No tuvo que acabar así Follow story

erosmithna shaly favel

En el caos mental de una chica abarcan las vidas de los que la acompañan y en ello los relatos que vayan revelando terminan como los fragmentos de lo que es ella y si sus ojos andan de curiosos todo se vendrá abajo pues la verdad es que ella aun no se a despertado y aquel mal no se a desatado.


Teen Fiction All public. © SIN COPIAS DE ESTE MATERIAL

#romance #psicologico #lgbt #117
2
1597 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

El principio de todo

En la vida de todo ser humano llega a ver un gran momento que puede cambiar todo en un instante y lo que alguna vez vimos como normal lo podemos ver como de otra manera que a veces llegamos a reflexionar , si es que algo de nosotros no está bien ,pero lo que pasa no es eso sino que hemos cambiado o mejor dicho es que crecemos y a lo que quiero llegar con todo esto es que a mí me paso lo mismo ,pero no lo notaba hasta que converse con Marx que vivía a dos cuadras de la casa de mis padres en aquella calle llamada santa lucia que por el nombre de esa calle no tenía nada de santa ,era un lugar muy peligroso ,no como en la que yo vivía que es en la calle mar que en su nombre si tenía un poco más de sentido pues estábamos cerca de la estatua de un hombre llamado el señor Fernando de la mar que con el tiempo me enteré que fue uno de los mejores alcaldes que hemos tenido , pero dejando ese asunto de los nombres de las calles , puedo decir que antes de conocer a marx y de cambiar mi forma de ser , pensaba y hacia creer a mi persona que todo lo que tenía que hacer era como seguir ordenes o ver lo que hacen los demás por ti , no debía de hacer nada por mi cuenta y eso lo tenía muy grabado en mi mente desde que comencé a moverme de un lado a otro con aquellas miradas que se incrustaban en mi ser ,me sentía vigilada , todos los días era un día más que tenía que respirar aquel aire denso que sentía en la casa , no debía sentirme incomoda en donde vivo según pude escuchar de mis profesores y de algunos compañeros . aunque sacar mis problemas y contarlos a los demás me costaba mucho ya que después era comunicada cada palabra a mis padres que me vigilaban más cada día pero ya dejándome de importar contar algo , me aislé de las personas a mi corta edad y pensaba que callada sería una forma de vivir tranquilamente sin que las miradas incrustadas en mi ser se hicieran más profundas , lo cual me di cuenta que no me equivocaba y eso fue mi primer alivio , con el tiempo conseguí una amiga que se parecía físicamente a mi persona , me agrado mucho su compañía y no me pedía que le contara algo sobre mi persona más bien me contaba de su vida o de algunas tendencias que las otras chicas seguían . todo parecía ir normal, mi madre estaba encantada con mi amistad a pesar que mi padre no lo hacía, pero lo toleraba según lo notaba en su cara, lo cual me daba más ganas de llevar a yeny a mi casa cada día o en dormir juntas. sentía que la conocía de antes, pero no hacía caso a lo que pensaba, después de todo, solo quería a alguien que me acompañara para todos lados. los días pasaban y llego mi cumpleaños lo cual fue a lo grande y yeny ese día me regalo un collar de delfín que, aunque fuera sencillo a las demás alhajas que dieron mis familiares, pero eso no la hacía poca cosa ya que sabía que ella había ahorrado todo su dinero para comprármelo, así que lo hacía muy importante para mí. Tenía una vida que recién comenzaba y podía ver que iba en buen camino ya que tenía todo lo que quería o al menos algo similar a lo que tenía pensado.

un día martes comenzó mi larga ruta a la escuela Merry Trans, que por obligación siempre iba. no podía hacer ningún problema en la escuela , por mis padres que me regañarían y por dejar más en claro toda mi familia, no es para exagerar ya que la casa como es grande vive toda mi familia y cuando digo que es toda incluye mi mama , mi papa , mis hermanos, mis tías tan antipáticas como un alfiler en el zapato y algunos familiares cercanos pero es horrible hasta mencionarlos porque siempre se pelean por quien va tener la herencia de la abuela o quien es mayor administrador ...pero que grandísimos idiotas que solo saben coger dinero de lo que no es suyo ni de su esfuerzo pero bueno yo en mi caso me quedo callada por consecuencia de esa actitud mía ,claro está que es por lo que después dicen : Denis elige quien tiene la razón... ahh! pero si me dicen eso ,lo que diga tendrá mucho que ver a lo que me van a hacer después si elijo mal ,de lo cual me refiero a que mis tíos se disgustan si no los escojo pero que pasa si todos fueran más hermanos en vez de discutir este gran problema pero al decir solo eso sé que ellos se enojaran tanto, que me mandaran a callar para que no hable tonterías ,así que lo mejor que hago en estas situaciones es decir de mis labios que no sé nada por ser menor y es mejor que lo decidan ellos ,así que lo digo siempre como si fuera un robot pero yo que gano ,me digo a mi misma, por eso me quedo pensando en todo el camino al colegio ,pero con gran arduo trabajo culmino mis tareas y llega la salida para seguir con la rutina de cada día pero en el camino de mi aburrida vida veo que alguien termina siendo herido por un señor con capucha que con la rapidez que lo hizo me dejo pasmada hasta que se fue ,pero sin darme cuenta yo ya estaba ayudando al pobre hombre a levantarse que por suerte no sangraba ,pero me fue extraño hasta que lo lleve a su casa donde a pesar de aquel momento tan desagradable el señor tuvo la gentileza de decirme donde vivía ,pero al llevármelo a su casa tan rápido como llego se sacó la camisa y note un chaleco antibalas que usualmente solo los policías usan ,así que sin pensarlo se me escapo de mis pensamientos la frase ¡ eres tan imprudente! que a pesar de tener eso te podría haber pasado algo fatal ,así que deberías cuidar más de su vida ya que sus seres queridos se pondrían tristes si algo le pasara ,pero en vez de decir si es verdad, él me dijo ¡ja! ellos llorar por mí más bien preferirían que este bajo tumba, pero eso sí que no les daré el gusto – me puse triste al escuchar eso y sin darme cuenta estaba llorando y en vez de que yo me fuera estaba tomando un gran té caliente que tan amable señor me dio y sin darme cuenta yo ya le había dicho mi nombre y también sin querer escuche el suyo el cual es Marx. mientras me consolaba como si fuera una niña perdida – me dijo que si no fuera por mí no estaría ahorita tomando el té sino en el piso y tendría mucho frio así que agradeció en voz baja, aunque creo que dijo que agradecía que aun haya personas tan nobles como yo.

paro un momento para enjuagarse las lágrimas con el brazo, no sé porque al verlo tan de cerca y al mirar aquella sala con ese gran sillón donde nos sentábamos y la luz del fuego que nos alumbraba, hacía que aquel hombre tan musculoso se viera tan miserable en que llegue a pensar que algo le había pasado así que después de eso siempre lo visitaba para ver que aquel hombre de mediana edad no estuviera llorando y pudiera sonreír porque cada vez que lo hacía se veía muy simpático más bien ,viéndolo de cerca parecía un modelo a comparación mía que era una chiquilla de solo ocho años con apariencia de ser más pequeña de lo normal por mi cara de bebe ,eso que siempre me decía que no me debía preocupar, pero aun así me molestaba , pero bueno eso no debo pensar pues como dijo Marx las mujeres se vuelven más lindas de grandes así que esperare a ser más linda que esas feas chicas de mi aula eso siempre decía para animarme, pero cuando Marx me contaba sus cuentos tan fantásticos, pero más fantástico era como su modo de hablar hacia qué olvidara esas desagradables ideas de mis compañeras y decía siempre al terminar una historia que las mujeres en el mundo son siempre bellas. bueno hasta el momento me sentía feliz, pero con el paso del tiempo mis padres me interrogaban a donde iba cada vez más frecuente y en verdad la excusa de que iba a la biblioteca welxas ya no funcionaría ya que cuando ellos fueron al lugar y no me encontraron, tuve que decirles que paro con un señor llamado Marx escuchando sus relatos de la vida y que era un señor de mediana edad que vivía a dos cuadras de nuestra casa. así como les conté a ellos lo que querían saber de aquel hombre , ellos por consecuencia pidieron ir a su casa el sábado 15 de junio del año 1999 eso sí que me acuerdo pues quien se va olvidar del día más terrorífico cuando tus padres van a ser algo que podría lastimarte como lastimar a alguien a quien considerabas tu amigo y claro yo temía más pues ya era como dos años que había estado hablando con él y conociendo a mis padres no iban a ser tan amables con las palabras con las que se iban a dirigirse ,pero bueno que los lleve al lugar ,para enterarme que Marx había viajado y sin darme cuenta mis padres me dijeron que diga que ese hombre nunca había existido y así lo dije, pero en cuando lo hice, pensé que todo el lío que me había estado atormentando fue en vano después de todo el señor no estaba, pero es algo genial, así no habría más preguntas interrogativas a mi persona, pero porque me siento tan mal ,a pesar de todo que podía hacer en esos momentos.

Cada vez que veía aquella casa desolada me sentía herida y mal, de alguna manera ya no podía mantenerme callada, dejar que hagan las cosas por mí y otras cosas más, que decirlo es hasta insoportable, mi amiga solo me miraba con tristeza y me abrazaba. después intente hacer una nueva forma de cómo salir de mi tristeza, pero no funcionaba y mientras crecía comenzó a ser más intolerable estar en mi casa, hasta al punto que cuando tuve catorce años termine discutiendo con mi padre porque me enteré que los moretones que tenía yeny ocultados con los polos manga larga oscuros mientras estábamos en la clase de educación física era a causa de él.

Me había enterado por unos de los hombres que discutían en el patio de la casa lo que le habían hecho a mi amiga, lo que más me enfureció de todo lo que escuche en la conversación es que dejaran en claro a yeny que era por su culpa que yo me haya vuelta tan desobediente, dejados mis propios problemas me puse a armar un alboroto por lo que le hicieron pero la respuesta fue dolorosa hasta escucharla ya que según para mi padre , lo que le hizo a yeny era un escarmiento para que no vuelva a meterme ideas tontas , mi amiga fue lastimada injustamente por mi padre y la manera en cómo lo hizo me dejo aterrada ya que en ningún momento había salido ese día , pero mi amiga estaba asustada y golpeada , que hasta escuchar el nombre de mi padre la asustaba enormemente , yo sabía que había sido él , pero no sabía cómo culparlo ya que tenía una coartada . jamás me había puesto la mano hasta ese día , cuando con cólera le lastime el labio inferior con mi puño debido a lo que escuche de su boca y como se había referido a mi amiga, me costó caro aquel ataque que hice , en menos de un minuto mi cachete está ardiendo de dolor , me había dado una cachetada lo cual no le fue suficiente ya que de los pelos me arrastro hasta la parte del baño y con el agua del escusado me quiso ahogar y cuando las fuerzas se me habían ido , me saco del baño para luego encerrarme en el sótano de la casa, no recuerdo cuantos días o semanas había pasado desde la golpiza que me había dado o desde la vez que probé bocado alguno. Solo sé que pude ver a algunos enfermeros y hombres de mi padre acercarse a mi mientras detrás de ello podía ver a mi madre con los ojos llorosos viéndome con lastima …

Al levantarme observe que estaba vendada mi cabeza y que yeny me miraba emocionada y con lágrimas en los ojos aunque no sabía la razón más bien no sabía que había pasado para que terminara en un hospital, solo recordaba que estaba cenando con mi familia y que de un momento todo se volvió oscuro …me duele la cabeza, preguntar estaría mal y lo sé pero de alguna manera quiero hablar pero solo lagrimas se me asoman de los ojos mientras mi amiga me abraza. con las horas que pasaba, mi amiga me conto lo que había sucedido, no sabía que mi casa había sido asaltada por un grupo de ladrones y que, de todos de la familia, yo había salido lastimada, yeny me lo decía mientras temblaba y aun lloraba. al terminar lo que me dijo, me di cuenta que la puerta de mi cuarto se había cerrado, me recorrió un gran frio por toda la espalda que solo pude mandar a que yeny fuera a su casa ya que debía descansar y que por hoy su compañía había sido suficiente, ella me miro con tristeza pero antes que hablara , mi padre entro a mi habitación y la cara de mi amiga se puso pálida y cogió sus cosas antes de hacer una reverencia a mi padre y retirarse en silencio . mi amiga actuaba rara al ver a mi padre, la razón quería saber, pero preferí callar y no hablar nada de lo que fuera necesario. Mi padre actuó muy cariñoso conmigo mientras me recuperaba , me ponía triste al no poder salir de casa debido a que mis piernas estaban enyesadas lo que me deprimió más ,pero evitaba que se me notara porque de alguna manera me sentía vigilada más de lo normal , todos me decían que debían agradecer a mi suerte que no se me han roto los ligamentos de las piernas y que solo se hayan lesionado , claro que dije que estaba agradecida pero de alguna manera la respuesta que di , satisfacía a mi oyentes que de nuevo aquel miedo me invadía por todo el cuerpo …cuando llegaba la noche recién podía sentirme cómoda y solo dormía plácidamente mientras olvidaba de la picazón que sentía en mis piernas y de las ganas de querer rascarme . al día siguiente observé como el sol iluminaba mi cuarto y hacía que me levantara más temprano de lo que esperaba, cuando menos lo pensé, la puerta de mi habitación se abrió y pude ver a una cara familiar.

-hola Denis – alegre como siempre, yeny observa a su amiga

-hola yeny, ¿por qué tan entusiasmada? – con dudas pregunta Denis

-es que hoy día es cuando nos conocimos, así que traje un pastel y algunos dulces – sonrió yeny

- bueno, manda a una de las mucamas que traiga cubiertos y platos para comerlo – mientras señalaba la puerta

- puedo hacerlo sin necesidad de ellas, Denis – miro con tristeza a su amiga

- lo siento, es que estoy acostumbrada a hacerlo – sintiendo una gran incomodidad

- …no te preocupes– sin decir más, solo saco los platos y cubiertos que estaban en el estante de la habitación

-gracias por todo, amiga – acomodándose en la cama observa a su amiga

-no es nada, para eso están las amigas – mientras cortaba la torta de chocolate en una mesita que estaba en la habitación

- sabes que de alguna manera me aburro en este hospital, pero se siente mejor que estar en casa – con un poco de dolor en el pecho mira por la ventana de la habitación

-sé de eso, pero deberías dejar de pensar más de la cuenta, solo limítate a descansar – observando a su amiga que, aunque no lo creyera estaba tan demacrada que agradecía no haber traído un espejo

- y el chocolate evita un mal dolor y acaricia el paladar con dulzura – divertida, comienza Denis a coger el plato que le ofrecía yeny

-es verdad, debe ser delicioso comer algo dulce en momentos amargos – al unísono dijeron la frase que más amaban y rieron al hacerlo

- ah desde hace tiempo que no nos reímos - secándose las lágrimas, yeny

-es verdad, seguro es porque tomamos las cosas con mucha seriedad – viendo con alegría a yeny

- no me digas que dirás que ahora pasaremos como aquella profesora de la escuela –imitando a su profesora de historia

- tampoco para tanto, somos aun jóvenes – con un aire más tranquilizador dice mientras ríe

-solo lo dicen las viejas, amiga – riendo más observa que todo parece ir como ella había planeado para que Denis se desestresara un poco y sonríe al ver a su amiga

- ¿por qué me miras de esa manera? – parando de reír

- es que se me vino a la mente de como harás para ponerte al día en las clases- mostrando los libros que había traído

- es verdad, lo había olvidado, será una molestia – dejando su plato en la mesita que estaba a su costado

-tranquila, ya me encargué de eso – hice todas las tareas como exámenes por ti – sonriendo con autosuficiencia.

- ¿Por qué entonces me preocupas? – haciendo una cara enojada

-solo eso dirás a tu amiga – haciéndose molesta

- …gracias, amiga- hablo en voz baja

- está bien, no tienes que mirarme con esa cara – dejando su plato en la otra mesa que estaba lejos de la cama de Denis

- por lo menos eso tengo resuelto, pero no como me zafare de las clases particulares que mis padres me darán por los cursos perdidos – un poco molesta observa los libros en la mesa lejana

- tendrás que esforzarte, después de todo solo es estudiar – sonrió yeny al ver la cara de Denis

- bueno, tienes razón, pero aún me molesta- dejando de sonreír

- y ya sabes cuándo podrás salir del hospital – pregunto yeny

- en unos tres meses según escuche de mis padres – dijo Denis al observar de nuevo la ventana

- entonces esperare contigo así no estarás sola - tomando una de las manos de Denis

-sabes que te aprecio, pero me duele privarte de tu felicidad de las otras personas, además no es nada divertido estar en este hospital – comento Denis al observar a yeny

-no te preocupes, eres como una hermana para mí – acaricio la parte vendada de la cabeza de Denis

- siento que me ves con lastima, amiga – dijo Denis mientras tomaba la mano de yeny

- no lo hago, solo que me duele verte de esa manera – observando que la cara que se parecía tanto a ella había desaparecido y era tan distinta debido a la reconstrucción de rostro que le habían hecho, pero aún era la misma Denis que tanto quería como amiga

- te sientes mal, lo sé, puedo verlo en esos ojos tuyos – media llorosa abraza a yeny

- calma, todo pasara, no es el fin del mundo – llorando también con su amiga

- sabes que aún tengo aquella promesa contigo para salir juntas al play land park – limpiándose las lágrimas se separa de su amiga

- es verdad, vamos el viernes, no lo he olvidado – llorando aun yeny observa que Denis había perdido una gran parte de sus recuerdos y le da mucha tristeza que solo pueda seguir la corriente viendo como su amiga la miraba confusa

-ya no llores yeny que estoy bien – mostrando una sonrisa

- no estoy llorando sino solo tengo polvo en los ojos – riéndose al ver a aquellos ojos azules igual que los suyos observándola

-si como no, entonces yo soy la que da excusas cuando llora – sonriendo por la cara de asombro de su amiga

-que graciosa estas, Denis – volviendo a reír junto a Denis

Viendo como mi amiga se retiraba del cuarto pude ver que ya las ganas de reír se me había ido de repente cuando volvía a ver de nuevo aquel cuarto solo para mí , la necesidad de ver cuánto me falta para salir de este lugar e irme a otro que no se sintiera una prisión hacia que las lágrimas volvieran a surcar mis mejillas , después de tanto dolor solo me dolía más la cabeza y me sentía peor que mal , pensar que todo pudiera ser una simple pesadilla y que alguien me despertara era mucho pedir y lo sabía, aun durmiendo se me aparecía escenas tan feas que terminaba gritando según pude escuchar de alguna de las enfermeras, todo me daba miedo hasta ver esas cuatro paredes me daba miedo y más cuando apagaban las luces del cuarto , no se la razón de mis miedos pero sé que no son simplemente algo que me lo haya imaginado y de lo que temo tiene algo que ver con mi padre , no, es algo más grande , es mi familia , me volverán loca según lo veo en cada momento en que me visitan y mi mente siente que estallara en cualquier instante , el miedo y el sudor frio no paran de cesar y aun así sonrió. Mi amiga solo me acompaña y puedo notar el mismo miedo que yo, aunque la razón no lo sepa ni siquiera me lo dice, suena repetitivo lo que digo, solo mi mente trabaja mientras el dolor de mi cuerpo me impide moverme mucho. pensar es lo que hago mejor y siempre me lo he dicho pero hasta las ideas se me cruzan como recuerdos distorsionados que no logro unir , solo sé que estaba triste por la desaparición de un señor llamado marx y que la tristeza me hunde cada vez que pronuncio su nombre y como mis padres decían que lo olvide mas no podía recordar y solo preguntar a yeny de algo …ella me mira con un miedo en sus ojos y su cuerpo tiembla , me dice que es por el frio y que no sabe a lo que me refiero .

Pasan los meses que necesitaba pasar en aquel hospital y retomo mis clases y la escuela que asisto es una cerca de casa , se llama chunkay kember , yeny no se distancia mucho de mi persona pero de alguna manera observaba un muro entre nosotras , me enteré que asistía a otra escuela y no a la que iba , no me dijo el nombre , ella simplemente dejo un tiempo de hablarme de la misma manera , aunque sé que era amistosa conmigo sentía que no era la misma chica que conocí ,algo había cambiado entre nosotras. Terminando con lo que quedaban de los años en la escuela que no fue tan tedioso como lo había imaginado tuve mi graduación del cual yeny participo en ella, con el tiempo me di cuenta que mientras recuperaba recuerdos y ordenaba los que estaban un caos me distanciaba más de mi padre hasta al punto de querer discutir con él, pero el miedo reinaba en el fondo de mi ser y no me animaba a hacer algo más que mantener las distancias con mi padre. solo mi madre me miraba con ojos lastimeros y me abrazaba, pero hasta de ella quería mantener distancias, pero de alguna manera no me lo permitía ella, más bien hacia algo para que le hablara y pudiera aun tener algún contacto con ella.

El tiempo para mi pasa muy rápido que cuando termine la escuela no se sentía de alguna manera como si en verdad la hubiera terminado , en esa escuela sentía que había estado más en casa que en ella , ya que era de la misma manera en cómo me sentía en casa , mi amiga mantenía mi mente relajada cuando ella estaba pero cuando se iba se volvía un caos y las lágrimas y el miedo surgían como si por fin se hubieran liberado de lo que las encerraba , solo la tristeza me acompañaba junto al miedo , odio escucharme pero solo en mi mente es donde puedo sentir libertad.

Cuando ingrese a la universidad, me alegre que yeny iba a la misma universidad, el lugar era acogedor y agradable para mi gusto, menos rejas en las ventanas y más libertad se podía ver. No sabía que todo lo que odiaba tanto me diera una gran satisfacción.

-hola Denis ¿qué tal las nuevas cosas de la habitación? – sonriendo y dando giros por la habitación que compartían y que ella había arreglado cuidadosamente

-bueno, nada mal diría, pero sería mucho decir eso – sonriendo a su amiga

- y yo tomándome el tiempo para que puedas tener una buena estancia en los dormitorios de la universidad – molesta cruza los brazos

-esta hermoso, amiga – dejando sus cosas en su cama

- ¿quieres que te ayude? – mirando la maleta de Denis

- no es necesario, puedo hacerlo – sonrió a su amiga

- ¿por qué tan feliz, Denis? – mirando a su amiga

-es que durante estos años me la pasare bien contigo y solo un día llegare a ver a mis padres, así que mi felicidad y tranquilidad vienen rápidamente a mi – sonrió mientras se echaba en su cama.

-…pensé que ya me dirías que te gusta alguien del lugar – lanzándole una almohada a su amiga

- ¿Cómo me enamoraría de alguien que recién conozco? – gruño Denis al ver el poco tacto que tenía su amiga de hablar temas tan delicados

-si como no, eso dice la gente cuando tienen a alguien en su mente – dijo divertida yeny

-dejemos eso, sabes que no tengo a nadie en mi mente, más bien ni siquiera sé cómo se siente estar enamorada – mostrándose incomoda al decir eso

- ¿en serio, que no te has enamorado en todo este tiempo? – mostrando asombro

- no le e hecho ¿algún problema? – dijo Denis un poco molesta

- para nada, solo que me asombra y más a tu edad – esquivando la almohada que le lanzo Denis

- no e tenido tiempo para enamorarme y no he encontrado a alguien que me interese – cogiendo algunos libros

- si quieres te presento algunos amigos – dijo divertida, yeny

-prefiero que las cosas sean naturales, no quiero empujones – sentencio Denis mientras cogía su bolsa de aseo y dejaba los libros en su mesa de noche

- sería mejor si consiguieras a alguien por diversión en vez que estés esperando – dijo yeny mientras recogía la almohada del suelo

- no te preocupes que ya Sabre cual es el momento indicado – sonrió mientras cerraba la puerta detrás de ella

- hola Denis, no deberías cerrar la puerta de esa manera – sonrió Larry

- lo siento, pero solo estaba un poco enojada- dijo Denis un poco avergonzada

- no te preocupes, solo estaba molestando- dijo Larry mientras tocaba el hombro de Denis

-ah no sé, solo no me juego de esa manera – soltando una pequeña sonrisa temblorosa

- no debes ser tan seria conmigo – mostrando compresión a Denis

- gracias, pero soy de esta manera – sacando de su hombro la mano de Larry

- calma, no debes desquitarte conmigo – sonrió Larry

- ¿por qué paras en los dormitorios de las mujeres? - dijo Denis con una gran seriedad

- estaba dando invitaciones a todas las chicas para mi fiesta – mostrándose incomodo con Denis

- debes haber chantajeado o seducido a la encargada para que te deje entrar – hablo Denis un poco molesta

- un poco, pero ya me había dejado entrar antes que lo llegara a intentar – apartando su cabello de sus ojos para observar mejor a Denis

-debe ser muy tedioso ser alguien como tú – señalando todo de Larry

-debes estar celosa porque tengo atención de varias chicas y no te hago caso – acercándose más a Denis

- lo siento, pero no soy a quien buscas- apartándose de él

-quien sabe, podrías ser mi tipo – sonrió a Denis

- pueda ser, pero el mío no lo creo – sonrió Denis mientras acomodaba la toalla que se caía de su hombro

- eso es un poco atrevido de tu parte si no te has atrevido de acercarte lo suficiente para comprobar- volviendo a ver con dulzura a Denis

- si quieres coquetear conmigo te doy por seguro que pierdes tu tiempo – molesta Denis por sentirse observada

- está bien, no te sigo molestando – mostrando un poco de tristeza

-eso es bueno – saliendo para ir a los baños de mujeres

- espera, solo quiero que recibas la invitación para mi fiesta, vine para eso – dijo Larry avergonzado

- no lo sé, déjame pensarlo- molesta por la forma en como la había tratado

-quiero que vayas con tu amiga …no sé qué hacer – confuso alborota un poco su cabello

-bueno, deberías invitarnos – mostrando una cara muy seductora, yeny

- claro, toma la invitación – entregando la invitación a yeny

- gracias, Larry, disfrutaremos de tu fiesta – dijo yeny mientras le guiñaba un ojo

-claro, ya me retiro, tengo otras invitaciones que entregar – hablo Larry mientras se iba sonrojado

- se nota que sabes de chicos, yeny – rio Denis mientras veía como Larry casi se tropezaba

-es costumbre, solo soy tierna y sexy cuando voy a ganar algo – comento yeny mientras habría la invitación de Larry

- no creo que haya sido eso, él parece interesado por ti – mostrando diversión al ver a su amiga

- y lo dice alguien que no se ha enamorado – sonrió yeny

- está bien, no te vengas con esas – levantando sus manos en forma de rendición

-calma, ya hablaremos después, debes ir a darte un duchazo que las clases iniciaran dentro de tres horas

-claro, pero me esperas – mirando los ojos azules de su amiga

- pero que esperas, debes irte, se te hará tarde -dijo yeny mientras cerraba la puerta

-bueno, me retiro yeny, necesito un baño antes que las demás ocupen las duchas – mostrándose apresurada va a los baños

En el baño de mujeres pude darme cuenta que ya nadie estaba , me sentí calmada y me saque la ropa y comencé a enjabonar cada parte de mi cuerpo , pude divisar mi figura en los espejos del baño lo cual al verme solo me recordaba un poco a yeny al ver mis ojos y mi cabello , aunque fuera extraña , sentía antes que yeny y yo éramos iguales pero al ver mi reflejo solo puedo ver lo similar que es mi cabello como mis ojos a los de yeny …me da un poco de rabia , aunque no impide que me limpie mi cuerpo lo más rápido que puedo , al terminar pude cambiarme allí mismo a pesar que se mojó un poco mi pantalón . al ingresar al cuarto vi a yeny repasando las clases que según ellas iban a dar, solo deje mis cosas y separe a yeny de su libro para irnos. cuando llegamos al aula, termine todo lo que tenía que hacer , después de escribir en mi cuaderno observo que todo fue más rápido, creo que si te gusta algo casi ni le tomas atención al tiempo, me da gracia pensar en eso , yeny estaba cansada y se durmió en su pupitre cuando escucho el sonido de la campana que casi sentí gracia ya que ella había estado repasando una noche antes todo lo que posible iba a venir en la clase lo cual aunque no quiera creer vino , me quede mirando con gran asombro a mi amiga lo cual ella sonreía por haber estudiado toda la noche , a pesar que las ojeras hoy día estuvieran relucientes como nunca antes las haya visto en lo que llevaba de estar con yeny.

-dime que valió la pena haber estado despierta hasta este momento – comento yeny

- si fue bueno, pero ahora lo dudo – sonrió a yeny que estaba su cara pegada a la carpeta

- te ríes por cómo he terminado mientras tu dormías plácidamente en tu cama – dijo yeny mientras se sacaba su cabello de la boca

- como digo, siempre muestras bastante energía antes de llegar a tu meta, pero cuando lo logras parece que te hubieran hecho trabajar como un esclavo – hablo seriamente Denis al ver a su amiga

- no bromees, eso que use maquillaje para borrar las ojeras que tengo – dijo yeny un poco asustada mientras se veía al espejo

- solo bromeo, te ves bien solo que aun puedo ver tu cansancio eso es todo – comento Denis

- está bien pero no creo que lo hayas dicho de broma- dijo yeny un poco cansada

- ¿quieres que te traiga un poco de jugo de naranja? – pregunto Denis

- está bien, pero deberás traer comida también - susurro yeny mientras volvía a dormir

- está bien – sonrió Denis mientras se dirigía a la cafetería

En ese momento me encontré con Larry que parecía entretenido con algunas chicas hasta que me cruce con su mirada lo cual me distrajo como también a él, cuando desvié la mirada casi me caigo, lo bueno que conseguí lo que había pedido yeny y lo que pensé que le gustaría. me sentí incomoda al pensar que su mirada me había incomodado, al llegar al aula, pude notar que yeny seguía dormida tranquilamente, cuando la desperté se emocionó por la comida y sin decir más comenzó a comer alegremente hasta que noto mi incomodidad.

- ¿Qué ha pasado, Denis? – pregunto yeny

-nada de lo normal, yeny – desviando la mirada

-mientes y lo puedo notar- observando a Denis mientras bebía de su zumo de naranja

- es que solo no me entiendo, me confunde algo – mirando a su amiga

- ¿cuál es el problema? – pregunto yeny

- es que me siento atraída por Larry, sé que dije cosas feas de él, pero al verlo estaba un poco distraída viendo aquellos ojos color esmeralda – dijo Denis mientras enroscaba su cabello

- ¿no dijiste que gustaba de mi persona? – medio en duda le pregunta yeny

- lo dije por decir, no lo decía en serio – sentencio Denis

-calma, solo que me sorprende que te interese un mujeriego – sonrió yeny

- puede cambiar, eso te lo aseguro – sonrió Denis

- ¿lo harás cambiar? – mirando a Denis incrédula por lo que había mencionado

-puedo hacerlo y posiblemente termine en esas cosas cursis que detesto – sonrojándose dijo Denis

- estas mal de la cabeza, pero te apoyo – abrazando a su amiga

- ¿me ayudaras a conquistarlo? – comento Denis

-si lo hare, pero deberás tener un hermoso vestido para esta noche – notando el brillo en sus ojos de Denis

-…no tengo un vestido o alguna prenda que me siente de maravilla- deprimiéndose al recordar su ropa

-ah que se puede hacer contigo, hoy podemos salir a comprar la ropa que sea adecuada para ti, te verás genial que todos te amaran – mostrando gestos de asombro a su amiga

- exageras con esas cosas, yo no soy tan bonita, para usar algo que me resalte- tapándose los ojos mientras se sentaba

- tienes un problema, te ayudare, aunque creas que no hay solución – dando un puño al aire

- lastimaras a alguien, yeny – viendo el entusiasmo de yeny

- es que cuando te pones de esa manera solo me da ganas de golpear lo que se me encuentre- divertida se ríe con su amiga.

-estas locas de remate, si sientes que es así te creo – haciendo una pequeña señal para que se sentara yeny

-no debes preocuparte, eres muy bonita, él te amara – dejando de reír para comer una galleta

Después de las ultimas clases, yeny me ayudo a buscar mi bolso junto a algunas cosas para la fiesta, todo me daba un gran susto y más cuando hacía que mi corazón se me acelerara, quería salir corriendo por qué no sabía por dónde comenzar, el lugar era grande y me mareaba. yeny me había mandado al centro comercial Urma yumagay que tenía a esas horas bastante gente que daba miedo tropezarse con alguna persona. fuimos a diferentes tiendas y nos probamos diferentes vestidos como también una que otra ropa casual para no tener que comprar de nuevo, provisiones, maquillaje, carteras, todo parecía un caos que mi mente daba vueltas ya que salíamos a una tienda y íbamos a otra lo cual causaba que me emocionara como también que me aburriera, pero a mi quien puede entenderme ya que soy como una enredadera en aquellos jardines de mi casa. dolor de cabeza es lo que sentía, al llegar a los dormitorios , yeny me cedió el baño del dormitorio esta vez y fue donde los baños de mujeres del cuarto piso , en la calma de la ducha y las ganas de querer ver a Larry hacía que me entusiasmara por querer apurarme pero mientras lo hacía me enteré que yeny ya estaba lista y que su cita ya había llegado y que quería irse con ella , no quise demorarla y accedí a que ella se me adelantara lo cual yeny dudo por un momento pero al ver lo firme en que estaba en mi decisión desistió y se despido dejándome en la habitación pensando como hizo yeny para conseguir una cita mientras me estaba ayudando , solo ella ocupa tantas cosas a la vez es lo que se me ocurrió mientras acomodaba mi vestido de color blanco y dejaba que mi cabello bajara suavemente por mis hombros y dejara en mi de alguna manera sentirme en el espejo bonita , no pude contener la emoción cuando me puse los tacos y simplemente comencé andar apresuradamente hasta mi bolso y me retiraba con tantas ilusiones de una agradable noche.

Cuando baje las escaleras sentí una calma acogedora y cuando por fin llegue al portón de la universidad sentí una gran alegría y anduve contenta y de alguna manera traía la atención de las personas, pero no me importo ya que sabía que si ellos se impresionaron por cómo iba vestida entonces Larry también lo estaría. estaba feliz como nunca en mi vida y por primera vez podría decir que sería un gran día para comenzar mis días como alguien grande y segura de sí misma. las emociones hacían que sintiera mi cara caliente de algún modo también afecto a mi cuerpo y creo que si no fuera por la emoción que sentía diría que estaría ardiendo en fiebre, maldición, solo me queda media cuadra y lo encontrare. ¿cómo estará vestido?, ¿Qué hará en ese momento en que me vea?, ¿me vera con esos ojos que quiero que me vea?, mi mente como mi corazón parecían no concordar y solo me sentía con un gran impulso de estar ya en sus brazos, sé que apenas lo conozco y que me porte agresiva con él pero por que tanto cariño a esa persona que coqueteaba conmigo y que yo no le hacía caso cuando estaba cerca de él , acaso oculto lo que siento de un momento a otro , esto me trae un vuelco al corazón , mi alegría era tanta que saltaba y si fuera por mi estaría dando flores por todo el camino que pasaba , si estaba loca, no hay duda pero mi corazón latía como nunca y mis pensamientos se centraban en aquellas hermosas facciones suyas que si no fuera que me volvía más loca de lo que estaba podría hacer un autorretrato de él sin que lo notara y más bien lo haría con los ojos cerrados. Mi alegría se esfumo cuando tropecé con alguien conocido en mi mente como en mi corazón, todo lo que para mí se veía como rosas ahora era simplemente gris.

ha pasado tiempo que no lo veo y de un momento a otro se me aparece delante de mí como si fuera un fantasma de mis dulces recuerdos sepultados en lo más hondo de mi mente , intente ocultar mi miedo y mi cólera que sentía en ese momento que llegue a la fiesta pero no pude aguantar todo el dolor que me agobiaba y más cuando el domingo que fui a ver a mis padres me dieron razones para tensarme debido a su forma de ser que cuando volví a clases estaba de la peor manera que alguien que me viera diría que escupieron en mi persona y luego me violaron para dejarme en alguna alcantarilla , mis padres me dijeron que el lunes pidiera un permiso para estar con ellos ya que iba a venir alguien importante y requería de mi presencia ese día , solo una semana había pasado de la fiesta y mis alegrías de ese día se veían lejanas pero no debía mostrar dolor y más sobre ese tipo de cosas . no aguantaba verme así a pesar que intentaba de cualquier manera de serenarme y más cuando vi a ese hombre que arruino mis alegrías y que de alguna manera al verle hacían que los recuerdos de aquel día y de los que siguen después de conocerlo que fueron una tortura quieran volver a mi persona , hasta al punto que pensarlo hacia que me pusiera tan nerviosa en la universidad que hablar normalmente parecía difícil , aunque lo intentaba me salía una voz muy triste que casi nadie lo noto y cuando digo casi nadie es porque al final lo noto mi mejor amiga yeny que me pregunto qué pasaba y le conteste que todo iba bien.

- ella me contesto - ¿en serio que todo va bien con tu familia? no es por molestar, pero te veo decaída y mucho cuando hablaron sobre el tema de la familia en la universidad – sintiéndose mal también al verla

- si ... todo va bien como si fuera rutina, pero esa rutina se rompió desde que conocí a Marx y ahora me siento como un pez en una pecera- dijo mientras mostraba que está bien todo

– no era mentira de lo que te pasaba – viendo que reaccionaba con sus palabras, insistió más a su amiga para que le diga que le pasaba

- ¿qué pasa con esa voz de saberlo todo? – sintiendo más cólera de la normal

– no es eso solo decía que tenía un presentimiento ya que por tu familia no te pondrías de esa manera ni cuando te dijeran que no te aman – hablo yeny siendo más sutil al dirigir sus palabras

-bueno quieres saber porque mi depresión se entorno más gris desde hace ocho años- de un momento a otro tuve miedo en decirle y ahora le voy a decir todo...esto es demasiado, pensaba mientras miraba a su amiga nerviosa igual que ella

-sí quiero saber porque la incertidumbre de tu apariencia me inquieta hace ocho años, pero no pude decirlo a pesar de ser tu amiga. - hablando con una voz más preocupada por lo que le iba a decir

- lo que paso fue que conocí a un hombre de mediana edad que hizo que sintiera el calor de estar en casa y que en un momento a otro mis padres arruinaran todo eso porque querían saber sobre él ,pero me rehusaba a que lo supieran ,al final ganaron en la discusión y tuve que mostrarles el lugar en donde en verdad me sentía en casa y cuando fui, no había nadie ,con desesperación quise buscarlo, pero me sentí como mis pies estuvieran como una roca así que sin querer obedecí a mis padres en decir que ese hombre nunca existió. – siendo más sincera con su amiga que las veces anteriores que habían hablado.

- así que te fuiste del lugar y por haber dicho eso sientes una presión tan grande que no puedes ir a esa casa- ya entendiendo un poco más claro sus pesares ve que hay algo más que se le ocultaba.

– que rabia que solo lo digas tan fresca, acaso no te das cuenta de mi sufrimiento y lo peor no es eso, sino que sentí que atrás mío un hombre lloraba cuando terminé de pronunciar esas palabras – entrando en un estado más colérico le grita a yeny

- así que piensas que ese hombre si estaba y que solo se ocultaba de tus padres- añadió por último yeny para seguir manteniendo la calma en la conversación

- sí y no sé el motivo para que él se escondiera, pero siento que ya no me quiere ver y yo no insistiré porque dije unas palabras espantosas que ni yo quisiera que me lo dijeran-aclarándose la garganta ante la forma en como le hablaba yeny

- bueno te entiendo porque yo también pasé ese problema hasta me deprimí demasiado, pero fue con mi hermana mayor al decirle la verdad, que su verdadero nombre es Fernanda y que el nombre sheny era el nombre que le pusieron después de ser adoptada por mis padres que en paz descansen, claro que lo supe en una conversación que mis padres por la noche hablaban a pesar que me costó asimilarlo y más que en ese año murieron ellos y apenas tenía once años. – recordando lo que le ocurrió sintió más ganas de llorar con ella

- si ya me acuerdo ese día parecías peor que un perro apaleado – comento Denis

- si supongo que di esa imagen a los demás, pero qué momento tan triste me haces recordar, después de todo mi hermana dejo la casa para vivir con sus verdaderos padres. – dejando a un lado lo que tenía que decir sobre su queja, ve a Denis como si ella la comprendiera

- bueno no te deprimas- dando un consuelo a su amiga que parecía quebrarse en cualquier momento

– cómo no quieras que lo haga si después de eso no me hablo los siguientes meses hasta cumplir veinticuatro años y cuando me hablo fue cuando me tenía que decir adiós para partir a su nueva casa – con rabia mencionaba lo que ya hace tiempo sentía

–seguro que es feliz con su familia- aun intentando ayudarla para que olvide malos momentos, ella parece esquivar su ayuda

- eso sí que no lo sé por qué no envía ni siquiera cartas. – entrando en un momento de silencio con su amiga

- sabes perfectamente que ella no es pequeña para no poderse cuidar sola...yeny sabes que soy tú amiga y que te conozco más de lo que tú piensas y a veces confundes a tu hermana como alguien menor por su apariencia. – rompiendo el silencio entre ambas

- Aunque fuera así me da demasiada tristeza todo esto- molestándose un poco con su amiga

- estos diez años que llevamos de ser amigas nos han pasado varios problemas – volviendo a lo que ambas ya entendían hace tiempo

– sí que es extraño, pero ahora que lo pienso porque te acordaste de ello- relajándose para tener aun lo que buscaba al principio

- fue porque cuando fui ayer a acompañarte en la fiesta de Larry, en el camino me tropecé con un hombre que parecía tener por lo menos cincuenta y uno, pero aún se veía fuerza en su cuerpo como en sus ojos azabaches y también mire su rubio cabello que cuando me acerque más me di cuenta que era Marx y cuando me vio se notó la tristeza en sus ojos. – bajando la voz le comento a su amiga

- ¿y qué pasaba con él para tratarte de esa manera? Acaso no es un adulto- ya viendo como la tristeza de su amiga es más grande que la de ella

- Aún recuerdo lo que me dijo yeny – poniendo un esfuerzo para recordar cada palabra y trasmitir a su amiga lo que sintió al escucharlas

- no es necesario que revivas cada sentimiento de dolor- dando a entender que dejara de parecer más patética de lo que ya estaba por ello

- … Me quede muy contenta al poderle ver que casi voy a sus brazos por un momento, en verdad que me contuve, al mismo tiempo que quería contarle lo que me había sucedido todo este tiempo y lo que sucedió desde aquel día y lo que llego a ser para mí su partida sin previo aviso. Parecía más distante de lo que recuerdo, pero aun así quise hablarle, más las palabras no salían, solo lagrimas por verlo y la gran felicidad que me traía estar así con él de nuevo-dijo queriendo hundirse de nuevo en su llanto

Hola Denis, parece que has crecido más de lo que me esperaba casi no te reconozco me dijo marx, lo cual contenta le comenté un tal me lo dicen a menudo mi familia marx que casi no me doy cuenta, claro que eso no ayudo mucho en nuestro encuentro por lo que añadió: bueno pequeña, tengo que irme así que fue un gusto poder verte de nuevo.

En ese momento ya no sentí nada de lo pareciera cálido en él así que insistí con lo de que no quieres hablar en una cafetería por aquí cerca, yo te invito. lo que le sorprendió mi respuesta que me lanzo una oración muy simple de entender al decir: no gracias, estoy demasiado ocupado. dejando por fin que no quería estar a mi lado, aun así, quise ser más perseverante con la pequeña ilusión que sentía hace tiempo.

Por favor como en los viejos tiempos marx, dejándome de rodeos y siendo clara por lo que quería en verdad lo cual lo enfureció yendo a cogerme por los hombros y mirándome con una cara más sombría al decir: Sabes perfectamente que ya no puede ser así desde lo que dijiste ¿no lo recuerdas o te hago recordar tus palabras?; mostrando por fin su cólera que dejo las ganas de charlar que sentía ,para hogar por fin mis últimas palabras en un “no es necesario marx “ y así viendo sin más su espalda mientras decía :Adiós Denis, que te vaya bien en todo , lo cual no me sorprendió , pero si me dolía que solo quedo decir: gracias por todo – ya acabado con su relato ,Denis , las lágrimas salían sin ser interrumpidas mientras observaba como yeny la consolaba

- No sabía eso Denis en verdad, podías a ver dicho que no querías acompañarme y lo hubiera entendido en vez que ese día te esforzaras por sacar una sonrisa- comentaba yeny mientras abrazaba a su amiga

-Se fue después sin una palabra más hacia mi persona, pero pude ver un poco de amor en sus ojos al verme, pero lo que me lastimo es saber que lo demás sentimientos que mostraba no eran agradables a la vista ,que si fuera una extraña no me hubiera dado cuenta de todos esos sentimientos que me trasmitía en ese momento, que lo veía de nuevo, solo si retrocediera el tiempo podría haber callado a esa niña que sin darse cuenta lastimo a alguien muy valioso para ella. – añadió Denis entre sollozos

-Calma, todo estará bien Denis – dijo yeny mientras abrazaba a su amiga que, aunque parecía intentar sonreír pero al final solo lloraba y formaba un gesto de odio en su cara

- ¿no me dirás más cosas? - pregunto Denis

- no te juzgare, no tengo el derecho de hacerlo a pesar de haber estado contigo – dijo yeny mientras una lagrima resbalaba de su mejilla

-solo no me dejes, me siento mal estar apoyándome en ti – aun llorando

- dices que no quieres apoyarte en mi persona, pero te aferras a mi como si temieras caerte ¿qué debo hacer?, ¿Cómo consuelo a alguien que pide no ser consolado?, ¿Qué hago para impedir que te apoyes de mi persona, pero a la vez ayudarte? - sonrió yeny mientras acariciaba la cabeza de Denis

-solo quiero tu compañía- abrazando a yeny fuertemente

- sabes que entiendo eso, pero me angustia verte sufrir sin poder hacer algo por ti, ¿no crees que deberías buscar otra amiga que sea lo suficiente fuerte y valiente para ayudarte?, ¿no ves que sales herida conmigo?, ¿no vez que mientras lloras por mi dolor, yo lloro por el tuyo?, que debo hacer para no tener que hacerte infeliz amiga – en lágrimas comunica a Denis

- no entiendo nada de lo que dices, me confundes- gruño Denis mientras limpiaba las lágrimas de yeny

-solo …ten en cuenta que estaré cuando me necesites- sonrió yeny al ver a su amiga

- está bien, tengamos en cuenta que somos muy lloronas- rio Denis

-se puede decir que es verdad – rio yeny junto con Denis

- ¿Cómo vas con tu entrenamiento? – pregunta Denis

- ¿cuál entrenamiento? – mirando al cielo pregunta, yeny

-el que evitarías llegar como esas chicas tontas que se enamoran – sonrió Denis

- hablas de eso, muy bien hasta ahora- dijo yeny mientras se recostaba en el piso

- ¿qué me dices de aquellos gemelos de la otra vez? – observando el cielo azul y sintiendo la brisa pasar

- ellos simplemente son difíciles de comprender – sonrió yeny

- ¿porque dices eso? – pregunto Denis un poco confusa

- ellos se me declararon el mismo día – sentencio yeny

- esta difícil de ver como terminara – tomando un poco de su limonada intenta no sentirse mal

- calma, los rechace a los dos – dijo divertida yeny

- eso es cruel por tu parte yeny – molesta con su amiga

- no podía aceptar a uno ya que son hermanos, solo no sentía nada por ellos – comento yeny

- es verdad, pero no sé si fue algo bueno - mirando al suelo

- por el momento quiero disfrutar de mi libertad y no ir a nada serio…ellos querían una relación seria y eso no va conmigo – dijo yeny

-sabes que has parado mucho con esa idea últimamente – jugando con su cabello

-solo prefiero tomar las cosas con calma, tengo mucho en que pensar – sentándose y tomando un poco del pan con jamón que había traído

- es difícil de pensar esas cosas cuando eres un caos – comiendo un pan con palta mientras le daba un mordisco

- sabes que en eso no te equivocas – aun viendo el panorama que le daba la azotea de la universidad

- ayer me enteré que bailabas muy bien en la fiesta – moviendo las manos de alegría

- no es gran cosa, algunos ya saben bailar solo al escuchar el sonido de la música – dijo yeny mientras bebía su jugo de manzana

- yo no sé bailar, aunque escuche la música, es difícil seguir el ritmo – molesta cruza los brazos

- te enseñare cuando tengamos un día libre – rio yeny

-cómo lo tendremos si la mayor parte de las cosas que hacemos es estudiar hasta dormidas- molesta con recordar las tareas dejadas

- solo debemos organizarnos, ya verás que todo sale bien- apaciguando la cólera de Denis

-pareces aburrirte de mis rabietas, disculpa por ser molestosa – poniéndose triste abraza a su amiga

- ¿qué pasa con tus ánimos hoy día? - pregunto yeny

- solo estoy dando vueltas en un lugar y parece que no salgo del lugar que me causa tantos problemas – abrazando más a su amiga

-solo tomate un tiempo para respirar y después inicias con tu trabajo –abrazando a Denis

- debo dar lastima de alguna manera – soltando a yeny

- no es cierto, solo estas pasando por un mal momento

-estas siempre de algún lado y para el otro en ninguno – haciendo expresiones de odio y confusión

-solo mantente en la línea a la que debes seguir – tomando un mordisco de su pan de jamón

-que rabia que solo soy una de las personas que preguntan y espera una respuesta a su problema – dijo Denis

-no es tan malo, ya lo superaras – tomando otro mordisco de su pan con jamón

-es que es molesto cada vez más – terminando con el ultimo trozo de su pan

- enojarte contigo misma no resuelve nada – tomando un poco de su bebida de manzana

- estas como siempre, pero yo parezco como el clima – sonrió Denis

- si cambias tanto puedes aun ser tu misma – sonrió yeny

- ¿Por qué siempre preguntas y respondes a lo que digo? – mirando a su amiga

- porque es triste que preguntes al cielo y que nadie te responda y sigas en esa aflicción que llevas - poniendo en una bolsa los envoltorios de la comida

-a veces es mejor no ser respondida – caminando un poco por la azotea

- pueda ser que sea verdad – parándose mientras seguía a Denis

- ¿sabes que aún en los días soleados puedes ver la tristeza en los ojos de los demás? – mirando a un punto de la parte baja del edificio

- a veces es mejor dejar las cosas que no se ven o de las cosas que las esconden tan cuidadosamente – mirando por donde la mirada de Denis se posaba

-solo dices cosas que es mejor para alguien que no le importa la otra persona- observando a su amiga con tristeza

- paras feliz un momento, pero vuelves a deprimirte, ¿habrá algún momento en que solo seas feliz? – en voz baja dice yeny mientras mira el cielo amplio que la rodea

- no lo sé – mientras agarraba el alambre que quedaba en los alrededores de la azotea

- te lastimaras, deberíamos bajar ahora – dando unos pasos hacia la puerta

- ¿no me ocultas nada, yeny?, ¿no estoy viviendo un sueño? – sin voltear a ver a su amiga

-no te oculto nada y no es un sueño lo que vives ahora – apretando los dientes mientras observaba donde estaba su amiga

- solo digo cosas a lazar, no me hagas caso – sin apartar la mirada de lo que veía

- ¿qué miras tanto? - pregunto yeny

- observo a las hermosas flores rozadas – dijo alegre Denis

-hablas de las orquídeas, son muy bonitas – sonrió yeny

- mis padres la llaman wiñaywayna – mirando dulcemente a las flores

- ¿Qué significa, Denis? - pregunto yeny

- significa “siempre joven”, me gusta mirarlas ya que de alguna manera me dan la idea de que tengo un largo camino – sonrió Denis

- es gracioso que siempre haya una ironía en esta universidad – dejando de observar las orquídeas

- a veces es divertido – estirándose, Denis

-si tú lo dices puede ser verdad – rio yeny

- ah solo quiero descansar y recomponer mis energías – se hecho en el piso

- si haces eso me contagiaras las ganas de dormir – mirando a Denis en el piso

-siempre dices eso, pero al final no pasa nada- mirando por un momento al vacío

- debe ser porque después me quedo pensando en lo que dices – sonrió yeny

- no hay gran cosa en lo que digo o en lo que hago – mostrando tristeza en el rostro

- eso no es verdad, me gusta escucharte, me relaja o me distrae de lo que pienso – recostándose al lado de Denis

- sabes que eres lo que me reconforta a veces en momentos de tensiones- sonrió Denis

- debe ser importante la persona que te pone tan pensativa- ríe yeny

-si lo es, seguro no supe como valorarlo- la voz de Denis vuelve a quebrarse

-no creo que no lo hayas valorado – dijo yeny con voz calmada

- debería hundirme en algún pozo para que así mis lagrimas se han útiles – rio Denis

-no dramatices tu dolor, salir ileso cuando has construido un vínculo con alguien es casi un milagro, siempre habrá problemas con la persona que te acompaña – mirando al cielo observa como una nube parece un hermoso conejo

- no sé qué pensar ahora, quiero llorar y hacerme bolita- mirando al cielo en el mismo punto que miraba yeny

- no deberías decir eso, ¿qué paso con Larry? – pregunto yeny

- nada del otro mundo – sonando fría con cada palabra

- ¿no te gustaba?, no me digas que dijo algo de más - mostrando inquietud por el silencio de Denis

-él fue de lo más lindo, pero miraba siempre a alguien más mientras bailaba conmigo – estirando sus manos al hermoso cielo azul

-al final resulto un mujeriego – dijo molesta, yeny

- ya sabía eso, solo quería sentir algo más – con un poco de tristeza arrastra las palabras

-a veces me confundes, dices algo para contradecir después lo que ya has dicho – mostrando tristeza en sus ojos

-no eres la única que dice eso, pero debe ser genial no saber lo que te espera con alguien que ni se comprende y si intenta comprenderse termina como si no lo hiciera – con cólera hablo, Denis

- ya deberías parar tu enojo contigo misma al momento que te pasa ese tipo de problemas- sentándose mientras bebía una gaseosa Sprite que había traido al último momento antes de venir

- si durmiera profundamente sin tener que preocuparme de lo que pasara me seria tranquila vivir, soy complicada y a la vez tan simple – sentándose al lado de yeny mientras tomaba un poco de la gaseosa Sprite de yeny

- debes saber que tus problemas se reflejaran en pesadillas y será más horrible los problemas que cuando estabas despierta – tomando lo poco que quedaba de la gaseosa

- si es eso a lo que te refieres lo he experimentado en grandes cantidades que podía armarte todo libro de dibujos de los horrores de mi mente – sonrió Denis

-no es necesario, ya es suficiente con escucharte y hacer de compañía en tus penas – mostrando una cara de cansancio dejando en claro que no debía deprimirse de lo que ya mostraba que estaba

- eso es un poco cruel de tu parte – abrazando a yeny

- no lo soy sino soy sincera – abrazando a su amiga sabiendo que, aunque le abrace seguirá mostrando la tristeza que la atormenta y que algún día recordara

- …te quiero contar algo que se me vino a la mente mientras veía esas hermosas orquídeas, amiga mía – mirando la aprobación en los ojos de yeny comienza a tomar una bocanada de aire para decir al aire palabras que llegaran donde su amiga esta y lo que dirá lo atesorara como uno más de sus tristezas y confusiones más su boca no se abrirá por nada del mundo , ya que serán guardadas en su mente de ella junto a las confesiones y extraños sueños que atormentan su alma y sin más miedo con lo que dirá observa el amplio cielo junto con yeny y comienza a sacar suavemente lo que escucho una noche mientras algunas lágrimas y caricias eran sentidas aquella noche que vagamente sus recuerdos le ofrecen junto a una voz ronca que cerca de su oído decía:

Entre puntada y puntada en mi tejido tan laborioso

Los ojos de mi tesoro se muestran repentinamente

Curiosos ojos que me miran tan dulcemente me sonríen

Mas cuando termine de bordar, ella solo desaparecerá de un momento a otro

Del lado materno habrá dejado y junto con mi amado desearemos su felicidad

-

Años ha pasado desde la última caricia que he dado a mi pequeña

Dolores hemos pasado las dos separadas según mis ojos han presenciado

Como el viento abrazador que arrasan las hojas en el otoño

Mis esperanzas se apagan desde el terminar del otoño cuando ya no escucho su voz.

-

Y la llegada del invierno no mejora el problema de mi dolor cada vez más hondo

El miedo vence entre los dos al último momento al ya no saber de ella

La alegría momentánea reina entre nosotros cuando una carta llegaba

Para luego irse silenciosamente como si no hubiera venido

al momento de saber que no venía de ella, pero sí de los que la mataron

Es como si el invierno fuera el fin para los dos y nuestra tranquilidad.

-

Mi pequeña me llama a lo lejos pidiendo mi amor

Los recuerdos son confusos ahora y caminos solitarios recorro

Solo llorar a dejado marcas de dolor en mi cara y borroso esta mi camino

Por el cual llamo al que me ama, pero olvido el nombre de mi amado

Por eso solo el eco de mi voz se escucha en la pequeña habitación.

-

Los vientos más poderosos arrancan sin compasión los últimos recuerdos

Un árbol de la tierra madre de nuestra existencia desaparece en mi mente

Mostrando el tiempo transcurrido y la locura alcanzada a su mayor esplendor

Que alejada de la primavera ya no distingo el calor que alguna vez sentí

Asomo a mis brazos al frio invierno y desaparezco en él.


- ¿Por qué tan triste aquel poema? – secándose un poco las lagrimas

-solo me vino a la mente de un momento a otro y antes que olvidé lo que soñé me puse a escribir lo que susurraron en mi oído – sonrió Denis

- ¿es tuyo ese hermoso poema? – pregunto yeny

- no, más la razón de que la escribiera tampoco lo sé

-no es malo, a veces olvidamos lo que soñamos y el sentido del sueño al despertar - sonrió yeny

- ¿no crees que es cruel haber olvidado el significado de ellos cuando despiertas llorando? – pregunto Denis

-si hablas de lo que has dicho esta difícil – mostrando algunas lagrimas

- ahora porque lloras – secando las lágrimas de su amiga

- ¿y en qué momento escuchaste ese poema? – pregunto yeny

- no me acuerdo, lo siento si no puedo responder a tu pregunta – dejando una tristeza en sus ojos

-no te preocupes, cuando recuerdes me lo dirás algún día ¿verdad? – sonrío yeny

- claro que lo hare, no tengo a otra persona con quien ser sincera- sonrío Denis

- qué me dices sobre otro poema, te aseguro que tendrás mucho por hablar en este caso – sonrío yeny

- ya te dije que cuando me levanto escribo lo que se me viene a la mente a veces no son cosas buenas y prefiero no comentarlas – mirando a su amiga

- entonces sueña conmigo y dedícame algunas palabras ya que conmigo siempre tendrás la calma que necesitas y posiblemente se te ocurra algunas palabras– sonrío yeny

-ya te dije que no es mi poema, pero si quieres algunas te las daré algún día que sueñe contigo – rio Denis

- eso suena años por la forma en como lo dices – mostrando un poco de gracia por las palabras de Denis

- se va el tiempo cada vez que hablo contigo – sonrió Denis

-eso es mentira, mayormente hablamos poco, acaso tengo que recordarte las veces en que casi apenas íbamos a hablar y siempre alguien nos interrumpía – dijo molesta, yeny

- no es necesario, amiga – levantándose para tirar la basura que habían acumulado

-debe ser cada vez más difícil encontrar algo con que divertirse ¿no lo crees? – bostezando

- es algo notable a veces, pero siento lo mismo cuando te aburres- sonrió Denis

- ya que dices eso sería mejor que dejemos de pensar en el aburrimiento cada vez que tenemos tiempo sino se nos olvidara lo que queremos decir mientras podamos – dijo yeny un poco seria

- ¿Por qué tanta seriedad? – pregunto Denis

-es que siento que no podemos hablar libremente en otra parte que no sea la universidad- estirándose yeny observa a su amiga

- eso no es cierto, siempre haces ese gesto cuando sabes que ya debemos ir a clase – sonrió Denis

- siempre estaremos ocupadas…más cuando tú estás en tu casa – dejando de sonreír comienza a mirar por otro lado

-solo exageras las cosas un poco – abrazando a su amiga

- bueno, dejando la tristeza ¿has escuchado sobre el orfanato del escarabajo? –mirando a Denis

- no, ¿porque la pregunta? – pregunto Denis

-es que según las noticias de hoy día se ha mostrado en algunos archivos que algunos de los internos en ese lugar desaparecen misteriosamente – mostrando una cara de horror a Denis

- no me asustas, suele pasar, pero la verdad de las desapariciones debe ser algo que no debemos hablar mucho ya que sabemos que esos niños no volverán será mejor resignarse y seguir con la vida – mostrando un poco de miedo

- calma, solo sé que algunos niños fueron llevados al bosque por algún encargado y que luego desaparecieron según los testigos que se encontraron con el encargado mas no vieron algún problema – hablo yeny mientras observaba como Denis empalidecía

- ¿esos niños los han encontrado? - pregunto Denis

-no, solo encontraron pisadas en el barro, pero otra cosa aparte de eso no ha encontrado, así que es como si el bosque los hubiera tragado – comento yeny dejando de hacer los gestos que parecían aterrorizar a Denis

- ¿qué bosque es el que tanto hablas? – un poco dudando de la pregunta

- es el bosque carpish del que te estoy hablando – sintiendo más tranquilidad en la forma de actuar de su amiga se relaja

- debe ser bastante doloroso ser engañado, ¿Por qué ocultaron las desapariciones? - pregunto Denis

-es que recibían dinero después de ese día lo cual beneficiaba a los otros niños así que preferían mantenerlo en secreto pero la suerte se les fue cuando uno de los niños que ya habían sido adoptados por las otras familias desaparecieron lo cual algunos de los padres adoptivos reclamaron por la razón que no podían obtener al niño , dejando el problema apagado, solo soltaron las personas encargadas que vieron que los padres adoptivos no estaban preparados para el niño y por eso no lo tendrían – molesta un poco yeny lo dice con cólera las últimas palabras

- debe ser todo un caos en aquel lugar – hablo Denis un poco pensativa por lo que dijo su amiga

-de que lo fue amiga lo ha sido, pero lástima que hasta ahora no se haya conseguido nada sobre lo que tiene que ver con los niños – rendida por lo que decía comenzó a estirar un poco sus piernas que se le adormecían.

-será mejor que encuentren alguna pista por que los padres estarán más preocupados cada día más – mostrando tristeza mientras jugaba con sus manos

- eso fue lo que pensaba al principio, pero es mejor que no lo hagan como tu dijiste antes ya que si pensara sobre lo que ocurrió últimamente en este lugar solo me resignaría en ya no volver a ver a los pequeños – comunico suavemente yeny debido a que pareció ver que alguien estaba detrás de la puerta de la azotea

- claro que dije eso, pero… - secándose algunas lagrimas

- no te pongas a llorar que me volverás sensible a tus lloriqueos- sonrió yeny

- eso no es verdad – dejando de llorar mostrando así que era fuerte

- si tú lo dices te creo, pero a medias- soltando una carcajada que no parecía terminar

- te burlas de mi persona cada vez que encuentras alguna oportunidad – haciendo una cara de enojada a su amiga mientras evitaba no reírse con ella

- En verdad tiene unos pensamientos muy interesantes que me da gracia solo escucharlo ya que fascinan de alguna manera extraña- dejando de reír porque Denis comienza a gritar de dolor y sin decir algo más va a su lado

- duele…duele… ¿Qué he hecho mal? – bramo Denis

-nada has hecho de malo, por favor tranquilízate – en una voz preocupada dice esto

- ¿Por qué termino de esa manera? ¿yo en verdad tenía la culpa? – bramo Denis con más fuerza

- espera en este lugar que ya vuelvo por la enfermera – en la suave forma de hablar se lo dice a su amiga que grita de dolor

- espera…no me dejes en este oscuro lugar…ellos aún están por llegar y tengo mucho miedo de lo que será de mi persona – grito Denis mientras sostenía fuertemente la mano de yeny

- ¿Cómo quieres que te ayude si me impides hacerlo? – lloro yeny mientras abrazaba a su amiga que temblaba

- …solo lo siento…no puedes quedarte a mi lado después de todo – en medio de esas palabras Denis se desmaya

Asustada por lo que le ocurría a su amiga y del miedo que volviera a recordar lo que ya había pasado , dejaba un gran temor en las palabras que le había dicho su amiga, lo cual después de media hora de aquellos gritos comenzó a abrir aquellos ojos azules igual que de los de ella y como si no hubiera pasado nada de lo normal que hacían , comenzó con otra conversación más calmada para luego desesperarse y decir el problema que al principio le aquejaba y según ella pensó que ya lo había superado lo cual dejo en yeny lágrimas de un gran dolor por que su amiga había olvidado de nuevo lo que tanto quería recordar y lo que resolvía aquellos dolores y pesadillas que la acechaban una y otra vez . lo peor de todo es que la que ocasiono un posible quiebre de los recuerdos de su amiga era ella que seguro había dicho alguna palabra u oración que relacionaba a la persona de su trauma que no era nada más que su propio padre a lo cual su amiga siempre decía que a veces al estar a su lado las pesadillas aumentaban y las lágrimas no paran hasta cuando tomaba su medicina que su doctor le había recetado cuando tuviera ese tipo de problemas.

May 27, 2018, 6:48 p.m. 0 Report Embed 2
Read next chapter Vuelve a gritar una vez mas

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 7 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Log In with Facebook Log In with Twitter

or use the regular login form