Short tale
3
4818 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Ella

Ella siempre ha sido motivo de anhelo constante.

Las palabras de aliento, y la mirada dulce. 

Te anhelo, madre, y te celebro más 

en estos días de climas confusos, 

en los que sólo buscas la manera de volar

para escapar de esta ciudad repleta de caos. 


Vas acá y allá, 

siempre presente, constante, atenta, 

representas en mi mente ese páramo idílico,

ese oasis en el desierto que representan 

las múltiples confusiones de la vida, 

y una que otra tormenta mental. 


Te agradezco, madre mía, 

tu paciencia, tolerancia, y dulce oído. 

Adoro tu pensar inocente, 

y tu búsqueda de atención constante 

para reunirnos y charlar, 

acompañadas de secretos, constancia, 

y una que otra taza de café. 


Me pregunto si algún día 

dejaré de extrañar tu presencia.

Recién que me he mudado de tu hogar  

para fundar el mío, me doy cuenta  

de lo mucho que añoro tu apoyo. 


A fin de cuentas, mamita linda, 

existe una gran verdad a mencionar:

estamos conectadas. 

Te lo digo hoy, y 

lo diré siempre. 

Siempre serás esa fuente de inmensa alegría

e interminable amor y afecto; 

y yo siempre seré tu pequeña niñita 

de ojos grandes y cabellos rizados a la que,

con cariño y constancia, contemplas en

tus álbumes de fotos. 

  

May 22, 2018, 4:13 a.m. 0 Report Embed 3
The End

Meet the author

Tania A. S. Ferro Instagram: @letrasdetaniablog Blog personal: letrasdetania.blogspot.com La escritura me da vida. Respiro a través de ella.

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~