La Búsqueda de Arevo Follow story

will_0803 William Blackash

Después de haber sido malherido y haber perdido la consciencia, Arevo, un Lycanroc nocturno, decide emprender una aventura por toda la región, con el propósito de descubrir quién era, por qué fue malherido, y por quién...


Adventure All public.

#accion #busqueda #aventura #Lycanroc #Nintendo #pokemon
3
4980 VIEWS
In progress - New chapter Every 15 days
reading time
AA Share

Capítulo 1: El inicio de una aventura

"La vida es tan caprichosa que te puede tener en la cima del mundo... Y en cualquier momento te puede lanzar a un gran abismo..."

Desperté en medio de un campo de flores y árboles (muy lindos por cierto), no sé como terminé aquí, lo único que sentía, era que no debería de estar aquí, en este lugar... Todavía... A mi alrededor no había nada que pudiera relacionar con un lugar en la región, era tan hermoso, que no parecía a ningún lugar aquí en la tierra.

Fue entonces que mi pensamiento fue interrumpido por una voz muy familiar que es escuchaba a lo lejos, era mi padre.

-¡Hijo! ¿Puedes escucharme? - Dijo mi padre mientras realizaba señas con una de sus patas, al parecer, se encontraba muy lejos de mí.

-¡Y-ya voy padre...! - Sin dudarlo, empecé a correr hacia él, mientras que observaba como las flores se movían uniformemente en una dirección, en la que me estaba moviendo. No dejaba de reír un poco y sonreír de manera muy obvia, puesto que era mi padre, que no había visto en mucho tiempo, al fin lo tendría cerca de mí... Poder abrazarlo de nuevo, escucharlo de nuevo...

Después de correr varios segundos, me lancé contra él y le di un fuerte abrazo, sentía como una lágrima resbalaba por mi ojo derecho, mientras sentía su cálido pecho. No podía creerlo, sentir a mi padre de nuevo.

-¡Padre! - Le dije mientras lo veía con una sonrisa tierna- ¿Qué haces en un lugar tan hermoso como este? 

-Hijo, me siento feliz de tenerte aquí a mi lado de nuevo, pero... -Bajó un poco la mirada y luego soltó un pequeño suspiro.

-¿Pero...? - Rápidamente subí mi cabeza, preocupado por la reacción que había tenido.

-No deberías de estar aquí, no aún... Porque... Este no es mundo para ti... - Volteo a verme y decidió darme un fuerte abrazo cálido. 

-¿Acaso dijiste que no es mundo para mí...? - Fue entonces que reaccioné, mi padre había fallecido hace varios años, cuando era adolescente, relacioné todo, al parecer había muerto, pero no sabía cómo o cuándo, solo desperté aquí...

-No... ¡No puede ser cierto! Yo todavía no he muerto... -Me separé de aquel abrazo y luego toque mi cabeza con ambas patas, no podía creerlo. Intenté recordar que fue lo último que pasó, pero fue en vano, no recordaba nada, es como si mi mente hubiera sido borrada...

-Hijo, sólo quiero decirte una cosa más... - Tocó mi hombro y levanto mi cabeza para que lo viera a los ojos- Sé lo que estás pensando, pero no has muerto todavía, se te dio otra oportunidad y debes de aprovecharla... Cuídate mucho hijo, y recuerda: "No te dejes vencer por el miedo" - De repente solo observé como todo ese bello paisaje comenzaba a desaparecer, dejando completamente en un tono blanco, y momentos después, ver como mi padre se despedía de mí y comenzaba a desaparecer con aquel paisaje. 

Entonces desperté. 

Estaba en una pequeña cabaña rústica, muy linda y cómoda a decir verdad, aunque tenía un dolor de cabeza muy grande, como si me fuera a explotar en cualquier momento.Traté de sentarme sobre aquella cama, y entonces me di cuenta; tenía vendajes por todo el cuerpo, algunos se encontraban muy manchados y otros no tanto, casi como si alguien estuviera al pendiente de mí. Por más que intentaba, no lograba recordar que había pasado antes de quedar inconsciente, solo tenia en mente ese sueño o visión que tuve, donde veía a mi padre difunto de hace mucho tiempo. 

Fue entonces que alguien abrió esa puerta, y casi instintivamente levante mis garras para defenderme. 

-Tranquilo, no vengo a lastimarte - Soltó una leve risa y luego abrió la puerta por completo. Era una Delphox, venía vestida con algo diferente a lo normal, tenía puesto una gran túnica oscura, que cubría hasta la altura de sus tobillos 

- ¿Cómo es que llegué aquí?¿Quien eres tú?¿Por qué estoy todo vendado? - Pregunté mientras observaba como se acercaba con algunas vendas nuevas. 

-Te encontré malherido mientras estaba recolectando hierbas para hacer nuevas pociones - Aquella Delphox respondió, para momentos después preparar las vendas y revisar a simple vista mi cuerpo. 

-¿Malherido? No recuerdo nada de nada, solo lo básico, como me llamo, que soy, etc... - Me movía un poco para facilitarle el cambio de vendas en mis heridas.

-Ahora que lo mencionas, traías algunas cosas encima cuando te encontré, cuando te recuperes, te platicare sobre eso- Respondió aquella Delphox. - Mientras descansa y no te muevas mucho, podrías abrirte las heridas de nuevo.

-E-esta bien... Trataré de descansar un poco, no aguanto este dolor en todo mi cuerpo - Respondí mientras me volvía a acomodar en aquella cama. Luego de terminar de sustituirme las vendas en algunas heridas, esa Delphox se despidió y salió de la cabaña, cerrando la puerta detrás suyo. Momentos después cerré los ojos y lentamente comencé a quedarme dormido...

June 16, 2018, 8:19 p.m. 0 Report Embed 1
Read next chapter Capítulo 2: Recuerdos del pasado

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 8 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!