Drygsquia. La historia de un mundo de fantasía normal, si no fuera por su protagonista. Follow story

alexplayer Alex Juvera

Tal como el titulo lo menciona, esta es una historia o mas bien una novela ligera de un mundo de fantasía en el que el protagonista viaja a otro mundo de la manera mas clásica posible (sarcasmo) si haz visto un anime alguna vez, yo no le veo nada de raro a esto ni siquiera al mundo ya que no tiene nada que no se haya visto en otras historias como: dragones, elfos, semi humanos, ángeles, demonios, etc...Pero su protagonista no es normal y no en el buen sentido de la palabra "normal" veremos mucha sátira y comentario que evidencian lo ridículo de muchas situaciones con comedia desde el primer capitulo, sin embargo habrá muchísima mas énfasis en la fantasía y el protagonista se vera envuelto en muchas situaciones de otro mundo, pero casi nunca por voluntad propia o por malentendidos, pero no todo sera risas ya que maneja una trama un tanto oscura que rodea al protagonista de forma involuntaria.


Fantasy Medieval Not for children under 13.

#Inmortalidad-cuantica? #comedia #Isekai-con-reencarnacion
3
2741 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

Maldito sea este raro otro mundo... Por supuesto que yo no soy el raro aqui

INTRODUCCION:

- Cuéntame ¿Que te hizo llegar hasta aquí?

- No lo sé, tan solo lo recuerdo.

- ¿Qué tal si lo piensas? Tal vez encuentres la respuesta.

- Está bien, esta es la historia de cómo siempre logré todo lo que quise

PROLOGO:

Me encontraba en el aeropuerto de Japón y así que decidí ir a hablarle a un hombre joven de aspecto promedio.

- Soy Alex, un hombre de treinta y siete años originario de México de estatura ligeramente más baja que el promedio, pelo negro, gordo, uso lentes y se podría decir que mi manera de pensar es más bien sarcástica y pesimista, pero estoy a punto de cumplir mi objetivo en la vida faltándome sólo un paso para llegar a él, o sea mi propia consola de videojuegos de realidad virtual de inmersión total, parece trabalenguas, pero es el término correcto para referirse a la realidad virtual en su máxima definición. Para ponerlos en contexto soy el presidente de una empresa de videojuegos con moderada fama en el mundo.

- Señor no se quien sea ni porque me dice esto, pero por favor no me cuente su vida, no me interesa.

- Todo empezó cuando…

- Será un largo día…

- Recién acababa de nacer, no sabía quién era, ni dónde estaba, pero podía ver a dos personas muy felices y a los doctores, aunque una de ellas pareciera como si la hubiese partido un rayo.

Vamos ubicarnos hace 37 años para ser más exactos en el año dos mil tres en un hospital de un país subdesarrollado.

- Felicidades es un niño. Dijo el médico.

- Yo quería una niña, ¿no tiene garantía? Dijo mi padre.

- Lo llamaremos Alex. Dijo mi madre ignorando la pregunta de mi papa.

- ¿Por qué esa cosa tiene que tener mi nombre?

- Porque se me hincho un ovario.

Al poco tiempo me diagnosticaron una enfermedad genética la cual deterioraba mis capacidades motrices físicas, sin embargo, no era nada grave.

Yo en mis pensamientos decía: “Mierda, acabo de nacer y ya empiezan a joderme, estaba mejor en la matriz”.

En cuestión de 6 meses de haber nacido dije mi primera palabra la cual era mi propio nombre.

- Fufufufu… bebecito Alex se va a meter a bañar y le daré muchos besitos.

- Agaatgaga-Alex…gagaeaaga (Me gusta el nombre de Alex, pero porque mierda tengo que aguantar que me hablen como retrasado mental).

-Oh, mi pequeño dijo su primera palabra, tengo que mimarlo más para que aprenda.

Mierda.

En dos meses más aprendí a hablar al menos lo suficiente como para que me ayudaran a mis necesidades.

- Me cague.

- Asco huele a popo, pero como es de mi bebito dejó de oler mal.

¿Si tanto te gusta el olor porque no te la comes? En serio dejen de tratarme así. ¡Mierda!

A decir verdad, a pesar de que sabía comunicarme no desarrollé mi capacidad para caminar, ya que ni siquiera había gateado, no fue hasta el año y 7 meses en los que por fin aprendí a caminar.

En ese instante se vino a mi mente la siguiente idea: “Si al fin seré libre, podré huir de este lugar y ser el rey del mundo, adiós madre y padre, gracias por cuidarme, pero no disfruto de estar aquí”.

- Oh, mira sus primeros pasos. Decía mi madre eufórica.

-Ya había tardado, por cierto, se está acercando a la puerta de la casa la cual está abierta. Dijo mi padre.

- No debes de ir por ahí Alex.

En ese momento me sostuvo en sus brazos y me tuve que resignar a mi sueño de gobernar el mundo de momento.

- ¡Noooooo!

Estaba perdiendo la esperanza del poder salir de ese lugar.

A la edad ya de tres años tenía mi objetivo bien claro, nuevamente quería apoderarme del mundo así que empecé a planificar que es lo que haría.

- Hola, Alex ¿en qué estás pensando?

- Quiero dominar el mundo.

- Jajajaja, ¿Por qué?

Mientras ella se burlaba, creí que sería buena idea ir a una biblioteca.

- No importa, podemos ir a una biblioteca quiero leer algo.

- Claro.

Llegamos a la sección de historia y justo como pensé, había un libro de historia y más importante aún aparecían varias estrategias de guerra.

- Oh, ¡entonces así ganaron los espartanos usando la falange!, hubiese sido mejor idea si en ese momento hubiesen tenido aviones militares.

Se me ocurrió una idea justo en ese momento.

- Mama, ¿no podemos comprar un avión?

- ¿Como?

Después de que mi mama me explicara, la idea del avión quedó descartada, termine algo decepcionado, y terminamos regresando a casa, en cuanto llegue decidí ver los dibujos animados un rato y entonces observe que aparecía un ser llamado “Dragón” y pensé: “Un dragón se ve mucho más imponente que un avión y es un ser vivo por lo que no costaría tanto dinero”.

- ¡Mamá, quiero un dragón!

-…

No me respondió después de que gritase eso.

Al día siguiente entre al jardín de niños y no tomó mucho tiempo para que empezara a sufrir acoso escolar tanto por parte de mis compañeros como de los maestros.

-Querer conquistar el mundo es algo imposible y estúpido.

-Si, además los dragones no existen.

- ¡Maestra! María y Julio me están molestando, además Julio dijo una palabrota.

-Si los escuche y lo que dijeron es cierto niño, lo siento, es mejor que lo sepas.

No pare de llorar todo ese día.

Tiempo después llegué a la primaria y las cosas no cambiaron para nada seguí siendo víctima de acoso incluso por parte de mi familia.

-Alex como tu tía tengo que decirte nuevamente ¡Los dragones no existen! ya estás en 6to de primaria no puedo creer que no logres entender eso.

-Si no existiesen entonces quisiera un dinosaurio, es lo mismo, pero más barato.

- Se encuentran extintos desde hace más de sesenta y cinco millones de años. Dijo mi tío que intervino en la plática.

- Eso no es cierto, en la película de la Era Helada aparecía que se encontraban debajo de la tierra, además ¿Al menos puedo conquistar el mundo? Hitler estuvo a punto de conquistar un continente, pero lo arruinó en un momento crucial, si lo hiciese de manera perfecta, conquistar el mundo no sería muy diferente.

Supongo que seguía siendo un niño, quizá un bastante raro, pero lo era.

- Qué demonios tiene este niño con lo bélico, deberíamos llevarlo a la iglesia.

Y así fue como nació un agnóstico más en el mundo, principalmente porque pensó que si creía en los dragones no debía descartar la posibilidad de que un viejo con parentesco a Alba Dombludira el cual era todopoderoso, llegase a ser real.

En la secundaria, empecé a aburrirme de este mundo y a desarrollar un enorme interés en el anime y los videojuegos, para mí era una forma de escapar de la realidad un rato y con el tiempo mi hobby y pan de cada día, todo esto originado a que seguía sin ver un dragón frente a mí y por qué no veía mi corona como el rey del mundo, así que empezaba a dudar.

- Mi lógica me dice que mis sueños son imposibles, pero mi voluntad me dice que algún día lo lograré.

Se escuchaba un murmullo, el cual entendí perfectamente.

- Le dije que debió haber abortado a su hijo, ahora está diciendo tonterias.

- Li diji qui dibiu hibir ibirtidi u si hiji, ihiri isti diciundi tintirius.

Me empezaba a dar cuenta que cada vez que algo me molestaba, me hacía enojar o me hería hacía un chiste sarcástico e incluso a veces infantil para no pensar en ello, pero me solía sentir muy triste la mayor parte de mi tiempo y sentía un vacío como si algo no me llenase, empecé a creer que no debería de haber nacido en el planeta tierra.

Empezó 3 grado de secundaria y el primer semestre de preparatoria no podía evitar maravillarme constantemente con lo que fuese diferente y con eso desarrolle un especial gusto por la fantasía, al contrario de otras personas que solo lo rechazaban por no saber lidiar con ello, tampoco me gusto nunca rechazar la posibilidad de que pudiese llegar a existir algo fuera de mi entendimiento, eso no significa que lo aceptara ciegamente ya que solía mantenerme escéptico con cualquier cosa, en especial cuando hablamos de que creí firmemente durante 9 años en los dragones y me di cuenta de que por lo menos en este mundo no existían, pero esto lo llevaba al nivel de incluso ser escéptico y objetivo conmigo mismo, por ejemplo constantemente me decían que era inteligente pero nunca me lo terminaba de creer, aunque realmente si eso fuese cierto, no tendría otra cualidad aparte de ello, pues no era atlético, no era social, no tenía mucho dinero, no era guapo y tengo una historia que sucedió en la preparatoria para explicar el por que ese rasgo de mi personalidad.

- Oye, llevo mucho tiempo hablándole a una foto tuya y la verdad es que me gustas ¿Quieres salir conmigo?

- No, gracias, eres gordo, raro, pobre y feo; quizás seas algo inteligente, además ¿De dónde sacaste una foto mía?

Casi termino con una orden de alejamiento, vamos lo cotidiano y de toda la vida o al menos eso quiero creer después de que me amenazaron veinte personas distintas con eso mismo.

Para la suerte de la humanidad me empecé a dejar atrás la idea de conquistar el mundo porque me dio pereza, me interesaba más conquistar un mercado que el mundo, y ya no tanto ese mundo, ese era el mercado de la ficción, aunque incluso en la actualidad sigo queriendo tener un dragón y ser el rey del mundo.

Al tiempo me di cuenta de que en México no podría lograr nada por falta de apoyo y las condiciones de mi país, encima le empecé a agarrar cierto tipo de asco a la cultura mexicana por los valores que establecía, y nadie creía en dragones, así que quería cambiar ese ambiente, con mis calificaciones me conseguí una beca en Japón para estudiar en la universidad.

En una clase preguntaron a todo el salón.

- Soshite wakamono ni oshietekudasai. Jinsei no mokuhyō wa nanidesu ka? (Y díganme ustedes jóvenes, ¿cuáles son sus objetivos en la vida?)

Mis compañeros empezaban a decir cuáles eran sus objetivos.

- Seishin shōgai-sha no shinrigakutekikenkyū ni yakudatsu jinkō chinō o tsukuritai. (Yo quiero crear una inteligencia artificial que ayude al estudio psicológico de una persona con trastornos mentales).

- Watashi wa gan o naosu kikai o kaihatsu shitai (Yo quiero desarrollar una máquina que cure el cáncer).

A mí que no me interesaba responder, porque sabía el resultado de hacerlo, no le preste mucha atención, pero de repente sentí una mirada penetrante del profesor, mientras salía de su boca un sonido

- Soshite anata wa Arekkusu desu ka? (¿Y tú Alex?).

- Watashi wa ryū o mite, sekai o seifuku shitai. (Yo quiero ver un dragón y conquistar el mundo).

- Nani? (¿Que?).

- Chōdo jōdan, watashi wa bideogēmu kaisha o mochi, kasō genjitsu o kaihatsu shitai. (Es broma, quiero tener una empresa de videojuegos y desarrollar la realidad virtual).

Por poco no lo cuento ese día…

Estar en Japón, esto para mí era un sueño hecho realidad, ni se lo imaginan, estaba en el país número 1 de la ficción y fantasía, lleno de anime y videojuegos; encima era un país en el que su cultura me parecía encantadora y mis posibilidades de éxito eran mayor que en mi país natal con el tiempo logre vivir en Japón.

- Soredewa, chintai-ryō wa ikuradesu ka? (Entonces ¿podría decirme cuánto será la renta?).

- Haciman ¥ (ochenta mil yenes).

- Sumimasen. Sore wa yoku kikoemasu ka? (¿Perdón? ¿Lo escuche bien?).

- Watashi wa hachiman ¥ to itta (Dije que son 80,000 yenes).

Y así fue la historia del como con mi salario de empleado de McDonald’s tuve que renunciar a tener 3 comidas diarias y a bañarme todos los días, y dirán porque no optaste por una casa con renta más barata, el problema de eso era que ya me habían echado de otros lugares porque asustaba a la gente cuando me miraban…

(NOTA DEL AUTOR: mi japonés no es perfecto y lo sigo estudiando, puede haber más errores de los esperados).

Con el tiempo establecí mi empresa y creció bastante, aunque hay 2 cosas de lo que me arrepiento: la primera es que la gente seguía sin creer en los dragones y la segunda es que nunca he tenido pareja, ni siquiera he sentido cariño por alguien de forma completa y sincera e incluso gran parte de mi pre adolescencia y adolescencia me sentía incompleto, como no encontrar el fondo en una botella, siempre pensé que me faltaba algo y recurría a distraerme con la fantasía para no pensar en ello, hasta la fecha sigo creyendo que es una persona la cual debo amar de alguna forma y se parezca a mí para llenar ese hueco.

Actualmente voy de camino a mi país natal y he puesto una cita de hospedaje en un hotel puesto que me juntare con un gran amigo mío de la secundaria el cual es escritor, siempre me pareció que sus historias eran increíbles y que tenía mucho talento, pero en su momento le faltaba experiencia, su nombre era Marco tal como yo no era muy sociable y tenía un desarrollado gusto por la ficción, y quería que se encargará de escribir la historia de mi siguiente videojuego de fantasía en el que trabajaba, el cual era un MMO basado en todos esos animes en los que el prota viajaba a otro mundo, los cuales por cierto envidio porque siempre logran tener un harem y vivir fantásticas aventuras, aunque odiaba que fuesen tan perfectos y casi siempre terminaban siendo los buenos, lo cual también detestaba. El juego sería desarrollado para la consola a la que le había dedicado tantísimo tiempo, esto se debió a que me interesó una forma de estar un paso más cerca de estar en un mundo de fantasía, sabía que él era el indicado para darle esa emoción a el mundo que tanto amaba, para mí todo este tiempo que le dedique a mi proyecto era como los nueve meses de una madre cuando va a tener a un hijo.

Intente negociar con él por llamada pero teníamos que hablarlo en persona para hablar de dinero, ya que sentía un enorme desprecio cuando recibía algo de forma completamente gratuita, ni tampoco yo darle algo a alguien; No lo sentía justo para la otra persona, ni para mí; por esa misma razón al no ser bueno socializando reemplace esa habilidad por estudio para entender el comportamiento de las personas, por lo que podía saber cuándo mentían o que situaciones eran favorables o desfavorables, siempre intentando sacar el máximo provecho de eso, pero solo es un dato “interesante” sobre mí.

- ¡Señor, ya cállese por favor lleva hablando todo el puto vuelo ya hasta estamos a punto de aterrizar, ¡lleva jodiendo desde incluso antes de subirnos al maldito avión!

-Pero me escucho todo este tiempo, así que permítame seguir.

- ¡Que alguien me mate por favor!

Que agradable sujeto, me escucho todo este tiempo, aunque terminó abriendo la ventana y se tiró del avión, pero no debo pensar en eso, ya es hora de que me baje del avión para que me reciba mi amigo.

- Cuanto tiempo sin vernos mi Homúnculo con piernas, como siempre eres más feo que un goblin. Le dije.

- Que buenos recuerdos cuando me decías así, pero por favor deja de hacerlo es desagradable, además tú no te quedas atrás maldito orco.

- Sabes que lo haré más por decir que no lo hiciera, así que te jodes y orco es el que te metes en el culo.

No nos hablábamos muy bien que digamos, pero solía ganar las discusiones de insultos con cosas infantiles como esas, en especial porque no nos lo decíamos en serio, era como nuestro saludo el ponernos diferentes apodos e insultarnos mutuamente.

- Cambiando de tema, vamos a algún lugar para iniciar a hablar de las negociaciones.

-Claro, ¿qué tal un restaurante? al fin y al cabo, no tengo otro lugar al que ir mis padres habían ido a vivir a Nueva York ya que yo me fui de mi casa a la edad de 18 años y el resto de mi familia viva no me agradaba mucho.

Caminamos hasta el restaurante mientras platicábamos un poco.

- ¿Recuerdas cuando en secundaria intentamos hacer un videojuego?

- Como olvidarlo, en especial la parte en la que abandonaste el proyecto y lo tuvimos que cancelar solo porque te dio pereza, maldito vago.

- El pasado, pisado. Bueno, cuéntame ¿cómo te ha ido con tus proyectos?

- Genial, estoy a un paso de lograr hacer mi consola solo necesito presentar mi investigación ya terminada y estoy en la elaboración de un juego de MMO y fantasía, cuya existencia ya conoces ¿y tú?

- Saldrá un libro escrito por mí, nuevamente y además este goblin se ha podido casar, ¿a ti como te ha ido en el amor?

- ¿En serio tengo que responder?

- Si.

- ¿Qué es el amor? ¿se come? No he conseguido tener pareja nunca y sigo casto.

- JAJAJAJAJAJA, lo siento. no me lo esperaba de ti ya que siempre hablabas de que conseguirías pareja.

- Cállate, lo que pasa es que soy tan perfecto que no necesito pareja. Mejor entremos a hablar sobre las negociaciones que ya llegamos.

Eso era mentira, de verdad quería tener alguien a quien amar, aunque tuviese amigos tan grandes como él seguía sintiéndome vacío incluso después de mi fase como adolescente, y es que había una gran diferencia para mi entre amar a alguien y el querer a alguien, el amor podía ser como el de una madre a su hijo o el de una pareja de ancianos que vivieron toda su vida juntos; en cambio el querer a alguien era menos sustancial, por lo menos para mí y el cómo mi amigo lo sabía, principalmente por esa razón se disculpó.

Después de la comida y de negociar durante un tiempo lo convencí de ayudarme a lo que le dije una última cosa.

- Últimamente debido a él gran avance que he hecho soy el objetivo de mucha gente que quiere matarme por solo por tener el crédito porque es una fuente de dinero gigante, yo nunca le he temido a la muerte, pero soy precavido, me gustaría confiarte algo muy especial ya que siempre confié en ti. Programe mi celular para que detectase mi ritmo cardíaco, así para que en caso de que muriese, se borrase todo lo que llevo de mi proyecto ya que ahí es donde lo porto, en ese momento la información pasara a alguien más junto con las instrucciones a seguir, me gustaría que ese alguien fueses tú. He traído unos boletos para ir a Japón y te he preparado papeles, ¿estarías dispuesto a aceptar?

Era de esperarse por el de hasta donde he llegado, que tuviese la capacidad de reprogramar un celular y cambiar las piezas después de todo pase bastantes años estudiando sistemas computacionales.

- Es algo raro que me menciones esto, pero no creo que haya ningún problema, adelante, puedes hacerlo.

- Hay una razón para esto y es que estoy dispuesto a morir para cumplir mis objetivos, de preferencia preferiría morir por mi propia mano, ningún puto asesino de mierda debería de matarme y si tuviese la oportunidad de matarlos yo, solo me haría quedar a su mismo nivel, así que muchas gracias.

- Bueno tengo que irme ahora mismo, te deseo una buena noche.

- Yo igual, adiós.

Iba saliendo del restaurante de camino a mi hotel para prepararme en ese mismo momento, en ese instante me pregunte a mí mismo porque rayos no había contratado guardaespaldas en vez de dejar a cargo a Marco de mi proyecto, pero era demasiado tarde para arrepentirse ya la había cagado de la manera más estúpida posible y por razones como esta nunca me considere inteligente.

Al llegar al hotel camine tranquilamente por el pasillo y subí a un elevador que me llevaría al 3er piso, al entrar a mi cuarto, como era de esperarse di justo en el clavo, se encontraba un asesino, no podía verle la cara por culpa de un pasa montañas, era demasiado robusto así que supuse que era un chaleco anti balas, era bastante alto y traía una pistola entre sus manos.

- ¡Mierda!, tengo que correr, no debo dejar que toque siquiera algo de mi proyecto, es mi mayor sueño y deseo con ansias que tanto yo como la gente como yo disfrute de ello.

A comparación de ese deseo, consideraba mi vida muy insignificante y dispensable ya que había vivido solo para eso, pero no me interesaba para nada el hecho de que lo lograse alguien más que no fuese yo, a ese nivel estaba mi egoísmo, así que salí corriendo de la habitación a lo que el replico mi acción.

- Atrápame si puedes, maldito reptil.

Mala idea decir eso, quede como un pendejo.

En ese momento me disparo, ya que las leyes de la física dictan que una bala es más rápida que yo, así que el resultado era obvio.

Estaba herido gravemente, no creía que viviría más, pero no debía dejar que pusieran las manos en mi celular que era donde se encontraba todo mi proyecto, así que en vez de correr más me acerque arrastrándome a él, a lo que el asesino no encontró respuesta, así que empezó a patearme como si fuese una pelota y le mordí la pierna, con mis últimas fuerzas mientras se retorcía de dolor, me levante, y lo empuje; así agarrando su pistola la cual se encontraba tirada en el piso, le dispare una bala en cada rodilla y en cada pie, así evitaría que caminara, corrí todo lo que pude hacia el ascensor y cuando estaba en la planta baja sali por la puerta trasera ,y pase a esconderme en un callejón y me adentre a un bote de basura donde sabía que no me encontrarían, lo que es irónico por que la basura no suele entrar sola al basurero, habiendo hecho todo eso era solo cuestión de tiempo para que alguna otra persona me encontrase e ir al hospital era dejarles el plato en bandeja ya que me despojarían de mis pertenencias y estaría débil.

- Bueno creo que moriré, espero reencarnar en algo como un demonio para hacerle la vida imposible a los que me jodieron en algún momento.

No lo pensé 2 veces, sabía que si moría en ese momento para cuando me encontrasen mi cuerpo ya no tendría ritmo cardíaco alguno, así coloque en mi cabeza la pistola y jale el gatillo.

CAPITULO 1 Maldito sea este raro otro mundo... Por supuesto que yo no soy el raro aqui

Parte 1.

- ¿Así es la muerte? Es muy oscura, fría, no veo nada.

De repente vi una luz la cual seguí por mera curiosidad.

- Bienvenido al cielo hijo de puta.

Me habló una voz extraña a la que vi que provenía de un viejo bastante alto con una gran barba.

- Déjame adivinar ¿Eres el ente divino conocido como Dios?

- Correcto.

- Vaya de verdad existes, eso es una gran respuesta para una persona agnóstica, supongo que ya sabes cómo irá el orden de esta conversación, pero te lo preguntare igual ¿Qué pasó con mi proyecto? ¿Qué puedes hacer en el cielo? ¿De verdad eres omnipotente?

Tenía esas 3 preguntas muy presentes puesto quería que mi consola de videojuegos de verdad saliese a la luz y siempre me pregunte como era el cielo exactamente, siempre me pareció super aburrido tal y como lo relataban, y en tal caso de que de verdad fuese aburrido tenía una gran idea en caso de que esa divinidad fuese toda poderosa, tal vez subestimo mucho a los dioses, pero la verdad es que el hecho de que exista me la suda completamente.

- Tu proyecto salió todo como lo planeaste, la información llegó a Marco y parece que está haciendo lo que le pediste, pero su estado de ánimo no es muy bueno.

- Era de esperarse, después de todo tenía todo preparado aun si eso no ocurría, espero y disfrute de Japón, a pesar de que sucediera esto.

- En tanto la segunda pregunta, normalmente los mortales que llegan al cielo suelen hablar de cuando estaban vivos, observar a sus seres queridos, sentarse a mirar el sol y vivir el resto de su post muerte como santos.

Como lo supuse, ni siquiera lo sabía con certeza y confirme que era aburrido, es como la vida cliché que llevaría alguien de la tercera edad.

- Y, por último, si soy todo poderosos tal y como ustedes los mortales los describieron.

Punto para Grofendur, digo para mí mismo.

- Escucha, me alegro de que mi estúpido suicidio haya salido bien, pero el cielo me parece demasiado aburrido y eso que ni siquiera lo he experimentado, ya que eres todo poderoso ¿te parecería negociar? Sabes, nunca le pediría algo a nadie gratis.

- Ya sabía que esto iba a suceder, mi labor como dios aquí en el cielo es velar por que todos sean felices y conozco de tu gran interés de reencarnar.

- De verdad sabes lo que voy a decir, ¿verdad? Realmente me da igual que lo sepas, te lo contaré igual.

Si, soy de esa gente que desafiaría incluso a enfermedades como el cáncer o a un ser divino con el sarcasmo, aunque mi vida peligrara al hacerlo, a veces dudo tener 2 dedos de frente.

- Me gustaría reencarnar, pero no en cualquier mundo, siempre he dudado que la tierra sea el único lugar con seres vivos. Quiero reencarnar en un mundo de fantasía, pero quiero establecer condiciones enumeradas, en mi situación actual jamás sería capaz de sobrevivir en un lugar así, por eso las condiciones. Número 1: No quiero perder ningún solo recuerdo de mi vida pasada, no por apego a ella si no que quiero conservar cualquier clase de conocimiento que tenga, Numero 2: Quiero poder comunicarme siempre y en todo momento con quien sea, Número 3: Quiero tener conocimiento básico de ese mundo, Número 4: Quiero tener una condición física increíble y que nunca se pueda deteriorar, tener una estomago grande en un mundo donde pasare mayor parte de mi vida corriendo es contraproducente Número 5: No quiero ser humano, solo algo de apariencia humanoide, Número 6: Quiero dominar las espadas para tener poder y domar dragones si es que los hay, desde niño siempre me ha encantado esa idea. A cambio haré cualquier cosa que me pidas.

- Puedo responder a todos tus pedidos, pero a cambio, como conozco todo de ti, incluso estoy al pendiente de tus tendencias bélicas, así que te daré algunos problemas tan solo para ver si así alcanzas la iluminación divina.

- ¿Qué clase de problemas?

- Veras, yo soy el dios de la tierra, sin embargo, hay más dioses aparte de mí y ellos se encargan de administrar a ese mundo al que irás por lo que no podrás elegir qué es lo que quieres ser si perteneces a este mundo, pero aun así puedo pedir que seas híbrido, la gente así en ese mundo suele ser discriminada y te probablemente llegues a terminar en una de las peores posiciones y tu misión será acabar con ese problema, por último nacerás en una nueva familia, a partir de ahí deberás ayudar a todo aquel que lo necesite, deberás ser un héroe ¿sigues queriendo eso?

La verdadera razón por la que quería ir es el hecho de que si algo resultaba imposible en el planeta tierra, era completamente posible en un mundo de fantasía, a lo que me refiero es que mi objetivo era conquistar el mundo, pero lo de ser un héroe me jode bastante, siempre suelo odiar a los héroes porque son tan “perfectos” de verdad quería seguir siendo como soy actualmente, O sea un pedazo de mierda que solo le preocupa su propio mundo, como casi cualquier ser humano, pero me convence más ir ahorita mismo a ese lugar.

-Por supuesto viejo, dime que querrás que haga estoy ansioso.

-Trato hecho, en caso de que incumplas el trato, tu existencia en ese mundo se ira.

Oka- ¿Espera que mierda? Me acaba de engañar un dios, me siento halagado.

-Bien te transportare ahora mismo.

A decir verdad, tengo varias formas de evadir la regla de ser un héroe pensadas sin dejar de cumplir lo que eso específica, espero que disfrutes la historia de un verdadero anti héroe, viejo de barba blanca, ahora que lo pienso se parecía bastante a Gundolf.

Parte 2.

Oh bien, acabo de nacer, me encuentro en una cueva un tanto horripilante e inmensa, puedo ver a una hermosa mujer de pelo largo y negro con cuernos blancos, de gran figura, utiliza una túnica de color rojo y con pelaje negro me recuerda ligeramente a la túnica de un personaje de un anime llamado Magic Art Online, parece ser muy cálida y tiene una apariencia que me hace recordar a Albedo del anime de OverSir, ella tiene que ser mi madre, también veo a un increíble dragón de color negro, es bastante grande ¿Quién es? No me digas que es mi padre, yo sabía que si existían, les dije perras, les dije.

Cambiando de tema, ¿Cómo es eso físicamente posible? Mi padre es por lo menos 100 veces más grande que mi madre, cuando recibí el conocimiento básico de este mundo no pude creerme que este tipo de cosas podían pasar.

Bueno pasare a recordar nuevamente toda la información que necesito para este mundo. Primeramente, soy un demonio mitad dragón, los demonios y dragones siendo ambos las razas más odiadas y peligrosas en tanto al poder bélico se refiere, por lo que también mantienen guerras con todas las demás razas incluso a las que mi organismo forma parte, probablemente quieran matarme numerosas veces por mi condición natal, genial, acabo de llegar a este mundo y ya quieren mi cabeza, las demás razas también están en numerosos conflictos, las alianzas parecen ser más bien pocas.

Al parecer este mundo se rige por la ley del más fuerte al grado de que incluso puedes asesinar dioses y tomar sus habilidades y lugar, lo mismo con los reyes; Existe el nivel el cual no es nada más que un indicador de que tan fuerte es un enemigo, la magia la cual debe ser enseñada y las habilidades las cuales tienen cierto parecido a la magia pero los tramposos pueden nacer con ellas, también puedes desarrollarlas o aprenderlas de alguien más, también hay un sistema de “logros” los cuales obtienes en forma de títulos en cosas tan simples como ser padre o madre, hasta incluso ganar una guerra, este mundo es bastante parecido a un videojuego que conozco… Debe ser mi imaginación.

En ese momento mis fantasías fueron interrumpidos por la voz de mi madre, quien diría que un maldito bebé podría pensar tantas cosas, aunque eso se debe a que soy un tramposo y recibí lo que podría llamar solo por darle un nombre “bendiciones”.

- Mi nombre es Remésela, puedes decirme Rem, te protegeré y cuidaré por siempre, jamás te dejaré ir.

Por cierto, al parecer en este mundo era mejor visto llamar a tus padres por su nombre que por su título de padres, pero si ellos te pedían que te llamaras de una forma debías obedecerlos, tenían una jerarquía mayor que la tuya y eso era algo inquebrantable en este mundo aunque en mis pensamientos los seguiré llamando por sus títulos de padre y madre, al ser un híbrido estaba en lo más bajo de la jerarquía y a su vez era su hijo por lo que no podía llamarlos “mamá y papá” un sistema social interesante me recuerda mucho a Europa en cierta época pero llevado a un más al extremo.

Mi padre acercó su cabeza y me dijo.

- Eres aquel que es digno de ser mi descendencia, O sea del dragón nombrado como Farnit. Dijo sin abrir su hocico.

Malditos elitistas, me encantaba ver un drago e incluso me lo podía esperar de ellos tal comportamiento, el cual es tal cual como se describen en los cuentos de hadas, aun así, sigo odiando a los elitistas.

En él había algo extraño ya que no utilizaba su hocico para comunicarse ¿a qué se deberá?

- Y por eso mismo haré que seas tan increíble como un dragón y acabarás con esta guerra, naciste para cambiar el mundo en el que yo y mi amada vivimos.

En serio, es demasiado egocéntrico y espera mucho de mí, algo me dice que tendré muchas responsabilidades y no es solo porque él lo acabase de decir.

Hasta el momento no me había percatado de por qué podía entenderlos perfectamente, pero luego lo entendí y se me ocurrió la maravillosa idea de hablarles, no me pregunten como rayos un bebé puede tener tan desarrolladas las cuerdas vocales, viva las “bendiciones” eso es todo lo que puedo decir, incluso mis padres se sorprendieron al escucharme decir lo siguiente:

- Farnit, ¿no crees que eres demasiado egocéntrico y elitista? acabo de llegar a este mundo y ya me estás dando responsabilidades y Rem eres muy hermosa y me encanta que pongas tu lado maternal, pero en su momento deberás dejarme ir.

Se quedaron completamente anonadados, ver su cara me hizo pensar que era una situación cuanto menos curiosa desde su punto de vista, no pude evitar pensar que era gracioso, a su vez pensé que fui demasiado duro, con mis nuevos padres, a lo que Farnit respondió:

- Jajajajaja, no esperaba menos de mi hijo, acaba de nacer y ya puede comunicarse perfectamente con los 2 ¿aunque me pregunto por qué será?

Su propio hijo acaba de criticar su comportamiento, pero no parece que lo haya cambiado, vaya que tiene orgullo, tanto que no le entran las críticas

- No creo que sea relevante. dijo mi madre

¿En serio? ¿Qué clase de sentido común usa este mundo?

- Es increíble que podamos comunicarnos con él, así que procederemos a el nombre.

En ese momento no pude evitar pensar que nombre me pondrían así que di una sugerencia, ya que si su gusto por los nombres era el mismo que su sentido común eso sería horrible.

- Dejaré que me pongan nombre por ser mis padres, pero por lo menos déjenme tener como primer nombre “Alex”.

- Oh… bueno. Te pondré Alex Liebling, pero eres bastante caprichoso para ser un bebe.

¿Ya viste al que tienes a tu lado?

- No es justo yo quería que se llamará Dracje.

- Acordamos que yo elegiría el segundo nombre.

- Pero…

Sin duda alguna, Gracias mamá, será un nombre raro, pero mejor que el de mi padre, además tuvo que dejar su lado elitista por un momento 2 x 1.

Parte 3

Vivíamos en la cueva tan oscura, inmensa y desagradable, mi padre siempre salía a buscar comida, en especial carne, en mi anterior vida me encantaba la carne, pero ahora mi dieta era básicamente eso por ser mitad dragón, también podía comer zanahorias, no pregunten por qué, pero a veces soy tratado como un pony, a que punto hemos llegado yo y mi dignidad.

Con el tiempo me di cuenta de que mis padres eran fugitivos, a lo que pensé que en esta situación era completamente normal, además los demonios y dragones eran especialmente agresivos y se volvían más fuertes cuando se enfadaban por lo que si me vieran querrían matarlos.

-Qué triste. pensé en voz baja.

Eso llamó la atención de mi madre, pero no comento nada.

Claro, que no me refería a nuestra situación en general, odiaba tener que haber nacido híbrido porque tengo que lidiar con asesinos como si no tuviese algún trauma con ello, como fuera poco sufriré acoso de nuevo y en mayor escala, y tengo que acabar en una puñetera guerra y sirvo como una clase de demostración social de que 2 de las razas más peligrosas de este mundo pueden estar unidas entre si gracias al “poder del amor”. Si no van a poder tener hijos en condiciones, mejor ni los tengan.

-Espero que todo esto acabe algún día. Dijo mi madre a la cual se le veía reflexiva y algo triste.

Mierda, ahora me siento culpable.

- ¿A qué te refieres? Pregunte como si no supiese de que hablase

-Nada relevante Alex.

Sigo teniendo mis dudas sobre esto.

Parte 4.

El tiempo paso cumplí 4 años de los al menos 1000 años que me quedaban tomando en cuenta mi tiempo de vida promedio y pude empezar a caminar, al fin, también podría sostener algunas cosas con un peso equivalente de 50 kilos, sí que son fuertes los dragones y demonios. Siento que es demasiado injusto para los demás durante esos 4 años la verdad no sucedió nada muy importante simplemente cagaba, comía y pensaba en mis cosas como cualquier bebe o eso quería aparentar por lo menos, al menos en ese tiempo me di cuenta de que sin importar el mundo los padres eran igual de idiotas cuando su hijo recién nacía sin importar el mundo en el que naciese, quizás aquí mucho más que en la tierra debido a que me podía comunicar por completo y aun así les importaba un comino, por ejemplo una vez que quería beber agua, pero que aún no era capaz de caminar.

- Disculpa, Rem, quiero agua.

- Que bebito quiere agüita.

- Me desagrada que me hablen así, por favor para.

- A bebito de intelecto superior le desagrada que le hagan mimitos, que tierno. Mierda, le valió 3 hectáreas de chorizo.

Empecé a usar ropa hace poco, más que ropa es un pedazo de tela amarrado con una cuerda como si fuese un cinturón, no era lo mejor, pero entendía que era lo único que podíamos tener y que era mejor que nada.

- Rem, esto parece una bolsa de papas.

- Porque es una bolsa de papas.

– ¿No tenemos dinero?

- Me lo gaste en productos de belleza, yay.

¿Creían que lo decía porque éramos pobres? Se equivocan suelen cambiar de turno mis padres para cuidarme y mi madre sale a trabajar a algún lugar, pero es tan tonta que nunca administra bien el dinero.

Como pasatiempo en la cueva agarraba una de las escamas de mi padre las cuales eran tan duras como la resistencia de un diamante y dibujaba en las paredes de la cueva, era una vida tranquila, pero un tanto aburrida para mi suerte mi madre solía jugar conmigo, y si soy un adulto en el cuerpo de un niño alegrándose de que su madre juegue con él, lo que sucede es que no eran cualquier clase de juegos, me daba una rama de un árbol y empezamos a usarlas como si espadas se tratasen, para mí era como practicar esgrima, en cambio mi maestro era mi padre a veces me enseñaba cosas útiles, como que el mundo se dividía en 3 continentes y leyes de supervivencia y otras que todo niño debía saber, aunque eran un tanto raros además desde su punto de vista el raro era yo, sabía demasiado para ser un niño de 4 años y de vez en cuando me escuchaban hablar en un idioma que ellos no conocían, por si fuera poco era capaz de hablar desde que nací ¿Qué mierda? Además, ellos son de otro mundo y nuestros comportamientos son muy diferentes solo por las diferencias sociales y culturales.

- Oh mira está pensando en algo profundo, que adorable.

- Ese es mi hijo, seguramente está pensado en algo útil, como acabar con la guerra.

Bueno creo que no habrá problema, dicen que los raros se atraen y estos aparte de raros, eran tontos.

Sin embargo, eso que dijo el dragón elitista llamo mi atención, seguía sin poder confiar del todo en ellos después de todo me habían concebido solo para acabar con una guerra y no son capaces de decirme el por qué ya que aparento la edad de un mocoso de 4 años, a su vez me he dado cuenta de que tan grave es el caso que ni siquiera los cumpleaños festejamos y tengo el conocimiento de que si existe tal tradición en este mundo, es muy sospechoso y me intriga demasiado, que condiciones más desfavorables.




Parte 5.

Pasaron 6 años la verdad es que es muy aburrido este lugar y cada vez tengo menos confianza en mis padres, me están empezando a parecer muy sospechosos.

-Oye, Farnit, ¿Qué soñaste la última vez?

-Que pregunta mas rara hijo mío, con nada, nada absolutamente sospechoso.

- ¿Y por qué gritaste dormido que eras el responsable de todo?

-No por nada.

-Mmm…

-Absolutamente nada.

-Aja.

- ¡Farnit! Cariño, ¡te comiste toda la carne!

Se le escuchaba bastante enojada a mi madre.

-Bueno, ahorita vuelvo hijo, bye bye

-Sospechoso…

Cumplí los 10 años, podía cargar al menos 150 kilos, en serio qué diablos con esta mezcla de razas, ni siquiera tengo músculos ejercitados y me encuentro en pleno desarrollo, el día anterior pegue por accidente a una roca con bastante fuerza y en vez de hacerme daño rompí la roca en cachitos, cambiando de tema; estaba lleno de ganas por descubrir el mundo aun a mi corta edad, solía dibujar gente teniendo peleas con espadas, espadas y la vida de un aventurero como me la pudiese imaginar para que mis padres entendieran la indirecta ya que sabía que eso era algo que me resultaba imposible, en ese momento los escuche murmurar mientras dibujaba

-Rem saldré por comida.

-Amor, quiero hablarte de algo. -Dime ¿De qué trata?

-Creo que nuestro hijo tiene un interés especial por las espadas, pienso que es normal que le interesen ya que solía jugar con él, además siento que quiere conocer el mundo exterior.

-Sabía que esto pasaría en algún momento, puedo conseguir una espada de una increíble calidad un amigo de la raza de los enanos, conozco a alguien de su raza y me debe un favor, pero debemos de preguntarle el porqué de esas 2 razones.

Mis padres se me acercaron un momento a preguntarme, de verdad que siempre están al tanto de mí, aunque creo que es normal, es muy probable que termine muerto en algún momento, no sabía si era porque soy importante o porque me querían.

-Alex, sabes yo cuando era joven fui una gran guerrera con la espada, hasta que me sucedió algo horrible, dime porque tanto interés en ellas, por favor.

-Es simple, simplemente me gustan, quiero usar una algún día además lo considero algo básico para sobrevivir en este mundo.

Evité mencionar lo “horrible” ya que no lo había dicho a propósito, pude notarlo. - ¿Pero sabes que no es un juguete verdad?

-Claro, pero no siempre podre depender de ustedes.

-Que maduro. Dijo mi madre mientras esbozaba una sonrisa algo triste.

Mi padre me hizo otra pregunta.

-Eso quiere decir que si representas tus intereses en las paredes quiere decir que quieres conocer el mundo exterior ¿Por qué? Es demasiado peligroso.

-Se que actualmente me resulta imposible para mí el salir de esta cueva, pero a decir verdad mi sueño es vivir aventuras y conquistar todo aquel mundo que aún no conozco.

-Espera ¿dijiste conquistar?

-Si.

-Jajajaja, tenemos a una persona un tanto ambiciosa por aquí, me alegro de que sea así, sin duda eres mi hijo.

Algo en su risa fue extraño, se escuchaba demasiado forzosa, además siempre he sido ambicioso, SIEMPRE, en pocas palabras tú no tienes nada que ver y literalmente en mi otra vida quería conquistar el mundo.

-Bien, decidido te conseguiré una espada y te la traeré de regreso.

¿Qué así de fácil? ¿Siquiera se lo tomó en serio? ¿Le parece normal que quiera conquistar el mundo? ¿En serio solo tenía que pedírselo? No sé en qué clase de lugar le regalas una espada a un niño de 10 años, por supuesto que mis padres eran muy especiales, es más el diálogo que dijo parece tan malo que es como si lo hubiese escrito un adolescente, me largo a descansar.

Ya se estaba haciendo tarde así que decidí dormir en cuanto mi padre se fue, mi madre tenía la costumbre de poner mi cabeza en su regazo y dormir conmigo, cuando desperté mi padre ya había llegado, como persona la cual en su vida pasada dormía en promedio 4 horas por ver anime y jugar videojuegos todo el día era normal despertarme tan temprano, mientras que mi madre dormía bastante más.

Mi padre tenía una gran espada, para ser más exactos un mandoble de color negro del mismo color que el de mi padre, a simple vista pude ver un gran filo, en ese momento me vio y me dijo:

-Alex, buenos días.

-Buenos días, Farnit.

-Ten, te otorgo esta espada para combatir contra cualquiera que quiera herirte o se interponga en tu camino, esta espada está hecha con parte de mis escamas y un mineral super valioso, lo que la hace invaluable, irrompible e imposible de desgastarse a diferencia de otras espadas normales, además puedes imbuirla en magia, que tal si esperamos a que tu madre despierte para que te enseñe a usar la espada, ten puedes agarrarla, también te traje algo para que puedas guardarla en tu espalda. Se ve preocupado.

Primero que nada, pensé que mi a este dragón le faltaban 2 tornillos por ir en serio al regalarle la espada a un niño, aunque más que eso es el hecho de que fuese un regalo, pero no tenía forma de rechazarlo, después creí que el herrero era increíble y que ese mandoble era demasiado fuerte, así que la sostuve, en ese momento sentí un gran chispazo por todo mi cuerpo, es imposible explicar el cómo, pero sentía que ya sabía usarla a la perfección, así que practique un poco dando golpes al aire con mi mandoble.

-Gracias.

-…

En serio que este dragón me saca de quicio, ni siquiera puedo agradecerle algo por que se avergüenza, si por un momento dejara su comportamiento elitista de lado me encantaría.

Al parecer mi padre estaba algo sorprendido al verme usarla tan bien, algo que solo podía explicarle diciéndole la verdad de que reencarne y negocie con un dios, pero era obvio que no podía decírselo, porque si no se volvería aún más elitista de lo que ya es y mi madre no podía contarle tampoco por que le suele contar todo a mi padre y para él como mi pasado puede ser creíble es debido a que los dioses y los mortales en este mundo están más cerca de lo que se podría creer, resultaba un problema.

Mientras seguía practicando mi madre despertó y dijo alegremente a ambos:

-Buenos días, Alex, Farnit.

-Buenos días, Rem. Respondimos al mismo tiempo

- ¿Cuándo podremos practicar? Impacientemente le dije.

Mientras más pronto dejase este manicomio mejor.

-Tranquilo lo haremos después de comer, no puedes pelear con el estómago vacío, es la primera regla de un guerrero. Dijo mientras sonreía.

Tenía bastante sentido para mí, además no había cenado nada y por mi sangre tengo un apetito voraz.

Parte 6.

Mientras que esperaba a que mis padres hiciesen la comida empecé a dibujar en las paredes como solía hacer, pero mi curiosidad se activó y quise saber cómo es que se cocinaba la carne en este mundo y sobre todo en una fogata -Rem, ¿cómo es que cocinan?

- Primero que nada, tu padre siempre se encarga de hacer una fogata siendo que él puede hacer fuego fácilmente con su boca utilizando magia.

- Vaya que útil.

- ¿Verdad? Después colgamos un pedazo de metal encima de la carne y solo dejamos que se cocine sola.

- ¿Puedo intentar?

- Claro.

Metí un trozo de carne en esa especie de parrilla, al parecer estábamos asando la carne, no era muy diferente a la forma de mi mundo lo que me decepciono un poco, pero supongo que no puede ser muy diferente, después vi a mi madre rebanar zanahorias y cortando la carne que ya terminaba de asar mientras mezclaba todo.

Es sorprendente como algo tan simple logra ser tan delicioso sin motivo alguno, ya que solía comer eso podía decirlo ¿magia? Eso no se comparaba a el sabor que esto tenía siendo tan solo un tipo de carne con un parecido al sabor del cerdo y zanahorias.

- Delicioso como siempre, Rem. Decíamos yo y mi padre con la boca llena.

Creo que de tanto estar aquí he olvidado los modales…

- Me alegro que siempre les guste mi comida, mi pequeño Alex y Farnit.

- No soy tan pequeño.

- Por supuesto señor adulto.

Mentalmente mi edad rebasaba a la de los 30 años, pero había privilegios en ser tratado así, usualmente siempre era el primero al que le servían y yo para nada tonto me lo comía en cuanto me lo daban, eso siempre hacía reír a mi madre mientras se preparaba para servirme más, ahora que lo pienso mi madre la cual es bastante alegre, a pesar de nuestra situación de fugitivos ¿por qué será? terminando de comer mi madre hablo.

- Espero que estés listo Alex, haremos algo de ejercicio con la espada así que prepárate. No se mostraba muy segura.

mi madre sacó una larga espada muy parecida a una katana y se veía igual de genial que mi mandoble, quiero conocer a ese herrero, lo digo en serio me pare y saque mi mandoble mientras mi padre salía un momento para observarnos desde fuera de la cueva.

- Esta espada me la regalo Farnit, tu padre.

- Esta genial, Rem.

- Gracias por el cumplido, Hijo.

- Ataca primero. dijo mi madre.

Sin responderle simplemente obedecí, la embestí con toda mi velocidad. Ella atacó con un corte vertical, sin embargo, yo cambié la dirección de mi espada poniéndola encima de mi cabeza cubriéndome de su ataque para repelerlo, en eso le di un golpe en el estómago el cual resistió sin mucho problema, ella estaba muy sorprendida, sin duda recibir “bendiciones” es demasiado tramposo.

- No me esperaba que alguien que apenas está usando una espada por primera vez lograse hacer eso, me tendré que poner seria a pesar de ser una práctica.

Como siempre sonreía, pero era una sonrisa orgullosa esta vez.

Retrocedí, saliendo de su rango de ataque sin apartar la mirada de mi madre.

- Es mi turno de atacar.

Al igual que yo alcanzo a ponerse en frente mío a una velocidad de bastante alta haciendo un corte vertical, parecía un samurái, pero me aparte de la dirección de su espada haciendo que se desestabilizara y perdiera su equilibrio en el lugar por donde corría al poner mi pie derecho en sus piernas para intentar que cayera, definitivamente no pienso luchar de manera honorable nunca, es estúpido es como esperar a que el enemigo te mate.

- ¡Alex! Estás luchando sucio.

Esperaba que regañase.

- Increíble, apenas vas empezando y ya luchas con la idea de que en la guerra todo se vale, serás un gran guerrero.

Sin duda mis padres son bastante raros, pero no me quejo, por lo menos en estas situaciones.

- Por supuesto, que lo seré, pero es hora de acabar con esta pelea.

Mierda, soné elitista, acabo de parecerme a alguien que conozco muy bien.

Ataque a mi madre que acababa de recuperar el equilibrio, apunte directamente a su espada y con la fuerza de mi mandoble, logre hacerla volar, en ese momento apunte mi espada hacia ella y me dijo:

- Me rindo.

- No te sientas mal Rem, la verdad es que no se ni como logre hacer eso.

- Ya veo.

Me sonreía de forma eufórica y orgullosa mientras me veía, parecía como si se le hubiese ido un peso de encima.

- Hace tiempo que no peleaba y terminó en derrota es algo decepcionante, pero me llena de orgullo que haya sido mi pequeño Alex con ese gran talento el que me derrotaste. Creo que es momento que tu padre te enseñe lo necesario para el combate, Farnit, cariño ya sabes que hacer.

- Por supuesto mi amada, Alex, es hora de instruirte.

- A la orden.

Parte 7.

- El nivel es como un indicador de peligro y es necesario para aprender habilidades que no pertenezcan a tu raza, tu nivel actual es 1 y el máximo es el nivel 999.

- Como en un videojuego. Murmure

- Los demonios se regeneran fácilmente tras recibir heridas moderadas, pero no se podía hacer nada por sí solo ante heridas graves o mortales, también podíamos cambiar ligeramente la forma en la que los demás nos ven, los cuernos indican un gran poder cuando son de color negro, los de mi madre eran blancos por lo que no terminaba de ser muy fuerte, pero sí un poder considerable, cuando eran rojos demostraba alguien con un poder medido.

- Eso explica por qué de momento no he obtenido cuernos, pero mi madre sí.

- Los dragones pueden volar y hablar por telepatía además de tener una gran fuerza y resistencia.

Eso explica porque siempre que escucho a mi padre nunca abre se boca para hacerlo.

- La magia de tanto los dragones y demonios parece ser destructiva pero no la más fuerte, aún así, mi solo se usar un hechizo que es usar fuego y tu madre no parece saber usarla, esto se debe a que es necesario que alguien te la enseñe y no es para nada fácil.

- Yo que me había ilusionado…

- Aparte de los dragones y demonios hay más razas inteligentes son bastantes así que lo diré todo lo más rápido posible, mencionando las todas serían: Demonios: son muy poderosos y su apariencia no varía mucho a la de un humano y los hay de diferentes formas y colores, algunos pueden invocar no-muertos. Dragones: diría que incluyéndome nos especializamos por ser destructivos más allá de eso no existe otro motivo. Enanos: entre todas las razas esta es la única que no mantiene una postura y no se encuentra en guerra con nadie, son excelentes en todo lo que sea científico y tecnológico, también son muy buenos luchadores tienen la altura de un niño de tu edad. Elfos: veganos, altos, longevos, apariencia humana con grandes orejas y amigos de la naturaleza; así se les puede describir, se especializan en la magia y combates a distancia. Humanos: de todas las razas la que tiene menos cualidades, pero también de las más temibles ya que ellos pueden tener un gran desarrollo en cualquier cosa, Semihumanos: discriminados a más no poder, son mitad humanos y mitad bestia, a diferencia de los humanos tienen las cualidades de una bestia las cuales varían según sus padres. Hombres bestia: Son bestias antropomórficas, se cree que fueron una aldea de humanos que fueron maldecidos y tanto como ellos como su descendencia tenían apariencias animales, la raza única de la aldea sangre: como tal no tienen un nombre pero son temibles, sus ojos son del mismo color que el nombre de su aldea y parecen ser humanos que fueron sometidos a experimentos mágicos y que dejaron descendencia; y por último Ángeles los cuales son naturalmente el enemigo número 1 de los demonios y las únicos de apariencia humanoide que tiene los genes para tener el pelo blanco, si ves uno te recomiendo huir, no conozco exactamente esta información pero se encuentran dispersos en los 3 continentes de este mundo: Ygdralia, Ainrria y Konota.

Mi cerebro acababa de explotar luego de escuchar tanta información resumida.

- Tremenda cantidad de información, mi cabeza me da vueltas, se quemó mi cerebro

- Además de las razas inteligentes existen los animales y los monstruos, pero son demasiados para mencionarlos a todos e incluso aunque viva 1000 años jamás podría ver a cada uno de ellos.

¿Pueden creer que todo este tiempo comía carne de mamut? Yo creía que era cerdo.

- ¿Entendiste todo, Alex?

-…

- Bien, te enseñaré a hablar telepáticamente, a volar y a usar el fuego.

- ¿Eh qué? Genial, supongo.

Respondí emocionado y confundido.

- Bueno, quiero que cierres los ojos y concentra todos tus pensamientos que quieras transmitir y hacía que personas, por último de “Telepathy”.

- Entendido. ¡Telepathy!

No parecía algo muy difícil y no lo era pude escuchar el mensaje después de pensarlo.

- Gracias por enseñarme tanto.

Es lo que quería transmitir y mi elitista padre se quedó callado y volteo su rostro avergonzado, pero parecía sonreír. En serio, que deberías de ser más sincero, aunque obviamente no le iba decir lo que de verdad siento, no debe saber que desconfió de él.

- Bien, después de hacerlo mucho podrás hacerlo sin necesidad de cerrar los ojos como requisito previo. Ahora aprenderemos a volar, esto resulta bastante más cansado para alguien que no es un dragón por completo, pero igual te será útil, solo debes imaginar tus alas, al ser mitad dragón puedes esconderlas y sacarlas a la luz como si fuese algo mágico, por último, di “Fly”.

- ¡Fly!

Seguí las instrucciones, fue tal como dijo y solo con tener el pensamiento de querer volar lo hice.

- Bien, ahora sigue lo complicado, la magia, la magia es bastante difícil de aprender y solo ciertas razas parece que el hacerlo es como su día a día. Mi único hechizo se llama “Ignita", un hechizo que todos los dragones conocen desde que son niños como tú, presta atención a este y trata de replicarlo con tus manos.

El escupía fuego con la boca abierta, como dije manos supuse que debía abrir mi palma.

-…

- No te preocupes nadie logra hacerlo en el primer intento excepto los de la aldea sangre.

Parte 8

Intente hacerlo de diferentes formas una y otra vez, pero nunca salía, en ese momento se acercó mi madre.

- Oh, parece que no puedes hacerlo, ¿quieres descansar de hacer eso e intentar otra cosa?

Estaba harto de hacerlo así que asentí mi cabeza, parecía que mi madre podía enseñarme una habilidad.

- Agarra tu espada y visualiza a tu enemigo, en ese momento tu vista debe ponerse roja y verás el próximo movimiento que él hará, al menos que él sea más veloz que tú, esta habilidad la tienen todos los demonios al nacer por lo que no ocupas subir de nivel, es tal como el volar o la telepatía de tu padre, esta técnica se llama “Visión”.

- Entiendo.

Lo intente, pero nada ocurría, genial volvió a pasar lo mismo que con la magia.

- Hijo, sé que no funcionó, eso es porque todos tienen una forma distinta de activar esa habilidad según su raza, a ti no te basta con solo ver al enemigo, también debes pensar tu siguiente ataque. Adelante inténtalo, atácame.

- Entendido.

Logré entender lo que me quería decir, hice lo mismo que la vez anterior y también pensé mi movimiento y lo que vi me hizo confirmar que definitivamente mis padres no eran normales, era mi madre agachándose para esquivar mi ataque mientras que me abrazaba y besaba…Solté la espada y se puso algo triste y me hacía berrinche, termine siendo abrazado de igual manera.

Después de eso, pensé en un mechero y traté de imitar lo que era prender uno con mis manos para lograr activar el hechizo mientras recitaba la palabra “Ignita”.

- Ignita, ¿y si chasquease los dedos?

- Ignita.

Salió una pequeña chispa que parece que se sofocaba por la falta de espacio así que decidí abrir la palma después de chasquear los dedos.

- ¡Ignita!

Salió una pequeña llama, en ese momento me empecé a sentir orgulloso y tenía la mano algo caliente, muy caliente, ¡Mierda me quemo!

- ¡Alex!

Después de que trajeran agua y me apagaran el fuego en mi mano, me explicaron que solo debía cerrar mi mano si quería apagar el fuego y si quería que actuase como la boca de un dragón debía pensar hacia donde se debía de dirigir el fuego.

Parte 9

El día siguiente a ese día, decidí salir un momento de la cueva a escondidas, el cielo era azul, el aire limpio, todo era muy brillante para mis ojos, sentía la arena en mis pies descalzos y podía ver el mar, es sorprendente que pasara todo este tiempo en una isla sin saberlo, podía ver plantas parecidas a una palmera, pero a su vez eran tan grandes como una planta drago del mundo de donde provenía.

Mi madre me había visto fuera pero no le importo que me hubiese ido a escondidas y se me acercó

- ¿Quieres ver toda la isla por ti mismo?

Sin pensarlo 2 veces le termine respondiendo.

-Si.

Salí de paseo y todo lo que vi era hermoso, a pesar de ser una isla podías ver pasto encima de una pequeña montaña de tierra, para obtener una mejor vista volé encima de ella y podía ver a un monstruo que mi padre había mencionado, se parecía mucho a un hurón pero tenía escamas como si tratase de una serpiente, al parecer era inofensivo, pero tenía un poderoso veneno para sus presas, podía saberlo porque mi padre me lo dijo, este monstruo se llamaba “Ronier” y su técnica era correr o morderte hasta matarte, suelen ir en grupo pero este parece estar solo, también vi a una especie de lobo llamado “Tormentous” Son tan rápidos como un chita en la tierra y tienen aletas para poder nadar, tienen 2 cuernos los cuales parecen un par de rayos, al parecer solo son agresivos si los atacas pero este tan solo era una cría, incapaz de defenderse.

-Bien, hora de subir de nivel.

Con mi espada en mano empecé a cazar a los monstruos, eran muy rápidos y corrían de mi al solo verme.

-Ven acá maldito Ronier.

-No huyas, Tormentous.

-Dejen de moverse ambos ¿que no ven que los quiero matar?

En ese momento recordé a freezer de Drago Cube, mientras que en el fondo podía ver a mis padres partirse de la risa.

Al final del día pude lograr matarlos, Era nivel 5, pero me surgió una duda, si esos eran los únicos monstruos en la isla no podría subir más de nivel en un lugar seguro, también me pareció raro subir 4 niveles con solo matar 2 monstruos, así que pregunte.

-Farnit, ¿Cómo es que se generan los monstruos y porque soy nivel 5 con solo haber matado 2 monstruos?

-Alex, los monstruos se generan por sí solos, aparecen sin motivo alguno, es como si nacieran de la nada y esto puede ser alterado por grandes poderes y en tanto a lo del nivel es porque mientras más alto sea tu nivel más difícil te será subir, así funciona parte de este mundo.

Al escuchar la palabra este mundo me surgió otra duda.

- ¿Cómo se llama este mundo?

-Drygsquia.

… ¡¿Que?! ¡Ese iba a ser el nombre de mi juego! ¡tiene que ser una coincidencia!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gracias por leer el primer capítulo de mi primera y propia novela ligera y a su vez la primera cosa que escribo por gusto, prometo en el siguiente empezar con algo más emocionante, aquí solo quería introducir un poco al lector en el contexto del mundo para meternos rápidamente en lo interesante.

El personaje llamado Alex, está basado en mí y el cómo me comportaría en diversas situaciones en un mundo de situaciones y el cómo suelo pensar, algunas de “mis condiciones” en la historia no son del todo reales, pero cada detalle del protagonista este hecho para darle sabor a esto y hasta la cosa mas insignificante mencionada en este primer capítulo tendrá relevancia.

Tengo 15 años, sigo en la adolescencia y algunas cosas hablan de verdad me han pasado, pero de una forma muy satírica y pienso referirme a mí mismo en todo este libro de una forma cómica cada que quiera resaltar una característica mía, ya que “soy el personaje principal”.

No quiero hacer algo super profundo y poético como muchos libros que he visto de aquí que son realmente buenos, prefiero hacer algo más rápido de digerir y que tal vez haga reír a los demás de vez en cuando o que les cause alguna sensación de por lo menos asco al leerlo debido a mi inexperiencia.

Siempre pueden aconsejarme, hacerme críticas, opiniones y que les gustaría leer en siguientes capítulos, solo tengo pensado el avance y estructura de futuros capítulos como personajes relevantes en la historia, por lo que si quisieran leer alguna situación entre los personajes me la pueden decir, a su vez, aunque el humor sea subjetivo pueden decirme que clase de humor quisieran ver o que lo quitase (mas no garantizo esto) siempre todo desde un punto respetuoso, por favor.

Marco, no es solo es un personaje, también es una de las personas que me ayudara a ver todos mis borradores como si de mi “editorial” se tratase dando una segunda opinión, junto con Hitoshii, Sammy y Samantha, igualmente 3 amigos míos que también me ayudaron, y probablemente lo vuelvan a hacer sin que los obligue y por eso los quiero.

No saben cuanto sufrí teniendo que repasar una y otra vez el texto para corregir los errores ortográficos y gramaticales. Tengo más de un borrador (aproximadamente unos 6 de los cuales solo me he quedado con 3) y este fue el que mejor salió y puede que aun así tenga errores, les ruego piedad, por favor.

Un saludo y hasta el próximo capitulo (si es que no murieron por leer el primero… jaja).

Nov. 21, 2018, 1:18 a.m. 4 Report Embed 1
Read next chapter Como las risas empiezan acaban

Comment something

Post!
Alex Juvera Alex Juvera
Lo siento pero debido a situaciones de escolares (examenes de fin de semestre) y a los preparativos de las fiestas de diciembre no podre traer capitulo para este mes, intentare compensarlo con uno doble el mes que viene pero les pido disculpas
Dec. 17, 2018, 1:02 p.m.
CharmRing CharmRing
eh, más facil y resumido te hubiese salido recurrir a camion kun, como en todos los isekais que se precien.
Nov. 21, 2018, 9:51 a.m.
CharmRing CharmRing
Vaya, antes de leer esta cosa y me sorprendió la etiqueta que indicaba el tiempo de lectura, casi una hora. Creo que hubiera salido mejor si lo editabas en partes mas pequeñas, a mi no me importa leer cosas extensas, pero potenciales lectores tal vez se vean intimidados y prefieran leer otra cosa. Ahora, a leer tu historia.
Nov. 21, 2018, 9:30 a.m.

  • Alex Juvera Alex Juvera
    Gracias, lo tomare en cuenta Nov. 21, 2018, 4:22 p.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 4 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories