el manduiven Follow story

m
maedhros izaguirre


inspirado en los libros de tolkien, cuenta este capitulo la creacion de un nuevo mundo


Fantasy All public.
Short tale
0
449 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

de las llamas y el comienzo.


           

Antes, no había nada mas que el. Athelos margolek, que así es conocido ahora en ciertos pueblos élficos, descansaba en

el profundo vacío del universo, aunque en este entonces, carecía de cuerpo y mente, era nada mas que un cúmulo de energía

en medio de un oscuro y silencioso océano. Si bien no existía el tiempo,en algún momento de su existencia, toda la ener-

gía se concentro en un punto minúsculo, imposible de ver ni con los ojos de los Medhras. Esta energía se encogió tanto,

que llegó un punto en el que su masa no le permitía achicarse más y acto siguiente, la energía, cansada de encogerse, 

libero toda la energía en forma de explosión, así llenando con luz y sonido todo el vacío existente, que se cuenta, que

en día de hoy, sigue expandiéndose. En el punto de la explosión, donde emergió toda la energía, quedó una herida en el 

vacío. Esta tenía forma de una llama, e iluminaba todo el vacío con su esplendor. Entonces así surgió el primer cuerpo de 

athelos, el creador.

 Athelos, ahora danzaba en el universo virgen, y ahora, al existir el tiempo, Athelos paso millones de años solo, y comen-

zó a aburrirse. Entonces, volvió a hacer lo mismo que cuando tenia su antigua figura. Se encogió hasta mas no poder una

segunda vez y esta volvió a explotar, pero ahora, al tener cuerpo, la explosión generó otra llama, pero mucho mas pe-

queña que la de Athelos. entonces así, athelos tuvo otra llama compañera, con quien danzaba por el universo. A esta llama

se la llamó Erlendas, la mujer. Athelos, maravillado con Erlendas y su creación, sintió en su alma el primer sentimiento

de amor en todo el universo. Entonces Athelos, mientras se movían recorriendo el desconocido universo, que, si bien 

carecía de estrellas y planetas, era hermoso para los ojos de las llamas. Ahora bien, Athelos se frenó en la oscuridad

y le confesó su amor en un idioma nunca comprendible por alguna raza de Maegros. Entonces las dos llamas sintieron el 

impulso de unirse, y de ellas surgió la tercera llama. A ésta llama se la conoce como Maseran, el primer hijo. Athelos y 

Erlendas le educaron y enseñaron a recorrer el universo de aquí a allá y los tres vivieron millones de años más, aunque

para ellos es solo un suspiro. Entonces Maseran se sentía solo, porque aunque tuviera dos padres, estos no comprendían

aun a las almas jóvenes. Entonces le suplicó a ellos un hermano, y estos se lo concedieron. Vérenor se lo llamó,la llama

oscura ya que esta no producía luz alguna, sino que absorbía la luz que estos generaban. Entonces Athelos, harto de él

le ordenó que se alejara de ellos y este fue el primer sentimiento de odio y tristeza. 

 Vérenor, huyo, aterrado de su padre y sumamente triste por perder a su familia. Se escondió en la oscuridad y desde

allí miraba a su familia, que brillaban como linternas en la oscuridad, con una tristeza, que luego se convirtió en odio

a cualquier ser de luz.

 Pero su hermano, Maseran, volvió a sentirse solo y sin permiso de su padre, fue a buscar a su hermano en la oscuridad,

y al encontrarle, Vérenor no manifestó felicidad alguna y se mostró agresivo, ya que odiaba a cualquier ser de luz.

Y Maseran, al no conocer la agresividad, se acerco a él a hablarle y Verenor saltó hacia el y lleno de furia absorbió

hasta el ultimo destello de la llama de Maseran, provocando así la primera muerte de todos los tiempos.

 Así comienza la era de los hijos de las llamas, cuando Athelos y Erlendas al no encontrar a su hijo Maseran, Athelos vol-

vió a enojarse, ya que Maseran se había largado sin su permiso. Entonces le dijo a Erlendas que tuvieran mas hijos, varios

hijos mas, así Maseran al volver, encontraría una familia que lo habia olvidado, y sintiera en lo profundo de su alma un

ataque de celos y furia, al igual que había hecho sentir a su padre. El problema es que las llamas no sabian que el 

primer hijo había muerto, ni se lo imaginaban, ya que desconocían el arte de la muerte. 

 Entonces pasaron los años, que se contaban en millones, y las llamas crearon con el tiempo a las 8 llamas que se cono-

cían como Dunadei,y sus nombres eran, Salamir, Kaberen, Exatlos, Lanlos, Mirtrel, Juno, Aruman y Agnastan, este último era 

la mas poderosa y mas grande llama, el hijo mas querido de Athelos y Mitrel, la mas querida de Erlendas.


Millones de años mas adelante, Athelos, comenzó a pensar. Esta habilidad nunca había surgido en la mente de ninguna lla-

ma ni de ningún dunadei, ya que dedicaron todo ese tiempo a recorrer el infinito y oscuro universo. Entonces, la llama

creadora, al cansarse de recorrer el espacio, se dedicó a pensar y pensar, en como crear otra cosa que no sean llamas.

 Esto era algo muy dificil, ya que no existía materia alguna que no sea el fuego sagrado, y era muy dificil imaginar

su nombre y forma. Entonces fue que vio a Lanlos, el séptimo hijo, tomar la forma de una llama circular, y así aprendió

la forma de los círculos, por mera casualidad. Entonces convocó a todos los Dunadei y a Erlendas a que le ayuden con 

su sexta creación. Las llamas se fusionaron y se encogieron nuevamente hasta el punto mas pequeño que se les permitió

y explotaron liberando toda la energía posible. Así entonces el espacio se había llenado de anillos de fuego, una gran 

cantidad, unos mas grandes que otros.

 Los dunadei estaban asombrados con la creación, pero Athelos no estaba satisfecho. Por eso pensó muchos años más, como

crear otro material, y como darle volumen, ya que los anillos eran totoalmente planos y sin fondo. Y finalmente se le 

ocurrió. Y no era uno, sino dos. El primero, Wurn, era lo contrario al fuego pero frío y liquido, conocido por los 

homres como agua. Y el segundo fue creado porque a Athelos no sabía como reaccionaría el fuego al tocar a Wurn. Entonces

pensó en Megrath, la tierra, por si el agua llegaba a ser maligna, usarian la tierra para armar fortalezas para cubrirse

de ella. Pero Athelos no conocía otra forma más que el circulo y pensó como darle volumen. Fue entonces que Athelos penso

en la esfera y entoces se sintió listo para la septima gran creación.

 El resultado no fue lo que esperaba, pero sin embargo, logro crear a wurn y megrath. Esta era una gigantesca esfera,

conformada por los dos elementos que se mezclaban, formandose oceanos de barro gigantescos que salpicaban y mojaban

toda la esfera. Asi fue que la esfera paso de ser mitad megrath y mitad wurn, a ser una sola esfera de barro. La alegría

de Athelos fue disminuyendo acorde a que pasaba el tiempo, y crecía en su interior la desesperación de arreglar su creación.

 Fue entonces que los 8 dunadei se ofrecieron para ayudar a darle forma a la creación. Pero Athelos no quería quedarse

sin hijos en el espacio, por lo que mandó a sus dos hijos mas queridos por él y por Erlendas. Estos eran Agnastan y mitrel

y a estos se les concedió el don de dominar los elementos. Agnastan, amo de tierra, y Mitrel, ama del agua.


       dunadei en Maegros.


 Agnastan y Mitrel descendieron en forma de esfera a la esfera, ya que no existía otra forma en la mente de Athelos, y 

estos trabajaron la tierra y el agua hasta separarlos y formar así los océanos y continentes. A todo esto, se supone que

Athelos estuvo pensando en formas y cuerpos, para que los amos pudieran labrar mejor sus elementos y así obtuvieron la

forma de estrella, como la de los elfos y muchas criaturas en el futuro. Piernas para impulsarse en la tierra, brazos

para agarrar la tierra, y cabeza, como timon y comando de las demas extremidades. Pero estos estaban hechos de barro y 

por lo tanto les costaba incorporarse y moverse. Una vez terminado el trabajo de Agnastan y Mitrel, las demas llamas 

contemplaron asombradas la hermosura de la esfera. Maegros, se la llamó, esfera montañosa, ya que gigantes olas y sal-

picaduras de barro quedaron secas con el tiempo y así se formaron las montañas.

 Fue así que los demás Dunadei se enamoraron de Maeglor, y le suplicaron que los deje ir a acompañar a sus hermanos.

Entonces Athelos nuevamente sintió miedo de quedarse solo, y por eso, tuvo mas hijos, 5 eran, pero a estos se les 

desconoce el nombre. Una vez compuesta la familia, les permitió entrar a Maeglor, y Athelos se quedó con sus nuevos

hijos.

 Ya pasados muchísimos años, Athelos había logrado pensar en 6 artes y elementos más, y se comunicó con los dunadei,

y les encargó cada elemento u arte a cada uno. Agnastan y mitrel ya dominaban 2 elementos, por lo que Athelos no los 

incluyó. Para empezar, a Saramir, le encargó el don del fuego, con el que formó volcanes por toda Maeglor.Se cuenta,

que Salamir, vive en el centro de la tierra en los más calientes fuegos que jamás existirán, y cada vez que nesecita 

salir, lo hace por los volcanes en forma de erupción. Aruman, posiblemente el mas querido por todas las razas, tuvo

el don de crear vida, y así pudo lograr a muchas criaturas y animales, algunas desagradables y otras totalmente buenas

y bellas. Su hermano mellizo, Kaberen, obtuvo también el don de la vida, pero este creó a los árboles y plantas. Verdes,

y sin movimiento propio, fuerte amor sintieron por ellas mas adelante, las demas razas.

 Fue así el que más le costó pensar a Athelos, aunque ya existía, el arte de la muerte. Esta le fué encargado a Exatlos,

con el fin de regular la población de criaturas y plantas, porque sino, sería un completo caos. El anteúltimo elemento,

fue el aire, y este se lo concibió a Lanlos, ser de los vientos, que está, estuvo y estará en cada rincon de Maeglor,

con el que toda criatura y planta respira. El último elemento, la luz. Si bien este no tiene forma ni materia alguna,

la vida sin la luz, sería imposible, y para eso, Juno construyó gigantescas lámparas con las que iluminaba toda la tierra.

eran 3 en total. Lunwe, juste y mandes, una para cada continente.


 Entoces los dunadei vivieron muchos años solos, dando forma a Maglor con sus nuevos elementos, pero estaban ya muy

fatigados, por lo que le suplicaron a Aruman, criaturas que los ayudaran a dar forma al mundo. Pero Aruman desconocía

como crear seres inteligentes, que pudieran entender y comuicarse entre ellos, por lo que se comunicó con Athelos.

 Le informó sobre el problema, y Athelos pensó y pensó pero nada se imaginó, por lo que le dijo a Aruman que les diera

cuerpo mientras el pensaba. Aruman diseño a las criaturas semejantes a los Dunadei, piernas, brazos y una cabeza, cubiertos

con piel suave y clara, la mas bella de entre todas las criaturas. También les dió cabello, para que lucieran mas impo-

nentes y bellos. Ya terminada la creacion de Aruman, solo faltaba darles vida e inteligencia, por lo que acudió a Athelos 

para ver si ya había pensado. Y entonces Athelos ya lo tenía pensado, y tocó con el fuego sagrado las cabezas de las cri-

aturas y estas despertaron, pero comenzaron a patalear y a tomarse el cuello mientras morían ahogados, ya que carecían de

nariz y boca. Athelos se dio cuenta de la falla, por lo que le ordenó a Exatlos, que los devolviera a la vida, y este lo

hizo. Entoces le dijo a Aruman lo que debía hacer, y finalmente, les hizo nariz, boca, ojos y orejas. y así Athelos les dio

vida con el fuego sagrado. y así despertaron los primeros seres inteligentes, aunque no se supo nunca como Athelos, les 

otorgó inteligencia, ni el mismo Aruman. Los Eledwen, se los llamó, los primeros elfos de la historia. Estos eran 2, el 

elfo, Merudas, y la elfa Yewendas.

 Fueron llevados al valle de Tor linden, y alli vivieron sus primeros cien años. Todos los Dunadei estaban maravillados,

excepto Exatlos, ya que al haberlos devuelto a la vida, cometió un error que aún desconoce y volvió a toda la raza comple-

tamente inmortal. Y esto fué un duro golpe a Exatlos, ya que el poseía una de las mentes mas brillantes y una poderosa

memoria, porque cada cual que moría, viajaba como espiritu a la mente de Exatlos, y no salía de allí a menos de que 

Exatlos se olvidara de su existencia. Entonces el avergonzó y pidió perdon a Athelos por haber fallado en su tarea,

y Athelos, apenado, le dijo que le daría otra oportunidad, que le encargaría a Aruman otra raza, pero que sería dentro de

mucho tiempo. Entonces los más bellos y poderosos elfos vivieron junto a los Dunadei en el valle de Tor linden y de ellos 

aprendieron todo sobre Maeglor y muchas cosas más. Hasta que Merudas y Yewendas se enamoraron y así Aruman les enseñó

a reproducirse para así propagar la raza y le ayudaran a construir la tierra. Entonces nació el primer linaje de los elfos.

Los Gundan se los llamó, los mas altos y bellos de entre todos y ellos fueron los encargados de abrir el curso de los ríos

y lagos de Gondreth, el continente donde residían le mayoría de los Dunadei, excepto Saramir, que vivía en el centro del 

mundo, controlando los fuegos, y Mitrel, que vivía en las profundiades de los océanos. Al finalizar su tarea, los Gundan

fueron premiados, con un reino. Este fue el primer reino de todos, llamado Rihoden, corriente de río. Este reino era peque-

ño al principio, pero a medida que el numero de Gundan crecía, mas grande y hermoso fué. Blancas y pulidas eran sus paredes

y todos los techos eran azules, como destellos de agua. En la torre principal vivían Merudas y Yewéndas que gobernaban

a sus hijos, nietos, y bisnietos. Pasaron muchos siglos felices en las tierras de Gondreth, pero aún quedaban los continen-

tes de Ruin y Pathagok. Entoces así surgieron los 3 linajes de elfos, los Gundan, en Gondreth, los Finduen, en Ruin y los

Medhras, en Pathagok. Tambien se encargaron de abrir paso a los ríos y cavar lagos, y enamorados de sus continentes, mora-

ron allí el resto de sus vidas.

 Los Gundan, eran los elfos de oro, los que vivían junto a los Dunadei en Gondreth y eran 

los mas altos y bellos de entre todos, y de ellos resplandecía la luz de juno, que permanecía en la lampara de Lunwe, en el

primer continente. Gobernados por los Eledwen, vivían en Rihoden, un reino situado entre hermosos arroyos y los rios

Meyl y Mynos. Estos elfos se dedicaban a pescar en los ríos cercanos y amaban a cualquier ser acuático. No se dividian en 

casas, como los otros elfos ya que eran muy pocos y querían mantener el linaje Gundoneano.

 Los Finduen, vivían en Ruin, el continente menos explorado de todos, y de éstos poco se sabe. Son tímidos y poco amiga-

bles con otras criaturas. vivían en reinos escondidos en los bosques o en cavernas dentro de las montañas. no solían parti-

par en guerras, pero eran los mejores fabricantes de arcos y flechas, y cualquiera que posea uno de estos, seria portador 

de una puntería absoluta. Amantes de la música y los cantos con liras, estos elfos vagaban en los bosques cantando a los

arboles, y tenían una relación especial con las criaturas del bosque. los Dunadei Aruman y Kabéren los apreciaban, por su

amor a las cosas vivas. Después de la llegada de la oscuridad, estos elfos se refugiaron y rara vez salían de Ruin, y 

cualquier ser que pasaba tiempo en Ruin, aseguraba no haber visto a ninguno de ellos.

 Los Finduen, estaban divididos en 5 casas, los Uivién, los Libanos, los Harmedes, Toldredd y Olduin. Estos ultimos, 

eran los unicos que fabricaban armas, pero las otras tres, solo se dedicaban a tocar musica y admirar las tierras de 

Ruin. Los Toldredd y Olduin fueron los únicos en poner un pie fuera de Ruin y en hacer algo relevante en la historia.

 Por ultimo, los Medhras, de Patagok. Estos eran los mas numerosos de entre todos. Eran altos, blancos y hermosos, de cabe-

llo rojo o castaño. Estos valientes elfos eran los que mas dessrrollados en cuanto a guerra estaban y se conoce, que tenían

la vista mas desarrollada que la de un águila y eran tan buenos peleando cuerpo a cuerpo, que casi no había villano que no 

les temiera. Vivían en 4 reinos, Grefendel, en las montañas de Manas, elfos hijos de Glorámon, el mas alto rey de los Me-

dhras. Este reino era el principal de todos, y contaba con 4 principes, Sabasten, Vetoras, Inqui, y Costentas, la dama roja.

 El segundo reino, los sledeiring, vivían en los lagos del valle verde, eran grandes artesanos y los principales fabrican-

tes de armas del continete. Su rey, Salanar, no tenía hijos, por lo que el futuro del trono estaba en manos de nadie.

 El tercer reino, Ravenas, vivían en las altas montañas, mas allá de las nubes. Amantes de las aves y de las frías nieves,

estos eran los más parecidos en cuanto a caracter a los Finduen. Reservados y serios, los Ravenas eran grandes escaladores

y soportaban grandes fríos. El ultimo y cuarto reino, los Hafelan, eran los mas pobres y trabajadores, vivían en los amari-

llos campos de girasoles, al sur del continente. Su reino, completamente de madera y paja se ubicaba cerca del único rio

del sur, el Río negro. Eran felices allí, y amaban cocinar y las comodidades de un simple hogar. Su rey Helgo, no 

se interesaba por las guerras, porque mas le interesaba la ganadería del pueblo, y la crianza de su hijo Eruhelgo.

Jan. 15, 2019, 6:25 p.m. 0 Report Embed 0
To be continued...

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~