Rosa Azul Follow story

adam_ibuki_1720 Adam Ibuki

existe una vieja leyenda sobre la Rosa Azul, una carta escrita en piedra que detalla como conseguirla, ¿podrás crear la tuya?


Romance Religious or Spiritual All public. © Adam Ibuki
Short tale
4
4593 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Rosa Azul

Recuerdo el día que la vi por primera vez, la encontré en un campo de rosas, eso solo hizo que me enamorara mas de ella, no pude evitar acércame a ella, tome forma de hombre lastimado, me acerque con cuidado para no asustarla, en cuanto la salude para llamar su atención, me mostro la sonrisa mas bella que haya visto en mi existencia.

Mil cosas pasaron por mi mente en ese momento, entendía por que Lucifer aborrecía tanto a la humanidad, sabia que ellos no eran dignos del amor de nuestro creador, pero al verla, entendí que nos cegó los celos, el creador creo a la humanidad por que esta mejoraría con el tiempo, nunca entendimos eso, el tiempo nunca fue relevante para nosotros, nunca lo fue para mí, pero ahora cuento cada segundo que estoy con ella.

Me presente como un viajero, uno que había tenido un accidente, al verla de cerca note que era una devota del creador, era a lo que la humanidad llamaba monja, se encontraba recogiendo flores para darle más colorido al convento, al escuchar sus palabras me invadió un sentimiento nuevo, aquello a lo que llaman “miedo”, los monumentos hacia el creador causaban estragos a los ángeles caídos como yo.

Pero sus ojos encadenaron mis actos, ella me ayudo sin pensarlo mucho, al sentir su calor ya no pude vivir sin esa sensación, comencé a vivir una vida como humano con tal de pasar tiempo junto a ella, eso hizo que me enamorara mas de ella, era un alma tan pura que ayudaba a todos aquellos que la necesitaban, se quitaba el alimento para dárselo a alguien hambriento, pero lo que mas amaba era cuando sonreía cuando estaba junto a mí.

Un día todo cambio, mi naturaleza fue expuesta por el agua bendita, mi piel humeaba al mismo tiempo que dejaba de ser humano, vi su cara de susto en sus ojos mientras retrocedía de mí, odie eso, realmente sentía que había perdido todo, pero la calidez de su mano toco mi mejilla, ella me miro con compasión mientras miraba su sonrisa otra vez.

Confesé todos mis motivos, ella se sorprendió ante lo que había hecho, más nunca sentí desprecio de su parte, le pregunté que, si había algo que ella deseara, algo para demostrar mi amor por ella, que me diera la oportunidad de ganarme su afecto y cariño. Tras pasar un tiempo en silencio, ella solo me pidió una cosa, una rosa azul, ella quería ver esa rosa con todo su corazón, tomé sus manos y le dije que se la traería a como dé lugar.

Viaje por todo el mundo creado por el Creador, a cada rincón de este planeta en búsqueda de la rosa que me daría el amor de ella, contaba el tiempo que estaba separado de ella, en un momento ya no soporte más estar lejos de ella, fui a verla para recordar su belleza, pero no la encontré, la humanidad, los mismos devotos del Creador, ellos me la arrebataron.

Fue enjuiciada, condenada, su único pecado fue el sentir aprecio por un demonio como yo, ella era tan pura, mi pecho se comprimió al verla muerta, no me importo nada después de eso, deseaba recuperarla, sin importar el precio, descargue mi ira contra aquellos que la condenaron, destruido excepto las rosas, deje que su cuerpo descansa junto a ellas, ese era su lugar.

Fui al cielo para reclamar su alma, no me importo enfrentarme a los ángeles o el Creador, yo deseaba su alma, pero ella no estaba ahí, fui al averno, si ella la condenaron por su único pecado, entonces me seria más fácil reclamar su alma, pero tampoco se encontraba ahí, cuando regresé por su cuerpo, la encontré sentada frente a ella misma.

Le suplique que me perdonara, le implore que no me odiara por haberla perdido, por haber causado que le arrebataran su vida, pero ella se limito a tocar mi mejilla, sonrió mientras me miraba con esos bellos ojos que tenía y pronuncio las palabras más bellas de todas:

“No fui al cielo por mi amor ti, no fui al infierno por mi amor ti, me quedé a espérate por mi amor a ti”

Ya no me importaba nada más, solo la necesitaba a ella, fundí nuestros cuerpos a la tierra, nuestras almas están entrelazadas para la eternidad, viajando por todo el mundo con la ayuda del viento, tomando forma de una solitaria rosa azul, aquella que representa nuestro amor eterno; te dejo esta historia para que no pierdas el tiempo buscándonos, debes aprovechar el tiempo junto a la persona que amas, de esa manera, obtendrás tu propia rosa azul.

Aug. 6, 2018, 7:38 a.m. 1 Report Embed 2
The End

Meet the author

Adam Ibuki Cyril Connolly dijo, "Mejor escribir para ti mismo y no tener audiencia, que escribir para la audiencia y no tenerte a ti mismo." creo que todos en este lugar piensan igual, busco un escape a todas mis historias, las que e tenido en mi cabeza por largo tiempo y el solo tenerlas en mi mente ya no me bastaba, tenia que verlas tangibles en palabras para que mi alma descansara en paz.

Comment something

Post!
Gin Les Gin Les
Hola, soy Gin, embajadora de Inskpired. He pasado a revisar tu historia como parte del programa de verificación con el propósito de ayudarles a presentar un trabajo de calidad a los lectores y que de esa manera logren alcanzar mayor cantidad de lecturas. Antes de verificarla es necesario que corrijas algunas faltas de ortografía y puntuación en tu obra, una vez hecho esto comenta este mensaje y pasaré de nuevo a revisar para ponerla en verificada. Espero poder ayudarte en caso de que tengas alguna duda. ¡Saludos!
Dec. 8, 2018, 10:18 p.m.
~