Anastasia Tremaine © Follow story

tintheofficialpage TIN Cruz

Si te dijera que la historia de Cenicienta no es como la conoces. ¿Me creerías? Y qué tal si te cuento una versión diferente, aquella historia que jamás fue contada y qué marco mi vida como la villana del cuento, manteniendo oculta la verdadera identidad de Cenicienta. ¿Te gustaría escucharla? Mi nombre es Anastasia Tremaine. ..."Y está es mi historia"... ........................................................................................................................ AVISO IMPORTANTE: Las imágenes, la foto de perfil, el sobrenombre, las historias y sus respectivas portadas están bajo la licencia (CC) de Attribution-NonCommercial-NoDerivs (CC BY-NC-ND) de Safe Creative-copyright bajo el número de: 1605122024294; más aparte la licencia (CC) copyright United States © ® . Esta expresamente prohibido: copiar, transmitir, retransmitir, transcribir, almacenar, alterar o reproducir en cualquier medio electrónico o mecánico el contenido de esta obra, sin permiso escrito del autor. © ® TIN Official, 2019. (CC)



Teen Fiction All public. © Todos los Derechos Reservados

#AnastasiaT
15
5146 VIEWS
In progress - New chapter Every 30 days
reading time
AA Share

1. Erase una Vez

En un lejano Reino llamado Narsovia, vivía una joven doncella que se dedicaba a ser costurera.

De todo el Reino ella era la más hermosa. Los hombres del pueblo caían a sus pies con tan solo mirarla. Pero ella solo tenía ojos para una persona, un Caballero de la Guardia Real y su único amor.

Tras muchas batallas ganadas, aquel Caballero regresó a casa y le propuso matrimonio a la joven doncella, quien felizmente aceptó.

Dos semanas después se casaron.

Al paso de un año la joven pareja tuvo una hija, a quien dieron el nombre de Anastasia… y es aquí donde comienza mi historia.

Después de mi nacimiento, mi madre dejó de trabajar de costurera y se dedicó al hogar, mientras que mi padre nos sustentaba de su prestigioso salario como Caballero de la Guardia Real.

Cuatro años más tarde, nació mi pequeña hermana Drizella, y fue después de su nacimiento que nuestras vidas cambiaron.

Al sur de la frontera de Narsovia, existe un campamento que pertenece a un grupo de rebeldes, mejor conocido como el Clan del Viento.

Aquellos hombres le declararon la guerra a nuestro Rey Henry, con el único fin de quitarle todas sus tierras.

Todos los soldados de la Guardia salieron al campo de batalla para proteger el Reino.

Pero cuando la guerra terminó, mi padre regreso a casa desilusionado.

A pesar de que Narsovia ganó la guerra, mi padre ya no fue el mismo desde que perdió una de sus piernas. Y tras esta tragedia, terminó siendo expulsado de la Guardia Real.

Ante esta terrible situación, mi madre tuvo que regresar a trabajar como costurera, cubriendo turnos de día y de noche para poder alimentarnos.

Pero la depresión le sobrevino a mi padre, hasta que comenzó a beber compulsivamente, y al no poder soportarlo más, mi madre decidió huir de casa el día de mi cumpleaños.

Y desde entonces no volvimos a saber más de ella.

Mi padre quedó devastado, no tenía idea de cómo criar a dos niñas pequeñas él solo. Pero mi hermana y yo decidimos apoyarle, y poco a poco la gente del pueblo le comenzó a ayudar, haciendo que él volviera a caminar con la ayuda de una prótesis hecha de madera, la cual le permitió moverse más y hacer otra clase de trabajos.

Fue entonces que mi padre se convirtió en un carpintero muy reconocido en todo el Reino, haciendo toda clase de trabajos que le permitió tener una mejor vida que antes.

Todo marchaba bien, hasta que un día, un ataque al corazón de mi padre lo apartó de nosotras.

Mi padre fue un buen hombre, y a pesar de sus errores, logró sacarnos adelante.

Después de su partida, mi hermana y yo tratamos de seguir con el negocio familiar, pero ya no era lo mismo sin él.


— ¡Ay! Me astille — gritó Drizella desde el taller.


—Ya te dije que uses los guantes — replique mientras sacaba la astilla de su mano.


Al acercarme para ayudarla, comencé a escuchar un ruido extraño que provenía de los establos.


—Quédate aquí y no hagas ruido — le ordene a Drizella.


Tomando la espada de mi padre me dirigí a la caballeriza, al abrir la puerta levante mi espada, y cuando la iba a dejar caer sobre el intruso, él me detuvo.


— ¡Espera! No pienso hacerte daño — dijo el sujeto misterioso.


—Descúbrete el rostro —le dije—. De lo contrario te cortare en dos.


El muchacho se quitó su capucha, y cuando se descubrió el rostro, me estremecí en extremo… aquel sujeto era nada más y nada menos que el Príncipe heredero Andrew.


—Disculpe mi osadía su majestad — dije inclinándome—. Perdone mi falta de educación y mi osadía.


Al suplicar por mi vida, tomó mi mano y me metió al interior del establo.


—No hagas ningún ruido — me ordeno tapando mi boca.


Mi cuerpo estaba tan cerca de él, que incluso podía sentir su respiración.

Afuera de los establos se escuchaba el escándalo de los guardias que parecían estarlo buscando. Y yo, volviéndome en su cómplice por estarlo escondiendo de ellos.

Cuando la Guardia Real se fue, el Príncipe me soltó. Disculpándose conmigo, me hizo entrega de una sortija de oro, la cual uso para comprar uno de mis caballos.


—Tomé el que guste alteza, cualquiera de ellos lo llevará muy lejos.

El Príncipe me miró, y con una ligera sonrisa me dio las gracias por ayudarle.


—Espero verte de nuevo. Lo que has hecho este día, tiene más valor que el de esa sortija — mencionó el Príncipe.


Sin darme tiempo de responderle, lo vi marcharse.

Después de que se fue, regresé de nuevo al taller. Pero para desgracia mía, había llegado una visita inesperada.


— ¡Ann, mamá está aquí! — comenzó a gritar Drizella con alegría.


Cuando miré aquella mujer con ropas finas y un gran carruaje, supe que no se trataba de mi madre.


—Hola Ann — dijo aquélla mujer—. Mira cuanto haz crecido, realmente eres idéntica a tú padre.


—Mi Señora, mi madre nos abandonó hace mucho tiempo y no me gustaría ser grosera con usted, mucho menos tener que faltarle al respeto, así que por favor retírese de mi casa.


La mujer me miró, y sin decirme nada se dio la media vuelta y se fue.

Drizella estaba furiosa conmigo porque corrí a nuestra madre. Y no la culpo, ella era muy pequeña cuando esa mujer se fue, y tal vez no lo recuerde. Sin embargo yo sí, y sé por lo que mi padre tuvo que pasar para sacarnos adelante.

Es por eso que no pienso permitirle pisar este hogar nuevamente, ya que este lugar es lo único que nos queda de mi amado padre.

Los días transcurrieron y aquella mujer regresó. Su insistencia por querer hablar con mi padre, me hacían despreciarla cada vez más. Ni siquiera tuvo la decencia de averiguar por sí misma lo que había pasado con él.

Pero no fue sino en el cumpleaños de Drizella, que por fin supe lo que quería esa mujer.


—No la dejare entrar, así que márchese.


—Traje un regalo para tú hermana — dijo ella extendiendo un presente.


—Estoy segura de que solo es una excusa para no encarar su situación — le respondí molesta.


—Ann, conocí a un hombre y me voy a casar. Pero antes necesito hablar con tú padre.


Cuando ella dijo esas palabras, no pude evitar abofetearla.


— ¡Papá está muerto! — grité exaltada.


La mirada de mi madre se quedó estupefacta… no podía creer lo que yo le decía, sin embargo, por fin entendió por qué no quería dejarla entrar a la casa.


—Lo lamento, yo no sabía nada — respondió con lágrimas hipócritas, mientras trataba de abrazarme.


Pero apartándola de mí, le pedí que no regresara de nuevo.


— ¡No! — gritó Drizella desde las escaleras.


Apresuradamente bajó y abrazó a mamá y mirándome, me suplicó que no la corriera de nuevo, sin embargo tuve que tomar una difícil decisión por el bien de ambas.


—Empaca tus cosas y vete con ella Drizella. Tú necesitas más de ella que yo, y pienso que de esa forma podrás ser más feliz. Cuando quieras visitarme puedes venir, recuerda que ésta casa siempre será tú hogar.


En ese momento Drizella me abrazó, y con gran alegría subió a su cuarto para empacar sus pertenencias.


—Ven con nosotras Ann, a mi prometido le dará gusto que su hija tenga nuevas hermanas — comentó mi madre.


Pero yo la miré con desaprobación a lo que decía.


—Cuando te fuiste, Drizella era prácticamente un bebé. Ella realmente te necesitó en su vida, y espero que aproveches está oportunidad para enmendar tú error.


Con ira en mi interior la miré, dejando caer unas lágrimas por el dolor que me causaba recordar el pasado.


— ¿Algún día podrás perdonarme Ann? — preguntó con curiosidad.


Pero sin decirle una sola palabra, la vi marcharse con Drizella para siempre. 

Sept. 23, 2018, 11:37 p.m. 11 Report Embed 7
Read next chapter 2. Fuerza de Caballero

Comment something

Post!
H Hamlett
Excelente, felicitaciones! te invito a leer mis historias !
March 31, 2019, 10:59 a.m.
George Little George Little
Galo Vargas tiene razón, hay varias palabras con falta de acentos o tildes, pero casi todo me parece bien. Saludos.
Oct. 21, 2018, 8:53 p.m.

  • TIN Cruz TIN Cruz
    gracias...ya los estoy editando, y espero en un rato subir los cambios. Oct. 21, 2018, 10:14 p.m.
  • George Little George Little
    Solo tienes que ver la palabra donde la vocal suena fuerte o la que no. Por ejemplo: Yo pedí hacerlo. Yo pedi hacerlo. La segunda suena vacío sin fuerza en la vocal i. Oct. 22, 2018, 9:35 p.m.
  • TIN Cruz TIN Cruz
    Si, gracias...honestamente cuando escribo lo hago por las noches y a veces por el sueño me despisto. Pero seré más cuidadosa. De hecho ya edite el primer capítulo, ya solo falta el segundo y el tercero que estoy escribiendo. Gracias por los consejos. Oct. 23, 2018, 12:55 a.m.
Galo Vargas Galo Vargas
Hola TIN. Soy del Equipo de Inkspired, y hemos revisado tu historia. Nos gusta mucho, pero creemos que debes de corregir cierta falta de tildes, ortografía y puntuación para poderla verificar del todo. Sería buenísimo si lo pudieras hacer, para poder darla por verificada :) Ni bien lo hagas, por favor responde este comentario. ¡Mucha suerte!
Oct. 21, 2018, 6:47 a.m.

  • TIN Cruz TIN Cruz
    Hola...hice los cambios que me pidieron, y también hice algunas actualizaciones. Muchas gracias por las observaciones. Oct. 24, 2018, 12:58 a.m.
MI RAVEN MI RAVEN
Me gusta leer otras versiones de cuentos clásicos y creo que este me puede sorprender, al menos su primer capítulo ofrece originalidad y la sinopsis que planteas me atrapó en seguida, estoy ansiosa de leer más, Un saludo.
Oct. 19, 2018, 8:57 a.m.

  • TIN Cruz TIN Cruz
    Muchas gracias, realmente fue muy inspirada está historia y quiero tener cuidado con cada detalle para que no pierda su originalidad...me alegra que le des una oportunidad, gracias. Oct. 19, 2018, 4:03 p.m.
George Little George Little
Una excelente narrativa de un 8.5. Tienes un buen nivel de talento, felicidades.
Oct. 8, 2018, 9:13 p.m.

  • TIN Cruz TIN Cruz
    Muchas Gracias...pronto actualizare está historia. Gracias por tus palabras. Oct. 14, 2018, 7:18 p.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 5 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!