Helen, ya me de cuenta de ti - Alejandro Ochoa (Aleyen) Follow story

aleyen0 Alejandro Ochoa (Aleyen)

La historia casual de un hombre que simplemente se dio cuenta de los sentimientos de alguien mas hacia el, donde el expresa sus sentimientos encontrado por medio de una carta basándose en la quizás inmaduras sentimental de el para el momento de darse cuenta de los sentimientos de su amiga.


Romance Young Adult Romance All public.

#Venezela #mexico #españa #quele #queleer #narrativa #lectura #lecturarecomendada #reflexion #lujuria #escritor #romance #libros #literatura
Short tale
0
439 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Helen, ya me de mi cuenta de ti

¡Hola! Tiempo sin saber de ti, creo que ya no estamos como antes ¿No? Creo que nos hemos distanciados por justas razones, te he escrito esta carta para contarte una historia que tiene que ver con los dos, aunque más mía que tuya y donde todo en general era perfecto. Recuerdo que el desarrollo de los sentimientos iba acorde con las veces que te miraba y por ende te regalaba una sonrisa.


¡¿Aunque sabes?! Más que una historia vengo a contarte que nunca note tus maneras o tus guiños inconscientes sobre alguien como yo porque siempre te mire como aquella mujer que podría abrazar e irme si quisiese o sin ningún problema y la verdad existía esa pequeña duda donde me planteaba si hay algo más para ti que aquel yo que posiblemente recuerdes con momentos un tanto desubicados.


Pero hoy solo sé que en aquellos momentos y parte del presente yo iba sabiendo muy en el fondo que poco a poco retoñaba el hijo de la atención que en tu presencia me robabas y de alguna manera tan despistada me encerré con la afirmación que lo que sentía por ti era solo el impulso de regalarte una sonrisa o reír contigo como dos simples amigos.


Y la verdad es que yo, bueno, son muchas las razones por la cual no me daba cuenta y era que siempre creí estar enamorado de otra cara, de otra presencia, de otra persona. ¡Je! Y no puedo evitarlo, estos días llegaron y con ellos el día en que por fin supe cómo tú me mirabas.


 Ahora por fin puedo entender, el calor que sentía cada que me abrazabas, así también pude entender que mis tiempos como el desordenado chico sentimental llegaban a su fin por el simple hecho de comprender lo que estaba pasando contigo y con ella. Pero mucho más por la razón de que necesitaba, simplemente entenderme…


Es así, por medio de esa misma vía argumental que puedo mostrarte en esta carta que el tiempo paso y con él las no muy buenas decisiones y con él los malos sacrificios y con él un gran cambio, un cambio tuyo del que la verdad no me puedo quejar, ya que vas por el camino más inteligente y tranquilo para tu propio bien, yo haría lo mismo, yo decidiría de la misma manera que tú porque todos en primer lugar queremos ser felices.


La fría cara o el serio sentimiento que tuve que dominar, mi cambio hizo que cambiaras tú también porque de alguna manera tan indirecta te hice saber que en aquellos momentos el amor no era lo mío y eso, eso fue mi mejor error.


Un error que me abrió los ojos y al mismo tiempo sin aviso, me explico que tus abrazos ya no serán tan calurosos y se quedarán con ese simple concepto, un abrazo de amigos y ya.


Que cuando te vea con alguien más estaré condenado a sentirme triste siendo mi única arma, este orgullo. O que aquella que sin saber me amaba ya no me ama, esa misma amiga por la que quise sin saber o por la que hoy amo sabiendo.


Me di cuenta, que en la vida se cometen hazañas que te dejan sin espacio para salvarte, me di cuenta que de alguna manera se puede amar y sonreír al mismo tiempo, de lo inconsciente que puede llegar a ser una persona cuando no sabe querer o que el amor es solo el nombre que se le dio al impulso de aferrarte a alguien para lograr ser mejor que antes.


Me di cuenta que amabas a un idiota…


Por eso discúlpame Helen, ya me di cuenta de ti.

Jan. 20, 2019, 4:14 a.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~