Una Dulce Fantasía Erótica Follow story

samueldugarte samuel Dugarte

Ana es una chica de 24 años, siente gran atracción hacia su amiga Melany con quien convive y comparte en la misma labor. Una noche Ana, luego de regresar de su trabajo se siente fatigada, así que decide darse cariño mientras fantasea con su amiga de trabajo.


Erotica Not for children under 13. © Todos
Short tale
8
2834 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Una Dulce Fantasía Erótica

En la entrada de una residencia, se encontraba ingresando a ella, Ana una chica de 24 años que regresaba de su trabajo, en el cual había compartido unas horas de labor con su compañera Melany, a quien le gusta por su carisma y simpatía. La joven, se sentía fatigada por la jornada laboral, decidió pasar la cena, pues se conformaba con lo que había comido de regreso a su hogar.

Además no tenía ganas de prepararla por la fatiga, con tanto cansancio subió directamente a su habitación, donde esperaba descansar placenteramente la noche, durante el caminar en su mente no paraba de pensar en su compañera de trabajo, la deseaba tener a su lado en ese momento haciéndole confesión de lo que por ella siente; sin embargo tenia que conformase con tan solo pensar en ella, al llegar a su habitación empezó a desvestirse, dejando caer cada una de las prendas al suelo, únicamente se dejó sus bragas y el brasier. Se acostó de medio lado en la cama, introduciendo su mano izquierda entre medio de sus piernas, seguía pensando en su compañera, los pensamientos no le dejaban de venir a su mente, inconscientemente empezó a deslizar su mano que tenía entremedio de la piernas, cuando sintió sus bragas las corrió hacia un lado con sus dedos e introdujo en su intimidad su dedo medio y anular sacándolos tanto introduciéndolos continuamente.

La chica empezaba a excitarse en ese momento, levantó su pierna izquierda para facilitar la penetración de sus dedos, enseguida comenzó a sentir un mayor placer en su zona intima, con su mano derecha empezó acariciar sus senos por encima del brasier, su excitación iba en incrementando cada vez más, en su mente seguía pensando en su compañera Melany, pero en una forma erótica, de la cual nunca antes había imaginado en sus pensamiento, fantaseaba besándose ambas mientras se acariciaban mutuamente en la cama. Ese pensamiento producía que Ana se mojará en su conducto vaginal, el cual empezaba a volverse sensible cada vez más, lo que provocaba una mayor placentera penetración, la chica de arqueaba del gusto mientras mordisqueaba su labio inferir en gesto de gozo.

Ana sentía como su corazón se aceleraba por el acto erótico, fue aumentando a poco la velocidad de penetración en su vagina, que empezaba a chorrear líquido viscoso, lo que facilitaba el deslizamiento de los dedos; la chica introdujo su dedo índice en su intimidad para un mayor gozo placentero, ahora con tres dedos metiendo y sacando a voluntad la joven, subió más la velocidad, con la mano que se acariciaba los senos se quitó el brasier, lo que se interponía en tocar sus pezones endurecidos, a los cuales, a ambos apretaba levemente con la misma mano. La caliente joven, se dio la vuelta quedando de rodillas en la cama, con el pecho y rostro en ella, proseguía pensando en Melany eróticamente, ésta vez en que ambas estaban besando la zona intima de la otra, en su fantasía ella estaba acostaba besando la intimidad de su compañera de trabajo Melany quien estaba encima de ella haciéndole lo mismo con mucho gozo.

Luego de unos minutos de penetración, la joven sacó sus dedos de aquella zona húmeda y empezó a estimular su intimidad desde los labios vaginales, frotándolos con movimientos circulares, su excitación estaba a tal punto que sentía que sus piernas le temblaban con la sensación del orgasmo; sin embargo, Ana supo cómo controlar aquella sensación, con eso resuelto, prosiguió con la estimulación, la cual le provocaba varios gemidos de placer, mencionados gemidos los dejaba salir con ganas. Mientras gozaba del placer que provenía de su intimidad, apretaba uno de sus senos, estos se hallaban endurecidos y con gran sensibilidad por lo que sucedía, nuevamente le vino la sensación de un placentero orgasmo, al cual decidió dejar salir con mucho gozo, daba rápidos frotes circulares en sus labios vaginales, de los cuales desbordaban fluidos viscosos que se deslizaban por los muslos de la joven y llegaban a la cama, uno que otro chorro también caían en el mismo sitio; Ana gozaba del orgasmo que tuvo, dejándose caer por completo en la cama, sentía gran tranquilidad en todo su cuerpo en ese momento poco a poco fue quedándose dormida en la cama, continuando con la fantasía erótica.

Un saludo a todos mis seguidores y a quienes leyeron la historia. Habrá una segunda parte con más desenlace de la historia original, si les dan clic en Me gusta.

Oct. 15, 2018, 6:04 a.m. 0 Report Embed 3
The End

Meet the author

samuel Dugarte Me gusta crear historias de todo tipo, que sirban de entretenimiento y que en ellas se encuentren aprendizaje para el día a día.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~