NO CONFÍES [MISTERIO] Follow story

anapaulaveliz1 Ana Paula

Los humanos cargamos con un mundo lleno de sentimientos, pero éstos nos pueden llevar a cometer graves errores. Recuerden: "TODO EN EXCESO ES MALO". También, desde que nacemos estamos rodeados de personas de las cuales aprendemos sus actos, tradiciones y costumbres. "La sociedad es la encargada de formar seres humanos de honor". Esta historia tratará sobre eso: Acerca de cómo estos sentimientos implantados por la sociedad nos pueden, ayudar o destruir, en un abrir y cerrar de ojos. Después de todo: "El hombre nace bueno, la sociedad lo corrompe". ¿Podrás descubrir quién es el asesino? No creas en todo lo que lees. -CAPÍTULOS TODOS LOS FINES DE SEMANA. - HISTORIA DE MI AUTORÍA. - REGISTRADA EN SAFE CREATIVE.


Crime All public. © Todos los derechos reservados

#venganza #suspenso #acción #crimen #misterio
4
3114 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

PRÓLOGO

—Ya lo tenemos —dijo Miriam mirando al frente, dirigiéndose a paso rápido a la oficina de su superior con un folder en su mano—. ¡Ese desgraciado se va a podrir en la cárcel!

Dos escoltas la acompañaban, uno en cada lado siguiéndole el paso. Un hombre se unió al grupo.

—¿Trajiste las grabaciones? —Se acercó más a ella mirándola fijamente.

—Aquí está todo.

—Perfecto. —Asintió.

—¡No puedo creer que ese maldito nos haya engañado por tanto tiempo!

—Dímelo a mí.

Uno de los escoltas se apresuró a abrir la puerta, dándoles paso libre a los dos oficiales de criminalística.

—Buenos días, señor ­—saludaron ambos al unísono.

El fiscal, que estaba sirviéndose una taza de café, volteó a verlos saludándolos de igual modo.

—Espero y sean buenas noticias —sentenció asentando la bebida sobre su escritorio, para proceder a sentarse mientras colocaba sus codos sobre los barandales del sillón—. Los escucho.

—Mi fiscal, ya sabemos quién fue el asesino. —El mayor abrió sus ojos sorprendido y agarró los documentos que Miriam le extendió.

Leyó minuciosamente cada detalle implantado, todas las pruebas eran contundentes, apuntando que verídicamente el asesino era aquel chico.

—No puedo creerlo. —Negó con su cabeza debido al impacto de la noticia—. ¡Siempre estuvo en nuestras narices!

—Nosotros también nos sorprendimos, señor.

—¡Traigan a Emma! —El shock permanecía en su rostro—. ¡Rápido!

—S-sí. —Los escoltas salieron fugazmente dejando al fiscal junto a los dos oficiales.

—Mandamos a dos patrullas en su búsqueda —habló por fin Yorsh—. A esta hora ya debe saber que estamos tras él.

—El imbécil es astuto —espetó el superior levantándose de su asiento sumamente extasiado—. ¡Se ha burlado de nosotros el muy malparido!

—Es un criminal de sangre fría, deben darle la máxima pena.

—Estoy de acuerdo —afirmó Yorsh—. Mató a una familia entera.

—El juez tomará la decisión. —Agarró el teléfono—. ¡Quiero a oficiales en todas las entradas y salidas de la ciudad! —mandó—. ¡Hay un homicida muy peligroso suelto! ¡Cubran todo, ahora! —Y colgó.

Todo el personal estaba alarmado. Policías corriendo de un lado a otro mientras hablaban por radio comunicadores, algunos se tropezaban y chocaban entre sí, era un caos total, y no era para menos, un hombre sin alma ni corazón estaba suelto en las calles, amenazando contra la vida de una mujer, la única sobreviviente de aquella familia eliminada abruptamente de la faz de la tierra. Ella era Emma, su esposa.

.

El sonido de las sirenas se escuchaba por toda la ciudad alertando a la sociedad. No podían faltar lo curiosos que salían a ver qué sucedía, las carreteras fueron bloqueadas y cada auto era revisado rigurosamente, no permitirían que se les escape. ¡Eso nunca!

Aquel hombre no merecía estar vivo. ¡¿Cómo pudo haber hecho tal catástrofe?!

¿Cómo es posible que el corazón de un hombre se endurezca tanto, llevándolo a caminar a ciegas por el mundo, tomado de la mano de la venganza para que le sirva de guía?

Perdiendo completamente la noción de las consecuencias de aquellos actos. Ideándolos de tal manera que salgan perfectos; donde el ingrediente fundamental es la mentira y el engaño, jugando con los sentimientos y mentes de las personas que le rodean, aparentando ser alguien que realmente no es, pero que algún día fue.

"La sociedad crea el carácter de los individuos", él no era la excepción.

Fue ella la responsable de lo que se convirtió ahora. Ella fue la que le quitó todo lo que la vida le dio, dejándolo sin nada. No tuvo otra opción.

¿Lo que hacía era justo?, para él sí.

Mantenía el pensamiento que les estaba cobrando de la misma manera todo lo que ellos le hicieron, todas las lágrimas que escurrieron por sus mejillas, todo el dolor que sintió, absolutamente todo. Él se lo había prometido, los haría pagar con sangre y eso era lo que estaba cumpliendo justo ahora.

Lo prometido es deuda, ¿No?

.

—Disculpe —se excusó la mujer muy bien vestida parada en la puerta—. Ya llegó la señorita Emma.

—Genial, hazla pasar. —Hizo una seña con su mano y enseguida entró una bella dama de cabellera negra muy elegante.

—Gracias. —se adentró mientras detrás de ella cerraban la puerta—. Buenos días.

—Buenos días para ti también, Emma. —Extendió su mano a lo que ella correspondió—. Tenemos información muy importante para ti.

—¿Encontraron al asesino?

—De eso precisamente te queríamos hablar. —Se escuchó a lo lejos una voz femenina, Miriam.

—¿Por qué?, ¿q-qué paso? —Observó a ambos, los nervios empezaron a invadir su cuerpo.

La Oficial se dirigió a su escritorio, del cual sacó la copia de los resultados de la investigación y se lo extendió.

—Esa es su información personal. —El documento no contenía foto—. Su nombre es Stephan Koch, ¿se te hace conocido?

La confusión hizo presencia en Emma. —N-no, jamás lo he escuchado.

—¿Segura? —Persuadió la oficial alzando una ceja.

—S-sí.

—Como puedes ver ahí, él asistió a la misma escuela a la que fuiste, podría ser algún compañero, o quizá se hayan visto.

—No recuerdo de él.

—Bueno. —Suspiró—. Volviendo al caso, él consta como muerto en el registro civil desde hace muchos años, desde que tenía 7 para ser exactos.

—Sí... —Invitó a continuar.

—Pero está vivo.

—¿Eh? —Ladeó la cabeza un poco, no comprendía el punto al que quería llegar—. ¿Qué tiene que ver un muerto con el asesino —su voz quebró—... de mi familia?

—Acércate un poco, por favor.

Encendió la laptop y colocó un Cd, este contenía varios vídeos de grabaciones. En la barra de búsqueda escribió "125 12 201 75/view/index.shtml", presionó al Enter y lo puso a reproducir.

—¿Lo reconoces? —preguntó Yorsh observando fijamente a la hermosa mujer parada delante suyo.

—N-no, está muy l-lejos.

—Aguanta un rato. —Mordió su lengua e hizo zoom hasta ver su rostro—. ¿Ahora?

El ambiente se tornó tenso, sus ojos no se separaban de la pantalla de aquella portátil. El silencio no ayudaba. Un nudo se formó en su garganta, lo que le obligó a tragar saliva. Su cuerpo empezó a temblar y retrocedió lentamente negando con su cabeza.

"Eso es imposible, ¡No puede ser él!"

Todo su mundo parecía derrumbarse, no lo podía aceptar, ¡NO LO QUERÍA ACEPTAR!, ¡NO ERA CIERTO!, ¡NO!, ¡ESO ES MENTIRA!

Varias lágrimas salieron de sus ojos.

—Emma. —Se acercó Yorsh agarrándola suavemente del hombro—. Debes huir.

Volteó a verlo con lágrimas deslizándose por sus mejillas y una cara difícil de descifrar. Terror, sorpresa, odio, miedo; todo mezclado en una sola expresión. Tragó duro nuevamente y asintió.

—Aquí no estás segura —prosiguió Miriam mientras Emma se mantenía en silencio—. Debemos atraparlo primero.

—De acuerdo.

Aún no podía creer que fuera él, por eso dicen:

"NO confíes en NADIE, recuerda que EL DIABLO alguna vez fue ÁNGEL".

—Siéntate aquí, Emma, ahora te contaré el resultado de la investigación. Parece sacado de película, a decir verdad. —Solo la miraba intensamente—. Todo comenzó cuando...

📷
Oct. 31, 2018, 12:31 a.m. 4 Report Embed 7
Read next chapter PRIMERA PARTE

Comment something

Post!
Fausto Contero Fausto Contero
¡Qué intriga!!!!
Dec. 7, 2018, 12:03 p.m.

Ari Castilla Ari Castilla
Interesante!!.. Te prende
Nov. 5, 2018, 1:11 p.m.

~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

More stories