Golpes contra el cristal Follow story

neg Nicole Negrón

Un día todo lo que conoces puede desaparecer delante de tus ojos.


Thriller/Mistery All public. © Código de registro: 1810168746622
Short tale
4
2829 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

La última

Ella abrió la puerta del baño decidida a darse una ducha. Se despojó de su ropa con colores fríos y se metió bajo la regadera.

Mientras se enjabonaba, escuchó el ruido de un cristal siendo golpeado, sin embargo, cuando movió la cortina para ver qué sucedía, no vio nada.

Retomó su objetivo y comenzó a estrujar su corta y rubia cabellera. Lucía absorta mientras masajeaba el cuero cabelludo, pero oír de nuevo ese extraño golpeteo la despertó de su trance. Cerró el grifo y tomó la toalla que permanecía colgada al lado de la cortina. Se cubrió rápidamente con ésta, entre sonidos de chapoteos por el agua que bajaba por sus piernas. Salió hasta el pasillo, y miró a ambos lados.

—¿Karla? —llamó a su pequeña hermana—. ¿Karla?

Entró a la cocina, notando que la puerta trasera se encontraba entreabierta. Se acercó hasta ahí y verificó a través de la ventana por si lograba ver a su hermana, la llamó una vez más, aunque no tuvo respuesta. Llegó hasta el salón de estar con sus nervios alborotados, su pecho subía y bajaba a causa del pánico que corría por cada fibra de su delgaducho cuerpo. Un extraño cosquilleo le recorría la columna de arriba para abajo, provocando que se estremeciera por el ligero aire frío que entraba por algún lugar del hogar.

Los golpeteos reaparecieron, pero esta vez manteniendo un ritmo constante e insistente. El ruido provenía de su lado derecho, de un inmenso espejo que meses atrás habían colgado por capricho de la niña.

Sandra giró su rostro con temor, sin embargo, sus ojos no daban crédito a lo que estaban viendo.

Dentro del espejo se encontraba su hermana, golpeando con debilidad el cristal desde el otro lado. Parecía estar gritando, pero desde afuera no se escuchaba y tenía las mejillas llenas de lágrimas.

Sandra, alucinada tocó el cristal, abrió los labios con evidente sorpresa, descolgó el espejo y observó con detenimiento a la diminuta criatura que lloraba sin cesar.

De un momento a otro, el ruido del cristal rompiéndose en mil pedazos, inundó la casa de ambas jóvenes. Sandra había lanzado el espejo contra el suelo.

 —Ahora podré descansar de ti, tal y cómo hice con nuestros padres.

Oct. 16, 2018, 8:56 p.m. 2 Report Embed 2
The End

Meet the author

Nicole Negrón Mi mente nunca se calla y la única manera de calmarla es pasando todo a letras.

Comment something

Post!
Marcela Valderrama Marcela Valderrama
Me pregunto por qué no había leído esto antes. Me encantó el final.
Jan. 7, 2019, 8:54 p.m.

  • Nicole Negrón Nicole Negrón
    Crei que te habia hablado de este relato :O fue mi intento de tercera persona xD Jan. 8, 2019, 4:23 a.m.
~