Á
Álvaro Arrisueño


El mundo ha entrado en caos, la Tierra destruida y una guerra inminente cercana en Andrómeda, un grupo de cinco valientes y extraños héroes deberán unirse para enfrentarse a un científico el cual planea revolucionar el universo para crear un supuesto "mundo perfecto"..... uno el cual será creado por las cenizas de otro.. ¿pero el poder y la determinación serán suficientes para detener a el analítico Silas?... deberán trabajar en unidad para hacer este propósito.....


Science Fiction Not for children under 13.

#aliens #robots #animales #fantasía #341 #de-todo #amistad #heroes #guerreros #guerras #ciencia-ficción #acción #381 #comedia #aventura #espacio
0
4.0k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Nuevo mundo


Nos sentimos todo, terminamos en nada, y el todo dura poco, es lo que entendí de está miserable experiencia que ha sido mi vida. ¿Que soy un victimista? Es lo más probable, desee tantas cosas y ahora me arrepiento de todas ellas, papá diría que soy un marica, lloriqueando por cosas insignificantes, pero él ya no está ¿cierto? Ja ja ja ja....

Deseaba que se murieran, ja ja ja, quería que mamá y papá desaparecieran de mí mundo. Quedarme solo, no sé, tal vez enamorarme de alguien o trabajar en un futuro, pero ya nada de esto es posible.

¿Debería agradecerle?, Cumplió lo que ansiaba tanto, ¿pero por qué me siento tan incompleto? , ¿por qué tengo tantas ganas de estrangularlo? , tal vez por eso estoy aquí, atado a una silla, en una nave de porquería, sin un brazo.

"Quiero morir..."

Nos sentimos todo, terminamos en nada, y en nada también se quedó mi mundo. Es curioso cómo puede pasar todo de un día normal a una completa pesadilla... Fuego, destrucción, Muerte, cómo sí un maldito meteorito hubiese caído sobre nosotros, la tierra ya no existe más y lo más gracioso....

Mi familia tampoco...

-----------------------------------------------------------

PLANET CHRONICLES

- Hola, Samuel... ¿Verdad?-logré apenas escuchar aquella voz masculina y bonachona.

- Así es.. soy yo

- Mmmm... Esto, me introduzco soy...

- Sé quién eres-respondí rápidamente para alzar mí mirada hacia "eso", un androide amarillento, alto y de ojos naranjas y penetrantes- Drake, el perro faldero de Silas, ¿no?.

Esa cosa pareció ofenderse... A pesar de que su "boca" era una simple línea, sus ojos, grandes y expresivos denotaban enojo tras mis palabras,¿Tendría emociones?.

- Prefiero el término "amigo" si no te molesta-contestó con paciencia.

- Pues por tu "amigo" ya no tengo hogar ni familia, ni brazo-ataqué verbalmente, probablemente logrando que desee matarme.

Pero se quedó en silencio, y miro hacía otro lado sin saber que responderme, demasiado dócil para ser un robot de guerra.

- En fin... ¿Tu amo es tan cobarde para enviarte a ti en su lugar?, ¿O no tiene tiempo para lidiar con zánganos cómo yo?-cuestioné para romper el hielo.

- Yo decidí venir por mí cuenta-confesó.

- ¿Por qué?

Su semblante cambio, ahora mucho más serio me miró directamente y yo sólo esperaba respuestas

- Porque de no ser por mí, él te hubiera matado ya-dijo.

Tras su declaración, mí corazón comenzó a latir bastante rápido, miedo a morir, irónico, ahora era yo el que tenía la boca cerrada, en pánico.

"Cómo sí hubiese visto un fantasma"
-----------------------------------------------------------

Antes

Las alarmas rojas e intermitentes sonaban en los laberintos interminables de aquella gigantesca nave, yo corrí, cómo un ratón en busca de su alimento, pero en cada sendero que iba, era cerrado por un guardia de ropaje negro respectivamente. Cada vez más desesperado buscaba una salida.

Pero allí estaba, mucho más alto que el resto, de color amarillo y parado frente a mí, en la última ruta de escape que tenía. Yo era lo suficientemente pequeño cómo para pasar bajos sus piernas, debía intentarlo, grite con todas mis esfuerzas y me lance hacía abajo.

- ¡Quieto!-amenazó el robot mientras con una sola mano sujeto mí debilitado cuerpo. Llevándome hacía un enorme bastante lejano salón.

-----------------------------------------------------------

El lugar estaba vacío, sólo había una enorme pared transparente qué te invitaba a ver las estrellas, lo cuál me valió totalmente, después de todo estaba amarrado, y frente a mí...

- Lord Silas-dijo el androide amarillento haciendo una reverencia, mientras él, delgado, de pelo azabache, barba y unos hipnóticos ojos rojos caminaba hacía mí con seriedad.

Se acercó a su androide, a quién saludo con una sonrisa y un amistoso apretón de manos, cómo sí no estuviera yo allí y se detuvo a observarme.

- Así que tú eres el niño que nos causo tantos problemas....-comenzó a dar vueltas alrededor mío mientras hablaba- Un gusto conocerte al fin-dijo acercándose, sonriente y ofreciéndome su mano.

"Spit"

En un abrir y cerrar de ojos, su cara estaba cubierta de saliva, mi saliva. Él volvió a sonreír y procedió a limpiarse con sumo cuidado, mientras yo mantenía una falsa expresión serena ante el hecho.

- Cuánta irá acumulada...-comento tiempo después de limpiarse la cara- te lo perdonaré por está vez, pero, ahora podrías decirme ¿por qué abandonaste el recinto de niños?, ¿porque abandonar un lugar en dónde cubro absolutamente todas tus necesidades?-cuestionó dejando de caminar.

- Vete a la mierda...

Se quedó en silencio, en mi caso meditaba con una expresión vacía sobre mi más reciente acción, buscando verlo frustrarse más y más, pero él seguía ahí, alegre, sin moverse en lo absoluto.

- Tal vez querías escapar... Te recuerdo que es casi imposible de hacer sin algún tipo de identificación, también podría ser que desearás un brazo nuevo, el cuál te hemos ofrecido 3 veces o tal vez simplemente deseabas llamar la atención de alguna de estas maneras.

Yo sólo reí ante sus palabras, viéndolo dar vueltas al asunto- tan sólo quería matarte con mis propias manos bastardo- respondí riendo mientras él carcajeaba conmigo por alguna extraña razón.

Cuando estuvo a centímetros de mí, me dio un golpe en el estómago. Yo me retorcía de dolor- ¡Señor!-llamo la atención su androide amarillento ante el actuar de su amo.

- ¡¿Te crees superior a todos por qué tuviste las agallas de escapar?!... Te salvé de morir por bombas nucleares, salvé a todos los que pude, les di alimento, ropa y ¡¿así es cómo me lo agradecen?!-grito a pleno pulmón hacía mí.

Yo había dejado mí postura hostil, ahora estaba temblando cómo un completo...... un completo......ja ja ja, tal vez papá estaba en lo cierto...

"Este es el fin supongo"

- Mírate, eres tan agresivo y altanero por fuera, pero con un sólo golpe.... Vuelves a ser un niño llorón y asustado, una coraza, de lo que podría llamar hombre, ¡así que aprende tu lugar escoria!-atacó, pateando la silla en dónde estaba amarrado. Haciéndome caer al suelo con todo y silla, mientras poco a poco aceptaba lo que vendría.

Sacó un arma, pequeña, pero de diseño complejo, el cañón de está de brillaba de color carmesí y me apunto con ella. No sabía sí deseaba sobrevivir o terminar con mí sufrimiento, pero no tenía opción, él sí.

- Mí lord-escuche su voz, la de su androide, quién pronto empezó a cambiar su manera de hablar, a una especie de lengua inentendible para mí, mientras Silas respondió de la misma manera.

Comencé a arrastrarme, ellos seguían hablando y yo no entendía nada de lo que salía de sus bocas. Esperanzado, buscando la salida, pero sólo encontré el pie de quien me había hecho polvo, quién aplastó la única mano que me quedaba, haciéndome gritar por el dolor.

- ¡Señor!-grito finalmente el androide amarillento- dijo que pararía-le reprochó cómo a un simple niño.

Y cómo si yo fuese yo un juguete que aburre a su dueño, él se alejo sin mirarme siquiera y con un mero chasquido de dedos, sus guardias entraron, y me sacaron del recinto. Mi cuerpo fue levantado, el piso estaba frío, pero mí sangre estaba tan caliente. Al final, era cargado en brazos y casi inconsciente, fui llevado en una diferente habitación, pequeña y oscura.

"Dónde el ciclo se repite"

- Hola, Samuel... ¿verdad?-logré apenas escuchar aquella voz masculina y bonachona.

- Así es... Soy yo.

Dec. 24, 2018, 9:15 a.m. 0 Report Embed Follow story
0
Read next chapter Un rebelde

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 18 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!