No es un Adiós para Siempre Follow story

j
jesus fox


Una pagina de la vida entre Hermione y Rom en busca de un tercero y tras de los Mortifagos y una oración que los une desde el mas allá.


Fanfiction Books All public.

#harrypotter #harry #hemione
Short tale
0
4783 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

No es un Adiós para Siempre

La brisa de la mañana arrastraba un cierto aroma que deleitaba el sentido del olfato y era ya una costumbre en ese hogar, aquellos que aun dormían se resistían pero era imposible de no pararse y dejarse llevar por aquel olor tan dulce e irreconocible que humeaba un recién chocolate caliente. Solo ella como siempre lo menciona su acompañante, lo prepara a su punto.
Her como así la llamaba su esposo de cariño intentaba pararse todos los días temprano para tenerle listo su bebida preferida a su amado donde no era necesario una alarma para despertarlo ya que el olor que arropaba toda la casa le llegaba al cuarto y por arte de magia estaba al frente de su esposa.
_ Como siempre cariño me has despertado _le susurro cerca del oído.
_ ¡Rom…! Me asustaste _exclamo Her dejando lo que hacía mientras que el con suavidad y ternura la abrazaba.
_amor ya debes de estar acostumbrada ya que me despiertas con ese olor tan rico _mencionaba Rom acercando su rostro para darle un beso.
_si lose amor pero me agarraste desprevenida.
Rom se sonríe pero algo que le comenta su esposa le borra levemente su sonrisa.
_ ¿Rom tú crees que esta vez sí sea? _ Rom la abraza un poco más fuerte y llevando sus manos al abdomen de ella le dice:
_Ya verás que si amor _las manos de Her en ese momento habían tomado la de el fuertemente.
Rom aun la abrazaba acariciándole el abdomen y con un segundo beso le dice:
_solo hay que tener fe, y esperar.
_si amor pero ya hemos esperado mucho no voy aguantar…
_ssshhisss… no digas nada, no te quiero oír diciendo eso Her, se que hemos intentado pero esta vez tengo un latir de esperanza que me dice que muy pronto en el hogar seremos tres _Her se sonreía por lo que le mencionaba Rom se voltea y se le queda mirándole los ojos mientras que el seguía: _nos extranocharemos para atenderlo cuando se despierte, lo alimentaremos… bueno tu al principio dándole tu pecho _se sonrieron los dos.
_si pero tú después te tocara darle su alimento mientras yo duermo _dijo Her sonriéndose y observando así la repentina expresión de asombro de su esposo al escucharla pero el titubeando y sin llegar a tener una respuesta al instante a lo que dijo ella, dice:
_p…pero… yo tengo que dormir por el trabajo amor…
Her se le quedo mirando fijamente a los ojos y suspiro.
_y se te ha olvidado que yo también trabajo Rom _dijo Her levantando una ceja mientras se le dibujaba una sonrisa pero Rom no se quedo con esa porque ya sabía que le iba a responder, se separo de ella y dirigiéndose hacia una mesa toma un trozo de pan y dice :
_si, lo sé amor pero yo soy _a Rom mientras hablaba se le dibujaba una sonrisa sin poderla ocultar cuando mordía el pan _el que trabaja todo el día hasta la noche y a veces me tengo que quedar el trabajo mientras tu si sales temprano _Her ya sabía por dónde venía al verle que no podía aguantar la risa _ eso quiere decir…
_eso no quiere decir nada amor _se dirigió rápidamente hacia el quitándole lo que le quedaba del pan _viste te estás riendo.
Rom no pudo más y se echo a reír tomándola de la mano y empujándola hacia él para abrazarla de nuevo.
_me tienes que ayudar amor… no… no mejor así, nos tenemos que ayudar _menciono Her a recostada del pecho del mientras la abrazaba y el acariciaba el cabello.
_claro tonta crees que me voy a perder los momentos que vamos a tener de nuestro hijo.
Ella lo tomo con fuerza y él le respondió igual.
_Bueno ahora solo hay que esperar.
_Si así es, esperemos ese momento _dijo Rom levantándole el rostro y dándole un beso luego ella se separa y se dirige a lo que hacía mientras él se sentaba en una cilla de la mesa y decía: _pero lo que yo mas espero en este momento amor… es mi chocolate caliente que me tiene loco su olor y mas con este pan es el desayuno perfecto.
Her lo escucha y tomando un vaso de un gabinete le dice:
_si Rom ya te lo sirvo.
Her al llevarle el vaso humeante por el chocolate a la mesa se de tiene ante de dárselo.
_Rom… _ Her menciono su nombre mostrándole una mirada fija y unos labios contraídos _tu ya te…
_lo sé amor… ya me voy a duchar, todas las mañana me dices lo mismo _mencionaba reprochando cuando se dirigía a su cuarto.
_te voy a decir lo mismo "es que tu ya debes de estar acostumbrado amor.
_si… si…
Her se sonreía al ver a su esposo reprochar como todas las mañanas y como le hacía caso como si fuera su hijo.
_tonto _dijo mientras colocaba el vaso en la mesa _yo como siempre mi taza de café.
_ ¡me dejas mas chocolate no te lo tomes todo! _gritaba Rom desde el baño de su cuarto.
_Junnnn…como si yo en la mañana tomara chocolate.
Pasaron varios minutos y Her ya había terminado de preparar su café y ahora disfrutaba de su buena tasa. Rom aun no había salido de su ducha por la mañana sin impórtale si su vaso de chocolate se colocara frio ya que el siempre decía que "helado o caliente igual conserva su sabor" y meno que menos a Her, ella le dejaba su desayuno en la mesa hasta que él lo viniera a buscar mientras que se colocaba a disfrutar su café pero algo repentino y con mucho alboroto, asustándola demasiado hizo que soltara la tasa, cayendo al suelo y no llegándose a partir pero regando todo el poco café que le quedaba.
Her se dirigió hacia donde se había escuchado el ruido observando así que una lechuza había entrado por la ventana de sala cayendo con las garras hacia arribas en el suelo. La lechuza era grande y de un color blanco con partes grisáceas pero la impresión de Her no solo era por la belleza que tenía el ave o por cómo había entrado sino por lo que traía en su pico.
_ ¡qué pasó Her que fue ese ruido…!
_no…no nada Rom _mencionaba Her mientras se acercaba al ave _termina de duchar y luego ven a sala, tu desayuno se está helando…
Her ya estaba muy cerca de la lechuza y agachándose un poco teniendo cuidado toma lo que mantenía el ave en el pico.
_ ¡el profeta! Yo no lo mande traer _Her echo un vistazo hacia el otro lado de la sala _pero si mi lechuza está en su posadero _volvió su vista al ave que aun mantenía su postura _ será que… _se contuvo al ver de nuevo a la lechuza _no… no si esta no es de Rom, quien te ha mando.
Her revisaba las páginas del profeta mientras se dirigía a la cocina volteando cada momento hacia la lechuza que aun seguía tirada en el suelo. Al llegar se sienta en una silla coloca la tasa en la mesa y el profeta cerca de ella, lee algunos párrafos que comentaban que algunos gnomos de jardín en Norteamérica se estaban volviendo una plaga para mucho magos e incluso algunos Muggles se asustaban por observar en sus jardines unas creaturas desagradable pero al instante que iba a leer la otra noticia Her siente algo helado en su hombro soltando así gemido.
_amor y esta carta _dijo Rom teniendo en su mano un sobre amarillento mientras tomaba una silla para sentarse cerca de Her.
_Rom me asustaste.
_lo siento amor pero al salir del cuarto me encontré este sobre cuando venia para la cocina _le mostro el sobre _Aaaa… y también aquella lechuza tirada en el piso…
_Unnnmm… si se metió por la venta pero no vio que estaba cerrada _decía Ginny mientras que observaba el sobre que mantenía Rom en su mano.
_tonta… ¿pero quién la mando?
_si… _dijo Her sin tener en cuenta lo que había dicho Rom por estar aun mirando el sobre _pero entonces lo habrá traído con el profeta y se le habrá soltado cuando cayó al suelo _menciono lentamente Her a estar pensado el aterrizaje de la lechuza.
_Aaaa… es que también trajo el profeta.
_si amor… toma _Her le lanza el profeta cerca del mientras con un movimiento rápido le quita el sobre.
_ ¡hei…! dame.
Her se levanta rápido de la silla ante que Rom le quitara el sobre.
_yo lo abro.
Ron se sonríe, toma el profeta y se pone a leerlo.
_Rom lo mandan del ministerio de magia y es para ti.
Ron al escuchar dejo de pasar las páginas del profeta y al dirigir su vista hacia ella dice:
_para mi _Rom le mostro un rostro de asombro _y que dice, para ve muéstrame.
Her le entrega la carta y el a leerla se entera de la noticia que le había mandado el ministerio de magia.
Ministerio de magia
Estimado Rom Weasley se notifica que dentro del bosque prohibido del colegio de magia y hechicería "Hogwarts" se ha detectado un Mortifago. Las últimas noticias que hemos recibido sobre el caso es que el supuesto Mortifago está buscando alianza con las creaturas mágica del bosque pero los centauros se rehúsan a unir convenio teniendo así un enfrentamiento.
Seme a notificado que ya 5 centauro y unos gnomos de arboles han muerto.
Pero las acromantula y unos gigantes que ya venían con él se les han unido.
El Mortifago está en busca de del guardián de las llaves de Hogwarts "Hagrid Rubreus" (no se sabe el motivo por el cual lo busca).
Por eso se le ha notificado y se le menciona la búsqueda de este Mortifago.
P t: se le sugiere que vaya de inmediato al resguardo del señor Hagrid Rubreus. Lea la siguiente pagina del profeta.
Rom toma rápidamente el profeta y busca la página que le mencionaba la carta al encontrarla observa la foto del Mortifago que se encontraba en el bosque prohibido donde un pequeño encabezado mencionaba lo seguido:
Se busca, supuestamente visto en el bosque prohibido del colegio de magia y hechicería "Hogwarts"
Her lo miraba con ansias esperando así que iba a decir. El se levanta de la silla y la observa dejando la carta en la mesa por encima del profeta.
_me tengo que ir amor.
_ ¿ya ahorita? _dijo Her impresionada.
_si amor… no leíste la carta.
_si… p… pero. _ no tenía nada que decir hasta que… _Yo te acompaño.
_ ¡Que…! _exclamo Rom _no… amor _Rom la miraba a los ojos.
_ ¿porque no…? _pregunto Her mientras se dirigía al fregadero tomando cuando pasaba por un lado de Rom la tasa que se le había caído cuando la lechuza había entrado por la ventana _yo te podría ayudar y sabes que soy mejor en los hechizos que tu y que Harry.
_si p…pero la carta fue dirigida a mí y no quiero que te pase nada _dijo Rom mostrando unos ojos amplios mientras su rostro se enrojecía.
_no es justo Rom cuando estábamos en el colegio siempre estábamos unidos en todo aunque fuera peligrosa el riesgo que hacíamos y junto lo resolvíamos.
_Si amor pero esto se trata de un Mortifago…
_a por Merlín Rom y cuanto Mortifagos no nos enfrentamos cuando estaba la batalla de Voldemort y no solo Mortifagos, acromantula, ciclope, gigantes, y dementores y me vienes a decir esto.
Rom la escuchaba pero como era siempre terco le dijo acercándose hacia ella para calmarla.
_ok amor pero prométeme que vas hacer algo _le dijo Rom buscándola para abrazarla pero ella no se dejaba pero al final cedió.
_ ¡dime! Qué quieres que haga.
_déjame ir al ministerio de magia quiero informarme más de la situación y ver si es tan peligroso…
_pero Rom…
_solo eso amor _la interrumpio _ solo te pido, déjame ver y yo te aviso con una carta _Her lo miraba fijamente _no me perdonaría si te pasara algo _Her se sonrió al escucharlo y al recibir un beso del dijo:
_ok amor está bien anda pero te pido algo también no me mandes la carta con la misma lechuza.
Los dos terminaron en sonrisa.
_de acuerdo _dijo dándole un segundo beso.
_y también quiero ir amor porque sabes que les tienes pánico a las arañas y esas son más grandes que una normal.
Rom se sacudió al escucharla dejándola de abrazarla.
_para que tenias que acordarme esa parte Her _dijo mientras se sacudía y se dirigía a la sala.
Her veía chistoso como su esposo se movía.
_me voy a preparar, me voy en unos segundo _decía Rom mientras se dirigía al cuarto.
_si, hay suficiente encima de la chimenea.
_ok.
Rom después de la batalla con lord Voldemort y su muerte. Él y Harry habían terminado sus estudios convirtiéndose después en grandes Aurores juntos a varios amigos, trabajando en el ministerio de magia donde bridaban su apoyo para las capturas de los Mortifagos que habían escapados tras la batalla y la muerte del-quien-no-podía-ser-nombrado.
Harry y Rom ya han atrapado varios Mortifagos y los han encerrado en la gran cárcel que era Azcaban pero aun quedaban algunos acechando a los distintos colegio y aun mas al colegio de magia y hechicería "Hogwarts"
Unos lograban sus cometidos de seguir con el legado de su amo y señor que fue lord Voldemort pero otros caían en intentarlo.
Her después de la batalla siguió con sus estudios y demostrando que es una buena hechicera, luchando al lado de sus tres amigos pero después de culminarlo se junto en matrimonio con su amigo Rom dejando así un poco la lucha en batallas con su compañero Harry y su esposo que se convirtió Rom Weasley pero su amor al estudio no lo había dejado todavía seguía aprendiendo mas sobre la magia y estando trabajando igual que Rom en el ministerio de magia en la sección de cuidado y protección de los elfos domésticos lugar que so otorgo el ministro ya que ella personalmente le había mostrado un trabajo y una información sobre los cuidados que tenían que tener los elfos domésticos y su deberes y derechos como creaturas mágicas y una atención de llamado para sacarlos de sus ataduras de esclavitud. Logrando así el trabajo.
Rom le había entregado a la lechuza en su pico una carta llevando escrita la respuesta de ayuda que le pedían mientras Her terminaba de arreglar la cocina pero al tomar la tasa para ver si se había astillado por la caída algo en ella la petrificada. Observa que en el fondo de la taza aun persistían los residuos del café. Her le daba vuelta y la miraba en distintas formas pero lo que veía le traían un recuerdo muy importante y desagradable para ella.
_esto se parece…no… es. La marca que vio aquella ves la profesora Trelawney _al decir el nombre de inmediatamente a Her se les vinieron en su mente lo que había dicho la profesora en ese momento -¡El perro gigante y espectral que ronda por los cementerios! Mi querido chico, se trata de un augurio, el peor de los augurios... el augurio de la muerte.- el estomago de Her le dio un vuelco y mientras más veía aquella mancha en la taza mas se acordaba de aquel momento -Perdona que te lo diga, querida, pero percibo muy poca aura a tu alrededor. Muy poca receptividad a las resonancias del futuro-
Her se acordaba cada detalle pero al estar girando a los lados la taza se decía ella misma:
_pero no creo que sea eso… yo viendo malos augurios… si yo ni siquiera curse esa asignatura… no…no _ se detuvo un momento, pensó y al venirle a la mente a Rom y aquel Mortifago _ ¡Hagrid! _exclamo dándose la vuelta para dirigirse a la sala _ Rom ven aquí un momento tú debes saber esto más que yo…
Un ruido se había escuchado en la sala, que al llegar observa los últimos destellos que había provocado Rom cuando desapareció con el polvo flu por la chimenea.
_demonio ya se fue _gruño Her mirando hacia la chimenea _que hago, donde lo puso _buscaba deprisa por encima de la chimenea _demonio Rom ¿donde pusiste el polvo flu? Piensa… piensa que puedes hacer _dejo de buscar mientras veía la taza con rostro expresivo y de repente le llego algo a la mente _ ¡Rom te lo llevaste! _se quejo _ claro se lo tuvo que llevar no puede ser que no haya si yo misma revise ayer en la mañana y estaba el jarrón lleno para que hizo eso… _he recordó algo cuando los dos hablaban en la cocina hace unos minutos _claro fue por eso, no quiere que vaya, tiene miedo de que me pase algo ¡>>Rom si es tonto<
Her buscaba en su cuarto las cosas que necesitaba para ir hacia el ministerio, su arreglo fue rápido y sencillo ya que no tenía labor como en otras ocasiones su vestimenta es la adecuada para su trabajo. Como su varita y una pociones tomo para el viaje.
_esto me pasa a mí por no haber cursado esa asignatura y ahora lo que yo más odiaba como estudio se me está despertando y aflorando en estos momentos _reprochaba Her mientras se disponía salir de la casa para ir hacia lo que tenía en mente llevando consigo aquella taza que a según ella que con su despertar de la mente hacia el futuro llego a predecir si se puede decir una tragedia, una muerte. Ella en el camino no dejaba de ver aquella mancha que vía como mal augurio.
Mientras Rom por una parte ya había llegado al ministerio de magia donde fue hacia el departamento en que fue enviada la carta que él había llegado, allí tuvo más información del acontecimiento sobre el Mortifago que llego hacer de nivel medio en la escala de los magos y hechicero tenebrosos que había escapados durante la guerra.
Luego se dirigió sin demora y tropiezo al sitio que le fue indicado que podría estar el dicho Mortifago reclutando aliados para su causa "el bosque prohíbo" dirigiéndose primero hacia la cabaña de Hagrid. Llamo varia veces y toco pero nadie salió ni siquiera la voz de fang se había escuchado tomando la decisión de abrir la puerta pero Rom al decir el hechizo observa detallamente que estaba abierta dándole pensar que sucedía algo. El empuja lentamente la puerta y su rostro se va acercando mirando hacia los lados que llegaba haber mientras abría hasta que todo su cuerpo está adentro. Dándose cuenta que ni Hagrid y ni su perro fang no estaban en la cabaña.
_el bosque _dijo observando por una ventana _calma Rom se que le temes a ese lugar pero esto es para un bien, por un amigo, esto lo haría hasta el mismo Harry si se llegara enterar que su amigo Hagrid esta perdido y un Mortifago lo anda buscando por eso agarra valor y fuerza para entrar y enfrentarte a lo que te puedas conseguir metido en ese lugar y mas… _a Rom le costaba culminar la oración pero de luego de unos segundo continuo _y mas a esas arañas gigantes babosas con centenares de ojos y muchas patas _Rom se estremecía solo con recordarlas y hablar de ella. Sale de la cabaña camina entre la maleza de calabazas gigantes y llega al frente del "bosque prohibido"
_bueno Rom ya está al frente ahora te falta es entrar, solo eso… _ suspiro y sintiéndose temeroso y con el corazón latiéndole se puso en camino.
Sus pasos eran cortos, sus ojos y oídos los mantenía atento a cualquier movimiento o ruido que llegara escuchar o ver mientras más se entraba al bosque. Sentía los pies frio y después de unos minutos sin toparse con nadien aun que para él era mejor, acelero el paso. Su varita estaba alzada apuntando a todos lados, el corazón aun le latía y al notar que la noche ya se hacía presente dijo: _Lumos _ su varita destello una luz brillante que le permitía ver hacia donde se dirigía, su mirada estaba fija. Y Pasando… pasando arboles de distintos tamaños, mohosos y tenebrosos, tropezándose en varias ocasiones por el suelo irregular. A Rom le empezaba extrañar que no se encontrara a nadien y a continuación, observo a lo lejos entre unos árboles alguien corriendo pero sus oídos le dieron entender que no era una persona que escapaba de los hechizos que se dirigían a todos lados sino que se trataba de una creatura que trataba esquivar los maleficio que alguien más los conjuraba.
Rom acelero aun más el paso y con la varita alzada se dirigió hacia lo que veía pero no notaba si era el Mortifago el que lanzaba los maleficios. El centauro llego escapar pero los rayos verdes seguían viéndose.
_expeliarmo _grito Rom al observar que una persona en túnica sostenía a un centauro por el cuello con una especie cordón y a tres metros de ellos una acromantula se acercaba con sus varios ojos y pinzas que producían un chasquido. El escenario a Rom le llego a gustar al ver que la acromantula preparabas su aguijón, conjurando de nuevo otro hechizo que se dirigió directamente hacia la acromantula produciendo al contacto un ruido estridente.
La persona en túnica había volteado rápidamente dejando al centauro quieto en el suelo, la acromantula se desapareció por los arboles.
_waooo…waooo… _mencionaba la persona alejándose del centauro _veo que el ministerio de magia mando unos de sus Aurores _sostenía su varita que la movía mientras caminaba.rom aun tenia alzada la de él.
_déjalo, quítale esa mordaza del cuello _ordeno Rom acercándose hacia el _ entonces eres aquel Mortifago que está reclutando creaturas para tus planes de seguir el legado de tu amo _Rom divisaba en alguna ocasiones al centauro que trataba de zafarse de la atadura de su cuello.
_de mi amo _ se echo a reír el Mortifago _mi amo. _negaba con la cabeza _ estas equivocado Auror yo no sigo ningún legado del tal lord Voldemort y ni mucho menos…
_y entonces por qué le sigues diciendo lord y lo llamas por su nombre completo y lo que haces de reclutar creaturas mágicas el también lo hacía, algo intentas hacer, ¿qué te planeas? _Rom al ver que ya mantenía una distancia grande del centauro el rápidamente agita su varia y lo libera. El Mortifago observo lo que hizo y al segundo produjo unos movimientos dejando salir de sus varitas varias chipas verdes que se dirigían hacia Rom.
_jajajaja… _se reía el Mortifagos mientras esquivaba los hechizos de Rom _ya te dije que no estoy siguiendo ningún legado de nadie, yo mismo he hecho todo esto _ el Mortifago extendía las mano hacia algunas partes mostrándole a Rom cadáveres de centauros, gnomos y acromantula _y esto es poco con lo que haré ya mande una acromantula avisarle a las demás para qué se unan a mí y a unos ciclopes luego los mandare a destruir esa estúpida escuela que jamás tuvo que existir.
A Rom se les exaltaron los ojos al oírlo.
_no… no eso si no te lo voy a permitir _ expeliarmo _grito.
Durante unos minutos estuvieron lazándose hechizos y maldiciones que algunos eran esquivados llegando directamente hacia los arboles y otros parados por sus varitas. De pronto entre los árboles se empezaban a escuchar unas pisadas seguidas y sobre las ramas se agitaban.
_ya vienen _gimió _ya vienen… prepárate para lo que viene _ se reía el Mortifago_ los manare directamente a esa escuela…
_ ¡nooooo…! _exclamo Rom produciendo un rayo azulado que le llego al Mortifago pero él lo desvió dándole a un centauro que salía por un árbol. El grito fue desgarrador, cayendo extendido en el suelo sin vida alguna.
_ ¡no…! ¿Qué has hecho?
_como… como ¿qué he hecho? _dijo _ si yo no he hecho nada el hechizo fue tuyo yo solo me protegí _ se sonreía.
_no… no… porque _ Rom estaba confundido _ ¿porque haces esto?
_es que yo no he hecho nada bueno… _el Mortifago miro los demás cadáveres que estaban esparcidos cercas de ellos _aquellos si fui yo pero este solo tú lo has hecho, que dirán en el ministerio de magia que un mago, no…no un Auror acaba de matar en plena batalla a un centauro…
_ ¡cállate…! >>Desmaius<< _dijo Rom malhumorado pero la ráfaga de luz fue esquivada por el Mortifago.
De nuevo los hechizos volaban a todos lados, el Mortifago no solo apuntaba a Rom sino que a veces dirigía su varita hacia los centauros que salían entre los árboles.
Pero Rom buscaba las maneras de protegerlos a todos.
_veo que te preocupan mucho estas creaturas…
_Auror tranquilo cumple con tu trabajo _un centauro que sobresalía entre otros con aspecto rudo y expresión de alfa se dirigía a Rom _aquel compañero _dirigió su vista hacia el centauro que estaba inerte, sin vida en el suelo por el impacto del hechizo de Rom _ a muerto con valor _ su voz era gruesa _ no te eches la culpa de muerte, el sabia y cada uno aquí sabemos que si morimos… morimos con valor y lucha en la batalla.
El Mortifago escuchaba lo que mencionaba el centauro pero su desespero por terminar lo que hacía le hizo conjurar un hechizo hacia la creatura, se escucho un quejido desgarrador seguido de un grito de Rom _ ¡nooooo…!_ al ver que el centauro que estaba al lado del alfa se había metido en el medio para recibir el hechizo.
_pobre… no era para el pero el fue que se metió…
_ ¡cállate…! ya basta de tanta muerte… _voltio hacia el Mortifago pero en las cúpulas de los arboles bajaban acromantulas de todos tipos de tamaños. Rom de inmediato se quedo paralizado por lo que veía recordando la última vez que estaba frente Aragog, su rostro mostraba temor mientras su mano que sostenía su varita temblaba y los ojos se dirigían a cada sitio que salía una acromantula.
Velozmente el Mortifago hizo un movimiento de su varita haciendo volar la de Rom muy lejos.
_no pensaba que te atemorizaban la arañitas _ sonrió el Mortifago burlonamente _ pero que Auror mando el ministerio a buscarme uno que le tiene miedo a una simple araña _ Rom estaba atemorizado cada vez mas pero al ver que se le acercaban a él, volteo como pudo y se echo a correr hacia donde había caído su varita, las acromantulas lo observaron y le siguieron. Al estar a punto de tomar la varita vio como una araña gigantesca cayó encima de ella chasqueando sus pinzas y produciendo un ruido estrepitoso pero un rayo azulado salió de la nada impactando a la enorme araña que la volcó hacia unos árboles que dando sin movimiento. Rom volteo a ver de dónde había salido el hechizo y al darse cuenta quien lo había lanzado su expresión fue grande.
_Her… que haces aquí _hizo un movimiento para correr pero la voz del Mortifago lo detuvo.
_hei…hei… no te muevas, ¿para dónde vas? _ dijo el Mortifago apuntando a Rom y de inmediato Her hizo lo mismo con el.
_ ¡ni te atrevas…! _grito Her apuntándolo.
Ella tenía su varita firme, no sentía miedo, estaba dispuesta a dar todo su esfuerzo.
_ ¿Porque lo hiciste Rom?
Rom estaba nervioso por la situación en que se hallaba, su mujer lo había encontrado pero en una escenario muy delicado. Sus ojos se movían desde el Mortifago hacia ella, se sentía temeroso y nervioso por lo que podría suceder.
_ Her calma _dijo Rom pero su vista se dirigió rápidamente al ver que las acromantulas los estaban rodeando.
_es mejor que le hagas caso a tu esposito y no cometas una tontería que no te puedas arrepentirte…
_ ¡cállate…! No te hablo a ti _Her alza mas su varita haciendo que el Mortifago levantara una mano señalando que guardara calma.
_ssshhisss… _cisio _piensa muy bien lo que puedas hacer estoy apuntando a tu esposito y por lo que ves el está indefenso.
_Her… Her… lo hice por esta misma situación no quería que te metieras en esto…
_en esto Rom… en esta situación, si no ser por mi ya habrías muerto solo te pedí acompañarte para ayudarte a capturarlo pero no… me mentiste, te llevaste el polvo flu y me hiciste seguirte en la forma que un Muggle lo hace.
Rom no sabía qué hacer no se podía mover su varita estaba abajo de gigante araña peluda y repugnante.
_amor lo hice porque no quería te pasara nada…
_hay no me vengas con eso otra vez Rom _dijo Her malhumorada _luego hablaremos, ahora solo lo que tenemos que ocuparnos es de esto _dijo Her dirigiendo su vista hacia las acromantulas y los gigante que empezaban a llegar.
El Mortifago se empezaba a reír.
_ Esta cerca el momento… ya se acerca.
_Rom te tengo algo que mostrar _dijo Her sacando en el bolso que llevaba la taza _tiene que ver con adivinación…
_ ¿con adivinación?
_si…si, no puedo saber que es, no sé qué es lo que quiere decir _alzaba la taza para que Rom la viera.
_pero para qué es la taza _ahora Rom estaba confundido.
_solo ve lo que está dentro de ella…
_pero como quieres que vea si no me puedo mover _señalo al Mortifago _ y estoy lejos de ti ni alcanzo ver que hay adentro.
Her gimió y suspiro.
_todo lo haces mas difícil _Her dirigió la taza a su vista _en la mañana cuando te ibas al ministerio me estaba tomando mi te pero luego cuando la fui a lavar observe en ella una mancha en su interior que me hizo recordar cuando íbamos a la clase de adivinación, pero no sé qué es lo que dice acuérdate que no asistí mucho a esa clase…
_ Por favor… ya vasta… _el Mortifago jadeo su varita rápidamente mandando a Rom lejos de su varita luego con la misma velocidad a punto a Her mientras ella gritaba y veía a Rom que se retorcía en el suelo _ >>Imperius<< _exclamo el Mortifago, desprendiendo de su varita un rayo que la impacto sin llegar ella a repelerla, sin tiendo rápidamente en todo su cuerpo dolor y un hormigueo, trataba de moverse pero no podía, luchaba pero era en vano. Luego poco a poco su cuerpo se movía sin que ella lo hiciera. En su mente intentaba explicarse que es lo que le sucedía pero al ver que Mortifago se reía y la apuntaba llego saber lo que le pasaba, estaba abajo de una maldición pero no cualquiera maldición una muy peligrosa para el que la utiliza.
Her no controlaba su cuerpo solo sentía como se movía, el Mortifago aun reía por la situación y al estar apuntado de nuevo Rom ella se dio cuenta lo que se proponía.
Her quería moverse, hablar, gritar pero no podía, estaba desesperada quería avisarle a Rom lo que planeaba el Mortifago pero el estaba en el suelo recuperándose.
_comenzare mi guerra desapareciéndote a ti _dijo el Mortifago mostrando un rostro psicópata _ pero no se re yo que te elimine.
Rom se había recuperado del hechizo y trataba de pararse mientras que escuchaba al Mortifago y al ver que lo apuntaba su expresión fue grande al darse cuenta que su esposa hacia lo mismo.
_ ¿Her qué haces? ¿Porque me apuntas con la varita?
Rom ahora estaba en una situación que no comprendía su mujer junto al Mortifago los apuntaban con su varita él le hablaba a ella pero no le respondía.
_no pierdas tu tiempo y tu poca energía que te queda y prepárate a lo que viene.
_ ¡que…! ¿Qué es lo que estás diciendo? _Rom dirigió su mirada hacia Her _ ¿qué le pasa? ¿Qué le hiciste a mi esposa desgraciado?
El Mortifago se sonreía Mientras que en el rostro de Her se le sobresalía de sus ojos unas lágrimas.
Sufría, porque estaba a punto de hacer algo que no se lo perdonaría nunca en su vida pero tenía en cuenta que ella no lo hacía porque estaba bajo una maldición. Desde su interior suplicaba que todo fuera un sueño, no quería hacerlo, pero todo lo que se proponía hacer era en vano.
_veras con tus propios ojos como morirás por las manos de tu esposa _dijo el Mortifago blandeando levemente su varita mientras que Her hacia lo mismo…
_ ¡Hermione…! _exclamo Rom extendiendo su mano _perdóname no quería que te sucediera nada _ los ojos de Rom estaban llorosos y al voltear a hacia el Mortifago dijo: _ júrame que no le harás daño.
El Mortifago lo llego a escuchar pero ya era tarde la maldición ya estaba hecha.
_>>avada kedavra<<
Un destello verde rápidamente salió de la punta de la varita del Her iluminando todo a su alrededor. Las acromantulas como los centauros perseguían con su vista al rayo hasta impáctale a Rom que instantáneamente cayo de golpe al suelo sin producir ningún movimiento o aliento de vida.
_ ¡Noooooooooooo….! _grito Hermione llorando y sin ninguna explicación se pudo mover, que al ver que podía salió corriendo hacia el cuerpo de Rom dejando al Mortifago impresionado _Nooo… ¿Por qué? ¿Por qué me hiciste hacer esto? ¿Por qué…? Despierta Rom…despierta… _lo movía, lo tenía tomado de la cabeza, lo besaba, le acariciaba la cara pero no le llegaba responder _Hermione no para de llorar y culparse ella misma _ ¿porque no vine más rápido…? ¿Porque te llevaste el polvo flu? _ lo golpeaba en el pecho por la impotencia que tenia _ ¿porque…? _sentía el corazón destruido como si alguien se lo fuera arrancado quedándole un gran vacío _solo por protegerme _lo movía cada vez más _tu muy bien sabía que yo estaba mejor preparada… que soy mejor en los hechizos tu lo sabías… no me esperaste en decirte lo que había en taza _ estaba sentada junto a Rom con la cabeza de el en sus piernas y por unos segundo acerco su rostro hacia al del sin pronunciar ninguna otra palabra.
Hasta… que se levanta de nuevo y observa al Mortifago que disgustaba del escenario.
_>>expelliarmuss<< _ la ráfaga de luz fue directamente hacia el Mortifago y este lo repelo fácilmente _todo esto fue culpa…. solamente tuya _ el rostro de Hermione cambio repentinamente mostrando un entrecejo fruncido mientras contraía su labios. Tenía rabia, ira, cosas que nunca en su vida lo habría sentido. _ ahora prepárate porque contigo voy a utilizar todos los hechizos que aprendí y nunca quise ni llegue a realizar >>Desmaius <<, >>Cruciatus<<, >>Imperius<<_ varias ráfagas de distinto colores salían disparado hacia el Mortifago que este con facilidad lo repelaba mandándolo y desviándolo hacia las acromantulas, centauros y gigantes que se encontraba cerca de el.
_ ¿me piensas dar con la mis maldición que te lance?
_ cállate…y dime donde esta Hagrid _Hermione jadeo su varita pronunciando por primera vez esa maldición imperdonable _>>avada kedavra<<
El Mortifago se asombro y con rapidez pudo esquivar el hechizo dándole a una acromantula este aprovecho la distracción y con un movimiento desvaino a Hermione.
_ ¿qué le hiciste?
_eres muy fuerte muchacha… se podría decir que más que el _ señalo a Rom y cuando Hermione iba hablar este la interrumpe _ssshhisss… seré bueno contigo ya que en ese momento no pude hablar con el, pero lo dijo muy tarde para yo dejarlo terminar. Cumpliré su deseo, te dejare con vida ya que fue su última palabra.
El Mortifago le hizo seña a un gigante y este de pronto se echo a correr haciendo temblar el suelo Hermione se había puesto en guardia al ver que se acercaba a gran velocidad.
_no tema, ahora les pediré a las acromantulas que se retire igual que los gigantes para que puedas estar a sola con tu _volvió a señalar a Rom _ y bueno con ellos también. Esto es todo me tengo que retirar tengo muchos planes que hacer y sobre ese tipo no sé nada lo fui a buscar a su cabaña pero no lo encontré, tuvo suerte pero ya de tanta palabras me voy…
_ ¿a dónde vas…? note dejare _Hermione intento acercarse a su varita pero una luz verde la hizo retroceder _vasta por hoy luego nos encontraremos ahora encárgate de tu esposo _ dijo el Mortifago y al acercarse el gigante a el lo tomo con los dos manos y con un movimiento de la varita produjo un hechizo que le dio Hermione que la hizo perder el conocimiento quedando tirada en suelo semis cociente observando con la poca visibilidad como se alejaba el Mortifago montado en el hombro del gigante hasta quedar dormida…
La vista se le entonaba borrosa, mientras que todo su cuerpo estaba dolorido, se trataba de parar, no sabía lo que le había sucedido, se hallaba confundida.
_ ¿qué ha pasado…? _Her se agarraba la cabeza _a donde me encuentro _trataba de ver a donde estaba y al observar algunos cuerpos de centauros y acromantulas muertos cerca de ella una imagines repentina le llegaron a su mente _Rom… _volteo y vio el cuerpo de su esposo tirado a unos metros de ella, se dirigió hacia el y al verlo tan cerca recordó todo lo que había sucedido.
Se agacho de rodilla y al tomarlo por la cabeza unas lágrimas de sus ojos le cayeron a Rom en el rostro.
_eres un estúpido Rom ¿porque viniste solo? Nada más por protegerme…ahora me dejas solas, que paso con lo de ver a nuestro hijo jugar, de alimentarlo junto _ella lo miraba con sus ojos sollozos mientras le acariciaba el rostro _eres un tonto… tontoooo…
_señorita le sugiero que salga pronto del bosque.
Hermione volteo a ver quién le hablaba. Era el centauro alfa que se le había acercado.
_si desea le ayudaremos a llevarlo a la entrada de Hogwarts para que lo traten en la enfermería _le sugirió el centauro.
Hermione no tenía palabra pero con tan solo su mirada el centauro entendió, acercándose así hacia ella recoge con delicadeza a Rom.
_si gusta le digo a uno de mis compañero para que la lleve _dijo el centauro con Rom entre sus brazos. Ella lo miro a los ojos y le hizo seña que no quería _ok entonces vayamos.
Hermione junto al centauro que sostenía a Rom en sus manos se dirigieron a Hogwarts…
Seis meses después.
Hermione se encontraba en la cocina y como de costumbre el olor en sus casa de chocolate caliente se hacía sentir pero esta vez no tomaba su te si no una taza del recién chocolate. Siempre que lo hacía le recordaba a su esposo cuando venia corriendo recién levantado para buscar su bebida preferida…
_hoy vamos a un lugar que desde ese momento no había ido mas, ese… fue el último día que lo vi y lo extraño, iremos a buscar su varita _Hermione se sonríe _veo que estas feliz, esa te servirá.
Her se entraba en el bosque y mientras caminaba observaba los rastros que aun persistía de la batalla y al llegar al sitio observo cantidades de obsequios que adornaban el lugar donde Rom había caído tras la maldición del Mortifago. Eso le produjo a Hermione esos recuerdos y varias lágrimas salieron a flote.
Fotos, afiches, regalos, dulces y montones de flores adornaban el lugar hasta una Snitch al lado de la foto central donde salía Rom junto con sus amigo sobresalía por su brillo. Ella se le quedaba viendo fijamente a la foto donde Rom se mostraba sonriente junto Harry y ella, dibujaba en sus labios una sonrisa al recordar ese momento cuando los tres estaban unidos.
_estas contento… mira como te mueves. Si… si es el _ Hermione se acerca a la foto y le pasa los dedos en el vidrio donde se encontraba Rom _luego se voltea y dirige su mirada a todos lados y al buscar en distintas partes se queda pensando en aquel momento en que el Mortifago le había quitado la varita a su esposo, divisa de nuevo la foto y dice: _ ¿en dónde está Rom? _busco un rato mas y al darse por vencida se dirige por un camino despejado para irse y al llevar su mano a sus labios para lanzarle un beso a Rom algo la hizo detener, un destello pálido y plateado que salió de la nada se movía como humo en el aire pero a Hermione le recordaba a un patronus.
Hasta que se detuvo cerca de ella formando una silueta de una persona y en segundo el rostro de Hermione cambio se sorprendió al ver que se había convertido aquel humo pálido.
_Rom _dijo entre la voz entre cortada _ere tú _ la figura se sonreía y asentaba _sus lagrimas volvieron a salir pero esta vez inundaba el rostro de Hermione _si… si eres tú, _estaba paralizada, quería moverse, abrazarlo, besarlo pero estaba sorprendida, triste, y en el fondo alegre varios sentimiento a la vez que la ponía sin movimiento.
_ Hola Her.
Cuando lo escucho decir esa palabra, su rostro mostro una alegría y fue un alivio para ella, donde frio helado le recorría todo su cuerpo haciéndola sentir agradable que poco a poco se recuperaba.
_ ¿cómo has estado? _Rom flotaba y su traslucido cuerpo dejaban ver lo que estaba tras del _ ¿qué has hecho?
Hermione se sentía tranquila y serena y fuerza y calma le responde.
_ Bien Rom _se sonríe _muchas cosas preparándome para cuando llegue _Hermione se llevo sus manos a su abdomen y la frota y Rom al mirar lo que hacia se sorprende llevando su mano a su boca _ ¿que… me engañaste?
Hermione quedo sorprendida por lo que dijo.
_ ¿qué dijiste Rom? ¿Cómo puedes pensar que yo te haya engañado? Eres un estúpido y yo pensando en venir…
_ssshhisss… _ le siseaba Rom mientras se reía _ veo que no has cambiado tu temperamento Her.
Rom se dirigió hacia el abdomen de Her rápidamente dejando un celaje tras del.
_como pudo ser Hermione _dijo Rom agachado sobándole la barriga mientras ella mostraba disgusto por lo que había dicho pero y sin poder detener se le dibujo una sonrisa _no me digas que funciono aquella vez _vio Her al rostro y ella le asentaba con la cabeza _no puedo creerlo Her funciono, tenemos un bebe un hijo, ¿dime qué es? _dijo emocionado.
_un bebe _contesto pero Rom la vio con un rostro que no entendió el chiste _si amor pero ¿qué es? una niña o ni…
_niño.
_niño… _ exclamo y trataba de brincar pero eso era lo menos que hacía solo se elevaba _tenemos un niño amor _dejo de hacer lo que hacía y al estar quieto dijo: _ ¿cuánto falta Her? ¿Cuánto meses tienes?
Hermione veía la alegría que sentía su esposo.
_falta poco Rom, solo llevo ocho mese, ya esta apunto de venir.
_waooo… no lo creo mi amor _pero la alegría que mostraba Rom había cambiado al ver que el rostro de su esposa expresaba tristeza _ ¿qué te ocurre Her?
_nada amor.
_dime Hermione tu rostro dice lo contrario.
_es que… no lo vas a poder ver nacer _contesto Her agachando su rostro.
_hei… Her tranquila… yo estaré en ese momento tú crees que me perderé el nacimiento de mi hijo _Rom sonrió junto a ella _no estaré en físico pero mi espiritud estará allí para acompañarte aunque no me vea.
Her se quedo varios minutos más hablando con su esposo recordando todo lo que vivieron y planeando el nombre y el nacimiento de su hijo y la vida que tendrán ellos dos ahora en adelante quedando así que el niño al tener un año de edad vendría con ella al bosque para que conociera a su padre y descubriera quien fue el en el mundo mágico. Que al irse por lo tarde que ya era Rom le ordena algo que le hace prometer que no buscara al Mortifago quien lo mato. Y por ultimo le dijo: _ no es un adiós para siempre amor.
Y al pasar varios días Her se encontraba en la cocina haciendo lo de siempre disfrutando de un chocolate caliente recordando lo que le mencionaba Rom cuando ella lo visitaba en el bosque prohibido.
_Junnnn… tonto… _volteo rápido a la sala al escuchar la puerta. Se levanto de la silla y se dirigió a ver que era, al llegar observo una carta en el piso. La recoge, la abre y empieza a leerla.
Su rostro cambio y rápidamente se le dibujo a una sonrisa en sus labios mirando fijamente por la ventana dijo:
_voy por ti…
Algunos mago en Londres observaron al Mortifago que hablaba con una hechicera se le encontraba nervioso usando una capucha que le tapaba casi todo el rostro. Al parecer se queda en la vivienda de la hechicera que lo acompañaba pero se le ha visto después de la derrota en Hogwarts que buscaba aliados de hechiceros poderosos para contraatacar.
Pronto te diré más información, te pendiente.
Chao Hermione pronto te iré a visitar para el nacimiento de mi sobrino
Atte: xxxxx.
fin
July 27, 2018, 6:50 p.m. 0 Report Embed 0
The End

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~