Los Herederos del Pecado Follow story

galerita Micaela Cenni

La regla principal es no mostrar miedo. Si le mostras miedo al enemigo te verá débil y con eso ya perdiste. Oksiris va aprendiendo esto, entre otras cosas. Cuando lean esta historia póngase en el lugar de nuestra hermosa protagonista. ¡Disfrutenlo!


Fantasy Medieval All public.

#medieval #amor #estrellas #mundo #anime #dimension #343 #332 #341
3
4268 VIEWS
In progress - New chapter Every Sunday
reading time
AA Share

Todo fin trae un nuevo comienzo

Abrí los ojos esa mañana y la luz de la mañana me daba en la cara (había olvidado cerrar las cortinas blancas de mi ventana), di vueltas en mi cama totalmente desarmada, cuyas sábanas violeta estaban enredadas en mi cuerpo, mis sueños siempre provocaban que terminara así, a veces incluso me caía de la cama entre sueños, mis padres decían que suele pasar y más cuando tus sueños suelen ser turbulentos, yo por mi parte soñaba con un reino desconocido, soñaba con un chico de ojos miel y otro que tiene un ojo negro pero nunca recordaba el color del otro ojo, era muy difícil para mi recordar lo que soñaba, pero siempre parecía me llenaba de emociones (a veces tristes, a veces felices, a veces inexplicables).

Por primera vez había soñado con unos ojos grises, esta vez estos ojos me estaban transmitiendo amistad, no recuerdo que era lo que pasaba en el sueño, solo suelo recordar los ojos de mi compañero o compañera de aventuras y a su lo que esos ojos me transmitían.

Al no recordar la aventura con la persona de ojos grises (nunca lograba recordar así que estoy acostumbrada) decidí desenredarme de esas sabanas y levantarme de la cama.

Me fui hasta mi escritorio, me senté frente a un espejo que estaba apoyado en él y como todos los días agarre el cepillo, empecé a desenredarme el pelo, el cual era plateado, apenas ondulado, lo tenía largo hasta las rodillas, lo acomode después de desenredado en un prolijo rodete y alce la cabeza frente al espejo.

Esa soy yo (me miro en ese espejo y no me reconozco): Oksiris, una chica de 16 años, con los ojos de color diferente tenia uno celeste y otro blanco, estaba vestida con una remera corta que tenía unos unicornios dibujados y unos pantalones cortitos de la misma tela, por debajo de la remera, a la altura del ombligo podía visualizarse la marca de nacimiento que tenia, la cual era como un circulo con una estrella en el medio, al ver mis ojos siempre parecía como que me faltaba algo y yo, exceptuando mis sueños, no tenia sentimientos propios (tengo la capacidad de sentir en carne propia lo que sienten las demás personas solo con verlas a los ojos, mi padres dicen que se llama empatía), siempre sentí a través de otros, algo faltaba en mi vida. Sin embargo ya estaba acostumbrada a esas sensaciones así que (como era una costumbre para mí presentarme a mi misma frente al espejo) solo alcé la voz y dije:

— Mi nombre es Oksiris Emmunur, soy la hija adoptada de Shiro y Sheila, no sé nada de mi padre ni madre biológicos pero según mis padres adoptivos son grandes personas aunque eso no me decía nada—. Se me hacia un nudo en la garganta, pero continué—Me gusta leer sobre magia, sobre batallas, sobre estrategias de guerra, sobre reinos, leyes y cosas de ese estilo.

Mi padre entro a mi habitación interrumpiendo mi monólogo de todos los días, se sentó en mi cama y me dijo:

—Mañana cumplís 17 años y va a ser el día mas importante de tu vida, necesito que estés mentalmente preparada, voy avisarte lo que va a pasar pero no preguntes más de lo que te diga... No seré yo quien te dé respuestas ¿Si?

Podía sentir la preocupación de mi padre a través de sus ojos. Él continuó hablando.

—Es probable que no te sientas muy bien mañana, tal vez te sientas débil, aunque lo más problemático no sería eso, si no lo que sigue... alguien va a venir a buscarte... En realidad serán dos grupos de personas, unos son buenos y otros no, si los malos llegan primero tu mamá y yo haremos lo posible para que no te lleven... Procura no salir de tu habitación hasta que lleguen las personas buenas que van a buscarte, no puedo decir mas... Te amo Kiri

Mis padres acostumbraban decirme Kiri. Yo solo miré a mi padre y aunque estaba llena de preguntas redacte la que más me alteraba:

¿Cómo reconoceré a los buenos?

Mi padre me miró, me lanzó una sonrisa lúgubre, y dijo:

—No lo sé- de repente su sonrisa me transmitió confianza diciendo—. Confía en tu don, vas a reconocerlos, por ahora debo pedirte que sin importar lo que veas no salgas de tu habitación—se dio vuelta casi saliendo de la habitación después de decir eso, pero pareció recordar algo y se acerco nuevamente —. ¡Feliz cumpleaños Kiri! Te regalo mi diario, las palabras que están dentro fueron escritas con mi corazón y te ayudara a entender tu historia- saco el diario de su bolsillo, el cual tenía un encuadernado de cuero marrón sin ninguna marca más que algunos dibujos que eran como mandalas chiquitos, era muy lindo y parecía muy cuidado, sabía que había una historia importante, debía leerla con atención así que lo agarre con ambas manos, apenas mis manos entraron en contacto con ese suave cuero marrón los mandalas se iluminaron (esto fue raro), mire a mi padre extrañada y curiosa, pero éste pareció ignorar mi curiosidad (se notaba que mi padre no iba a responder mis preguntas sobre esa luz). Decidí no preguntar nada, solo me puse a admirar el diario, con sus hojas amarillas y su cuero intacto, cada una de las palabras de mi padre tendrían un significado.

Mi padre tenía una mirada rara, parecía como si su mirada me dijera "no tendría que hacer esto", con esta mirada en sus ojos continuo hablando -temes que prometerme que hasta que no vayas con las personas que vendrán a buscarte no lo leerás- al terminar esta frase mi padre me miro muy serio.

-lo prometo- respondí con la misma seriedad.

La voz de mi padre empezó a quebrarse y sus ojos parecía como si estuvieran cristalizados, parecía que cada palabra que salía de su garganta le dolía -ven a desayunar en cuanto te cambies y recordar lo que dije- salió de mi habitación y yo me quede ahí, sentada frente al espejo.

Creo que por primera vez tenia sentimientos propios, iban a llevarme a algún lado, estaba curiosa pero parecía que se avecinaba una tragedia, podía sentirlo en la mirada de mi padre, creo que él sabe que va a pasar algo muy malo esta noche (empecé a llorar) quería salir corriendo a abrazar a mis padres y al mismo tiempo quería irme a ese lugar nuevo (tal vez ahí encontraría mis sentimientos).

Mis padres siempre me educaron para que sea fuerte, no quería que me vieran llorar.

Me acosté en la cama pensando en mis padres, mi relación con ellos siempre fue maravillosa, con ellos siempre me sentí protegida, pero nunca deje de pensar que nosotros 3 no pertenecíamos a este mundo, mi madre dedico mucho tiempo a enseñarme a trepar por todos lados, mi padre siempre se enojaba porque ambas estábamos en las copas de los arboles bajando frutas, aprendí mucho de ellos, a mi madre le debo mi excesiva agilidad y reflejos, mi padre se ocupo de que yo pudiera hablar de formalmente, él decía que yo sería una gran líder algún día, que nací para eso, es cierto que hoy en dia podría ser líder, pero es solo gracias a que mi padre me enseño a serlo.

Mis padres son admirables, mi papa que conto que él antes pertenecía a un ejército junto con mi mama, me enseño mucho sobre estrategias de batalla, y a mi me intereso tanto saber de eso que leí mucho más de lo que mi padre me enseño (en mi casa había libros que hablaban de magia, había libros de leyes y también libros escritos por mi padre donde se contaban algunas batallas y las estrategias que se usaron, era muy divertido leer sobre eso), me hubiera gustado luchar con mi papa en sus épocas, pero ni siquiera hoy sería posible, mi madre me ayudo a desarrollar mi agilidad y mi padre se ocupo de mi educación, pero yo no sabía pelear, no tenía idea de cómo era una pelea real.

Recordando todo esto y con la cara empapada en lagrimas ocasionadas por la tragedia que sabía que se aproximaba me quede dormida sin saber ni siquiera como.

Cuando desperté era de noche, no sabía ni qué hora era ni por que había dormido tanto, me levanté tropezando y vi que eran las 0:00 un poco torpe me senté contra la puerta de mi habitación y la abrí un poco, amagué a salir pero escuche a mi mama y mi papa conversar, mi puerta abría hacia afuera asi que me sente contra el marco de la puerta y me puse a verlos mientras escuchaba su conversación.

Todas las luces de la casa estaban apagadas y ellos estaban sentados enfrentados en la mesa redonda del comedor con una vela entre ellos, una vela azul con llamas totalmente blancas (eso fue raro), pero queria escuchar su charla, por lo que le deje de prestar atencion a la vela y escuche su conversacion:

Mama: hoy es el dia... Hubiera querido que al menos comiera con nosotros

Papa: ella tiene que acostumbrarse a estar lejos nuestro

Mama: lo se... Sero igual estoy triste

Papa: mi amor vos y yo hicimos lo que pudimos para que sea la persona que debe ser

Mama: sera feliz? No va a entender lo que pasa

Papa: nuestro deber no es informarle, para eso estan ellos

Mama: si... Pero igual espero que pueda con todo... Tiene 17 años y su vida va a cambiar... Va a cambiar mas de lo que se imagina...

Papa: va contra lo que dijimos... Pero por su compleaños le regale mi diario... asi entendera la historia

Mama (sonrisa): te amo

Papa (con una mirada de amor incondicional): yo tambien

Mama: me gustaria volver a ver a la reina... Su majestad estara bien?

Papa: ella es muy fuerte, vas a ver que va a estar bien

Mama: probablemente no valvamos a verlos

Papa:gracias por hacer mi vida completa

Mama (se levanta de su silla y se sienta en las piernas de mi papa): no agradezcas... Soy demasiado feliz gracias a vos

Papa: seamos fuertes

(Se besan)

Me ruborice por la escena romantica que se habia formado... Mis padres adoptivos se amaban mucho y eso pude notarlo siempre, yo quisiera algun dia sentirme asi por alguien...

Sin embargo mas alla de eso su charla era importante y yo no la entendia... Me fui hasta el escritorio en busqueda del diario y ahi estaba... prometi no leerlo hasta estar con las personas que me llevarian asi que simplemente decidi acercarme a mi cama.

Ya muy cerca de mi cama empece a escuchar como mi corazon latia, podia escucharlo? Eso no estaba bien... Me empece a marear mucho... Sentia ganas de vomitar y perciboa un silbido en mis oidos que casi no me dejaba escuchar nada pero no eran los nervios, habia algo mas, mi cuerpo estaba reaccionando y yo no sabia por que, escuche un portazo tan fuerte como si hubieran derribado la puerta de mi casa... Quise acercarme a la puerta de mi habitacion para ver que pasaba y cai al suelo... Mi cabeza quedo junto a la puerta medio abierta y vi entrar a un hombre robusto en la oscuridad, no llegaba a ver su cara, pero estaba acompañado por una mujer de baja estatura... El problema no era que derribaron la puerta sino que venian armados, la mujer tenia una guadaña y el hombre un mandoble enorme, estaba asustada, no podia moverme y habian dos personas armadas, entre la oscuridad pude ver a mis padres levantarse, y no se como ambos estban armados también mi madre tenia un arco y flechar de luz y mi padre tenia un sable... ¿que pasa? ¿por que estan armados y por que van a pelear? Tengo miedo!!!

Cerre los ojos muy fuerte y todavia escuchaba el silbido cada vez mas fuerte... A pesar del silbido escuche un grito muy fuerte, era la voz de mi padre, abri los ojos y pude ver que la mujer de la guadaña estaba frente a mi madre cuya cabeza estaba separada de su cuerpo (fue tan rapida que parece que mi madre no pudo lanzar ni una flecha, pude ver el momento en el que su cabeza caia al piso y rebotaba 2 veces... Entre en panico... Mi cuerpo no se movia... No podia ayudarlos... En ese momento entre el grito de dolor y la oscuridad pude ver como mi padre atravesaba el pecho de esa mujer con su sable, la muerte de mi madre habia sido vengada pero mi padre era un asesino... No entiendo nada... Estoy mal triste, asustada, desesperada... Y fue cada vez peor: el hombre del mandoble hizo un corte justo a la mitad del cuerpo de mi padre... Y este cayo al suelo: en dos partes... Y ahora ¿que me esperaba? Yo estaba sin poder moverme y el hombre estaba armado, me esforce por levantarme pero solo logre sentarme, con el diario de mi padre entre las manos, el silbido iba desapareciendo y yo me sentia un poco mejor asi que fui a mirar que estaria haciendo el hombre: estaba recorriendo mi casa y miro hacia mi habitacion y encamino hacia donde estaba, yo en la desesperacion cerre la puerta y me apoye contra ella, tenia miedo, mucho miedo... El hombre empujo la puerta y sali disparada contra la pared opuesta a la puerta, junto a la cama.

El hombre era mucho mas alto que yo, parecia como si tuviera entre 25 y 30 años, tenia una espalda tan grande como un armario y unos ojos negros que no estaban perturbados. Entro a mi habitacion dejando la puerta abierta de par en par pero tapandola completamente... No podia escapar. El hombre me miro e hizo una reverencia (¿reverencia? Este esta loco), me dijo: buenas noches princesita, feliz cumpleaños, lamento este espectaculo pero asi y todo debo pedirle un favor: venga conmigo por las buenas, no quiero tener que llevarla por las malas

Llena de miedo y angustia grite: no quiero! ¿Princesita? ¡Te equivocaste de persona y no podria irme con un asesino!

Estaba desesperada y no sabia como defenderme... En ese momento la cara de ese hombre se convirtio en una cara de dolor y vi como una espada salia por la parte frontal de su cuerpo a la altura del ombligo, la espada subio y corto al hombre en dos partes desde el lugar donde lo atraveso la espada hasta la cabeza y cayo hacia mi deracha salpicando sangre por toda la habitacion... ¿quien mas vendria asi y mataria a la gente sin piedad? Tenia miedo.

Cuando el hombre cayo vi a la persona que lo habia matado... Era un muchacho que parecia apenas mayor que yo, era alto, tenia su pelo corto y completamente negro, pero lo mas raro eran sus ojos: tenia uno completamente negro y el otro celeste como el cielo, él estaba agitado y con los ojos llenos de lagrimas y sostenia una espada de doble filo llena de sangre con su mano derecha... Despues de recuperar su aliento se paro a mirarme y bajo la mirada, parecia avergonzado, entonces se arrodillo y dejo su espada llena de sangre adelante de mis pies (yo estaba sentada, apoyada contra la pared, inmovil) y me dijo: con todo respeto ¿me diria su nombre? Quiero estar seguro de que es usted a quien busco.

Ese chico me transmitia tranquilidad pero todavia me costaba emitir palabras despues de la masacre que habia visto pero trate de hablar y con una voz que apenas era audible le respondi -Oksiris es mi nombre-

Él levanto la cabeza y dijo -es usted! Estoy feliz a pesar de todo lo que paso... Sabia que tardaria mas en venir que ellos pero no lo esperaba tan asi... Si hubiera llegado unos minutos despues podria haber sido peor... ¿Podria perdonarme? A partir de hoy le servire de manera fiel solo a usted... Le doy mi vida-

No entendía nada... Él acababa de salvarme y se estaba disculpando... Yo le debía mi vida a él!!! Y además no entendía por que me trataba tan formalmente. Como no entendía nada hice lo que creía correcto: junte las piernas, me incline hacia adelante, apoye mi cabeza en el piso y en esta posición le dije -yo le debo mi vida, usted me salvo, quisiera que sepa que si hay algo que yo pueda hacer por usted estaría dispuesta... Mi vida le pertenece a usted... No la suya a mi- levante la mirada y vi al chico un poco asustado ¿hice algo mal? No entiendo... Él puso cara de comprenderme y me hablo entre risas -quedemos en que la vida de ninguno le pertenece al otro, entiendo que no sabes lo que está pasando pero te prometo que lo entenderás pronto... Necesito que nos vayamos antes de que vengan más personas a buscarte- agarro mi mano y dijo -no se te ocurra soltarte-

Grite: — ¡Momento! —agarre el diario de mi padre y volví a acercarme a él, tomé su mano y le dije —no entiendo lo que está pasando pero mi casa parece peligrosa ¿Me vas a explicar lo que paso?

El me miro a los ojos y me dijo -no te lo voy a explicar yo, sino tus verdaderos padres, paciencia hasta que los conozcas-

—Está bien—dije.

—Agárrate fuerte de mí—y me aproximo hacia su cuerpo.

—Si—dije mientras lo abrazaba.

—Es probable que te sientas un poco mal, necesito que me prestes tu fuerza, si no tienes fe en mí, no podemos irnos... ¿Confías en mi? Sé que es un pedido raro ya que acabo de matar a alguien frente a tus ojos y para vos soy un intruso como los otros—dijo él con una cara muy triste.

Lo mire a los ojos y le hable con sinceridad:

—Confió en vos... No sé por qué, ni como, incluso es ilógico... Pero veo la bondad en tus ojos—era rara la sensación que tenía cuando lo miraba a los ojos... Me hacía sentir muy rara y confiada...

Me lanzo una sonrisa tan linda que mi cuerpo se estremeció, sentí mi cara caliente, escondí mi cara en su pecho y lo abracé fuerte

Él agarro su espada y me agarro de la cintura fuerte con la otra mano, entonces dijo:

— ¡Bien! Espero que estés preparada para todo, vamos a abrir el portal, es probable que te encuentres con cualquier cosa pero memoriza esta experiencia en tu mente porque te va a dar claves para tu futuro... ¡Emmunhur!

— ¿Portal? —grité.

En ese momento empezó a arderme la marca, me dolía tanto que cerré los ojos y abrace al chico que me ayudaba de una manera muy fuerte hasta que de un momento para el otro ya no sentí su cuerpo brindándome apoyo, en la desesperación abrí los ojos y quede tan maravillada por lo que estaba frente a mí que pude olvidarme del dolor : estaba en el universo podía ver los planetas a mi alrededor y las estrellas... Las estrellas eran especiales, tenían como un brillo especial, me sentía fuerte cuando las veia, era hermoso, nunca había sentido una sensación parecida... Mientras disfrutaba escucho una voz muy dulce que me hablaba y decía:

—Oksiris... Oksiris... Estoy feliz de que estés acá, acá empieza tu historia, volverás cuando cumplas tu misión

— ¿Qué misión? —respondí.

La voz continúo diciéndome:

—Prometo guiarte ¡Confió en vos! Sé que sos una gran elección ¿Estas lista para ser fuerte?

Mis padres me habían preparado para responder a eso por alguna razón ellos siempre me decían que la respuesta correcta era: -estoy lista para ser líder, estoy lista para ser fuerte por mi y por todos los que me sigan, estoy lista para cualquier cosa que venga (siempre me emocionaban esas palabras)-

La voz dijo:

—Bien, fuiste educada correctamente, te estaré observando... Ahora cruza la puerta de tu destino y de tu misión

Aug. 29, 2018, 4:31 p.m. 2 Report Embed 1
Read next chapter La vuelta al hogar

Comment something

Post!
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, embajadora de Inskpired. He pasado a revisar tu historia como parte del programa de verificación con el propósito de ayudarles a presentar un trabajo de calidad a los lectores y que de esa manera logren alcanzar mayor cantidad de lecturas. Antes de verificarla es necesario que corrijas algunas faltas de ortografía y puntuación en tu obra, una vez hecho esto comenta este mensaje y pasaré de nuevo a revisar para ponerla en verificada. Espero poder ayudarte en caso de que tengas alguna duda. ¡Saludos!
Oct. 31, 2018, 11:30 p.m.
CharmRing CharmRing
me confundí un poco, la primera mitad no usa guiones de dialogo pero la segunda mitad sí lo hace, de todas formas la historia se ve interesante
Sept. 1, 2018, 8:07 a.m.
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 19 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!