En las Calles Follow story

elliot Elliot Ainsworth

La dura vida en las calles


Short Story Not for children under 13. © Reservados
Short tale
1
4390 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

El Perro, El Gato y El Niño

En una Ciudad donde lo incorrecto es bien visto, el mismo día en la misma ciudad. Un pequeño perro, un pequeño gato y un niño fueron abandonados, sin ninguna compasión.


Bagaron por días en aquellas calles de aquella miserable ciudad que los vio nacer, sin nada que comer y sin ninguna esperanza de sobrevivir un día mas. El perro, el gato y el niño se conocieron en una esquina de aquellas ciudad en sus ojos solo se reflejaba la tristeza.


Pero la tristeza. No fue un impedimento para no volverse amigos en medio de la soledad y la tristeza nació una hermosa amistad, para poder sobrevivir el gato y el perro robaban comida de algunas tiendas de alimento, el gran olfato del pequeño perro y la astucia del pequeño gato les permitía sobrevivir un día mas, pero.


" Robar estar mal " 

Dijo aquel niño. Sus padres que lo miraban desde el cielo le habían enseñado, lo que estaba bien y mal.


" Debe haber una forma en la que podamos sobrevivir sin tener que Robar " 


El dijo esas palabras con tanta madurez para ser un niño tan pequeño, el perro y el gato se miraron uno al otro. Ellos habían comprendido las palabras del niño a su lado. 


Un día mas, termino y una fría noche comienza para aquellos pequeños, en unas cajas viejas podía observarse 3 figuras acostados sobre ellas sus sabanas eran paginas de periódicos la fría noche parecía suplicar por un mañana mejor para aquellos pequeños y así un nuevo día comenzó.


Esta vez encontrarían una forma de comer sin robar la comida. El niño toco muchas puertas, pero nadie quiso darle un poco de pan. Tampoco querían darle un trabajo limpiando ventanas en las tiendas, los dueños de aquellos establecimientos dijeron con voces cortantes.


" No necesitamos un vagabundo aquí "


El corazón del niño se lleno de una profunda tristeza y las lagrimas salieron de sus ojos, sus padres habían  muerto y la familia que le quedaba lo tiro a la calle.


" Solo tengo a mis 2 amigos en este Mundo "

El grabo esas palabras en su corazón.


El Día menos pensado lo que el nunca se imagino ocurrió. Una pareja solitaria en el parque que el solía visitar en busca de algo que comer, parecía muy triste el se acerco a la pareja y al ver que ellos lloraban el pequeño pregunto.


¿ Por que lloran, les a ocurrido algo triste ?

La pareja respondió, que por mas que desearían tener un hijo Nunca podrían. Un pequeño como tu no puede comprender nuestro dolor.


El niño respondió, que no sabia que lo que era no poder tener un hijo pero si sabia lo que era perder a sus padres. La pareja se quedo en silencio al escuchar aquellas palabras.

El día menos pensado su vida cambio drásticamente. El niño abandono las calles aquella pareja que conoció aquel día le había adoptado y cuán grande fue su sorpresa al encontrase viviendo en una gran mans ión con lujos que el nunca imagino en su corta vida. Pero el sentía un vacío en su corazón.


Sus amigos aun se encontraban en aquellas calles sufriendo de hambre.


El Gato y El perro miraban hacia la carretera anhelaban el día en el cual volvieran a ver a su amigo, los días pasaban y ellos seguían esperando hasta que el día tan espero llego a sus vidas, su amigo había regresado. El no los había olvidado.


El niño tomo al perro y al gato entre sus brazos y entre lágrimas pidió perdón por haber tardado tanto.


" Seguro Esperaron todo este tiempo por mi " 

Fue lo que el dijo, el niño llevo a sus amigos con el. Los años pasaron volando, como una bruja en su escoba de esas que aparecen en las películas de fantasía.


Aquel niño se convirtió en un Adulto y bueno sus amigo aun le acompañaban. El se había convertido en un gran Empresario a una corta edad, Aquel niño que había perdido a sus padres a una corta edad. Fue bendecido con unos padres que lo amaban mucho.


El estaba en la edad de tener novia por las clases sociales a la que el pertenecía su Novia mas bien prometida era una chica a la que no le importaban los sentimientos, de su prometido ella era una chica materialista.


A quel joven  que a pesar de tener un gran futuro por delante en los negocios estaba agobiado por el peso de sus obligaciones como, hijo y como prometido. El no quería decepcionar a sus padres a quien tanto amaba ellos no le habían dado la vida, pero el los amaba como si fueran sus verdaderos padres.


Sus padres le decían que ellos respetarían su decisión si el desidia romper aquel compromiso.


Se encontraba en su habitación con sus 2 mejores amigos y pregunto 

¿ Esta bien si rompo con esa relación ?


El perro  dio 2 ladridos como queriendo decir que si, el gato por su parte movía sus orejas de un lado a otro. Al parecer a ellos no les agradaba la prometida de su amigo esto era el resultado de los malos tratos que ella les daba. 


El joven de aquella mansión solía dar paseos por aquel parque donde conoció a sus padres y donde una vez habito y fue en ese mismo parque donde conoció a una joven aparentemente de su misma edad. El se acerco hasta ella al ver lo que ella estaba haciendo.


Entonces el dijo 

" parece que ellos te tienen mucho cariño "


Ella respondió

" Me siento mal por no poderles dar un hogar a todos ellos, todo lo que puedo hacer el traerles un poco de comida y aunque pedí ayuda nadie quiere ayudar. Ningún animalito merece vivir en las calles por que no pueden entenderlo "  


El respondió con una voz temblorosa al recordar su pasado hace muchos años había un niño un gato y un perro en estas mismas calles los días fueron difíciles sin nada que comer aun trabajando juntos.


La chica sonrió ante aquellas palabras diciendo que como es posible que un niño un perro y un gato trabajaran juntos en busca de comida y luego ella se disculpo por reirse y agregó que como seres humanos se habían olvidado de las cosas importantes a la mayoría solo le importaba lo material las personas así no se amaban así mismos. Ella pregunto si es posible que un Gato y un perro trabajen juntos en  busca de comida.


El respondió que el lo había visto con sus propios ojos.

Nov. 25, 2018, 5:01 p.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Elliot Ainsworth Un Simple pensamiento puede convertirse en una Gran Historia, eso es lo que creo. Soy Elliot me gusta escribir sobre mundos fantásticos. Quiero escribir una historia donde la persona que lo este leyendo, sienta que es el protagonista Me gustan Los Gatos, Los Perros, El Anime y Manga.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~