juliamj Julia Muñoz Jara

Esta novela nos transporta a un mundo donde los sentimientos de amor y las luchas de la guerra convergen de manera única, la trama se nutre de eventos significativos y reales que han sido la piedra angular de una nación arraigada durante siglos en un territorio llamado Wallmapu (Chile). El pueblo denominándose entre su gente como “Mapu-che” significado traducido de la lengua mapudungun es “Gente de la tierra” Ubicados geográficamente en América del sur a lo largo de la cadena montañosa y las costas del vasto océano pacífico. La guerra se desataba entre Mapuches y la poderosa y codiciosa “Corona de Castilla” Enfrentándose además a temibles piratas atraídos por las riquezas de las “Indias occidentales” el territorio estaba bajo el dominio y la influencia del “Virreinato del Perú” Junto a su familia esta valerosa mujer se embarcará en un viaje por el vasto territorio de Wallmapu que se extiende desde Copiapó hasta Chiloé, Incluso cruza la majestuosa cordillera y fronteras hacia Argentina. Todo mundo escapando de la famosa ¡Guerra de Arauco! La protagonista Kelü en sus aventuras vivirá la dura invasión del hombre español… Mientras ¡Ama! Profundamente todo a su alrededor ¡Respetando a la madre tierra y su cosmovisión! Transformándose de a poco en una poderosa guerrera y leyenda…


Adventure All public. © Julia Muñoz jara

#fantasia #guerra #amor #novelahistorica #wallmapulibre
11
5.2k VIEWS
In progress - New chapter Every 10 days
reading time
AA Share

Kelü

Esta novela nos transporta a un mundo donde los sentimientos de amor y las luchas de la guerra convergen de manera única, la trama se nutre de eventos significativos y reales que han sido la piedra angular de una nación arraigada durante siglos en un territorio llamado Wallmapu (Chile).

El pueblo denominándose entre su gente como “Mapu-che” significado traducido de la lengua mapudungun es “Gente de la tierra”

Ubicados geográficamente en América del sur a lo largo de la cadena montañosa y las costas del vasto océano pacífico.

La guerra se desataba entre Mapuches y la poderosa y codiciosa “Corona de Castilla” Enfrentándose además a temibles piratas atraídos por las riquezas de las “Indias occidentales” el territorio estaba bajo el dominio y la influencia del “Virreinato del Perú”

Junto a su familia esta valerosa mujer se embarcará en un viaje por el vasto territorio de Wallmapu que se extiende desde Copiapó hasta Chiloé, Incluso cruza la majestuosa cordillera y fronteras hacia Argentina. Todo mundo escapando de la famosa ¡Guerra de Arauco!

La protagonista Kelü en sus aventuras vivirá la dura invasión del hombre español… Mientras ¡Ama! Profundamente todo a su alrededor ¡Respetando a la madre tierra y su cosmovisión! Transformándose de a poco en una poderosa guerrera y leyenda…

Prólogo


Los sueños son mensajes enviados de forma interdimensional y para recibirlos se conecta con un sentimiento poderoso he inexplicable… Una lucha o la búsqueda de las respuestas a las cosas olvidadas…

Me gustaría poder darles a conocer este maravilloso mensaje que fue entregado en mi memoria y recuerdos ancestrales.

Un día por allá en el pasado fui Julia Muñoz Jara, amiga de una joven ni nada más ni nada menos que de una guerrera mapuche.

En aquellos años trabajaba en un periódico llamado Mercure Galant en tierras francesas, publicaba artículos de moda y arte por lo que tenía bastante audiencia femenina.

Y cuando Kelü tenía unos treinta y tantos, rescatándola de su peor momento decidimos publicar los relatos de su vida... Siendo en esa época una de las historias con los más potentes sentimiento de lucha, amor y guerra

difundiéndose por toda Europa y transformándose en obras teatrales dictadas en plazas públicas, bares y grandes salas de teatro. Muchos franceses salieron a protestar por el respeto a las culturas y pueblos antiguos, varios y miles de personas en esos años leyeron y entendieron este mensaje ¡Ahora es tu oportunidad de saber y descubrirlo!


Capítulo 0

El comienzo

Julia Muñoz Jara presenta a la nueva protagonista llamada; Kelü Arga de cobija. Estas son historias verídicas de mujeres. PERIÓDICO Mercure Galant Tomo O de 24 [con fecha, 12 –v- 1709]

Cuenta la historia de una mujer aborigen llamada Kelü, que en lengua mapudungun y en tierras Mapuches su significado es ROJO como el fuego, así la llamaron sus nuevos padres de origen Mapuche siendo adoptada en segundos por ellos, un mágico día de Octubre en la cálida tarde de primavera en el año 1671, con olor y sabor a esa estación fue bautizada en tierras ancestrales de Lican-Antay (Atacama) Brindando su llegada como una vieja profecía que hablaba de los frutos rojos de “Marichiweu”

Dulces y sabrosos a la orilla del mar

Eran sus 10 lunares

Lunares que solo aquella mujer

De pelo colorado como los frutos encontrara

Y solo crecerán en el prado cuando ella logre llegar.

Sin dudas era una bella historia para estos Mapuches los que vivían fielmente junto a sus peñis y Lamngen (amigos/as y hermanas/os) en el desierto

¡Un gran día! En una mágica e inesperada tarde de primavera Kelü llega a la vida de estas maravillosas almas quienes años atrás habían sido obligadas a huir de su territorio natal en el Wallmapu (chile) Recorriendo el infinito y largo territorio desde el Río Butaleubú (Biobío) en ruta al norte, cruzando el duro desierto de Lican Antay (atacama) hasta llegar a Cobija en las costas para reposar sus almas por fin después de tantas batallas que la familia había tenido que vivir por décadas, todos estos hechos dieron lugar en los años 1670 un año antes del nacimiento de la niña.

Por otra parte, los padres extranjeros (winkas y Biológicos) de Kelü eran jóvenes, al parecer habían sido exiliados por su gente en medio del océano dejándolos a la deriva en una tierra perdida y quizás llegando al puerto de Cobija por los salares de Chiu chiu, una inhóspita tierra perdida para la joven pareja que quizás con esperanza tomaron rumbo para echar raíces en alguna parte del continente. Los imagino ¡Entusiastas! Pensando en un futuro próspero en América y encontrando la fatal e infaltable, traición por parte de las tripulaciones en territorios Wallmapu, había sido una desdicha para ese matrimonio por su fortuna y destino quienes esperaban con alegría y ansias la llegada de su hija.

La pareja, había sido encontrada fallecida dentro de una cueva, quizá en esa época fue el sitio más seguro para resguardar sus vidas acomodadas y perdidas, hablando un idioma diferente sin comida ni agua, solo ¡Desdicha! En abandono juvenil absoluto ¡Sin monedas de oro! Ni tierras para trabajar.

Observando el silencio… Y dentro de la cueva dos almas desmalladas unidas por el olvido, sin encontrar señal de vida tristemente se analiza la situación, porque ambos con amor habían formado una habitación dentro de un obscuro y frío lugar, iluminándose solo la pequeña fogata que aun lograba calentar la escalofriante ¡Escena! Tan desolada llena de tristeza… El lugar era ¡Perfecto! quizás para aquellos náufragos, inmensamente desoladora para los ojos de aquellos bondadosos Mapuches, los que también se encontraban en tierras lejanas hace un año y por su parte siendo ¡Exiliados! Por la traición y la mano winka española.

En los jóvenes extranjeros se notaba que la travesía había sido larga y dolorosa, sus vestimentas eran de estilo inglés y quizás algún día habían sido dueños de una gran fortuna o herencia… El destino los había llevado sin duda a la perdición y de esa forma el camino estaría marcado y la suave madre tierra abrigaría a la pequeña niña de las garras del mundo, una tristeza de las peores lo desolador del final y muerte de sus cariñosos y jóvenes padres europeos. Quienes tenían lista su cunita y decorada precariamente como si el bebe fuera un “Niño”… Un hombre, quizás nadie esperaba a la niña más que las mujeres de ARGA.

Esta extraña noche solo se encontraron los cuerpos fríos de aquellos winkas, junto a un documento que testificaba su fidelidad y respeto -A Su Majestad Carlos II de Inglaterra, firmaba en los boletos de barco el capitán “John Narborough” Con ubicación en Santa María la Blanca de Valdivia (primera ciudad arrebatada por Españoles). Eran solo esas las pistas de la descendencia de la bebe, quien pudo por fin respirar profundo y hondo, gracias al destino y equilibrio en su vida rescatada.

Sin saber que en la gran barriga de la joven la bebe aun padecía ¡Y su corazón latía!... La Machi revisa el vientre porque su cuerpo aún estaba ¡Caliente! Rápidamente todos la socorren cobijando en un lugar seguro y cómodo... Un ser sin vida, pero dentro del vientre estaba la pequeña criatura que con fuerza latía su corazón… La abuela Machi abre el estómago de la joven con una extraña espada, retirando y auxiliando al recién nacido y cubriéndola con su manta roja que tenía tapando su cuerpo, porque sin pensarlo ella cubre a la niña de su llegada en tan frío y lamentable momento, la machi abraza a Kelü como si siempre hubiese sido su nieta, y cubre de cualquier miedo o recuerdo desolador de su nacimiento besándola tiernamente en su frente.

Se observa su piel blanca como papel y tan tierna como un pequeño picaflor recién salido de su cascaron, delicadamente la Machi quita la sangre de su rostro, mientras sostiene en sus cariñosos brazos a aquel ser con pequeños cabellos ¡Rojos! Anaranjados, tan finos como un rayo de sol… La abuela mira hacia la luna y el mar desde la cueva hacia afuera, bautizando aquella noche de luna llena a la niña como Kelü, ella dice; -Mi niña roja como su corazón y fuerte como el fuego que nos protege y conforta, esta espectacular noche en la que llegas a nosotros ¡Renaciendo desde lo más hondo! Junto a la luna llena...

La familia Mapuche conformada por la Machi sanadora y su esposo el Lonko, ambos padres del papá Toki, también estaba la mamá de los niños y Aukan el nuevo hermano para Kelü, hermanos del alma quienes en el futuro prometen “Acompañarse durante toda su infancia y vida, como los mejores hermanos del mundo completo”

Al salir de la cueva el Toki padre toma con respeto las almas de aquellos jóvenes y junto a su canoa se interna al océano profundo para sumergir los cuerpos fallecidos de aquellas almas al mar, ofreciendo con sabiduría y respeto una ceremonia para despedir a los padres de la bebe, para guiar hasta el descanso eterno de sus cuerpos terrenales y agradeciendo a ellos la bondad en dejar a su cuidado a tal hermosa y querida hija, recibiendo él con felicidad y orgullo el ¡Título! De padre amoroso.

La madre toma a la niña aquella noche mientras el padre encamina los pasos con una antorcha… Iluminando el sendero del camino a casa que recorría su nueva hija recién nacida ¡Ambos felices! Y dichosos sintiendo una fuerte conexión, más ¡Poderosa! que un sentimiento, un amor profundo que brotaba extrañamente del palpitar de estos nuevos padres, ambos observaban el hermoso rostro delicado y alma buena de aquel ser tan pequeña e indefensa, agradeciendo en cada instante por haber llegado a tiempo en su rescate.

La Machi toma en brazos a su nieto Aukan camino a la aldea apurándose y adelantando su paso en busca de lo necesario para una recién nacida, encontrando de ¡Todo! dentro de la casa de las machis sanadoras, hasta una cabra pastando tranquila para alimentar a quien lo deseara y necesitara porque la leche fresca abundaba en Cobija y su preocupación era refugiar a Kelü dentro y bajo techo, cubriendo de los fuertes vientos. La abuela, se sentía agradecida en haber escuchado las señales del destino y las visiones de sus sueños... Siendo ella especial en sensibilidad y presentimientos, la Machi todo lo sabía si se trataba de energías femeninas que llegaban a su vida.

En el cálido y hermoso lugar construido perfectamente con su ingenio y habilidades, era el nuevo y perfecto hogar para la niña donde diariamente todos compartían haciendo una vida amorosa en unión Mapuche en tierras lejanas de Lican Antay. El día a día, en aquel refugio confortable pasaban las largas y nocturnas horas, durmiendo en paz sin peligro, pero siempre atentos al ataque de los españoles. Creando, comiendo y también produciendo la tierra dentro de esa fascinante caleta de Cobija, porque con las pocas semillas que se podían encontrar en el gran árido desierto ellos lograban las más abundantes huertas gozando de gran variedad de hierbas sanadoras las que bien protegidas estaban al costado de la confortable y cálida ruka, habitada por la familia un año antes del nacimiento de Kelü. Estaba lleno de plantas y ¡Árboles! que ellos mismos habían trasplantado desde los valles en dirección norte… En la sombra, había dos hamacas colgadas donde podías pasar largas tardes observando el mar, recostada y cómoda en respirar un aire ¡Tan Puro! Lleno de energía marina vital ¡Con una vista panorámica al océano completo! Fuera de la casa de guía había un camino de piedras para Aukan el que llegaba hasta la orilla del muelle y de regreso a casa, también entregando vida en el día a día, estaba el pequeño riachuelo que recorría por completo para desembocar una de las tantas raíces de las aguas en el centro de la caleta de Cobija, para desembocar hasta el infinito y poderoso vasto océano.

Entre los vecinos esta familia Mapuche del lof ARGA era privilegiada en armonía, paz y amor.

Al pasar los días la salud de Kelü se debilita siendo atendida por el resto de machis y sanadoras de la aldea, todos dedicando su tiempo valioso en el cuidado de la criatura, siempre junto a su padre el Toki quien consentía y cuidaba a su hija desde el mismo día en que ella había llegado a la vida, cada día por las cálidas mañanas Kelü era cargada por su padre en su recuperación diaria, brindándole largos baños de sol y paseándola en sus cariñosos brazos paternos y protectores. Durante varios meses él la contuvo con el objetivo de verla crecer fuerte como roble en cada amanecer, juntos siempre padre e hija. Entre los balbuceos de Kelü y los cantos del padre cada mañana, ellos se acompañaban y disfrutaban reconociéndose, también le enseño a observar lo espectacular de la naturaleza y el oleaje del mar que canta junto al sol y luna al despertar.

Por otro lado estaba su cariñosa madre Mapuche, quien alimentaba de su propio pecho a Kelü ¡Cada día y noche! Con mucha paciencia y amor a su nueva anhelada hija del alma. Mágicamente gracias a los machitunes de la machi su suegra, la madre mamífera comenzó a brotar una espectacular ¡Abundancia! y duplicada Leche materna, que por sus senos privilegiados en producción láctea, repletaban de amor el crecimiento de la pequeña y con el pasar del tiempo la niña de lunares recobra energía, fuerte salud y espíritu gracias a los remedios sanadores de la machi, quien en su poder tenía más de 2000 tipos de plantas remedios que solo eran encontrados en los cerros más altos, con las temperaturas más heladas y cálidas a la vez, sanando fiebres y dolores que solo ¡Ella! con sus conocimientos podía aliviar.

Durante una especial y largas mañana, con escasos rallos de sol que solo entibian las blancas mejillas de la pelirroja a lo lejos se observa llegar un anciano cargado con dos burros de provisiones, quien llegaba era él Lonko y abuelo, venía desde tan largo viaje en aquella fría mañana, el Toki ve a su padre y alza en sus manos al cielo a la pequeña Kelü, revelando el nacimiento y la llegada de la hija tan esperada, y para el abuelo su primera nieta.

Aquel día desde lo alto, ella resplandecía con el sol… rallos tan sorpresivos que fuertemente calentaba aquella mañana, el abuelo tira la carga a un lado para correr al reencuentro con su hijo, recibiendo en sus brazos ¡Feliz! a la pequeña tan inesperada, alzándola al cielo dichoso por tal momento tan espectacular y jamás esperado aceptando con amor a su nieta en segundos.

La madre de Kelü, guía siempre con sabiduría a sus dos hijos encaminando por la ruta correcta del respeto, de la paz y el entendimiento al ser amado. Para ella jamás fue un impedimento atender a ambos a la vez y brindar amor real de la misma forma a sus dos queridos hijos, no ¡Importaba! si Kelü no había salido del vientre de ella, lo importante era la conexión y unión entre madre e hija, era de un puro amor gitano, de un puro amor real.

Aukan, tres años mayor que Kelü su Lamngen o hermano, con la misión dada por el Lonko y Toki desde muy pequeño -Debes y sientes tener que proteger a tu hermana con el alma. Desde que eran bebes, a su pequeña muñequita, con quien pasaba sus días y noches Jugando y riendo siempre juntos y unidos como los mejores hermanos que ha habido.

Durante los siguientes años Kelü se sentía completamente feliz adoptando las costumbres Mapuches a su vida dejando de ser una niña winka para algunos y pasar a ser una Mapuche digna y guerrera para todos, admirada por su belleza al crecer y ser ya una mujer joven rojiza, con algunas pecas y una fuerte mirada penetrante de ojos café amarillo, jamás había visto una mujer que deslumbrara ¡Tanto! Con su belleza siendo particular y diferente, sin dudas eso causaba una envidia cotidiana entre alguna de sus pares siendo por siempre Aukan su sombra protectora, le enseñó a defenderse y pelear. Era un joven guerrero fuerte y amado por toda aquella que llevara un par de trenzas, un muchacho afortunado de ser el sucesor de su padre el nuevo Lonko de la tribu ARGA, quien toma el titulo cuando tristemente fallece el abuelo Lonko, cuando Kelü cumple sus quince… El hermano Aukan y toki que su significado era una mezcla entre “Guerrero y fuerza” Quien protegía a sus mujeres hermosas y amadas de la madre tierra agradeciendo siempre a la orilla del mar por su creación e inhóspita llegada.

La machi y sanadora de quien Kelü aprende sobre las hierbas y rituales a la tierra le enseña con sabiduría el poder de las sagradas y poderosas aguas, las que inundan de vida el gran Wallmapu y Lican-Antay, de norte a sur del este al oeste y del cielo a la tierra… Junto al poder del cosmos, el sol y la luna la conexión con las energías poderosas del universo, ¡El equilibrio en la vida! -“Quien no está en equilibrio debe buscarlo hasta encontrarlo”… Resaltando la Machi siempre por su sabiduría interior y superación de desafíos, guía a su clan en el camino de la conciencia espiritual, el misticismo, la iluminación espiritual, la introspección, las habilidades psíquicas ¡Unas de las tantas cualidades de la machi! Por siempre la abuela de los hermanos, una mujer amorosa y tierna la ¡Mejor amiga! que ellos pudiesen haber tenido, sin duda alguna ella contaba las historias más fantásticas, emocionantes y ancestrales sus nietos la nombraron íntimamente como “Tachi” por sus historias sobre una espada japonesa, interpretando los momentos heroicos una y otra vez, contando el número de veces que la espada la había salvado del peligro –Es una espada ceremonial, destinada para los samuráis del más alto rango japonés, se usa principalmente como espada para caballería, diseñada para cortar de abajo arriba al revés de lo habitual, esto alrededor del año 1600 -Ella llego a mí, hace algunos años y es ella quien día a día me protege de los peligros- Y bueno sin duda su tótem era una espada “El tachi” Filuda y peligrosa como ella, audaz e inteligente como la Machi.

La comunidad Mapuche en donde Kelü vive, comienza a viajar hacia el sur por la costa y valles centrales, mensajeros llegaban informando que la guerra había finalizado. Muchos deciden dejar cobija, tratando de buscar una mejor tierra fértil en donde reinara la paz y la abundancia, muchos Ignorando que la guerra estaba tan solo a algunos pasos. Pero aun así lo más importante para ellos era ayudar en la resistencia Mapuche en Wallmapu, fuera lo que fuera donde los conquistadores españoles no se cansaban y quizás jamás se cansarían de exterminar al pueblo originario de esas tierras ancestrales del Wallmapu y Lican-Antay. Ante las adversidades de la época muchos aceptan vivir sin resistir a la opresión del Imperio español que se había instalado en territorio Mapuche a lo largo como plagas para quedarse por décadas y quizás la eternidad en esas tierras, los problemas eran los piratas que venían desde el sur del territorio hasta el norte por el océano pacífico, por otro lado los españoles invasores causando siempre el terror y la ira entre el pueblo Mapuche y ellos.

Las tierras aún son vírgenes y observar los cerros y ríos sobre las praderas en su magnificencia, era un espectacular privilegio para la tribu ARGA y para cualquiera que ahí deseara vivir, eran solo placeres que ellos podrían disfrutar, incluyendo sus aguas que viajaban por doquier llenando de vida hasta el lugar más árido e inhóspito, viviendo en una perfecta “Utopía” hasta la llegada del Español invasor y opresor.

Al cumplir Kelü diecisiete años, acompaña y sigue en caravana a sus padres camino a su amada tierra prometida en Güelengüelevano (Mataquito) aquella promesa llena de sueños instaurados en el alma de la joven, por sus padres Mapuches desde niña ella sueña vivir en el lado centro sur de las tierras dejando atrás y comenzando el proceso de la evolución de sus almas y los finales de todas las cosas que ya no sirven. Sin falta y como siempre los padres cumplen su promesa junto al sentimiento de hacer -Resistencia al robo de las tierras ancestrales ¡Juntos! como un solo pueblo libre en el Wallmapu se podrá resistir con vigor y gloria, defendiendo cualquier alma Mapuche desamparada, como pueblo unido en busca de la autonomía y derechos propios, el cuidado y amor a la tierra-. Las familias de la época ya habían vivido un genocidio desde que Pedro de Valdivia había llegado con sus tropas al Wallmapu sintiéndolo suyo y de su propiedad, aquel general codicioso es quien comienza una masacre, desplazamiento y marginación contra el pueblo nativo y nacido en aquellas tierras, luchando y deseando su libertad económico, productiva y el reconocimiento de una identidad cultural…

Pero había un enemigo… Un soñador extranjero deseoso en adquirir lo que no era de su propiedad, exterminando a la gente de la tierra… ¿Se imagina usted? hoy mismo mientras lee aquel escrito interrumpieran en su hogar personas furiosas y armadas ¡Apuntándole en su rostro con un arma a laser!... Y les dijeran ¡Fuera! ahora es mi casa (ruka)... Y bueno por voluntad propia, un día la tribu ARGA se despidió con un hasta luego de Cobija esperando entre todos un próximo y pronto reencuentro.

Inundado de nostalgia quedo aquel día la aldea después de dieciocho años creando fraternidad, ellos partían nuevamente al sur a sus orígenes, del río Butaleubü el padre, del río Güelengüelevano la madre, el destino los hacía volver nuevamente a las raíces iniciales donde reinan los recuerdos antiguos y en ellos grandes secretos íntimos y ancestrales.

En esta aldea de guerreros en “Güelengüelevano” Se muestra un destacado dominio del caballo, estrategias de guerra y particularmente la lectura y escritura que fue un importante factor en el desarrollo de comunicación y defensa contra extranjeros. Teniendo fuerte sangre y siendo esa aldea descendencia de “Leftraru” Un Toqui muy importante en el año 1557 que desde ahí se vive una fuerte adoración y respeto por él en la aldea completa, años de historia a ese guerrero, sobre todo a esas tierras, ríos y lagos de ese mágico lugar, era la postal de un momento extraordinario.

El reencuentro con mi querida Kelü, fue veinte ¡Años! más tarde, ella me cuenta que el viaje fue largo y peligroso, lleno de desafíos y aventuras poderosas y ancestrales. Kelü sintió la dicha de ser feliz y la desdicha en su magnificencia, el amor será el protagonista, la valentía será quien nos mantenga ¡Alerta!…

La luz poderosa de Kelü se derramara por los lagos… Al igual que el río que Küyen con sus lágrimas lleno…Un gran día la sangre luminosa se fundirá y fluirá hasta donde por fin… Se pueda liberar.

Oct. 27, 2023, 6:06 p.m. 5 Report Embed Follow story
14
Read next chapter Camino a las tierras ancestrales del Wallmapu

Comment something

Post!
Dila Atman Dila Atman
I gave u, thanks a lot!
December 08, 2023, 10:41

Dila Atman Dila Atman
Hi! we can support each other. Give me 5 vote nd i will give u 5 vote
December 07, 2023, 15:34
Karim Sabal B. Karim Sabal B.
Buenisimo
December 01, 2023, 20:13

~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 4 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!

Related stories