Begin Again Follow story

starknicole15 Indhi Garcia

Es difícil descubrir si parte del pasado se convertirá en parte del futuro.El destino es implacable,misterioso e incierto.Jack y su vida son un desorden y por primera vez en su vida quiere hacer las cosas bien.Después de su ruptura con Lilly Mackenzie un gran peso cae sobre sus hombros fruto de su inmadurez y descuido : un hijo , producto del despecho y el desenfreno con una chica muchos años menor que él,pero su vida dará un giro inesperado con sucesos que lo obligaran a volver a empezar.¿El destino le echará una mano a Jack después de todo?


Romance Contemporary All public.

#destino #accidente #engaño #romancejoven #newyork #reencuentros #AmorDeVerano #SummerLove #Rupturas #HiloRojo #SantaBarbara
2
834 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

I


Suele pasar que en un momento de la vida las cosas suelen tornarse para nada interesantes, te acostumbras a conformarte con lo que hay .Dejé atrás muchas cosas de mi vida al punto de que la vida misma tuvo que hacerme recordarlas , ayudarme a desenterrar momentos en los que no me preocupaba por otra cosa que no fuera ser feliz a toda costa , no todo fue siempre color rosa ni mucho menos pero siempre estuve rodeado de personas que me ayudaban a que esas pequeñas estupideces que pueden consumirte en grandes porciones fueran llevaderas y en resumidas cuentas en cualquier momento todo puede ponerse patas para arriba e irónicamente ponerse interesante, pueden cambiarte la vida. Vientos fuertes e inesperados, mareas enfurecidas, corrientes embravecidas, débiles chubascos, cielos despejados, sol radiante, brisa fresca.


Estaba sentado en la sala de espera al lado de su madre la cual estaba recostada de mi hombro por el cansancio, mientras que yo tenía los nervios de punta.

Había un silencio sepulcral al menos para mí que ya ni siquiera escuchaba los posibles ruidos de los disturbios de la sala de emergencia , solo percibía imágenes vagas de lo que ocurría a mi alrededor , al fin llamaron y nos pusimos de pie de inmediato.

— ¿Familiares de Lilly Mackenzie? –nos dijo una mujer de rostro amable

—Si señora –respondí serio.

—Necesito hablarles sobre el estado de la paciente –dijo haciendo ademán de guiarnos a donde sea que fuera que nos llevaría.

Por mi mente pasaron todo tipo de pensamientos mientras caminábamos a donde nos conducía la doctora. No muy lejos divisé una puerta, la cual nos señaló para que pasáramos y posterior a ello nos ofreció tomar asiento.

—Bien –dijo tomando una bocanada de aire. –Su hija está estable –dijo más para la señora Mackenzie que para mí. —Puede que permanezca inconsciente los próximos dos días, como pueden ver en estas radiografías –dijo señalando a su izquierda. —No hay fracturas severas en su cráneo, como ven en la que está debajo solo hay una fractura en su costilla derecha, nada que no tenga arreglo así que no se preocupe por ello, cuando despierte lo que haremos será proceder a hacer las evaluaciones de lugar, me refiero a una prueba psicométrica ya que queremos cerciorarnos de si hay o no una anomalía como pérdida temporal de la memoria ,ya que es común que suceda en situaciones como ésta, bueno ¿Qué tal si vamos a echarle un vistazo a Lilly? –dijo indicándonos salir.

Empiezo a inquietarme y veo que la señora Mackenzie por igual.

Disculpe doctora – dice la señora Betty rompiendo el silencio. — ¿Qué hay del joven que acompañaba a Lilly? , Ben Kingsley –comentó con tono preocupado.

—Creo saber quién es, pero no fui yo quien le atendí en ese momento, pero según tengo entendido también está en la UCI, bueno, vamos a la habitación donde se encuentra Lilly.

La señora Mackenzie se aferró a mi brazo mientras caminábamos a la sala ubicada en la UCI[1], y de repente rompió el silencio entre nos.

–Jack, querido, ¿tú crees que sea posible que se agraven más las cosas para mi pequeña?- cuestionó con voz quebrada,buscando esperanza.

–Claro que no Betty, Lilly es una chica fuerte –digo sin mucha convicción intentando disimular mi preocupación y subirle un poco los ánimos.

Entramos en la habitación de Lilly .Al verla no la reconocí, estaba llena de aparatos y vendajes, parecía una flor marchita, esos labios que un día fueron de un vivo rosa estaban blancos como el papel, me entristeció verle así y a su madre angustiada tomando su mano. A pesar de que cada quien “tomó su camino” después de la ruptura ese lazo entre nosotros seguía siendo genuino e inquebrantable, ella seguía siendo mi mejor amiga, como en el principio.

Media hora después salí de allí y me dirigí a Upper East Side.


De camino a casa me sentía agotado y distante solo pensando en Lilly y en las posibilidades de que ella saliera ilesa de todo esto. Finalmente aparqué el auto frente a mi piso y logré desde allí divisar a Haile observando por la ventana, me miró con cierto aire de tristeza, ¿tan mal me veía?

–Hola cariño –me dijo extendiendo sus brazos. –Ven aquí.

Me abrazó con fuerza, pero de mi parte no hubo una respuesta muy animada, luego de unos segundos me soltó y entramos.

–La cena está lista –dijo intentando ponerle a su voz un poco de entusiasmo.

Miré su panza y recordé nuevamente porque estaba allí, debía enfocarme, por una vez en la vida tenía que procurar hacer que las cosas funcionaran.

Nos sentamos a la mesa y empezó a servirme una porción generosa de esa pasta que ella suele hacer los martes, al menos lo que cocinaba era comestible en vista de que cuando la ves te das cuenta que es el tipo de chica que en su casa no frotó un traste.

–Jack –dice casi en un susurro viendo que solo estoy moviendo el cubierto entre la pasta sin probar bocado alguno.

– ¡Jack! –dice de nuevo esta vez dando un porrazo en la mesa. La miro y decido contarle.

–Me llamaron esta mañana para decirme que Lilly tuvo un accidente de tránsito con Ben, acabo de salir del hospital donde ambos están en cuidados intensivos.

Me mira con los ojos como platos y con la boca en jarra, se la tapa con las manos y rodea la mesa hasta llegar a mí, me abraza y sin previo aviso las lágrimas salen, salen como la vez que vi mi película favorita recostado en el regazo de Lilly. –Gracias –le dije, me solté suavemente de su agarre y me dirigí al único lugar donde podría estar solo, mi pequeño estudio.

Me senté en lo primero que vi y fue en el sillón que está al lado del librero y simplemente me quedé allí mirando hacia la nada y me acordé del día en que tomamos nuestros rumbos, la última vez que besé a Lilly Mackenzie dando por hecho el fin de una relación que desde siempre prometió ser duradera.


[1] UCI: Unidad de Cuidados Intensivos


Dec. 25, 2018, 10:13 p.m. 1 Report Embed 2
Read next chapter II

Comment something

Post!
Milagros Borro Milagros Borro
]¡Wow! ¡Qué comienzo!
1 week ago
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 17 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!