Living the nightmare Follow story

fanicoluga89 Sarahi CM

¿Qué pasaría si un día, tu padre, te intenta mandar al manicomio?. ¿De que manera actuarias si te dijera que tu verdadero padre es luzbel?. ¿Qué harías si estuvieras en medio de un apocalipsis zombie?. Ya no lo imagines más, no quiero provocarte, pesadillas. Eso... le pasó a Kate, una chica tímida y fría, a la que todos creen loca, por ver Fantasmas, que en el día indicado se volvieron reales.


Teen Fiction All public. © todos los derechos reservados

#romance #violencia #paranormal #zombies #misterio #245 #239
0
3512 VIEWS
In progress - New chapter Every Monday
reading time
AA Share

¿Qué fue lo que pasó?


Kate Pov.


Estaba sentada en mi cama de nuevo llorando

— ¡Kate ábreme!, no te haré nada, tranquila, solo ¡Abre! —Gritó un hombre tratando de romper la puerta con un hacha.

— ¡Déjame en paz! —Me metí bajo la cama al escuchar que la puerta se comenzaba a abrir, vi los cuerpos de unas mujeres sin ojos, sentí escalofríos al sentir una mano rozar con la mía, algo  desde el otro extremo de la habitación se comenzaba a mover de manera extraña, fruncí el ceño al ver un niño con cara deformada observándome saco de su sudadera sus manos ellas eran como cuchillas, el niño se puso de pie, sí, comenzó a correr, intenten te rodar hacia fuera de la cama pero ya era demasiado tarde unas manos me tomaron de mi tobillo derecho y me jalo hasta dejarme fuera de ella.

— Tranquila nosotros te vamos a ayudar —Hablo un hombre vestido tan solo de blanco— te llevaremos a un lugar seguro —Sonrió de manera extraña, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo.

— Sí... —Susurró— te llevarán al manicomio... ¡vamos Frank agárrala! —Gritó él padre acercándose hacia ella peligrosamente.

Trate de zafarme de su agarre con éxito, voltee hacia la ventana que yacía detrás de mí y la rompí con solo golpearla con mi codo izquierdo.

— ¡Agárrala ella está loca! —Gritó su padre exaltado.

— ¡Yo no estoy loca! —Le respondió, gritándole y dándole una cachetada dejando su mejilla izquierda roja. Me comenzaba a hartar, mi padre no sabía nada, nada, sobre todo lo que veía.

— ¡Pero que te pasa Kate!, Parece que lo que creí es real estás igual de loca que tu madre —Alzó su mano derecha para luego hacer de sus dedos un puño.

— ¡No te metas con mi madre! —Le volvió a gritar en él rostro.

— Pero que demonios... —Susurró el hombre de blanco.

Voltee tras de mi al escuchar un grito, y vi al niño de cara deformada que salto hacia mi padre cortándole la mano con una de sus cuchillas haciendo qué su sangre quedará en mi rostro.

— ¡¡Aaahh, Mi mano!!, ¡¡Que demonios es eso!! —Gritó él padre de Kate, él hombre tomaba su brazo con dolor mientras daba cortos pasos hacia atrás.

— Tranquila hermana —Sonrió— yo te salvaré —Dijo él niño.

— ¡¡h-hermana...m-e...!! —Titubeo— ¿me dijo hermana?, ¿¡que demonios es esto?!

Estaba muy asustada, saqué uno de mis pies, fuera de la casa en la ventana, planeaba saltar al árbol y bajar pero oí un grito, voltee y vi al niño que lanzaba a mi padre por la ventana en ese momento creí que mi padre había muerto pero, no, lo vi corriendo por las calles intentando no llegar alas mano de otras personas, me quede muy sorprendida al ver que habían personas corriendo de un lado a otro, mientras que otras personas tan solo se las comían y pensé, "Esto parece como si fueran zombies", vi que en el cielo caían cenizas, ellas hacia que se convirtieron en ello, él niño de la cara deformada volteó rápidamente hacia mí y corrió hacia mi dirección, estaba tan nerviosa que sólo tomé la katana, que me dio mi madre antes de morir. Salte por la ventana llegando al árbol baje y corrí hacia un hotel no muy lejano y entre rápidamente entré, atore la puerta con una escoba que estaba frente a mi, voltee hacia atrás observando todo a mi alrededor, vi un sillón, tan solo pensé que todo estaba bien me senté en el, mis ojos se comenzaban a cerrar y caí en los brazos de morfeo.




(***)




Gritos desgarradores se escuchaban en el segundo piso. Mis ojos se abrieron de golpe. Rápidamente me levanté y tomé mi katana, subí por unas escaleras que me guiaban a los gritos, encontré a un zombie intentando morder a una niña, corrí hacia el, saqué mi katana y le corté la cabeza haciendo qué quedará en el piso sin moverse más, saqué a la niña del closet, estaba por bajar las escaleras cuando escuché el grito de un hombre.

— ¡Suelta a mi hermana!

Sentí una pistola en mi cabeza y solté a la niña, rápidamente le quite la pistola, y apunte en la de él la niña salió corriendo hacia el chico pero el solo cayó de rodillas hacia el suelo y abrazo a la niña — ¡¿Quien eres y qué haces aquí?! —Camino hacia el y le apunto con la pistola en la nuca.

—La observo nervioso— Soy Adam y ella es mi hermana Verónica vivimos aquí intentamos huir del zombie pero el solo mordió a mi madre —Su voz se quebró—y yo le tuve que disparar —Lagrimas cayeron  rápidamente por su mejillas, estas se tornaron de un color carmesí.

Yo no sabia qué hacer, sólo los abraze, pensando en despertar como siempre pasaba solo un sueño, escuché un golpe en la ventana dejando ver a un grupo de zombies que intentaban entrar al departamento, yo solo subí a Verónica a mis espalda y Adam me siguió, salimos de la habitación, bajamos muy rápido ya casi llegábamos a la puerta de salida en eso Verónica salto de mi espalda, sentí que algo me lanzó haciendo qué me golpeara en la cabeza y me rompiera el pie derecho, mi cabeza daba vueltas todo se volvía borroso, mis ojos se comenzaron a cerrar, escuché al chico gritar mi nombre, eso hizo que mis sentidos volvieran, intente levantarme pero no podía mi pie estaba roto.

— ¡Aahh¡ —Gritó— no creí que doliera demasiado.

El chico y su hermana salían del edificio, sonreí al ver que había salvado dos vidas. 

Fin Kate.
Adam
Pov.


Vi que Verónica salto de la espalda de la chica, la tome de la mano y salimos corriendo hacia un estacionamiento, habían demasiados cuerpos a nuestro alrededor, tan solo, tape sus ojos, ella me abrazó.Encontré un auto no lo pensé dos veces y busque por todos lados algunas llaves, baje el parasol y unas llaves cayeron sobre mis piernas, todas mis esperanzas se llevaron en el auto, hasta que escuché que encendió, tenía mucha gasolina le di la vuelta al carro y vi que...

Jan. 7, 2019, 9:24 p.m. 0 Report Embed 1
Read next chapter Temor y lágrimas

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!