Dangerous love Follow story

jennie-martinette-:3 Jennie Martinette

«Nadie podía remplazar a Hunter…» Hay cosas que el futuro no puede detener. Sam se deprimió con la partida de Hunter. Dos años de noviazgo evidentemente no quedan en el olvido tan fácilmente. El último Verano antes de la Universidad, Sam planea hacerse la idea de que si Hunter no era…nadie será. Hasta que…aparece Tyler, y cambia las cosas. Él es un chico de diecisiete años, problemático, abusivo, insolente y toda aquella definición negativa que le pueda quedar a la perfección. Sin embargo, ante la difícil convivencia que se genera entre los, Sam ve algo, al igual que Tyler. Ese algo, puede cambiar el destino de los dos, y ese algo…puede acercarlos a un peligro que ninguno, pudo imaginar nunca. «Hasta que apareció Tyler»


Romance Contemporary Not for children under 13.

#romance #love #hunter #problemas #verano #Tyler #sam #Jennie_Martinette #Dangerous #Riesgo
0
1793 VIEWS
In progress - New chapter Every Monday
reading time
AA Share

01

Tal vez sea una locura, pero tengo tres horas pegada a la computadora.
Estoy en la fase: Negación.
Me niego a olvidar a Hunter.

Era el novio más maravilloso que pude a ver encontrado. Era dulce, simpático, atento, romántico. Todo aquél sinónimo de perfección. Muchas chicas gustaban de él, pero se quedó conmigo.
El error fue, fijar los ojos en alguién mayor.
Hunter se fue de la ciudad para ir a Chicago a estudiar la Universidad.
Los dos tomamos la desición de acabar con la relación, pero igual seguimos . Igual lo llamo. Igual lo busco. Igual lo amo.

Todos me dicen que es algo que debo dejar ir.
Cómo dice el dicho: “Si te toca, aunque te quites y sino, aunque te pongas”
Tengo meses, aborreciendo ese dicho.
Hace casi un año se fue. Y a pesar de todo, no puedo sacarlo de mi cabeza. A pesar de la distancia, estoy sentada frente a la computadora esperándo su i-mail.

De repente alguién tocó suavemente la puerta de mi recámara atrayendo toda mi atención.

—Hija…— Escuché decír a mi madre trás la madera. —Nicole vino a verte.

Nicole es mi mejor amiga desde hace varios años. Siempre está siguiendome, y desde que Hunter se marchó, me persigue todavía más, todo…con el fin de olvidarlo.

Al instante, cerré la laptop con fuerza y puse mi mejor sonrisa para fingir que todo estaba bien.

—¡Pasa!

La puerta se abrió tan rápido como grité y al instante, ví a Nicole entrando en mi habitación. Poco antes de que cerrara la puerta mi madre asomó la cabeza y dijo:

—Si necesitan algo, voy a estar en la sala.

Sonrió y cerró la puerta.

Nicole puede ser una de las mejores actrizes del mundo si llegara a proponérselo, por que al momento en que estuvimos las dos solas, su expresión se tornó seria y su tono de voz dejó de ser tan típicamente dulce y amable.

—Muévete Turner, voy a registrar esa computadora.— Me ordenó mientras cruzaba los brazos y me miraba furiosa.

—Nicole, espera…

—¡Ningún espera!—

Intenté excusarme, pero fue inútil. Me empujó con fácilidad por culpa de la silla giratoria y abrió la computadora tan rápido como pudo. La página seguía abierta.

—Lo sabía— Frunció los labios y me dirigió una mirada llena de fuego como sabe hacer cuando está molesta. —Sam…¿Cuando vas a escuchar mis consejos?

Intenté formular una excusa en mi cabeza, pero era inútil. Incluso, me veía peor mientras lo hacía. Me puse de pie para encararla.

—¡Nicole qué esperas que haga!— Terminé con vómito verbal.

—¡Superarlo!—

Torné los ojos y me dejé caer sobre la cama, fatigada mientras clavaba los ojos en la lámpara del techo.

—Sabes que no puedo…—Dije casi inaudible.

—Sam, claro que puedes.— Dijo Nicole mientras relajaba el rostro y se arrodillaba en el suelo para estar junto a mi. —Hunter partió hace un año. Ya no son novios. Tienes que seguir adelan…

—¡Ya estoy cansada de lo mismo!— Me levanté de un salto furiosa. —Todos dicen que debo superarlo, que debo dejarlo ir, pero…simplemente no puedo.

—Más bien, no quieres hacerlo.

Durante unos segundos reinó el silencio en la habitación. Yo estaba agobiada, Nicole estaba desepccionada…o algo parecido.
Finalmente, fuí yo la primera en hablar.

—¿A qué viniste exactamente a mi casa? No me dijiste nada ayer, después de la graduación.

—Pues precisamente cómo ayer fue la graduación y te fuiste muy rápido…— Comenzó a decir mientras tomaba una postura más relajada y se sentaba en la esquina de la cama. —Todos estábamos poniéndonos de acuerdo para organizar una fiesta el Sábado. Quiero que vengas.

Dejé escapar un quejido cuando escuché las últimas palabras.

—Antes de que digas algo…— Comenzó a decir al notar la reacción que mi  rostro hizo, es obvio que estaba apunto de excusarme. —No voy a abandonarte este Verano, sobre todo por qué es el último que pasaremos juntas.

Es verdad. De repente la nostálgia  me invadió. Yo planeaba salir de Los Ángeles e ir a Nueva York, en cambio, Nicole estaría en San Francisco. Por otro lado estaba mi madre, quién definitivamente se quedaría sola. Y…supongo que a mi padre le hubiese gustado verme graduar del Instituto.

—No lo sé Nicole, no estoy de ánimos.
Dije cuando me tiré en la cama a su lado.

—Por eso mismo quiero que salgas esa noche. Por favoooor— Suplicó con un púchero mientras sus ojos se abrian demasiado. Mis amigos y yo, siempre le dijimos que con esa expresión parecía un cachorro que quería ser adoptado.
No pude evitar reír, al igual que no pude negarme.

—Está bien.
Torné los ojos y sonreí.

—¡Gracias!— Gritó y me apretó los brazos tan fuerte como pudo en medio abrazo. —Quizá este Verano tu vida amorosa tome un nuevo cami…

—No digas eso. —La detuve antes de que terminara. —Nadie puede remplazar a Hunter…nadie.

Jan. 9, 2019, 1:25 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter 02

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 3 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!