Vertigo Follow story

c
casio martinez


La historia gira en un grupo de chicas, donde una de ellas con tal de seguir su anelo de ganar no le importara pagar el precio. Historia algo mas cruda y con tintes de hipocresía. Para agregar esta historia es mas antigua que celeste. Para lo que le gustan las historia bender, sean bienvenido.


Science Fiction For over 18 only.

#gender-bender
2
5086 VIEWS
In progress
reading time
AA Share

Capitulo uno Gatitos

Sueño, a veces pienso que la vida es un sueño largo, que al morir solo departamos de un sueño o de una pesadilla.... Ahora la cuestión es, que hay cuando despertamos...

Cansado de la vida o la suerte que me toco, fatigado por la penumbra o todo lo que relaciono o trato de emprender naufraga. La muerte de mi esposa me termino por quebrar el poco deseo de seguir en este mundo. Así para no esperar mi partida trate de despertar por mis medios. Solo me llena de incertidumbre que me encontrarse cuando habrá los ojos...

No recuerdo cuando tiempo quede dormido, tratando reunir toda la fuerza que pueda para activar mi conciencia. Puedo sentir como se mueven mis dedos, funciono donde estaré, hasta que no habrá los ojos no lo sabré.

Puedo sentir como arena, siento calor el aire quema al llenar mis pulmones, que onda puedo respirar. Pero que cojones....

Al abrir sus ojos, no se encuentra en su habitación, esta en medio de una ciudad totalmente abandonada. El cielo es de color rojizo, los edificios tiene rastro de una batallas, varias de ellos están humeando. Los autos están destruidos, totalmente picados por la corrección.

Tengo puesto la ropa con que me acosté, baquero azul, remera blanca y media, bueno no pensé que funcionaria. Me hubiese puesto aunque sea un calzado, puedo caminar. Empecé a dar una vuelta, por el lugar no podía oriéntame no sabia donde esta el norte o sur. Mirando el cielo no encontraba una estrella para encontrar una referencia, por el color del cielo pareciera que era una atardecer. Un calor sofocante podía sentir que mis pensamientos estaban hirviendo.

De repente el cielo se empezó a oscurecer extrañas nubes de color violeta invaden el cielo, parece que se viene una tormenta. Tendré que encontrar un refugio, no se en que lugar estoy. Pensé que me encontraría con alguien y no en una ciudad abandonada.

Decidí seguir un pocos mas, un par de cuadras, me tope con resto de cadáveres disecados por la desfiguración no sabría si es hombre o mujer. Lo que estoy seguro que eran persona, uno de ello tenia una espada y escudo. Viendo que no lo necesita le pedí prestado, llegue lo que seria una plaza. Con grandes fuentes, todo tipo de juegos para niños, grandes bancos. Los arboles estaban marchitos, continué llegue al centro de la misma. En el lugar había dos estatua, una seria como una gárgola enormes garras y alas de murciélago, el otro seria como una mezcla de Inquisidor y arlequín. Como si fuera la obra de un esquizofrénico.

Sentí la brisa caliente me acariciaba las mejillas, de repente sentí la sensación de que me están observando sumando que escucho un susurro. Cerré fuerte mis puños, grite, QUIEN HABLA. NO SEA TIMIDO NO LE DARA NINGUN DAÑO.

HAHAHAHAHAHAA, como coño las estatuas empezaron a reírse, por las dudas retrocedí un par de metros. Las estatuas empezaron a recobrar el color, me miraban fijamente, mas me impresionaba el alado. Con esas garras que tiene me pude cortar como si fuera una hoja.

Es inútil el escudo, con la corredera la uso como si fuera una mochila, agarro con las dos manos la espada, en posición de sparring. Respirando a fondo pienso en las posibilidades pero las variantes esta todo en mi contra. Cuanto segundo pasaron eran eternos, más cuando mis nuevos amigos no me miran como un amigo. Si no como una presa. Decidí estar en silencio y ver lo que hacen.

Gárgola: campanita, campanita, mira lo que tenemos acá.

Arlequín: un recién llegado otra fresa.

Visitante: hola, puedo deducir que este no es el cielo.

Gárgola: no me digas, tu poder de percepción es muy bueno.

Visitante: y mi juicio.

Arlequín: jajaja cometes el peor de los pecados y quieres un juicio. Firmaste tu sentencia. A ver fresa, porque, tus papis eran malos con tigo. La chica de tu vida te dejo por otro. Dale cuenta total el tiempo sobra.

Visitante: no quiero matarlo de aburrimiento. Aunque tengo curiosidad quienes son.

Gárgola: Argot, demonio de la desesperación.

Arlequín: los humos me llaman Akin, denomino de la envidia.

Argot: porque no intentaste correr, hasta tenías tiempo.

Visitante: claro en un campo abierto, estoy lejos de los edificios, nunca pobre ser más rápido, alguien que tiene alas. Solo seria un blanco fácil, prefiero no darte el gusto de que juegue al cazador.

Argot: o fresa pero intuitivo.

Visitante: como sabe el pecado que cometí.

Akin: todas las fresas que se suicidan aparecen es esta ciudad.

Argot: pero no esta podrido ya tendrías estar agusanado pero tienen buen aspecto y no huele cadáver.

Akin: no desespere es solo que tiene una fuerte presión espiritual, además no te diste cuenta puede portar una espada.

Argot: no que fortuna, jajajaj este vástago servirá como soldado.

Hahahahaha, pega un grito de dolor y cae de rodilla.

Argot: se tardo pero esta empezando a podrirse.

Akin: no, mira.

Argot: ese olor a carne asada.

El nuevo huesped suelta la espada, la misma desaparece, puede sentir como sus manos estar ardiendo. Como su piel se derrite, sus tendones no responden. Mierda que me paso, esto es quemadura de tercer grado producido por acido.

Akin: eso no es todo los días, vinculación la espada te acepta como nuevo dueño.

Visitante: pero que mierda pasa no puedo mover mis manos.

Argot: oye agradeces que fueron las manos y no la cabeza.

El tiempo se empezó a decomponer y de repente cae una fuerte lluvia. El color carmesí cubre todo el lugar.

Visitante: ese olor y el color. No jodas esta lloviendo sangre, del cielo. Me siente mal, me cuesta respirar.

Argot: ahora que.

Akin: alguien del otro lado esta tratando de revivirlo.

Argot: pero no esta muerto.

Akin: todavía no paso los cinco minutos.

Argot: no dejare que escape.

Desplegando sus alas, tomando envión se lanza contra el indefenso pecador, estando encima de el saca una garras afiladas. Pero en ese margen de segundo, retrocede y toma distancia argot.

Visitante: mentalmente no se lo que paso pero me orine encima. Esa cosa si que da miedo.

Akin: que paso.

Argot: empieza olfatear, cuantos gatos tienes.

Visitante: Diez somos una familia numerosa.

Akin: porque tienes tanto.

Visitante: es que son aquellos que no le pude ubicar dueños y pues me los quede.

Argot: fuimos timados no es un suicida, esta haciendo un ritual eres un chaman.

Visitante: de que mierdas hablas. No puedo mantener los ojos abierto estoy perdiendo estabilidad no en este momento. No puedo perder la conciencia. Se desploma al suelo.

Colapsazo en el suelo, se forma una circulo azul, adentro se forma una luz blanca que cubre el cuerpo. El suelo se convierte en agua cristalina, de apoco nuestro viajero se sumerge, ante la atenta mirada de Argot y Akin. Los cuales no pueden hacer nada para evitar su escape. Una vez sumergido por completo desaparece el círculo, la luz el cuerpo, no queda rastro de nada.

Akin: estamos jodido.

Argot: no mientras no le contemos el incidente a madre.

Akin: lo que se con seguridad, no mentía no es un chaman.

En una parte de una ciudad, en un barrio, en una casa nuestro bello durmiente despierta, esta en su cama. No esta solo, en cima de, el hay diez gato, parece como si esta cubierto por una brazada peluda. Se levanta haciendo volar casi todos los mininos, empieza a toser y a escupir pelos de gatos.

Confundido se levanta no puede ver, de apoco empieza a recuperar la vista, los gatos están a su alrededor, se esfuerza para no pisarlos.

Sebastián: pero que mierda, este dolor de cabeza, pero por la barba de san pedro no fue un sueño estoy cubierto de sangre. Se toca la espalda, tengo el escudo, no me digas mis manos. Extiende sus manos, la puede mover, no le duele, pero en su palma de las manos esta llenas de yagas que están largando pus.

Mira su alrededor apaga la estufa, ve que en la ventana esta rota, y en la puerta a pesar que tapo el hueco de los gatos esta se encuentra destruida. Alguien de afuera forzó la barricada.

Trata de recordar lo que paso, pero siente que adentro de su cabeza alguien esta tocando un tambor, el silencio es interrumpido por el celular. Lo ignora pero la constante llamada, al final sede.

Sebastián: son las dos de la mañana ya uno no se puede suicidar tranquilo.

Sebastián en el celular: hola

Sebastián en el celular: a ver no se te escucha nada madre, tranquilízate.

Sebastián en el celular: quien sufrió un accidente.

Sebastián en el celular: si la ubicó a ella salía con un conocido.

Sebastián en el celular: mama son las 2 de las mañana quiere que vaya a verla.

Sebastián en el celular: pero apenas la conozco no se si ella me registra.

Sebastián en el celular: ahora me entero que la madre trabaja contigo. Pero insisto no soy medico no la puedo ayudar. Tranquila mañana iré, lo prometo dale ahora es tarde, tiene que dormir mañana trabajas. Dale beso, descansa.

Ya de mañana, cumpliendo su palabra se dirige al hospital de la ciudad, en el viaje observando su mano tiene puesto unos guantes blancos.

Sebastián: no importa las veces que la trate, las yagas no cierran y supuran una cantidad de pus.

Reflexionando los eventos de anoche, trate de suicidarme, cerré mi habitación para estar solo deje abierto el gas de la estufa. Me dormir desperté no se adonde, en una ciudad me encontré con dos demonios. El lugar llovía sangre uno de ellos trato de atacarme, volví en si y con que me encontró. Yo bañado en sangre como si fuera un extra de una película de terror, rodeados de mis gatos. No soy de creer en los milagros pero si en la evidencia, no se como lo hicieron. Rompieron la ventana haciendo que el ambiente deje estar viciado, más el viento en poco tiempo limpio el lugar. Ahora no se como sin pulgar estos gatos me reanimaron. Me pase la noche limpiando mi pieza, los gatos no se cuanta veces me bañe todavía puedo olerme a sangre. Ahora me encuentro en camino al hospital para visitar a una casi desconocida. No se que decir, a ver no me conoces pero mi madre me obliga a verte. Bueno ya que voy al hospital podré no se como diría llevarme algo de morfina.

No puedo entender porque me irrita la luz o como si, no veo el mundo como lo conocía, siento continuamente que no reviví si no que volví a nacer. Aunque no se porque me repudio a mi mismo.

NOTA: tanto tiempo gente, sepan disculpar pase por tiempo difícil de trabajo y salud. Recibí el año nuevo enfermo por suerte por uno días. A aparte supere un bloqueo mental, ahora me di cuenta que lo provocaba y lo solucione. Espero que le gusta esta en mi primer niñas, antes que celeste. Espero que sea de su agrado.

Por cierto es malo suicidarse y robar medicamentos de uno hospital. Esto es ciencia ficción, no importa el contexto robar es malo.

April 23, 2018, 8:45 a.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Capitulo dos Madre

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 6 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!