Besos Clandestinos #3 Serie Magníficos Follow story

carolina-gonzalez1536061076 Carolina Gonzalez

LA VIUDA Luego de un apresurado matrimonio y una repentina viudez, Lady Amanda Caroline Sanders la bella hermana del marqués de Laughton ve como el pasado regresa para cobrar promesas incumplidas. EL PERSEVERANTE Tras una prolongada estancia en el Continente, Lord James Prescott Proctor, Conde Hardcastle regresa a Londres dispuesto a pedir explicaciones. Sin embargo, la desenfadada viuda que esperaba encontrar, distaba mucho de la afable y comedida Lady Sanders, devota madre del jovencísimo Conde de Sundley, su pupilo. DONDE FUEGO HUBO... ¿Serán capaces Lord Proctor y Lady Amanda de caer en las llamas sin consumirse? ¿ Qué secretos impiden a la dulce y recatada Lady Sanders entregarse a la pasión junto al amor de su vida?


Romance Historical For over 18 only.

#regencia-londres-debutantes-lords&ladies
244
6243 VIEWS
In progress - New chapter Every Tuesday
reading time
AA Share

PRÓLOGO

Bath, agosto de 1808


El cuerpo cálido de la mujer en su cama, se enredaba entre las sabanas aromatizadas con esencias de romero y limón.

James Prescott Proctor, vizconde de Logan y hermano del octavo Conde de Hardcastle no cabía en sí de dicha. Amanda Loring, la tímida hija menor del marqués de Laughton había aceptado ser su esposa. Y prueba fehaciente de ello era el cuerpo de la joven aferrado al suyo luego de una intensa noche de pasión.

- ¡Mandy, anhelo tanto estar contigo! Estos momentos robados son lo único que me quedará cuando ya no estamos juntos.- susurró Jamie, junto al delicado cuello de su amada.

- ¡No entiendo por qué te enlistaste! Eres el único heredero vivo de tu hermano. ¡No es necesario que un arrebato patriótico te lleve lejos!- le riñó la joven, con dulzura.

- Te equivocas querida. Está el hermano menor de mi padre.

- Sí, pero sir Cedric es muy feliz siendo vicario en Yorkshire. Además es casi tan rico como Creso gracias a la generosa herencia y a la dote aportada por tu tía Helena.

- Pero tienen hijos. Y aún cuando huyan como la peste de las obligaciones que conlleva el título de Conde de Hardcastle, saben que si algo me pasa uno de ellos asumirá mi puesto. Pero eso no sucederá. No pienso exponerme a peligros innecesarios, menos aún cuando la despampanante rubia que tengo entre mis brazos me espera con los brazos abiertos y su lecho dispuesto.

Y dejando de lado esa conversación que restaba tiempo al último encuentro entre dos amantes, Lord James y Lady Amanda se entregaron al deseo más primitivo y sensual.

----------------------------------------------------

Herefordshire, inicios de octubre 1808

Había escuchado que las aguas termales de Bath eran milagrosas cuando de fertilidad se trataba. Por lo menos eso pregonaban su díscola madre y la difunta duquesa de Devonshire, ambas matriarcas de una nada despreciable cantidad de retoños.

- ¡ Qué haré Mary!- exclamó Amanda, su bello rostro congestionado de tanto llorar se veía cansado y derrotado.- James no ha contestado a mis cartas. Temo lo peor.

- Descuida mi niña querida.- dijo su fiel criada personal.- Estas cosas pasan y más con una guerra en pleno desarrollo. Algo similar ocurrió con la correspondencia enviada por el señorito Raymond. Ahora, lo que debiera preocuparte es la reacción que tendrá tu padre cuando se entere del asunto.- concluyó Mary con cara de circunstancias.

- Esa es mi preocupación más inmediata.- dijo Mandy, pues su padre era un hombre bastante liberal en cuanto a la educación de las niñas se refería.- Papá querrá que ponga termino a mi embarazo. Sabes lo reacio que es cuando alguna chica se casa apurada con cualquier petimetre sólo para cubrir las apariencias y darle status a la criatura en camino.

- Comprendo a Lord Julius. Él sufrió mucho cuando su hermana Lady Caroline se casó en las mismas circunstancias, y la mala vida que llevó al lado de ese franchute vividor.- explotó la criada con una mezcla de compasión e impotencia al recordar el destino trágico su antigua ama.

- Algo se me ocurrirá. Sólo sé que la sospecha ya ha nacido en la mente de mi madre. Y no quiero darle ningún disgusto.

------------

Al llegar a la casa solariega de los Loring, enclavada en una llanura fértil rodeada de bosques y ríos, Mandy sintió la presencia de alguien conocido acercarse a ella. Inquieta se volvió, y al ver el afable rostro de su dueño exclamó con suma dicha:

- ¡ Tío Randolph! Que agradable sorpresa.- se dirigió al mejor amigo de su padre y tío materno de su amado James.

- El gusto es mío.- dijo el amable Conde de Sundley, Lord Randolph Sanders, quien la miraba con cariño paternal impreso en esos bellos ojos azules, cuya expresión, más no el color, les hacía ver parecidos a los de su sobrino predilecto.

- ¿ Qué os trae por aquí?- preguntó Amanda, tratando de ocultar su rostro con el parasol debido al congestionado estado en quedó tras derramar tantas lágrimas por su desesperada y urgente situación.

- He recibido noticias del frente.- y viendo la alarma en el rostro de la chica, inquirió- ¿Qué pasa querida? ¿Extrañas a James?.- preguntó el perspicaz Conde tras notar el estado en que se hallaba la joven.

- Sí. Lo peor de todo es que no he tenido noticias acerca de su paradero. La última vez que recibí alguna noticia fue gracias a Ray, quien conversando con Lord Rawlings supo que este estuvo con Jamie en Portugal.- la angustia se apoderó nuevamente de Amanda- ¡Necesito encontrarle!

La última frase pronunciada por la angustiada hija de su amigo Julius encendió alarmas en el rápido razonamiento de Lord Sundley, y sin más dilación preguntó:

- ¿ De cuanto estás?

- No se a que te refieres, tío...- dijo la joven, protegiendo instintivamente su vientre aún plano.

- Amanda Caroline Loring, recuerda que puedes confiar en mí. Te ayudaré en lo que sea necesario.- sonrió con sumo cariño hacia la chica.

- Dos meses. Pero te advierto, no pienso deshacerme de él.- rugió con fiereza .- Es el hijo de Jamie.

- No te preocupes querida. Jamás siquiera insinuaría tal atrocidad. Mi propuesta es la siguiente: cásate conmigo. Así, la criatura que llevas en tu seno, será mi hijo y legítimo heredero.

- ¡ Pero si podrías ser mi padre!.- dijo una horrorizada Mandy.

- No lo tomes a mal niña. Sería meramente nominal, y una forma de asegurar la legitimidad del niño. Mal que mal, también lleva mi sangre.

Recordando el inicio de la conversación con Lord Sanders, Amanda dijo;

- Si recibiste noticias del frente... Quieres que me case contigo para que la criatura no sea... ¡ No puede ser! ¿ Está muerto?- dijo esto último en un resuello, como rogando que fuera una cruel broma del destino.

- Me temo que sí. La última vez que se supo de Jamie fue hace dos semanas. Iba camino a Santiago de Compostela. Su convoy fue atacado por un destacamento francés. Según lo informado por Lord Rivers, quien comandaba la patrulla que encontró los restos, no hubo sobrevivientes. Pero aún hay una luz de esperanza, el cuerpo de James no estaba entre los muertos.

Pero Amanda Caroline Loring, no escuchó esto último. Se había desvanecido a los pies de su futuro marido.

---------------------

Luego de unas horas, una más serena Amanda, su padre Lord Julius Loring marqués de Laughton, la leal Mary y Lord Randolph Sanders cerraron un capítulo que amenazó con ser amargo, pero que en un par de meses devolvería a la joven la voluntad de vivir y entregarse incondicionalmente al cuidado de otro ser: su hijo.

Afortunadamente Lady Loring se hallaba en Londres, y si sospechaba algo al respecto, no hizo ningún comentario. Sus mimos y pródigos cuidados hacia la menor de sus hijas decían más que mil palabras.

-------------

Como era de prever, el repentino enlace entre el apuesto, aunque algo mayorcito Lord Sanders y la bella Lady Amanda Loring fue el tema obligado en cuanta soireé y velada se celebraban en Londres. Máxime, cuando a la flamante condesa de Sundley se vio bastante cercana en afectos a Lord James Proctor, sobrino de su esposo.

El nacimiento del heredero de este dispar matrimonio, acalló los rumores que circulaban por todo el reino. Siete meses después de la boda y luego de un difícil periodo de gestación, Lady Amanda dio a luz a un pequeño y delgado varoncito, quien pese a los temores iniciales se aferró a la vida a como dé lugar. La apariencia enclenque del pequeño hizo suponer a la crema y nata de la ton que efectivamente el nuevo vizconde Travers, era prematuro. El evidente parecido entre el orgulloso padre y su retoño, hicieron el resto del trabajo. Lady Harriet, hermana del Conde y madre de James volcó todo su amor en el recién nacido, tan parecido a su hermano y a su desaparecido hijo menor. Podría decirse que la vida, pese a las pérdidas experimentadas a causa de la guerra, volvía a su cauce.

Los tiernos cuidados de su esposo, quien respeto cabalmente el acuerdo de no consumación del matrimonio y cada nuevo logro de su hijo, devolvieron la felicidad a Mandy. Hasta que una mañana de diciembre un mensajero llegó con dos noticias: la primera una carta del Oficina de Guerra en la que informaba que el Lord James Prescott Proctor, vizconde de Logan fue hallado con vida, portando valiosa información que daba cuenta del desplazamiento de las tropas francesas. Por tal motivo sería condecorado.

" Gracias Dios. Está vivo."- dijo Lady Sanders

La segunda misiva provenía de Northamptonshire. En ella se comunicaba el sensible fallecimiento de su querido Randolph. ¿ La causa? Un ataque cardiaco.

Y por segunda vez en su vida, la siempre saludable Amanda quedó sin sentido.

-------------

Lejos de allí, en pleno campo de guerra un desolado y joven enamorado recibía la peor noticia de su vida. La mujer que juró esperarle y amarle incondicionalmente, se había entregado en matrimonio a otro, nada más ni nada menos que a su adorado tío Rand, y por si fuera poco, tenían un pequeño de casi un año. Nunca perdonaría semejante traición. Y si antes elevaba plegarias para librarse de cualquier peligro que le impidiera ver de nuevo a su bella Mandy, ahora imploraba vivir para hacer de su existencia un infierno una vez regresara a Inglaterra.

----------------------@----------------------

Sept. 5, 2018, 1:07 a.m. 3 Report Embed 11
Read next chapter CAPÍTULO 1

Comment something

Post!
Maria Luna Maria Luna
Hola apena empecé a leerte pero tocas temas que en esa época de restricción sobretodo a las mujeres eran muy comunes pero q se ocultaban a la vista de todos y no se hablaban por miedo pudor vergüenza. Y otras cosas seguirte leyendo Gracias
Dec. 7, 2018, 12:59 a.m.
RM Rocio Montilla
Hola, he empezado a leer votos apasionados en Wattpad, y despues vi tu aviso de que subirias la historia aqui. He estado buscandola, pero no la encuentro. Has empezado a subirla o al final vaa a dejarlo?? Gracias.
Nov. 14, 2018, 8:51 a.m.
sh sofia huanaquiri
hermoso
Sept. 11, 2018, 8:52 a.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 2 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!