El inquilino de al lado Follow story

mauromartinprimero1 Mauro Martin

Amelia es una mujer que acaba de graduarse de la universidad. En su escuela celebraban este acontecimiento con una fiesta que se llevaba a cabo en el Salón de Convenciones de aquel elegante lugar. Hasta ciertas horas de la noche, ella se disponía a ir para su casa en compañía de un compañero de salón. Todo iba sobre la marcha, hasta que unos asaltantes los toman por sorpresa y el chico cae muerto a causa de una apuñalada que recibió de uno de ellos. Para Amelia, las cosas no iban nada bien, ya que ella es atropellada por un tipo que iba conduciendo a alta velocidad. Afortunadamente, la chica se encontraba viva y sin demasiadas lesiones en el cuerpo; no obstante, ahora su agresor tenía que hacerse cargo de ella si quería evitar ser demandado tanto por la chica como por el doctor que la atendía. Por lo que, a partir de aquí, las cosas para aquel hombre y Amelia se tornarían interesantes. No te pierdas esta fascinante historia, parte de la colección Historias Cortas, disponible en Inkspired. Conoce todo mi repertorio literario a través de la página de Harmony Creativa: www.harmonycreativa.tk Sé parte de nuestras redes sociales y entérate antes que nadie de las novedades que tenemos para ti: Facebook: https://www.facebook.com/HarmonyCreativa2 Twitter: http://www.twitter.com/HarmonyCreativa


Romance Young Adult Romance Not for children under 13. © 2017 Mauro Martin Chicmul Chan. Derechos Reservados.

#inspirado-en-k-dramas #discusiones #parejas #del-odio-al-amor #juvenil #historia-de-vecinos #historia-corta #comedia-romantica #aventura #cambio-radical #accidente
2
4673 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Sobre la Musa por la que se inspiró esta historia

Amelia Cristina Kuc Koyoc fue el nombre de una niña que conocí cuando cursaba los primeros años de la primaria. Era una niña muy estudiosa, tranquila y, por lo general, juguetona. Le gustaba jugar tanto con niñas como con niños. En una ocasión, cuando estaba en cuarto grado, me tocó sentarme junto con ella en uno de los entonces mesabancos.

La razón por la cual la incluyo como una musa fue gracias a un sueño que tuve, que comenzó con una historia que empezó con una boda, para después finalizar con un largo paseo por la playa, en el que me vi con traje de novio y todo, pero cargando entre mis brazos a tan semejante criatura. Ella se veía bastante contenta desde aquella posición, se veía muy hermosa con ese traje de novia blanco lleno de encajes bastante simétricos y amoldables a su figura. Y, desde entonces, no dejé de pensar en ella como una posibilidad, no sólo para hacerme amigo de ella, sino también para hacerla mi novia en aquel entonces.

Sinceramente, la recuerdo ahora como una ex compañera de salón con la cual conviví un par de veces. Desde que salí de la primaria, nunca jamás llegué a saber más de ella. Confieso que intenté rastrearla por internet, pero su nombre nunca apareció por ninguna parte, era como si nunca hubiese existido, o bien, a ella nunca le hubiera interesado utilizar una computadora, ni siquiera para conectarse y usar las redes sociales, que ahora andan muy de moda.

Desde este lado de mi escritorio, y por medio de estas líneas, quisiera desearle a Amelia mis más gratos saludos. No deseo verla muy pronto, pues no tendría caso, además, ella ya tiene su vida hecha, al igual que la mía.

Sin más que decir, eso es todo. Continúe leyendo esta lectura, no lo interrumpo más.

Oct. 5, 2018, 10:12 p.m. 0 Report Embed 1
Read next chapter Capítulo 1 / Fiesta de graduación

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 8 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!