La confrontación Follow story

E
Eduardo L. Valenzuela


Una semana tan común, un día como todos los demás y una noticia que cambiaría mi vida en un abrir y cerrar de ojos.


Non-fiction All public.

#oblivion #pain #sad #409
1
4392 VIEWS
Completed
reading time
AA Share

Semana cero

Esa semana era tan común como cualquiera otra, debía despertar, bañarme, desayunar y disponerme a trabajar, todo como cualquiera otra semana... como cualquier otro día. desafortunadamente ese no fue un día cualquiera; me disponia a seguir con mi rutinaria actividad, de repente algo cambio.

Recibí la peor noticia que alguien puede recibir; mi mejor amigo había fallecido durante la noche del domingo, quede en shock ante tal noticia, pronto comenzarón los recuerdos de todas las cosas que vivimos juntos, las veces que le conté me habían roto el corazón, las veces que me había golpeado en la calle con objetos de cualquier índole porque siempre he sido despistado, me dispusé a consolar a familiares y amigos cercanos de él, pero yo no me había dado cuenta que dejé de pensar en mi, en lo que estaba pasando en mi interior, para ser fuerte como muchas otras veces lo había sido.

En el transcurso del día, comenzaba a sentir un vacio, ni yo podía explicar que me ocurría en ese momento sin embargo, me dispuse a continuar mis labores pensando que eso ayudaría a distraer mi mente de aquella noticia. Comencé a llorar de la nada y de nuevo recuerdos sobre los momentos que compartimos llegaban a mi como una película; esta vez fueron distintos... recordé aquella vez que me detectaron autismo leve-moderado, no sabía a quién acudir, no sabía ni como sentirme, así que me dispuse a llamarlo y le comenté lo que había ocurrido, sus palabras solamente fueron: "Siempre has sido alguien especial y ahora esto te hara un ser humano más especial, no temas que es mejor amar lo que eres, lo que la vida te ha ofrecido" sus palabras me calmaron y me ayudaron a aceptar lo que acontecia en mi vida, después comenzaron a llegar de forma continua mas recuerdos, aquella vez que decidí afrontarme; me había mudado a Guanajuato a iniciar un duelo que llevaba años conteniendo, mis padres se habían divorciado, mis relaciones habían fracazado, estando en aquella ciudad colonial afrontando mi vida, afrontandome a mi, tenía un amigo desinteresado, que estuvo siempre estuvo pendiente de que estuviera bien... simplemente era de aquellas personas en extinción, regrese en mi y comencé llorar en silencio, comence a sentir angustia y desesperación pues la única persona que estuvo a mi lado en un momento díficil ahora se había ido...

En mi trabajo me dijeron que pidiese el día o día y medio para sobrellevar mi duelo, aunque francamente sabía que eso me hundiría en un abismo del cual no sabía si podía salir sólo, me dispuse a realizar mis actividades laborales desde casa y aunque hacia mis actividades diarías no era suficiente par distraer mi mente de aquella situación que me estaba dañando, aunado a eso también la persona con la que salía comenzo a cambiar, dejo de preocuparse, dejo de llamar, simplemente dejo de buscarme, en aquél momento me noté que la gente podía escaparr a lo que sentía o a lo que creaba, sabía que la semana cero, solamente era el inicio de un duelo y dolor interminable, pues cuando pude despedirme de mi amigo, no pude acudir por trabajo... Así que esto solamente fue el inicio de lo peor.


April 21, 2018, 10:07 p.m. 0 Report Embed 0
Read next chapter Semana 1

Comment something

Post!
No comments yet. Be the first to say something!
~

Are you enjoying the reading?

Hey! There are still 1 chapters left on this story.
To continue reading, please sign up or log in. For free!