensaba en sus senos, pequeños pero dispuestos a brindarme el necesario y suficiente placer; pensaba en sus caderas, en cuan bien las movería, danzantes en el baile del sexo. Pensaba en su ombligo, exquisito para mí, dulce, llamándome, diciéndome bésame y tócame; pensaba en sus piernas, largas y preciosas, de piel suave como todo su cuerpo, dispuestas a abrírmelas, para poder ver todo su interior, para poder apreciarla en todo su esplendor.


Cambie de parecer y ahora la tenía frente a mí, en mi cuarto a solas, ambos juntos y solos en este mundo lleno de secretos en el amor. Me acerque diciéndole que se ve hermosa, susurrándole al oído cuan exquisita se muestra frente a mí. Inclinó la cabeza, dejándome su cuello a la vista, entregándose a la boca de un león hambriento y feroz. Le besé el cuello con delicadeza, pero con habida fluidez, causando placer con pequeños mordiscos, seguí avanzando con dirección a los senos, los tocaba, dando suaves masajes, sintiéndolos son mis manos; pasando una u otra vez por su boca, saboreándola, dando leves mordidas a sus carnosos labios.

La recosté sobre mi cama, le quité el polo que tenía encima, dejando su brazier al descubierto, ella me quitó el polo de una manera lenta y provocativa, mientras yo no perdía el tiempo y la comía a besos, largos y profundos besos, probando toda su piel; le quité el bra, dejando a la luz los pequeños y encantadores senos que tiene, deliciosos, los beso, los lamo, pequeños mordiscos doy en su pezón, se que le encanta, lo puedo ver en su mirada. Seguí bajando a su ombligo y accedí de inmediato, lo besé con ternura y pasión, veía como ella arqueaba las caderas y cerraba los ojos del placer que le causaba, empecé a bajar más, con delicadeza besaba ahora su vientre, ella me agarraba de los cabellos, incitándome a seguir bajando, desabroché su pantalón, lo saque con rapidez, la seguía besando y ella se seguía retorciendo del placer, retiré su ropa interior, dejándome a la vista su sexo, labios delgados, empapados de sus fluidos, llamándome a ser comidos; sin perder el tiempo doy el primer bocado, se escucha un suave gemir, me excita mas y continuo con mi labor, ahora paso mi lengua por aquel botoncito que estremece a cualquier mujer, lo muerdo suavemente, e insisto en ese lugar, mas gemidos; ahora introduzco mis dedos, entran y salen, lo hago más rápido, más y más ya no puede contenerse, grita de placer y se corre en mis manos, el olor era único, no me detengo, introduzco la lengua nuevamente y saboreo la lujuria…..


Sin percatarme tenía en ese momento la erección mas grande del mundo, me sentía húmedo en la parte de abajo, estaba sudoroso, nervioso, tratando de ocultar el bulto entre mis piernas, para que las personas que andaban por allí no se percataran, solo caminaba sonrojado por lo que había sucedido, ya no faltaba mucho para llegar a mi destino, no podía dejar de pensar, instantes que mi mente creo, un momento de placer que solo sucedió, me doy cuenta que la mente hace cosas maravillosas, viví como realidad el momento creado por mi subconsciente, lo pude sentir, me perdí en los confines de mi imaginación, pues yo sé que no fue solo un pensamiento, si no mis más profundo deseo.


Feb. 11, 2019, 9:22 a.m. 0 Report Embed 2
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~