¡Vamos, gatita Toph! Follow story

captainleon CharmRing

Acabada la guerra, Toph Beifong regresa para ir con sus padres. Luego, un desconocido la embruja para que se convierta en un gato. ¿Podrá Toph recuperar su forma original? Afortunadamente un cocinero la ayudará.


Fanfiction Anime/Manga All public.

#naruto #avatar #gatos #chica-gato #bolivia
0
5.3k VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Me jod… jorobó M. Night Shyamalan

Este es un fanfic sin ánimo de lucro y que no intenta vulnerar los derechos de quienes sean tengan los derechos sobre la franquicia de Avatar, el último maestro aire.



¡VAMOS, GATITA TOPH!

Capítulo 1: Me jod… jorobó M. Night Shyamalan


Por fin la paz había llegado a las cuatro naciones, costó mucho sacrificio y sangre, pero el señor del fuego había sido derrotado. Ahora Zuko era el señor del fuego y estaba casado con Mai, y hablando de bodas, Katara y Aang, también se habían casado; incluso Sokka y Suki ya habían formalizado su relación y fijado fecha para la boda. Sí, todo marchaba tan bien.

«Todo marcha tan bien», pensaba un caminante con los pies descalzos. «Pero, ¿por qué siento tristeza? ¿Por qué pese a que el calor me está sofocando, siento frío en mi corazón?... ¿Por qué mis ojos derraman lagrimas?»

Toph Beifong se dio la vuelta y “contemplo” el camino que había recorrido, quiso volver con sus amigos, pero sabía que debía volver con sus padres.

Tal vez si su corazón no hubiera estado lleno de melancolía, hubiese notado que un extraño individuo que usaba una extraña máscara se le había acercado.

Toph sintió como un extraño golpe le había dado de lleno en la espalda, parecía ser una especie de arte control pero de un tipo desconocido.

―Toph Beifong, la única hija de Lao Beifong y Poppy Beifong. Esta es mi venganza hacia tu familia… diles que el mago M Night Shyamalan les manda saludos… seguro apreciarán el giro que le di a tu vida… sí, un buen giro argumental digno de un genio.

El feo remedo de ser humano se alejó dando una risa que él consideraba maligna, pero que se escuchaba patética, así de poca cosa era el infeliz ese.

La niña heroína no podía moverse y no pudo hacerlo hasta haber transcurrido varias horas, había llegado un nuevo día cuando pudo recuperar su movilidad.

«Mis huesos, me duelen mucho. Siento que los músculos de mis piernas me arden, como si hubiese corrido un maratón. Maldito, no sé quién diablos sea ese loco pero no estoy en condiciones de perseguirle.»

.

.

Lao Beifong y Poppy Beifong, estaban afrontando un dilema: Su hija era una de las más grandes heroínas del mundo. Qué padres no estarían orgullosos de una hija así, sin embargo, si ellos se pusiesen a alardear de su hija a los cuatro vientos, toda la alta sociedad les echaría en cara el haberla ocultado del resto del mundo por ser ciega.

Tales preocupaciones se disolvieron cuando por la puerta principal, entraba una niña de doce años.

―Papá, mamá… ya estoy en casa ―dijo Toph y luego se desmayó.

.

.

Toph se desperezaba, al parecer alguien la había puesto en su cama.

«Que extraño, qué es ese ruido?»

Toph levantó la cabeza y escuchó como sus padres gemían angustiados.

―¿Mamá, papá?

―¡Querida! ―gritaba el hombre ya que su esposa se había desmayado para luego ser él quien se desmayase a continuación.

Toph no podía creerlo, según los sirvientes, le había salido una cola y unas orejas de gato. Luego estos llevaron a sus padres a la alcoba principal y la habían dejado sola.

―Y ahora, ¿qué demonios voy a hacer con estas cosas?

Toph estaba tan molesta que haciendo uso de tierra control, derribó una buena sección de la pared que delimitaba el jardín interior de su casa.

―Hola, señorita Beifong, ¿puedo pasar? ―dijo alguien luego de un rato.

―Largo no necesito a nadie en este momento.

―Lo siento, pero es hora de su baño.

―¡No necesito ningún baño!

―No es lo que parece desde esta distancia, usted apesta mucho.

―¡Qué, quien eres tú!

―Soy el ayudante del cocinero y vengo a bañarla.

―Pero… ¡Cómo se te ocurre que me vas a bañar! ¡Donde estas las sirvientas!

―Todas le tienen mucho miedo después de haber destruido el muro del jardín, así que yo…

―Olvídalo quema agua o como te llames, yo puedo bañarme sola. ¿O cuantos años crees que tengo?

Pues los amos hablan de usted como si tuviese seis.

Toph se sintió insultada y se dirigió hacia la puerta corrediza y abrió esta de un tirón.

―¡Idiota tengo doce años, ya no soy una niña!

―Pero tener doce años te convierte en niña.

La pequeña heroína le dio un puñetazo al hombre justo en la boca del estómago, haciendo que este doblase las rodillas y las apoyara en el suelo. Ya más tranquila, Toph pudo deducir que el sujeto no era muy mayor que digamos.

―¿Cómo dijiste que te llamabas? ¿Y cuántos años tienes?

―Me llamo Lee, Rock Lee. Tengo catorce años y vengo de la nación del fuego. Sus padres fueron muy generosos al permitir que le ayudase al cocinero principal.

―Tú no tienes ningún derecho de hablarme diciendo que soy una niña ya que tú tampoco eres un hombre.

―Con catorce podría llamarme un adolescente, pero doce años…

Toph dio una patada en el suelo y una columna de tierra mandó al pobre de Rock Lee hacia el estanque del jardín.

―Pues que mal sirviente eres, viniste a bañarme y en cambio, tomaste un baño primero ―se burló Toph mientras se partía de la risa y a continuación fue a prepararse el baño ella misma.

CONTINUARÁ...

July 30, 2018, 8:03 p.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Más problemas

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 3 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!