El día que Yacumama creo la noche. Follow story

carlos-cuartas1530119819 Carlos Cuartas

La historia narra la forma en que un mito se convierte en realidad, como este asola al mundo y finalizan ocasionando una catástrofe natural.


Thriller/Mistery All public.

#terror #mito #Yacumama #Serpiente #criptozologia #Quetzacoatl
Short tale
0
4716 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

El día que Yacumama creo la noche.

1

Hay mitos tan comunes en civilizaciones distanciadas por tiempo y espacio, que siento inevitable pensar que esconden una porción de veracidad......

-“Escondido en los recónditos bosques del amazonas, existe un relato transmitido de forma oral de generación en generación por las tribus indígenas, este relato además de ser parte de su cultura, sirve como advertencia para los pescadores más osados, esos que pese a las adversidades del tiempo, las tormentas y el aumento del caudal del rio, continúan con su labor pesquera; es allí, bajo las aguas impasibles del río amazonas, habita una criatura a quien llaman Yacumama, provocando el temor en los corazones de sus conocedores, de aspecto similar a las serpientes, la Yacumama se desplaza nadando imperceptible por el lecho del río saliendo solo para devorar las balsas junto a sus tripulantes librando por el resto de los días, a la tierra de su presencia y sembrando la duda y la tristeza en el alma de sus desafortunadas familias quienes no tienen forma de saber el destino de su ser amado”.

-Exponía el mitólogo Charles Lubrock, frente a algunas de sus más recientes conclusiones en temas de mitos de tradición oral de Latinoamérica, se encontraba en el auditorio de la Universidad de Virginia, hablando frente a varios estudiantes de carreras humanistas y de las ciencias sociales.

El auditorio perfectamente podía albergar unas 400 o 500 personas, con asientos acolchados paredes impecablemente limpias y pantallas a cada lado, permitiendo, incluso a los más lejanos, no perder ningún detalle de su ponente.

Una estudiante de la primera fila levanto la mano, presto se acercó uno de los asistentes de logística del auditoria le otorgo un micrófono y la adolescente pregunto. –Doctor ¿hasta dónde considera real el mito y donde empieza la ficción?

Charles movió levemente las comisuras de su boca y denoto por un momento una sonrisa sincera, algo de la pregunta le había hecho gracia al mitólogo, quien rondaba los 46 años, media aproximadamente 1.80 mts, de contextura robusta, barba frondosa y llena de canas y cabello alborotado. –No soy doctor- proclamo –con tono un tono de voz provocador de risas, esperando la calma del auditorio continuo –No puedo juzgar los relatos de las personas, cuando las historias se arraigan de tal forma, se convierten en realidad, ha sido el caso de las religiones a través de las eras, de Zeus, de Odín, de Ra y muchos otros dioses antiguos, siempre terminamos encontrado algo de realidad en ellas, vasijas relatando la vida de hombres con perfiles similares a los dioses, o bestias aterrorizando poblados convertidas en criaturas de mitos, así que, es difícil separa la realidad del mito, muy a nivel personal pienso que cada mito encierra una verdad, y el tiempo es el encargado de revelarles.

Otro estudiante levanto la mano unas tres filas más atrás, en su cara aun mostraba vestigios de la risa de hace unos momentos, cuando consiguió el micrófono pregunto –No doctor –las risas de familiaridad volvieron al auditorio –quiere decir con lo anterior que, ¿es probable para un serpiente gigante nadar bajo un rio y sobrevivir miles de años sin siquiera ser encontrada o tener indicios la ciencia moderna?

Charles se medió durante unos instante y hablo –cada año se descubren nuevas especies es sitios ya explorados por el hombre, si hablamos de la mayor porción de selva virgen del planeta no podemos ni dimensionar lo que se oculta, aunque he de decir, no es esto un foro de criptozoologia, y aunque el tema me causa interés, no soy quien para responder estas incógnitas.

El foro continúo con otros relatos recabados por el mitólogo, mientras iba siendo transmitido online de forma gratuita para el mundo, al finalizar recibió gran cantidad de aplausos y elogios por su gran labor.

Saliendo del auditorio, un par de horas después, ya que siempre están las personas que desean fotos, autógrafos o realizarle más preguntas al ponente y Charles era amante de estas prácticas, noto un ambiento extraño en la facultad, las personas iban con mucha prisa de un sitio al otro, se veían nerviosas y murmuraban por todos lados, en la lejanía un grito rompió el ambiente incómodo y revelo la causa de todo este suceso –Mírenla mírenla, en las noticias, es el fin del mundo, el APOCALIPSIS LLEGO!!!!!!.

Charles se movió con presura  a la aglomeración de personas más cercanas en torno a un televisor y se abrió paso entre los ciudadanos agitados quienes intentaban recabar información o contener las emociones frente a lo visto, las personas gritaban, lloraban, algunos se desmayaban, al fin Charles cumplió su lucha y llego al frente del tumulto, sus ojos se ensancharon tanto que sentía saldrían disparados de sus cuencas, un sudor frio e incontrolable recorría su cuerpo, sintió miedo, angustia, desesperación y ganas de entregarse como muchos a su alrededor, al desquicio.

En la pantalla del ahora aparato infernal, se veía en la esquina inferior derecha el banner de “en vivo” desde el amazonas, un helicóptero flotaba sobre el rio contemplando una figura de difícil descripción pero de horror inconmensurable.

-Yacumama –Articularon en voz inaudible los labios de Charles, pues lo visto daba crédito a esa gran serpiente terror de los nativos y sujeto de debate hace tan solo unas cuantos horas, pero esta era distinta.

-Nos encontramos observando lo que expertos han descrito como una serpiente voladora –Afirmaba la presentadora intentando sobreponerse y controlar los nervios pero fracasaba temblando frente a las cámaras –Se analiza poseer aproximadamente 40 mts de largo y 5 de ancho, es el animal y aun peor el reptil volador más grande visto por la ciencia, sus alas doblan sus metros aproximadamente 80 mts cada una y cuando aletean causan el desbordamiento de las aguas del rio amazonas, al parecer se encuentra flotando sin hacer demasiado, los expertos no logran dar ninguna opinión o consenso de que puede ser esta criatura o de donde salió, en mi opinión no profesional corran a abrazar a sus familias y díganles que los aman –La presentadora rompió en llanto no logro soportar más la presión de sus palabras, ni la impresión de lo observado, la cámara enfocando la criatura pero el camarógrafo parecía no poder soportar más esa visión, pues temblaba de tal forma que dificultaba aseverar los rasgos de lo visto, el imponente tamaño de esa criatura voladora generaba una sensación de desasosiego en Charles y una parálisis la cual lo mantuvo mirando esa caja infernal durante varios minutos sin pestañar.

Sin previo aviso, la bestia se precipitó hacia el rio amazonas expulsando un torrente de agua al caer, de una magnitud nunca vista por Charles (y posiblemente por ningún otra persona), siendo alcanzado e impacto el helicóptero y cortando la transmisión en vivo abruptamente por ese incidente.

2

Charles seguía inmóvil, pasmado, sus piernas se sentía hechas de gelatina y su cuerpo temblaba como si se encontrase desnudo en alguno de los polos terrestres, en su pantalón una vibración y la emisión de su tono musical favorito, trataban de sacarlo del trance hipnótico sin resultados favorables; un dolor le recorrió todo el cuerpo arrebatándole finalmente el embotamiento y retornándolo al mundo real; un joven, de los muchos presos del pánico corriendo sin sentido a su alrededor, había chocado de frente causando su caída, Charles tuvo un brote de sentimientos, enojo, dolor, angustia, pero también agradecimiento, pues por fin podía pensar nuevamente, había recuperado el control de su cuerpo arrebatado por el pánico.

Se sentó en el suelo, el dolor le impedía ponerse de pie en el acto, introdujo su mano brevemente en el bolsillo y saco su teléfono móvil, Charles no tenía vínculos familiares, era hijo único y sus padres habían fallecido en años anteriores, él se encontraba inmerso en su trabajo y en sus viajes a lo largo del mundo, estas situaciones le impedían mantener una relación estable.

-Hola, Charles Lubrock al habla, ¿en qué puedo servirle? –Contesto con su habitual saludo, haciendo uso del tono de voz más cotidiano permitido por la situación, la voz al otro lado del auricular decía, -Doctor Lubrock, habla el Coronel Williams, encargado del caso clave “Serpiente Voladora”, estamos en medida de extrema emergencia reuniendo un comité de expertos para afrontar la situación, supongo se ha enterado por las noticias sobre lo ocurrido en el Amazonas, necesitamos nos brinde sus coordenadas para ir por usted.

-Coronel, lamento informarle mi condición como mitólogo, no experto en armas ni amenazas de este tipo, considero no útiles mis conocimientos en esta situación.

-Doctor, usted no fue de mis elecciones predeterminadas eso se lo aseguro, pese a ello tenemos expertos biólogos fans de sus trabajos y propuestas, entusiastas en recibir su apoyo y su conocimiento en pro de dar algo de luz frente al origen de esta infernal criatura, según ellos eso nos ayudara a saber cómo matarla, así que Doctor, esto es un código militar de la más alta envergadura, como civil no espero que lo conozca, pero debo insistir en que nos acompañe y espero que sea de la forma colaboradora.

-No hay necesidad de amenazas Coronel, ya he visto una por el noticiero, y déjeme decirle, causa más terror del que usted podría, me encuentro en el campus de la Universidad de Virginia, me causa desconcierto la limitación de la tecnología militar en estas épocas, pensaba que era fácil rastrear llamadas.

-Lo es Doctor, diríjase al helipuerto, su transporte lo espera, solo quería saber su disposición en apoyarnos, nos veremos a las 1700.

-Sí señor –Charles entendía poco lo ocurrido, aunque prefería no pensar demasiado en ello, al fin sus piernas volvían a responder, logro incorporarse y caminar hacia el helipuerto del campus, mientras caminaba su mente divaga en ideas sin mucha relevancia, pensaba en como había cambiado ese día todo a su alrededor, me desperté temprano en la mañana, me di una ducha y salí a una cafetería cercana, ordene un café unos huevos fritos y pan tostado, desayune mientras veía las habituales noticias de la bolsa, de incremento de precios, etcétera, vine a la Universidad, donde dicte clases a los estudiantes de comunicaciones, posteriormente entre al auditorio a dictar la conferencia y ahora me encuentro aquí, caminando hacia un helicóptero, quien me llevara a una base militar a conversar con expertos sobre una serpiente gigante voladora, mientras la gente corre, grita, llora y demás acciones victimas del miedo –Vaya día –Se dijo a sí mismo, me gustaría al menos haber podido almorzar.

Entre más cerca se encontraba del helipuerto, notaba como menos gente se avistaba por el campus, todos deben estar corriendo a sus casas a pasar tiempo con su familia, pensó Charles, yo lo haría si tuviera una, nunca he lamentado el hecho de dedicarme a una profesión que amo, aunque debo admitirlo, he sacrificado mucho.

Ya podía ver el helicóptero esperándolo, Charles no conocía de temas de helicópteros, por lo cual todos le eran iguales, ya había abordado algunos antes, había locaciones de difícil acceso a donde había llegado por este medio, pese a esto, noto sus placas metálicas con un grosor mayor del normal y sus evidentes armas a los lados, lo abordo, se colocó los protectores para los oídos y observo militares con su armamento preparado, supuso que era una medida de protección, algo exagerada pensó, despegaron sin mayores novedades.

Charles vio desde los aires un edificio reconocible tal vez para el mundo entero, la base de operaciones militares más importante de Estados Unidos, el pentágono, hacia allí se dirigía el helicóptero.

3

Al aterrizar los estaba esperando una persona quien podía ser identificada como un alto rango militar, portaba gran número de insignias en su uniforme, se paró firme y saludo extendiendo su mano derecha para estrechar la de Charles mientras decía

-Doctor Lubrock, un placer conocerle, soy el Coronel Williams.

-Mucho gusto Coronel, puede llamarme Charles, el doctorado aun me espera.

-Charles le pido me siga, lo pondré al tanto de la situación.

Los dos hombres se adentraron al complejo, siendo escoltados por militares fuertemente armados, mientras el Coronel Williams dirigía a Charles por los enrevesados pasillos lo colocaba al tanto de lo ocurrido hasta el momento.

-Vera Charles, hemos creado una junta con lo mejor del mundo para enfrentar esta amenazada, cuando apareció la criatura los gobiernos del mundo acordaron dar prioridad máxima y prestarse todo el apoyo necesario para enfrentarla, esto es algo sin precedentes, el pánico se ha apoderado de la población global, hay quienes lo asocian al fin del mundo así que nuestro deber es demostrar su equivocación.

-Esperemos no sea al contrario Coronel.

-Charles no quiero pensar en un hombre de ciencia como usted asustado por relatos antiguos del fin del mundo. –Le respondió el Coronel Williams con un tono sarcástico, casi de burla.

-Toda historia alberga una porción de verdad. –Replico Charles al momento, con total convencimiento de sus palabras.

-Bueno –Dijo el Coronel cambiando el tema enseguida –lo importante del asunto es la unión de los países, esto nos permitía traer a lo mejor del mundo en cuestión de horas, aun nos faltan algunos elementos, pero lo iré presentando con sus compañeros.

Llegaron a una habitación con una gran mesa en el centro, cuya superficie era una pantalla holográfica, las paredes del salón se encontraban abarrotadas de instrumentos de la mejor tecnología de la actualidad, computadores, pantallas interactivas, radares, entre otros que charles desconocía, suponiendo eran de origen militar.

En la habitación habían tres hombres, al ver entrar al Coronel Williams juntos con Charles se acercaron a ellos en señal de bienvenida.

-Doctores –Los llamo el Coronel Williams, se percibía respeto en su voz hacia ellos –Ha llegado Charles Ludbrok, mitólogo, tal como sugirieron lo trajimos lo más pronto posible.

Los doctores procedieron a acercar a estrechar la mano de Charles uno a uno presentándose.

-Doctor Hernández de México, experto en zoología, un placer conocerlo doctor. –Estrecho su mano una persona delgada de aproximadamente 45 años, su acento daba fe de su procedencia extranjera.

-Doctora Sokolov de Rusia, experta en manipulación genética, espero podamos colaborar de la mejor manera. –Sokolov era una mujer alta, erguida, imponía con su presencia, su piel era de un blanco casi espectral, rondaba los 60 años de edad y su cabello se encontraba lleno de canas dando sostén a sus años.

-Doctor Cuartas Zoólogo, soy de Colombia, justamente me encontraba trabajando en el amazonas cerca al incidente, trate de ir a investigar cuando me sacaron de la zona por considerarla de alto riesgo. –En su cara podía verse su impotencia por no lograr examinar en vivo a la criatura, un hombre de unos 50 años, barbudo, su cabello se veía largo y desgastado, tenía apariencia de haber pasado algunos años en la selva.

El Coronel Williams al escuchar esto respondió, -Doctor Cuartas, entiendo su postura, debido sacarlo por la situación impredecible, no podíamos garantizar su seguridad y nos es más útil aquí vivo, que junto a esa cosa muerto.

-Lo sé, solo siento limitado a especulaciones lo que podremos decir de este ser si no podemos examinarlo en vivo, realmente es una falta de información y temo la carencia. –Contesto el doctor Cuartas prontamente.

-Debo retirarme deben estar aterrizando en este preciso momento los dos últimos integrantes del equipo, con permiso doctores. –El Coronel dejo rápidamente la habitación para recibir y guiar a los últimos del equipo.

Charles seguía sin sentirse del todo ubicado, sin conocer bien su aporte a este diverso grupo, pero si podía hacer algo por la situación en la cual se encontraban lo haría.

La doctora Sokolov le dio un recorrido rápido por la habitación, enseñándole la utilidad de algunos de los aparatos encontrados en la habitación, según le explico a Charles, su trabajo consistencia en investigar la manipulación genética a la orden del servicio militar de su país, hecho por el cual estaba familiarizada tanto con terminología como con tecnología militar de punta, los detalles de su trabajo, informo no podían ser compartidos, pues sería considerado una traición a la patria y podría esperarle la cárcel al retornar a su país de origen.

Tras aproximadamente 15 minutos, se abre la puerta de la habitación e ingresa el coronel con otras dos personas, inmediatamente llama a las doctores y hace la presentación de los 2 nuevos y últimos integrantes.

-Doctores –Llamo el Coronel alto y claro, -Les presento a sus dos últimos integrantes, el Doctor Song, de Corea, experto en la creación y uso de energía y armamento nuclear y la Doctora Lepori, de Suiza, experta en impacto medio ambiental, en aproximadamente 3 horas tendremos una junta con los presidentes de las potencias mundiales, hasta entonces necesitamos encontrar una explicación a esa criatura y saber cómo matarla, por favor tomen asiento, todos necesitamos estar al tanto de la información.

Los doctores se presentaron muy brevemente entre ellos y se acomodaron en la mesa del centro de la habitación, el Coronel Williams parecía dispuesto a predecir la junta, tan pronto los vio acomodados en sus asientos dio inicio.

July 7, 2018, 2:21 a.m. 0 Report Embed 0
To be continued...

Meet the author

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~