El despertar de la magia Follow story

alejandro-cheuquepan Alejandro Cheuquepan

La historia nos transporta a un mundo de ficción medieval, cuyo equilibrio político y militar es perturbado por el resurgimiento de poderes que llevaban casi un milenio sin manifestarse. Todo es visto a través de los ojos de la joven protagonista Flaw, quien deberá encontrar su lugar en disputas y batallas que jamás hubiera imaginado.


Fantasy Epic Not for children under 13.

#medieval #magia #amor #aventura #épico #acción
3
3050 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Prologo: La primera aventura. Parte 1

Sonó un cuerno, su estruendoso y ronco sonido retumbo hasta en la última casa del pequeño pueblo de Mercel. Los habitantes se preguntaron que era tan urgente ¿Por qué harían sonar un cuerno cuando comenzaba a anochecer? Temieron que hubiera algún peligro.

Las noventa y tres personas que vivían en Mercel se reunieron alrededor de la pequeña plaza, donde cinco soldados aguardaban. Aquellos hombres no parecían ser guardias del pueblo, sus cotas de malla parecían más limpias, además poseer otras protecciones metálicas en los hombros y pantorrillas, se trataba de soldados, miembros del ejército real.

–¡Os traigo un mensaje de su majestad el emperador Parpul tercero! –Gritó a toda voz un soldado–. ¡Se acercan tiempos difíciles, tiempos de guerra y el ejército real, da la bienvenida a nuevos reclutas que deseen servir a Sheram, nuestro reino. Mañana a medio día, saldremos con todos los voluntarios! –Concluyo el soldado.


El llamado sin duda causo revuelo entre los aldeanos, esa misma noche en la taberna del pueblo, todos hablaban de ello, los más jóvenes fantaseando y bromeando de sus futuras hazañas heroicas y como salvarían el reino, los que eran un poco mayores veían la oportunidad de salir del pueblo con un trabajo y paga estable, otros más pesimistas o realistas quizá, pensaban que la guerra podría llegar al pueblo y todos morirían, pero no trata de ellos esta historia.


Lejos del ajetreo de la taberna, una joven de pelo castaño y ondulado permanecía sentada sobre la rama del árbol más grande del pueblo, sus ojos miel contemplaban las brillantes estrellas de aquella noche, buscando una respuesta en ellas.

Eran contadas las veces que llegaban noticias del exterior a ese pequeño poblado, y cada vez que ocurría, las mismas memorias afloraban en la mente de Flaw. Recordó inevitablemente a su padre, quien hace años se marchó del pueblo, no sin antes ofrecerle la posibilidad de marcharse con él, pero la indecisa chica a pesar de querer ir con su padre no fue capaz de dejar a su madre y abuela. No tardo en lamentar su decisión, su abuela murió un año después y su madre la siguió en unos pocos meses dejando a la niña sola. Los años solo han servido para acrecentar el arrepentimiento en la joven, pues a sus diecinueve años ella vivía sola y cazaba para sobrevivir.

Una vez más, se preguntó si ya era tiempo de marcharse, Flaw no era tonta, sabía que convertirse en soldado en tiempos de guerra era casi sinónimo de una muerte prematura, pero también cuestionaba si valía la pena prolongar sus miserables años en aquel pueblo, viviendo en soledad y carencia. Los días de hambre cuando no era lograba cazar nada y los de frío cuando no lograba cambiar sus conejos por abrigo. Sus recuerdos le pedían casi a gritos que se marchase.


Nunca fue capaz de cultivar alguna amistad con nadie, poca gente de su edad vivía en aquel lugar, además de que muchas personas la miraban con lastima y desaprobación, otros hablaban mal de ella a sus espaldas, mientras que las pocas personas con las que había entablado una conversación le habían aconsejado que se buscase un hombre, pero no le llamaba la atención esa vida, ni mucho menos los hombres.

Las lágrimas recorrían las mejillas de la muchacha mientras se preguntaba si tendría la fuerza física y mental para aguantar la vida de un soldado, imaginaba que entrenar podría llegar a ser muy duro, por no hablar de las cruentas batallas que tendría que enfrentar, además dudaba si la aceptarían por ser mujer, ella ya había recibido muchos comentarios e insultos, pues a palabras de los demás “Ella vivía de lo que debería hacer un hombre”

<<¿Qué haría entonces?>> se preguntó pensando que podría no ser capaz, en el mejor de los casos volvería al pueblo y sería el hazmerreír, la fracasada huérfana de los conejos, y en el peor, la fría muerte le estaría aguardando.


A la mañana siguiente, mientras el frío de la madrugada aún permanecía y la luz del sol todavía no se sentía brillar con intensidad, Flaw llego al puesto de los soldados, una mesa de madera dentro de la tienda que habían instalado provisoriamente en medio del parque. Incluso estando allí, la muchacha estaba llena de dudas, las cuales crecieron al ver que no había ningún soldado aguardando en el puesto.

–¿Habré tirado otra oportunidad de salir de acá? –dijo Flaw en voz alta.

–Tranquila, es raro que tan temprano alguien esté emocionado por su propia muerte –dijo un soldado que acababa de llegar.

–¿N-no iban a estar acá? –preguntó Flaw.

–Anoche fuimos a la taberna –dijo el soldado dando un bostezo–, había mucha gente, imagino que los que se nos unirán también estaban allí, así que dudo que llegue nadie antes de mediodía.

El corazón de Flaw empezó entonces a latir con mucha fuerza, los nervios la carcomían por dentro y su estómago comenzaba a revolverse, aun cuando no había comido nada esa mañana. Pensó en que decir para impresionar al soldado que tenía en frente, mientras lo analizaba buscando en donde podría golpearlo en caso de que tuviera que demostrar lo que valía.

–¿Entonces quieres unirte al ejército? –preguntó el soldado, sacando a Flaw de sus pensamientos.

–S-sí –respondió Flaw.

–Debes estar aquí a medio día para irnos entonces –le dijo el soldado–. Aunque en realidad no creo que nos vayamos hasta pasada una hora del medio día, así que no seas puntual.

Flaw asintió y se marchó, al caminar a su casa solo pensaba en lo tonta que había sido y rezaba para que sus pensamientos se hubiesen mantenido dentro de su cabeza y no en voz alta como era costumbre cuando las ansias la dominaban

–Espero nadie haya visto eso –se susurró.

Feb. 8, 2019, 10:32 a.m. 2 Report Embed 1
Read next chapter Prologo: La primera aventura. Parte 2

Comment something

Post!
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, embajadora lider de inkspired. He pasado a verificar y revisar tu historia, lo he hecho. Por el momento la historia quedará en revisión pues es necesario que hagas algunos cambios en los guiones, puntuación y algunas faltas de ortografía como las mayúsculas en los verbos ascendi. Una vez hecho estos cambios por favor responde este comentario y volveré para ponerla en verificada. Cualquier duda o pregunta que tenga por favor preguntarme. Saludos :D
Feb. 9, 2019, 8:45 p.m.

~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 13 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories