La Última Melodía Follow story

pahola123 Paula Han

Cuento concursante #CuentosDeNavidad ... Acompaña a Coco esta víspera de navidad, cuando una visita esperada saque de él una última melodía.


Romance Chick-lit All public.

#navidad #amor #fantasía #romance #cuentosdenavidad
Short tale
0
566 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

La Última Melodía

Para Mejorar la experiencia imaginativa, favor de escuchar la canción recomendada.

Testimonio - Juan Luis Guerra


Nuestra Última Melodía


Ayer, afiné mi guitarra y salí al porche de mi casa. Me quise inspirar. El viento acariciaba mi cara y alborotaba mi pelo, mientras mi mente trataba de formular una melodía.


A lo lejos una pareja jugaba en la nieve. Alegres, podía escuchar sus risas. Sonrío, pensando en que yo también pasé por esa etapa.


Entonces, como de costumbre, veo a Lisa.


Últimamente siempre está vestida de blanco. Mientras más la conozco, más me convenzo  de que la palabra arte, debió ser inspirada por una mujer.


Lisa, con su sonrisa brillante y pelo negro, era el arte que sacaba lo mejor de mí. Se sienta en las escaleras del pórtico, esperando oírme tocar.


¿Cómo le digo que no me sale ninguna melodía? Cierro los ojos, y muy lentamente, tomo una melodía prestada.


—Está tocando, Nico—escucho decir a mi hermana— Coco ha vuelto a tocar—Suena entusiasmada.


—Quiero sentarme a escucharlo—dice—Nico, Coco no había vuelto a tocar desde… —Con los ojos cerrados, escucho a Nico acercarse a la puerta.


No te acerques. No te acerques, Nico.


—¿Qué hacemos? —pregunta—No quiero interrumpirlo—Lo escucho alejarse y tomar a mi hermana para que no me interrumpiera.


Hoy era uno de esos días para mí. Ellos lo sabían. Uno de esos días donde lejos de estar feliz en acorde al espíritu de la época, me sentaba en el pórtico a mirar pasar el tiempo.

Lisa me observaba con ojos bien abiertos, sus labios rojos, estaban curvados en una sonrisa dulce. Le sonrío y ella se pone de pie.

Entonces escucho su dulce voz decirme:


—Siempre me ha encantado verte tocar—bajo la cabeza torpemente, levemente sonrojado, levemente alborotado.

La miro a los ojos con timidez y le muestro la alianza de platino que reposa en mi dedo. Ella suspira con candidez.


—He practicado para ti—le digo— He practicado para que me veas.

Sin aviso previo, como el viento sopla, ella besa mi sien. Acaricia mi cabello y me abraza con calidez. Siento su aroma a cielo, a libertad, a arte, a devoción.


A todo de lo que había huido, a todo lo que me hacía falta.

Se levanta y dedicándome una última mirada, se da la vuelta. La echo tanto de menos. Me levanto y la persigo.

—¿Podrías quedarte a cenar? —le pregunto, ella niega con la cabeza— Si no te puedes quedar, concédeme algo.


—¿Qué quieres? —mi corazón late a mil por hora mientras la miro a los ojos y sujeto sus suaves manos.


—Un deseo—contesto—concédeme un deseo—bajo la mirada a sus manos y noto que ella sigue con la alianza que le había regalado tantos años atrás.


—¿Qué deseas? —observo la alianza en su dedo, mientras los recuerdos de ambos inundan mi cabeza.


Recuerdos como el de aquel día en el que se torció el tobillo tratando de espiarme, aquella vez que se quemó tratando de cocinar para mí. Los largos viajes en carruaje alrededor de Central Park, los picnics en primavera, las noches de verano estrelladas en algún campo remoto.

Había tanto de ella que había recibido. Había tanto de mí que le quería dar.

—Escápate conmigo—le pido—, escapemos juntos—Ella se ríe, incrédula por un momento.

—¿Estás consciente de lo que pides?

—¿Si te lo pido otra vez dirás que sí? —Lisa tomó mi mano y corrió conmigo, a través del dolor, del amor, de la fe, a través de lo esencial que es invisible a los ojos. Donde nadie podría perseguirnos.


Algunos dicen que morí en la víspera de navidad. Los que nos conocieron tanto a Lisa como a mí, saben que no morí, sino que en aquel día, aquella víspera de navidad, finalmente pude comenzar a vivir de nuevo. 

Dec. 15, 2018, 11:43 p.m. 0 Report Embed 2
The End

Meet the author

Paula Han Pasajera en el mundo, Ciudadana del cielo. Nativa de un lugar en el trayecto del sol. Mujer en el globo. Despierta, traviesa, medio rara, medio boba, medio inteligente. Impredecible. Creyente aprendiendo a ser paciente, lidiando con mi carácter, tratando de cambiar. Escritora compulsiva, lectora molestosa. Amante de reír y hacer reír. Loca pasiva.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~